Archivo de la etiqueta: No dualidad

Uno sin Segundo – 13 de Julio 2016

13 julio

Generalmente las experiencias místicas reales consisten en inspiraciones que apuntan a completas y repentinas iluminaciones, obtenidas en una forma intuitiva y no por medio de un laborioso proceso de razonamiento o estudio.

No dual significa uno sin segundo, es la esencia expresándose a sí misma como toda la diversidad. Conocer es que todo está ocurriendo, es todo lo que hay. Este uno sin segundo nunca puede ser dividido, es la realidad Esencial.

La sociedad estimula un desenvolvimiento armónico dentro de ella, y está claro que, tanto ésta como la civilización en general, se benefician con la existencia de las miradas que impulsan a acercarse a algo más elevado e inspirador. La observación sin juicio expone ese algo sagrado y curativo, a la vez que funciona en forma autónoma, como el amor y la belleza.

Este camino va a ninguna parte, su paso inicial es el último. Esta es la incógnita del que busca, un camino a ninguna parte. La libertad que aparenta estar en alguna parte, o más allá en el tiempo, es una ilusión. La presencia auto consciente, o como queramos llamarla, está aquí y ahora, y todo reconocimiento de nuestra verdadera naturaleza ocurre en el presente activo, que nunca deja de ser ahora.

Este modo no está regido por el tiempo ni por el espacio, está libre de intenciones, incluso libre de la persona que las aplica. En él, uno comienza a conocer el valor de la ausencia de la constante predisposición a armar una personalidad estructurada, que es precisamente lo que coarta el saber esencial.

Al comunicar la mente con el corazón, esta se transforma en una naturaleza diferente, volviéndose ilimitada, no sólo debido al acto de pensar o de actuar eficientemente, sino porque da la apertura a comprender el vivir en un espacio inmenso, donde todo es parte del Todo. Lo que es, fue o será, todo, ocurre en este ahora, ahora mismo. R.Malak

La enseñanza de la no dualidad y la dificutad de las personas para asimilar sus fuertes afirmaciones ante la evidencia del sufrimiento

La no dualidad

Me preguntaron:

He trabajado con personas “perdidas” en la obscuridad de su mente, siendo imposible que se den cuenta quien es el que percibe esas sombras “amenazantes” En mi niñez lo vivi y no puedo coinciliar lo que veo cada dia con la afirmacion de que solo se trata de la conciencia o el si mismo conociendose o experimentandose. En los casos mencionados la experiencia acaba con el suicidio de esas personas si no se les tiene siempre sedadas. Por que Algo tan grande ha de perderse a si mismo una y otra y otra vez en cada individuo? Vease el caso del piloto que estrella un avion con mas de 100 pasajeros. O las personas que torturan animales y personas. Es horrible aunque solo sea UNA ILUSION: y absurdo si se habla de “el juego de lila” ¿Podrian ayudarme a hacer luz en estas cuestiones? Gracias.

N.

Le contesté:

Querida N

Tú dices que son personas perdidas (en lo que discurre en su mente, lo cual llamas oscuridad). La persona no es propiamente lo esencial, Sí mismo. Imagina esto: tú, Sí mismo, eres consciente de infinitud, amplitud, eternidad, luz, brillantez, es decir, hay conciencia de lo sin forma, anterior al discurrir mental de los conceptos. Sígueme en este símil de ejemplo. De pronto te centralizas, como si te vistieras con un cuerpo, o sea, una forma que consiste en un conjunto de medios de percepción tales como los sentidos, (vista, oído, tacto, gusto y olfato), y todo un mecanismo para recibir y procesar señales (sistema nervioso).  Con este traje aparecen las formas percibidas, los objetos, el mundo, puesto que lo infinito, es decir, la Conciencia, se presenta con múltiples opciones de manifestación. Tienes tu traje, este cuerpo, y entras a un cine. En este te sientas a ver una película que se proyecta en la pantalla. Observas que el personaje de la película está representado por un actor que se presenta con un cuerpo exacto al que tienes puesto. Entonces lo llamas yo. Te ves actuando en esa película, y observas las cosas que le ocurren al personaje (supuestamente tu). En la historia, tú, el personaje, vive una secuencia de situaciones donde se encuentra perdido, confundido, asustado, aterrorizado incluso. Desde el asiento del cine olvidas que estás viendo una proyección y sientes los mismos sentimientos y emociones que el personaje de la historia. Te pregunto ahora: ¿estás perdida? ¿Te está pasando algo realmente?

Sé que este planteamiento es fuerte desde el punto de vista de la persona que está viviendo, es decir, sintiendo situaciones confusas, oscuras, plagadas de miedo e incertidumbre. Pero el caso es que esto que se vive es temporal. El traje que se está usando para percibir contenidos de la conciencia es un traje conflictivo en el caso que estamos revisando, con un funcionamiento que genera estas proyecciones, estos sentimientos y emociones, y pensamientos complicados. La mente que ordena los procesos conscientes genera esto, quizás por el modo como funciona su sistema nervioso, tanto neurológicamente como bioquímicamente, o tal vez por impresiones de recuerdos traumáticos, etc. A todo esto, Sí mismo sigue inmutable, puesto que es lo infinito sin forma, no nacido, eterno, presenciador de todas estas apariciones conscientes. Sí mismo no se pierde, sino que la mente, el funcionamiento consciente, proyecta estos episodios. Al final, que el cuerpo termine es como desechar el traje temporal, y de hecho todo lo que ha tenido un comienzo tiene un final. Desde lo esencial, absoluto, nada, absolutamente nada, lo afecta.

Buscar soluciones para ayudar a las personas, siendo uno mismo una persona, es natural, puesto que por más que una mente complicada aparentemente ha olvidado su origen prístino, el profundo recuerdo de Sí mismo está ahí, de fondo, en apariencia imperceptible u olvidado, pero presionando por mostrarse con toda su plenitud. Por eso surge la compasión hacia el prójimo, en un intento de ayudarlo a recordar su verdadera naturaleza y salir del bosque de confusión y errores que proyecta tanto sufrimiento. Pero al final se hace lo que se puede, y cada expresión, cada persona, vive lo que le toca vivir. Y si no ha de salir de tal sufrimiento por vías aceptadas socialmente, saldrá de una u otra forma, porque como te dije, todo lo que comienza tiene un final.

Cuando la enseñanza de la no dualidad se expresa en términos tan fuertes y radicales puede pasar por alto que la persona que escucha estas enseñanzas tiene su visión obnubilada por lo que puede llegar a comprender, debido a las estructuras de pensamiento que están siendo sostenidas. La enseñanza de la no dualidad señala hacia darse cuenta de quién está presenciando de modo permanente, y pasa por alto la solución temporal para los problemas impermanentes de la persona. Por ello, a mi entender, esta enseñanza se aborda cuando ya no es cuestión de solucionar los conflictos personales, sino cuando hay un fortísimo llamado a comprender la raíz de todo lo existente, y la naturaleza real de lo que soy. Para atenuar el sufrimiento de las personas hay maneras que los médicos y terapeutas, tanto tradicionales como alternativos, llevan a cabo con la mejor de sus intenciones y el más fino de sus conocimientos y experiencia. Y reconozco que hay muchas limitaciones en este sentido, puesto que a veces los mismos médicos psiquiatras no saben qué más se puede hacer sino mantener sedadas a las personas tanto para su protección como para la protección de los que los rodean.

Vivo ese caso con la persona más cercana a mi persona, mi madre. Así que comprendo tu inquietud de primera mano. Pero también comprendo lo que se señala en la enseñanza no dual de primera mano. Y cuando ya no encuentro una solución a las situaciones cotidianas y contingentes, me limito a la presenciación desde Sí mismo, desde donde surgen soluciones nuevas, creativas, amorosas, en la aceptación de lo que es inevitable.

Como nota final te agrego: Ilusión es un concepto que corresponde ser usado por el que comprende, puesto que para la persona que no comprende su real naturaleza esencial, el mundo y las cosas son muy reales y no ilusiones. Por otro lado, el concepto Lilah se refiere al juego de la vida en armonía. Y más bien corresponde asociar la ilusion con Maya.

Maria Luisa

18 de Marzo 2014 – Mundo

Universo y no dualidad

Universo y no dualidad

La identidad no comprende lo que existía al comienzo de la llamada creación y por esta razón imagina un big bang, la gran explosión, que como modelo científico trata de explicar el origen del Universo. Hay otros que sostienen en que no había nada, ni siquiera un comienzo. Para mí la existencia y la inexistencia, la creación y el caos, ocurren en un abrir y cerrar de ojos en la  conciencia esencial, no requiere un principio, ni ciclos de continuidad. La creación aparece y desaparece constantemente, no hay un principio, está constantemente ocurriendo del mismo modo que se imaginan cosas cuando estás despierto y se disuelves esas imágenes cuando duermes. Todo lo que llamamos universo no es más que imágenes que brotan en la conciencia infinita, nada más. 

La conciencia esencial aparece como esta infinita diversidad objetiva a causa de las infinitas imágenes que brotan en ella. Pero lo único que se manifiesta en esas imágenes es lo que Es, uno y sin segundo. La conciencia es todo lo que hay en todo momento, sin límites ni obstrucciones y produce cualquier representación en el momento que desee o en algún lugar. Las clasificaciones teóricas sólo existen para conservar la representación teórica. 

“El universo se transfigura con el cuerpo, con una expresión siempre nueva. Dormir a fin de despertar, morir a  fin de vivir, destruir para construir, aniquilar antes de crear. La negación nos libra del apego de las cosas, lo indescriptible es el armonizador de la vida en libertad. Es la garantía del equilibrio último y perfecto, por tanto en ello, me disuelvo y me reafirmo. La vida diaria es solo de acción, o un sueño ilusorio. Lo que se hace para provecho propio se acumula y llega a ser explosivo; un día estalla y reduce a escombros todo lo que se ha construido. Ser lo que nosotros somos no lleva tiempo ni trabajo. Tomar consciencia completa de quién somos lleva la totalidad del intervalo consciente. Tomar consciencia absoluta de quién somos se llama la senda.” 

La mente es un poder extraordinario que se encuentra en la conciencia, logra que se construyan todos los pensamientos que son la naturaleza misma de la mente, con los pensamientos construimos el mundo. En cambio, cuando estamos en el sueño profundo no tenemos pensamientos por tanto no hay mundo, solo en los estados de vigilia y sueño con sueños hay pensamientos y toma existencia el mundo. 

La mente proyecta el mundo de sí misma y de nuevo lo reabsorbe adentro de sí misma. La mente existe siempre sólo en dependencia de algo finito, permanece sola, está unida a los pensamientos, por tanto, como se construyan o como se destruyan los pensamientos dependerá de cómo sea la mente y ello condicionará el vivir. La mente, y por lo tanto el mundo objetivo, brota en la conciencia como un sueño. El mundo es tal y como la conciencia lo concibió en un principio. R.Malak

 

Creación y Destrucción

La enseñanza de la no dualidad es fuerte, sé que muchas veces se hace difícil aceptar lo que indica. Lo interesante es que cuando se comprende… libera y alivia. Cuando se realiza, se muestra una apertura que es y ha sido siempre…. infinita.

Caracas

Caracas

En los tres últimos meses se me han presentado dos viajes a Caracas – Venezuela, donde vive la mayor parte de mi familia y mis hijos. A veces uno cree que las cosas por fin han encajado en su sitio, que lo que deseábamos por fin sucede… creemos que la vida es como las películas tradicionales, tienen un final, a veces feliz a veces no. Pero la vida, esta película que corre en la conciencia no funciona así… nada permanece.

Familia

Familia

No hay final para la vida… comienzan ciertos episodios, se mantienen, se transforman o cambian y después terminan – los episodios – pero la vida no depende de los episodios, no se sostiene en las cosas que suceden… al contrario, la vida es el sostén de todo acontecer… todo lo conozco desde mi misma…. Todo lo conocido está sostenido en la conciencia, todo lo que existe lo hace en Mi. Incluso los apegos… suceden en mi. Estos apegos hacen que mi atención se quede fija en ciertas cosas, en algunas personas, mis hijos, mi madre, mi pareja…. De manera que lo que les pasa a ellos (en mi pantalla consciente, que no es mía como identidad Maria Luisa, sino Mia como Conciencia) me duele o me alegra, a mi la identidad.

 En diciembre a mi hijo le dio dengue, lo hospitalizaron y esto me empujó a viajar inmediatamente a Venezuela, de un día para otro. Mi mamá llevaba tiempo allá, enferma también, sin embargo yo esperaría un par de semanas más para ir a acompañarla y apoyar a mis hermanas que estaban ocupadas de atenderla. Las cosas se movieron de forma que me vi obligada a partir antes de lo previsto. Fue un viaje muy fuerte en sentido emocional… y también físico, muchos días de clínica, ya no por mi hijo sino por mi madre… las cosas cambiaron… y cuando ya creí que salíamos de un episodio, pasaban tres días y retornábamos en una ambulancia con mi mama… terapia intensiva… llantos, Navidad de por medio… y mucha tensión.

Recuperación

Recuperación

Mi hijo se recuperaba del dengue y la hepatitis, pero él es joven y fuerte… salió de todo ello sin inconvenientes, pero mi mamá no es joven y su enfermedad ha sido muy complicada. Permanecí a su lado por mes y medio, casi todo el tiempo yendo y viniendo a una clínica que está ubicada en la ciudad bastante apartada del lugar donde vivía… y mientras tanto en las calles se reflejaban las protestas por la situación política, social y económica venezolana. La sensación era como estar en medio de una guerra… algo muy tenso.

Esto fue en diciembre y parte de enero. Viví la Navidad, el año nuevo, y el matrimonio de una sobrina… toda la familia hizo de tripas corazón, y mientras la madre seguía medio inconsciente en su cama con colchón anti-escaras y llenita de cables por todos lados, el resto de la familia, su progenie, tratamos de vivir felizmente lo que merece vivirse felizmente. Volví a Chile dejando las cosas más o menos…. estables. A mi mamá le darían de alta en dos días más. 

Dice R.Malak en su diario hoy: “El mundo objetivo no es la naturaleza real, la conciencia centralizada solo ilumina lo que percibe, no puede decirse que sea algo existente ya que son apariencias fenoménicas de la infinita conciencia.” Si, apariencias, vienen y se van ante mi presenciación, Mia de la Conciencia, Mia de lo esencial… y cada apariencia está teñida con la historia mía, de la identidad Maria Luisa, que como un filtro ante un lente produce efectos particulares.

Disturbios UCV

Disturbios UCV

La identidad se antepone como un velo traslúcido que viste de colores a la luz que emana de Mi, la luz esencial. De manera que lo experimentado es la historia, intensa, llena de emoción, plagada de actividad. Mi atención sigue el rumbo trazado por mi memoria, mis apegos, mis deseos… todo lo que está pendiendo, latente, buscando resolución, comprensión, alumbramiento. Abro la boca y me trago el bolo completo, como si tragara una inmensa bola de luz de colores, que se hace luz en mi, luz con luz…. Conciencia de conciencia, plenitud libre de los juicios, las marcas, libre de la dualidad “me gusta – no me gusta”. Absoluta conciencia, libre e infinita… apreciación de cada instancia, de cada instante, de cada variación de este río eterno de presentaciones. 

Ayer regresé de un segundo viaje, muy corto, pero en esta corta semana que me alejé de Santiago de Chile, la intensidad no bajó, pude compartir con mi madre que se va recuperando hermosamente y asistí al acto de celebración por la graduación de mi bella hija, me despedí de mi hijo varón que sale del convulso país hacia otro donde podrá hacer un post grado. Salí de Caracas antes de ayer dejando lágrimas y sintiendo la fuerza de la emoción cuando nos vemos obligados a soltar, viví lo que duele separarse de aquellos a los que estamos apegados… y no lo digo por mi, porque hace muchos años que vivo separada de mi familia, pero es imposible dejar de sentir lo que sienten ellos. Mis hermanas, mi papá, mi mamá, mis hijos, mi gente, mía de la identidad, los personajes de mi historia en este trazo de espacio-tiempo que corre como una película ante mi presenciación, en la pantalla de la Conciencia infinita. 

Si, es fuerte la enseñanza de la no-dualidad, porque esta indica que en última instancia nada sucede… nada que sea real sucede, es todo como un sueño, percepciones que destellan ante la luz de conciencia. Es fuerte dejar de lado la “idea de ser yo”… pero es liberador comprender que este yo nunca ha sido ni verdadero ni real… el Ser real siempre he sido, infinito y eterno, sin duración en el tiempo porque es atemporal, sin presencia en el espacio porque es a-espacial, mas sin embargo permanente. Permanente y por ende Real. Es la permanencia donde suceden los brillos de lo impermanente, que atraen y dejan encantada a la atención, y a pesar de cualquier juicio sobre lo aceptable o inaceptable, destellan hasta ser vividos, experimentados. Los brillos titilantes de un acontecer que parece real, que suceden en Mi, y no me tocan, a lo esencial, que permanece pleno e intocado como siempre es y ha sido.

yo y espacio

yo y espacio

Termino mi entrega compartiendo de nuevo un extracto del texto diario de R.Malak: “La conciencia infinita no se termina, la construcción de lo objetivo tampoco termina, solo es inestable, no permanece y es la fuente del sufrimiento que aparece cuando la realidad de la conciencia no se comprende. La confusión se presenta al mostrar la conciencia dos aspectos en forma permanente: creación y destrucción, hay que entender esta cuestión y allí sobreviene la comprensión.”

Maria Luisa

 

6 de marzo 2014 – La noche oscura (I)

Noche Oscura

Noche Oscura

El que camina en la senda puede reír y llorar y eso no significa que no esté libre del deseo y del temor; puede reír y llorar de acuerdo con las circunstancias pero interiormente está lúcido, observando desapegadamente las propias reacciones espontáneas; no se llena de desasosiego, hace lo necesario, no se inquieta por el futuro y hay una respuesta adecuada a cada situación; actúa y sigue adelante, no se preocupa de los resultados, ni si son buenos o malos. Las cosas acontecen como acontecen, cuando la mente está agitada las cosas danzan, lo mismo que las agitadas aguas del lago hacen que dance la luna. Para el que se ha establecido en sí mismo todo es apariencia y en ningún caso tiene el corazón seco.

El yo separado se mantiene pensamiento tras pensamiento, no sabe que se desvanece y necesita reafirmarse constantemente. Su alimento es el pensamiento, es la sustancia que lo mantiene activo. Enfocarse en algo es fortalecerlo. Lo único que hay que hacer es centrarse en nuestra presencia esencial, ignorar lo demás, que no interese. El que cree que le interesa precisa saber que es un pensamiento más. Pronto sabremos que el pensamiento que dice ser tú no es un yo separado, no es lo real.

Lo esencial nos enseña a servir; a través del trabajo podemos mantenernos y mantener a nuestros seres queridos, incluyendo el cuerpo en buena forma y la mente ágil y dinámica. Veo el trabajo como una bendición, las obras  son de servicio y amor.

Hay un término muy utilizado por los místicos de este lado del mundo para denotar cierto estado emocional y psicológico, así como para indicar un período de prueba por el que todo mortal pasa alguna vez en su vida; es algo así como la noche negra, que se caracteriza por que la persona experimenta muchas frustraciones. Cualquier cosa que se propone hacer parece cargada de incertidumbre y obstáculos. No importa cuánto intente o cuánto conocimiento aplique, se siente atrapado. Cuando parecen materializarse las oportunidades parecen escapar de sus manos. Cosas con las que contaba no se realizan. Sus planes se tornan estáticos y no se concretan. Ninguna circunstancia le ofrece solución o aliento en cuanto a su futuro. Este período está repleto de conflictos, desánimo y depresión.

Durante este período la persona se siente fuertemente tentada a abandonar sus más preciados ideales y esperanzas, tornándose extremadamente pesimista.  El mayor peligro, sin embargo, es su tendencia a abandonar todas aquellas cosas a las que atribuía gran valor e importancia en la vida.  Puede encontrar inútil continuar sus estudios en la senda, sus actividades culturales o espirituales. Si sucumbe a tales tentaciones estará realmente perdido.

Según la tradición mística este es el período en el que la fibra de su personalidad es probada. Sus verdaderas convicciones, su fuerza de voluntad y su merecimiento para una mayor comprensión pareciera que se someten a prueba por la conciencia. Es aquí que tenemos que clarificar qué es la conciencia, la gente confunde  conciencia con inteligencia o con el intelecto y a la persona muy inteligente o muy intelectual le dan el calificativo de muy consciente. La Conciencia en la persona a veces es descrita como una especie muy particular de aprehensión, de conocimiento interior totalmente independiente de toda actividad mental. Generalmente cuando hablo de Conciencia apunto a un estado de realización o expresión de Ser o el movimiento del Ser como continente con sus respectivos contenidos. R.Malak