Archivo de la etiqueta: Realidad

Observarse a sí mismo – 4 de Octubre 2016

4oct.jpg

La Realidad no se puede ver, sentir u objetivar, solo hay que vivirla. Hay tres etapas en el proceso: dos en que no hay Iluminación y una en que la comprensión se certifica. Para la mayoría de las personas el río es agua en movimiento, la montaña es montaña y los árboles son los árboles. Luego se comprende que el rio, la montaña y los árboles no son lo que parecen, puesto que todo es Lo Esencial, se comprende que todas las distinciones están vacías de sentido.

Finalmente se vuelve a ver que el río, la montaña y los árboles son exactamente eso: río, montaña y árboles, mas con una diferencia, que ahora se percibe tanto la unidad como la multiplicidad sin que haya contradicción.

El mundo existe para cada uno tan sólo cuando se experimenta con la mente, cuerpo y emoción. En el presente activo, y mediante la investigación de ellos, es la única manera en que comprendemos el mundo. En la investigación de la Realidad no podremos conocerla, sólo conoceremos descripciones y opiniones sobre ella, o nuestros conceptos intelectuales de ella.

Si nos observamos a nosotros mismos, podremos llegar a conocer la realidad directamente y podremos aprender de una forma positiva y creativa.

No existe separación entre lo Divino y las personas, y está dentro de cada uno la posibilidad de experimentar la Realidad. Incluso los estados de éxtasis, o samadhi, muestran que durante ese proceso desaparece toda sensación de estar separado y distante de la Realidad, así como las diferencias entre el Ser y lo externo, sin que la conciencia de Sí mismo se desvanezca.
Esto se da completamente en la observación sin juicio.

Las auténticas tradiciones de desenvolvimiento enseñan, sin grandes problemas, a entender las consecuencias de cuanto sucede y la aplicación práctica y metódica de todo ello. No podemos dejar de reconocer las limitaciones de la conciencia centralizada para percibir los estados de lo cotidiano y de lo espiritual. R.Malak

Realidad – 29 de Junio 2016

29 junio

Comprender la naturaleza de lo Real con la Realización Directa, se refiere a entender desde la Conciencia (o dentro de la conciencia centralizada sin entrar en conflicto), y se da cuando la comprensión ocurre a través de su centro común. Este proceso se describe a veces como un ascenso desde lo finito a lo Infinito o como un descenso desde lo Infinito a lo finito, aunque no sea así lo que ocurre, no es fusión de conciencias, es solo comprensión de ella.

Es como si desapareciera la circunferencia de un círculo tremendamente grande cuyo centro se encuentra en todas partes y su borde en ninguna, o sea, es plenitud de lo Absoluto.
Participamos en el juego del mundo, como una expresión de la conciencia de Sí mismo. No estamos aislados, formamos parte de la vida y de la manifestación universal.

Prácticamente representamos un papel, como personas cumplimos nuestra misión como hijos de la vida, una expresión de lo Esencial que está en todas partes, en todo. Está en lo que vemos, pues lo que vemos es de lo Divino pero no es lo Divino. No podemos contemplar lo indescriptible con los ojos de la carne, ni siquiera con el ojo de la mente, ya que lo Divino es Aquello que ve, y no puede ser visto. No se puede poseer la Realidad porque se es la Realidad.

Lo único que tiene una existencia propia e independiente es la Realidad, y esa Realidad es la conciencia esencial, todo lo demás es un reflejo o una ilusión de esta Realidad dentro de Sí misma. Hay que recordar que no es el conocimiento aprendido lo que provoca el acceso a la comprensión, sino la consecuencia del conocimiento como significación hecha propia. El primer paso es reducir la mente a la fuente, la conciencia. R.Malak

Realidad manifestada – 25 de Junio 2016

25 junio

Cuando uno dice “no sé”, lo Divino se mueve y nos muestra lo aparentemente oculto. Por el contrario, cuando se hacen prácticas psíquicas, que son prácticas mentales, obstaculizan vivenciar la realización de Sí mismo ya que se intenta obtener un resultado objetivo suponiendo que ese es el conocimiento buscado. La vida espiritual se presenta como un conjunto de situaciones que nos acercan a lo trascendente de nosotros mismos. Para este trabajo nadie puede sustituir a nadie, nadie puede hacerse consciente en el lugar de otro. Ninguna escuela, ningún programa o doctrina, pueden enseñar lo que pertenece al orden de la vivencia.

La realidad, al manifestarse, parece estructurarse de la siguiente manera: la conciencia se centraliza como el “pensamiento yo soy” o eseidad, y se manifiesta convirtiéndose en el aparente creador que maneja su entorno. Esto permite moverse con cierto dominio, lo que impulsa a creer que es un ente separado de Sí mismo. Sí mismo está aquí, sin embargo uno intenta volver a Sí mismo en conciencia, con lo que los deseos y dudas desaparecerán. Sí mismo es el observador de los estados de la mente tales como el sueño profundo, el sueño con sueños y la vigilia, también de los procesos del cuerpo y de las emociones, por tanto, es la observación misma de toda estructura.

La mente proviene de la conciencia esencial, y, como proceso dimensionador se convierte en el tiempo, los procesos y los cambios que corren continuamente a través de la conciencia. En cambio, Sí mismo es lo Absoluto permanente, y como conciencia esencial es el trasfondo de todo fenómeno.

También en la conciencia se dan los estados sentimentales como el placer, el dolor, el entusiasmo, el agrado, el amor, la ira, etc. La conciencia no es privada, es universal, y no está contenida en el cuerpo. Todo lo que sucede en la vida es una expresión de la conciencia, y es en ella donde se sostienen los diferentes conceptos. R.Malak

Iluminación, Realización y Realidad

Iluminación y Realidad

Intelecto y Realización

23 enero 2015

La realización no es un objeto para ser atrapado. Una vez que se ha alcanzado la comprensión, la iluminación ya no es un sueño, ella deja de existir como expresión ajena, la iluminación como tal desaparece quedando solo plenitud. Por otra parte, una comprensión intelectual, por sí misma, no conduce a la realización aunque es coayudante. En la medida que caminamos por la senda, se recogen distintos modos de desplegar la comprensión, que facilitarán la percepción y el entendimiento de los fenómenos naturales, dentro de la naturaleza de la conciencia no conceptual. R.Malak

El sueño de la Iluminación

24 enero 2015

Dentro de las enseñanzas, tanto la iluminación como la vigilia son consideradas como un sueño, es decir, ambas son igualmente ilusorias. El problema para el que camina en la senda y que lucha por salir del sueño de lo cotidiano, es que ve que al acceder a la comprensión comienza a salir de él para entrar en otro. La iluminación por sí misma no es un sueño, pero el concepto de iluminación, así como su realización, es una ilusión. Por tanto, las personas están viviendo un sueño con un concepto de realización por lograr. La persona es una forma, en cambio Sí mismo, la fuente, solo aparece como una forma cuando se refleja en la mente que condiciona y estructura. R.Malak

Atención y distracción

25 enero 2015

El que camina en la senda debe usar su experiencia y su conocimiento para identificar y solucionar los problemas cotidianos. Es bueno practicar algún tipo de compensación para reducir la centralización del pensamiento en nuestro yo. Hay varias técnicas útiles, pero no hay garantía de que ellas funcionarán todo el tiempo. La meditación ayuda a percibir cuando los pensamientos y sentimientos surgen, así como también las motivaciones que hay atrás de ellos. Uno comienza a ver las raíces y las semillas de los problemas, y con esta claridad viene la habilidad de manejarlos mejor. Por ejemplo, ¿qué hacer con los pensamientos distractores?, ¿quieres que lo diga de modo obvio? Lo mencionaré con un ejemplo: la persona que es el dueño de la casa dispone quién puede o no entrar, o sea, no deja que la atención se distraiga con diversos pensamientos. R.Malak

Lo Real y su reflejo

26 enero 2015

Existen innumerables confusiones mentales que se manifiestan en la vida cotidiana, incluso intentar ordenar los pensamientos de modo razonable es complicado, pues ellos son los que construyen los yoes, y cada uno de ellos muestra un reflejo de lo Real. Dicho de otro modo, cualquier camino que escojas será la expresión de lo Real, aun sabiendo que el camino normal se mueve por una estructura material construida por deseos y urgencias que se expresan a distintos niveles.

La iluminación es despertar a la verdad que eres, más allá de cualquier duda. Significa reconocer lo que eres atemporalmente, es el despertar de la mente a la comprensión, con una determinación que viene, en última instancia, desde Si mismo. R.Malak

A qué apunta la enseñanza. Lo Real y la ilusión.

Reflejos de la Realidad

La enseñanza apunta al “yo” real, no al hacer, sentir o pensar.

16 enero 2015

Qué importante es saber compartir la comprensión, pues el problema fundamental es que, en la comunicación de las enseñanzas, la información se pueda transmitir correctamente para ejercer sobre el que lee el efecto adecuado. Por otro lado, si se está mal informado y se ofrecen esos conocimientos, sea de forma intencional o sin querer, ocurre lo contrario, ya que deja al que lee sumergido en un estado de incertidumbre o de falsa comprensión.

Por ejemplo: se comenta en la tradición no dual, con respecto a la realización, que si hay un objetivo que haya de alcanzarse, este no puede ser real, porque lo real debe estar ya aquí, pues es permanente. Nosotros buscamos alcanzar la meta con el ego, pero la meta ya existe antes que el ego. Si miramos al Sí mismo como el ego, entonces devenimos el ego, si lo miramos como la mente devenimos la mente, y si lo miramos como el cuerpo devenimos el cuerpo, etc.

Aquí es preciso aclarar que a lo que se apunta no es a nada relacionado con algunas de las tres actividades de la vida, a decir: la acción, el pensamiento y el sentimiento. La enseñanza apunta al “yo” real que es el Sí mismo. R.Malak

Realidad y reflejos de ella

17 enero 2015

He mencionado en varias ocasiones que lo único que tiene una existencia propia e independiente es la Realidad, y esa realidad es la conciencia, todo lo demás es un reflejo o una ilusión de esta realidad dentro de sí misma. R.Malak

Verdadero conocimiento

18 enero 2015

Hablar de la Realidad necesariamente da la oportunidad para hablar de la ilusión. No es natural que una persona, sabiendo muy bien que su cuerpo le pertenece, como cualquier cosa que tenga, -ropa, propiedades, muebles-, siga prisionero de la idea de que él es el cuerpo. Por tanto, no soy el cuerpo, y eso es el verdadero conocimiento. R.Malak

Sin el apego, la ignorancia es bendición

19 enero 2015

Una persona que todavía no ha sentido el llamado interior y no se siente caminando en la senda, se siente apegado al mundo de la diversidad y no sabe nada acerca de las urgencias esenciales. Posiblemente se apega a los conflictos, o quizás no, bien podríamos decir aquí que la ignorancia es bendición. Los apegados a sus pensamientos y deseos no tienen idea de por qué hacen lo que hacen. Ellos dicen: “esto es lo que yo soy”, y sufren o gozan. Unos culpan a los demás, otros pocos se resignan a una vida de sufrimiento. R.Malak