Archivo de la etiqueta: Ilusión

Ilusión – 30 de Julio 2016

30 julio

La conciencia es el Ser en movimiento y en ella acontece la conciencia de lo fenoménico (formar imágenes mentales y estado de alerta, formar códigos reguladores de conducta, separar algo de lo que nos damos cuenta del resto de la existencia).

Es el lenguaje el que coloca la referencia de lo temporal. No existen ni el pasado ni el futuro, ni siquiera el presente, solo existe el presente activo, el ahora. El tiempo es el modo como conceptualizamos la secuencialidad, mas todo ocurre ahora, no podemos salir de aquí y ahora. Es la mente la que elabora modos para dar sentido al tiempo, le entrega un significado.

Generalizando, la conciencia es darse cuenta de Sí mismo y del entorno, ver el mundo desde sí mismo y por medio del cuerpo. La conciencia centralizada, como impulso regulador de la voluntad, aparece cuando niño como telón de fondo para imprimir las experiencias de la vida transitoria y darle sentido al transcurso del tiempo. Desde su aparición junta información y a medida que transcurre el tiempo la guarda en un almacén llamado memoria.

No se comprende cuando se menciona que la vida es como una película, comparándola con la película de cine que es proyectada sobre una pantalla. Una película es el resultado de una serie de fotos continuas que, al pasar rápidamente, dan la ilusión de movimiento. Sí mismo es presenciador de esta película, y a su vez es la pantalla donde se proyecta. En la vida ego centrada es al revés, se crea un yo fijo que se convierte en el personaje principal de la película que se separa de otros seres, cosas, hechos, y la mente intenta que el movimiento de la vida se detenga para interpretarlo. Así, en la ilusión de ser una entidad, se crea este yo virtual intentando que permanezca en el tiempo. R.Malak

Felicidad Completa, Elección e Ilusión, La Búsqueda del Bien… y mucho más.

Ilusión - R.Malak

La Felicidad Completa

15 marzo 2015

La mayoría de las veces da la impresión de que somos libres de escoger cómo queremos vivir, que tenemos la voluntad de hacer ciertas elecciones. Sin embargo, hay algo en lo que no tenemos gestión, sin duda, y esto es sobre la muerte del cuerpo, lo cual es inevitable, y que llega a todos lo queramos o no. Cuando digo que podemos escoger cómo vivir y que hay elecciones que sí podemos hacer, me refiero específicamente a cómo usar este intervalo de conciencia que tenemos el privilegio de vivir.

Muchos sólo tienen que luchar por su salud, moverse detrás de la eliminación del dolor y eliminar el sufrimiento. Es natural, dado que la buena salud permite estabilidad en la vida, aunque solo consista en fortalecer las paredes del edificio que habitamos. Otros persiguen la riqueza, y la avaricia y el amor por las posesiones materiales constituyen el único fin de su existencia.

Ahora, ¿cuál debería ser nuestro fin en la vida como meta escogida, o cuál sería nuestra elección principal? La respuesta que aparece es alcanzar la felicidad perfecta y completa, cosa que por eones los estudiosos han planteado como lo único digno de alcanzar.

La cuestión se convierte en una paradoja dado que la única felicidad perfecta que puede existir, que cubre todos los aspectos tanto del cuerpo y de la mente como de lo esencial, nunca ha dejado de estar en nosotros. La perfecta felicidad es un atributo del Ser, de lo que Somos, no es algo nuevo, es eterno y permanente, si no fuera así no sería felicidad completa, sería un producto que aparece y desaparece. Lo que somos es Sí mismo, que existe consciente y pleno, y saberlo es nuestra única razón de existir. R.Malak

Conciencia de Existir

16 marzo 2015

El conocimiento es el conocimiento, no tiene nada que ver con las personas y sus experiencias. Es importante comprender de qué estamos hechos y cómo están formadas las cosas. Cada uno de nosotros está consciente de que existe, este conocimiento es el punto de partida para todo lo que consideramos que existe. Un camino requiere esfuerzo, tienes que caminar. Y para caminar tienes que ser un hacedor, un caminante. Ya tenemos el comienzo, es el conocimiento en el hacer. Independientemente de la forma en que lleguemos a él, las cosas existen para nosotros, incluso es evidente que existimos para nosotros mismos.

La realidad es no-dual, es siempre existente. El mundo de naturaleza externa y dual apunta al universo que me rodea y que aparentemente se encuentra fuera de mí. Este está bajo el dominio del ego. Si el ego desaparece la dualidad se integra a lo no dual.

Las cosas tienen un lugar y un tiempo, giran alrededor de nosotros. Decimos que una cosa está allí solo porque no es nosotros mismos o no parece estar dentro de nosotros. Decimos que algo está en el pasado porque está fuera de nuestra percepción inmediata y no forma parte de la comprensión actual.

Es coherente decir que la conciencia es lo que le da sentido a todo, aunque no tiene forma y ninguna cosa la representa. Nada existe que podamos señalar o separar y decir “esto es la conciencia”. La conciencia no da cuenta de sí misma como si fuera una sustancia individual o como si tuviera una naturaleza específica limitada.

Solo estamos conscientes del yo y de lo que llamamos cuerpo, lo cual crea un sentido de separación y de identidad. El yo nace y su historia le da sentido a la identidad construyendo esta mirada dualista, constructora de la desarmonía, del apego al deber ser, del sufrimiento y del conflicto. Conveniente es conocer lo real de Sí mismo que es lo que le da sentido a la vida plena. R.Malak.

Elección

17 marzo 2015

Todos somos la realidad viviente, somos vacío, la nada infinita. El yo es la historia, la acumulación de información que ha sido escrita en el día a día. Todo esto es la no dualidad y la dualidad. Como identidad no podemos evitar elegir, al igual que todo en la naturaleza. Las elecciones son una necesidad de la propia centralización de la conciencia, y no quiero decir con esto que la identidad tenga libre albedrío (palabra que a muchos causará escozor). Ajustados a nuestro lado positivo nos hacemos más saludables y armónicos, y es seguro que la vida será más plácida y sin conflictos, o nos inclinamos al lado negativo y nos colocamos en contra de la corriente de la vida, experimentando conflictos y sufrimientos. Influidos por las emociones, por los instintos e impulsos almacenados genéticamente y por las fuerzas de la naturaleza, comprobamos que no podemos aislarnos, y cualquier esfuerzo por dejarlos de lado es provisorio, y en la medida que reaccionamos a ellos verificamos que estos impulsos responden a la naturaleza de Ser.

Las elecciones son parte de lo esencial, al igual que el respirar, beber y comer integran la respuesta a la naturaleza física. Escogemos lo que agrada a nuestra naturaleza y no podemos evitar proceder de ese modo. Como resumen, verificamos que la voluntad no es libre, y lo que escogemos ha sido porque hemos sido obligados por nuestra naturaleza. Saber de esto es fundamental, reconocer que hay elecciones que nos producen sufrimiento y dolor, y otras que nos provocan armonía y plenitud. R.Malak

Son nuestras preferencias las que causan los conflictos en la vida

18 marzo 2015

En el texto de ayer mencionaba la aparente libertad cuando hablaba de la necesidad de elección. En cuanto a eso, lo óptimo sería elegir lo que se encuentra en armonía con la naturaleza, o sea, en conformidad con los impulsos más elevados. Sería una elección que nos acerca más a las influencias esenciales de nuestra conciencia. Mientras más próximos a esos impulsos y a nuestra naturaleza esencial, estaremos más cerca de lo que se conoce como lo absoluto, lo esencial, lo pleno. Esto facilitará que lo que somos en esta vida se mueva con una auto disciplina que se describe como felicidad, la cual emana de lo simple. Es lo que se muestra cuando se está en plenitud, es lo que contiene la esencia de todas las cosas y es ilimitada.

Cuando hay conflictos al no darse cuenta de esto es porque la mente, lo racional, intenta dirigir el camino en la vida por intereses principalmente egoístas. Por otro lado, no podemos desconocer que la substancia física, el cuerpo, siendo aparentemente la parte más elemental, es la que presenta mayores conflictos cuando se ignoran sus necesidades.

Son nuestras preferencias las que causan los conflictos en la vida, cuando no se toman en cuenta las influencias más fuertes de la conciencia, o, por ejemplo, se ignoran las urgencias del cuerpo dejando en primer lugar las manifestaciones racionales de la mente. Todo ello permite que el ego crezca hasta niveles en los que se pierde el sentido de la vida, sumergiendo la conciencia centralizada en el sufrimiento y en la falta de orientación que provoca la angustia de vivir enajenado, o sea, ajeno a Sí mismo. R.Malak

La búsqueda del bien gratifica, y es relativa a cada persona.

19 marzo 2015

Puedo decir que no hay personas cuyas acciones sean desinteresadas totalmente, ni siquiera aquellas que hacen grandes obras de bien. Las personas caritativas, o las que sirven a los demás, lo hacen porque les proporciona satisfacción en su interior.

Existen muchos que se deleitan siguiendo sus impulsos hacia el servicio, incluso más allá de sus medios, abarcado con este a muchas personas y animales. Ocuparse de esas cosas y acciones les entrega satisfacción, incluyéndolas como parte de sí mismo.

Puedo decir que las personas buscan el bien. Se debe a que estas acciones gratifican su naturaleza plena, de lo contrario no lo buscarían. El enfoque en relación al bien puede ser distinto entre unas personas y otras. Cada uno se esfuerza con sinceridad para buscar lo que considera adecuado.

Algunos suponen que el bien está definido como una obligación Divina. Las preguntas que inevitablemente aparecen son: ¿Por qué debería buscar el bien? ¿Por qué debo ser bueno? ¿De qué fuente procede ese impulso? ¿Si lo Divino es creador de todas las cosas, de dónde procede el mal? Y muchas más.

Si el bien es positivo, y si lo Divino es creador de este y de todo lo demás, la maldad, al atentar contra la naturaleza esencial no puede tener ningún contenido positivo, por tanto el mal es una condición negativa, o sea, es la ausencia de bien, y por ello no puede ser real ya que se basa en la ausencia.

No somos todos iguales, el enfoque de cada persona tiene que ver con la parte de su naturaleza que predomina: unos son físicos, otros intelectuales, otros artistas, otros espirituales. Cada uno experimenta el bien conforme a su naturaleza, lo que puede ser diverso y variado, incluso con mezclas, entregando las respectivas “recompensas” según las clasificaciones del Ego. R.Malak

Sin comprensión la persona está sumergida en la ignorancia aunque esté saturada de información.

20 marzo 2015.

Hay expresiones que mencionan que la naturaleza es una ilusión, que todo es un juego de lo divino. Manifiestan que todas las formas son relativas, fluidas, y que lo siempre cambiante es armado como una obra teatral. El mundo como una ilusión que varía continuamente, y lo divino que pasa a ser una obra rítmica y dinámica.

 Por otro lado, sabemos que existen canales de percepción como la vista, el tacto, el olfato, el gusto y el oído, que están adecuados para recibir las señales que vienen del mundo. Además están las diversas facultades de la mente, que funcionan interpretando lo que esos canales recogen y asimilan. Este funcionamiento va más allá del simple discernimiento, le da significado a esas cosas que surgen en la mente, las clasifica y permite comprenderlas debidamente. Todo el conocimiento y la información recogidos son agregados importantes. No podemos dejar de lado el hecho de que sin comprensión la persona está sumergida en la ignorancia aunque esté saturada de información. Llamo comprensión a la aplicación de lo que conocemos para entenderlo. Dicho de otro modo, los conocimientos pueden ser inútiles si no se han digerido y asimilado. Se dice que entender algo es un poder. Generalmente se entienden las ideas ordenadas, rotuladas y clasificadas, que pueden ser usadas para armar un sentido. El entendimiento es, por tanto, conocer la naturaleza y el propósito de lo percibido, y la sabiduría es saber cuándo y cómo hacer uso de lo que entendemos.

 Siguiendo la expresión del inicio: la fuerza dinámica de este mundo, que muchos llaman “ilusión”, es causativa y pura acción. En el principio activo de esta “obra”, “la acción total del universo”, todo está dinámicamente conectado con todo. La causalidad pasa a ser la fuerza de la creación con la cual todas las formas obtienen su vida como manifestación de la conciencia. R.Malak.

La vida es vivir, todo su propósito consiste en la utilización de sus potencialidades.

21 marzo 2015

Se habrán dado cuenta que, generalmente, lo más sencillo es a veces lo más complicado de obtener. Cuando intentamos detener los intereses de la mente para dedicarnos a algún propósito que hemos fijado, la mente, como si fuera un instrumento ajeno a nosotros, se opone al control y a la dirección.

La vida es vivir, todo su propósito consiste en la utilización de sus potencialidades, no tiene otro más que mostrarse como un medio a través del cual se puede alcanzar algo que generalmente ha sido ya visualizado. Reprimir nuestras funciones naturales, detenerlas o negarlas, es frenar el propósito de la vida misma. Colocarse en contra de los impulsos esenciales es colocarse en contra de los propósitos e impulsos ya señalados como pautas en nuestro libreto de vida. Esto estaría en contradicción con lo esencial de la vida. Nuestra naturaleza – mente, cuerpo y emoción – debe producir algún bien, está allí para el servicio de Sí mismo, y el mayor error es no desplegar esos poderes con los que la naturaleza nos ha dotado. Así como comer y dormir son esenciales para la salud, también el pensar y elaborar planes y modos con el ejercicio de la mente es fundamental. Si no hacemos esto estamos negando nuestra naturaleza. Hacer uso de las facultades es primordial, así como hallar quién es el creador de los pensamientos. Esta es la verdadera realización. R.Malak

RECUPERAR EL EQUILIBRIO – VOLVER AL ORIGEN

Como un baile de disfracesMuchas personas descubren en algún momento que la vida no tiene sentido, y por desconocer el trasfondo real de su existencia desesperan y sufren. Por eso, para mí, lo que tiene sentido ahora es hablar de estas cosas que hablo, por empatía, ya que considero que no es suficiente buscar la medicina temporal de las creencias, ni comprarse ideas sobre la fe. Eso, según lo veo, es como pretender sanar una herida grave y profunda con agua hervida. Es necesario ir a la raíz del asunto, a la causa original del desconocimiento, o, como algunos lo llaman, la ignorancia de Sí mismo. Está escrito por sabios de todos los tiempos que el sentido esencial se conoce al conocerse a Sí mismo.

La Vida se expresa, se manifiesta sin que se pueda evitar. Es manifestación de Conciencia sin propósito. La Vida es el movimiento de la Conciencia, pero pocos reconocen esto.  Por mi parte es un hecho que me reconozco, a mí, Sí mismo que soy. Me reconozco sabiendo que soy, que existo y que todas las cosas existen y dejan de existir ante mí, la Conciencia. Aun así, sufro o disfruto la vida en base a las exigencias de mi identidad, muchas veces sumergiendo lo más brillante de la comprensión para quedar opacada temporalmente por las tendencias latentes. Una y otra vez veo cómo se produce esto, y me hace comprender lo que nos pasa a todos.

Necesitamos, para recuperar el equilibrio de la comprensión, y, para deshacernos de la aparente ignorancia, conocer los pensamientos y el movimiento que los va destacando, la mente, ya que son los pensamientos los que nos perturban cuando hay crisis. La mente es una función de la Conciencia que ordena los pensamientos, las burbujas de pensamientos. Unos se destacan sobre los otros, se disminuyen, se muestran, se esconden, retroceden, explotan, desaparecen. Son como latidos con distintas pulsaciones. No son ajenos a mí, pero los conozco. No pueden estar en ningún lugar distinto de mí, pero los observo. Como si me desdoblara, la Conciencia se centraliza y me hago yo que observo eso. El latido permanente de la Vida entra en juego con el latido intermitente de los pensamientos. Donde en esencia no hay dos, parece haber dos conjuntos de latidos, a veces sincronizados, a veces no. Pero uno es permanente y real, el otro es intermitente, transitorio, cambiante, por tanto no es absolutamente real. Sin embargo existe, pues se manifiesta y lo conozco.

Cuando hay sincronía entre el pensar y la Vida, hay amor, hay perfección, hay belleza, claridad. La mente está en su fuente, la Conciencia. Y sigue funcionando desde ahí diciendo nombres tales como: amor, perfección, belleza, claridad, unidad, armonía, paz. Desde ahí, la función es impecable.

¿Qué es lo que rompe esta sincronía? ¿Cómo sucede el sufrimiento?

Cuando la mente pretende independizarse de su fuente, es como olvidar la realidad de ser. Construye persona, construye pasado y futuro, como si fueran míos y me definieran. Construye ego, un yo con historia, un yo vulnerable, carente, necesitado, que busca completarse, mejorarse, ser apreciado. Un yo separado de millones de otros yo, ustedes.

Sufrimiento es ego, es cuando el yo que observa se separa de lo percibido, se independiza de lo percibido y a la vez, de su propio origen. Ego es un yo ilusorio, por eso cuando lo busco no puedo encontrarlo, puesto que no puede haber dos yo.

Es cuando me adormezco a mi verdadera naturaleza, y me envisto de una personalidad buscando reconocimiento, mérito, proyección, que esta ilusión hace presa de mí. Al perseguir creencias o pensamientos ideales, muchas veces se entra en conflicto con la pulsación de Vida que está aconteciendo naturalmente. Se produce una lucha desgastante por insistir en la construcción de una artificialidad. Y solemos no darnos cuenta de esto, porque el ego ciega y obstruye la claridad con la cristalización de la mente, que deja de fluir tratando de mantener las ideas fijas sobre el deber ser y la consecución de nuestros deseos. Se niega el acontecer, se rechaza, y se procede a poner la atención en un pasado en apariencia mejor o un futuro ideal.

Esta ilusión, el sufrimiento, puede presentarse en algunos casos como una alarma que me llama la atención, me despierta del ensueño de ser una soñadora, y entonces la ilusión se desvanece, el yo separado desaparece, el ego se sumerge, las dudas se disipan, los miedos se apartan, la oscuridad deja de existir, porque la he alumbrado con la visión aguda, clara, reposada, de la atención plena, la observación sin juicios. Es como recuperar un carruaje descarriado, como volver al equilibrio, como despertar de un desmayo. Es como retomar el norte. Es Vida en presente activo.

No hay donde ir, pero tampoco hay donde quedarse. Todo viene y se va, pero yo permanezco. Tanto el dolor como el placer vienen y se van, ambos, dos extremos de experiencia en el fluir de la vida.

El cuerpo, la mente, las emociones, son como motores ya diseñados y condicionados a existir de una manera determinada. Aparecen los pensamientos, se sienten emociones, se hacen cosas que responden de forma automática ante algunos estímulos. Desde la fuente, en observación sin juicio, soy presenciación de todo este movimiento, Conciencia que conoce y observa los automatismos, Conciencia, en realidad inafectada, que sostiene este movimiento. Desde la claridad, con la comprensión inmediata de esta situación, de esta realidad constante, el movimiento automático tiende a armonizarse, la respiración se calma, el cuerpo se va relajando, las emociones se apaciguan y el entendimiento va surgiendo limpiamente. La mente se va recogiendo de este modo, de nuevo, en su origen, la Conciencia.

La Vida no tiene un sentido conceptual en sí misma, porque es el despliegue de mi propio movimiento, un despliegue libre, como arcoíris de luz convertida en miles de colores. Una expresión suavemente fluida de mí, de Ser que es Conciencia, y se muestra en plenitud sin ninguna atadura. Sin embargo, la mente, mi función para manifestarme, mi función para experimentar y poder descubrir la variedad de colores que me conforman potencialmente, procesa datos, información. Procesa las tendencias latentes, los pensamientos. Y arma un posible sentido de vida, un propósito, una dirección que tiene comienzo y tiene final. Mi función, la mente, me da un disfraz temporal, me idea un papel que jugar, un personaje para vivir los episodios del juego de la vida. La realidad de Ser Conciencia es plenitud y perfección, sin embargo la ilusión de ser la persona solo muestra un reflejo de la totalidad, tan solo una selección de aspectos. Si lo olvido, sufro… o juego a sufrir.

Es necesario discernir entre lo que es real y lo que es ilusión, notando aquello que permanece y aquello que es transitorio. Es necesario que la mente funcione desde su origen, y ahí aparece todo el sentido, la dirección necesaria, un funcionamiento impecable que no necesita creerse el cuento del yo – identidad, sino que sólo lo usa, como quien asiste a un baile de disfraces… y lo goza.

Maria Luisa

Senda Espiritual

Senda espiritual

En lo espiritual, la dificultad es el ego, no la mente

8 febrero 2015
Las preguntas que se escuchan en lo espiritual están relacionadas con la mente. Esta cuestión es un “nudo gordiano”, o sea, una dificultad difícil de salvar. Cortar el nudo significa resolver el problema. Se menciona: Si el Sí mismo está más allá de la mente y la realización es con la mente, ¿cómo se entiende esto? Existe esa dificultad, entonces, ¿cortar el nudo implicaría descartar la mente?
La mente es la función de la conciencia diseñada para moverse en la dualidad y en el espacio – tiempo. Es una facultad del razonamiento, elabora y construye pensamientos, los acumula y procesa informaciones. La dificultad mayor es que hemos construido un ego que intenta agradar su preponderancia específica sin considerar que solo es un reflejo de Si mismo o una imagen. R.Malak.

¿Juego o ilusión?

9 febrero 2015
Ir en busca de la felicidad es lo que nos mueve como personas, buscarla constituye un derecho, es la suma, es lo digno. La vida se puede mirar de dos modos: como un juego o como ilusión. La ilusión o Maya es el sueño de la dualidad en el universo de los fenómenos, es un breve intervalo en un océano sin límites.
La pregunta obvia es: ¿Por qué buscamos la felicidad? La confusión más importante es seguir la ilusión y olvidarnos del juego. Debo agregar que los demás siguen también la carrera de la vida. Se mueven junto con nosotros, no vamos solos. Podemos, como personas, vernos como un segmento de muchas fases de la vida, y aunque no podemos ser responsables del bienestar de los demás que siguen en carrera, sí somos compañeros de la senda. La meta de los demás también es la felicidad, pero si nuestros pensamientos y nuestra vista están siempre fijos en la meta, podemos perder de vista los pasos necesarios para alcanzarla, al olvidar el juego y quedar atrapados en la Ilusión. R.Malak.

Presente Activo

10 febrero 2015
Para muchos estudiosos la felicidad se asoma como objetivo para la realización. Mencionan, entre varias cosas, que es prácticamente sentirse que entre el Todo y el yo no hay diferencias. Hay algunos que ven esta cuestión como una meta que hay que establecer, en cambio, para mi es simplemente permanecer en el presente activo, no es una cuestión obsesiva de Ser, solo plenitud, paz en apertura, aunque se detecten problemas emocionales o conflictos del día a día.
La inteligencia esencial que emana sin detenerse no está limitada por el ego, no hay nada separado de sí misma y es plena conciencia. De allí que escriben los antiguos la frase que es familiar: “Yo soy lo que Soy”. En un comienzo, intentar descubrir la diferencia entre el presente teórico y el presente activo provoca inquietud, mas si se observa la inquietud sin rechazo, se atraviesa la obstrucción al identificar que es creada sólo por órdenes emocionales que mantenemos archivadas. R.Malak.

No hay división en el ver

11 febrero 2015
¿Acaso se necesita aprobación para decir lo que está dentro del corazón? La mayoría de las definiciones son como mapas, pero ellos no son el territorio. La información puede ser adecuada, pero aunque aumentemos al máximo la comprensión de lo Real no permitirá ver desde lo Real. Desplegar comprensión de Sí mismo es conveniente y necesario. Las hojas del bosque impiden ver los árboles, verse a Si mismo implica que ver es lo mismo que lo visto, son no dos, más aún, no hay diferencia de espacio tiempo. Este ver es observación sin juicio, sin partes, ver total. No hay división en el ver, es plenitud y evidencia todo de una sola vez, resplandor repentino no dual. R.Malak

La estructura del tiempo es conceptual

12 febrero 2015
Lo esencial de la naturaleza, en su expresión manifiesta, siempre está en el éxito, porque no hay razonamiento sino que lo que hace es seguir su propio fin. Se mueve por un plan no definido por la lógica sino por propósitos que siguen una ruta fundamental buscando su nivel. Es difícil de comprender con el modo dual que conocemos, tratar de entenderlo implicaría acercarse a ese fin por medio de un esfuerzo, para considerar el movimiento como un conjunto.
Atrapado en un concepto llamado “tiempo”, lo que se alcanza y lo que se olvida se hace cada vez más objetivo en el pensamiento, hasta que el tiempo mismo se convierte en una carga. Se convierte en algo tan estructurado con respecto al tiempo, que llega a darse cuenta de que tiene muy pocas ocasiones de ser lo que verdaderamente es. Y generalmente es la naturaleza, como manifestación de lo Esencial en lo exterior, la que logra desafiar al ego centralizado. R.Malak

Atrapados en la confusión

13 febrero 2015
Me preguntaron cuál es la razón por la que escribo, más aún, por qué estoy escribiendo diariamente en este último periodo. Es difícil definir el motivo, solo me mueve una sensación de expandir consuelo, lo veo como una acción que no está tan solo limitada a la mente. Me acerco sin ninguna explicación lógica con el intento de aliviar la angustia mental.
Todos necesitamos consuelo, cualquiera que este sea, porque los reveses, necesidades y agravios están en el menú de cada uno de nosotros al movernos en este plano manifiesto. Todos tenemos que hacer frente, ocasionalmente o continuamente, a hechos inevitables que por lo general no entendemos, teniendo que ajustarnos a esos incidentes desagradables. Muchas personas se sienten que están atrapadas, casi diría que en esclavitud, como viviendo bajo la ignorancia causada por el poder de la confusión. Por eso escribo, quizás una palabra pueda provocar luz y comprensión. R.Malak.

Programación desconocida

14 febrero 2015
La imaginación tiene el aroma de la verdad y construye la senda de la vida señalada, ya que emana del corazón. Al no revisar lo que sucede en uno, hemos elaborado en el interior rutas que se van ejecutando en el exterior. Este programa aparece como la cualidad de desear que va acumulando posibles diseños, y, sin que nos demos cuenta, de este modo hemos entregado el visto bueno a su ejecución. Estos diseños no han pasado por medio de la mirada de la mente razonadora.
El movimiento interior sin dirección ejecuta lo que hemos deseado, sea lo que esto sea, más aun si le hemos agregado la cualidad creativa de la imaginación, que le adiciona la fuerza que proviene del corazón. Es conveniente, si no hemos aprendido a observar sin juicio, al menos que se impulse a la ruta los deseos justos, de plenitud, de la riqueza en comprensión, de la amistad y del amor, como fuente principal de expresión de Si mismo. R.Malak

A qué apunta la enseñanza. Lo Real y la ilusión.

Reflejos de la Realidad

La enseñanza apunta al “yo” real, no al hacer, sentir o pensar.

16 enero 2015

Qué importante es saber compartir la comprensión, pues el problema fundamental es que, en la comunicación de las enseñanzas, la información se pueda transmitir correctamente para ejercer sobre el que lee el efecto adecuado. Por otro lado, si se está mal informado y se ofrecen esos conocimientos, sea de forma intencional o sin querer, ocurre lo contrario, ya que deja al que lee sumergido en un estado de incertidumbre o de falsa comprensión.

Por ejemplo: se comenta en la tradición no dual, con respecto a la realización, que si hay un objetivo que haya de alcanzarse, este no puede ser real, porque lo real debe estar ya aquí, pues es permanente. Nosotros buscamos alcanzar la meta con el ego, pero la meta ya existe antes que el ego. Si miramos al Sí mismo como el ego, entonces devenimos el ego, si lo miramos como la mente devenimos la mente, y si lo miramos como el cuerpo devenimos el cuerpo, etc.

Aquí es preciso aclarar que a lo que se apunta no es a nada relacionado con algunas de las tres actividades de la vida, a decir: la acción, el pensamiento y el sentimiento. La enseñanza apunta al “yo” real que es el Sí mismo. R.Malak

Realidad y reflejos de ella

17 enero 2015

He mencionado en varias ocasiones que lo único que tiene una existencia propia e independiente es la Realidad, y esa realidad es la conciencia, todo lo demás es un reflejo o una ilusión de esta realidad dentro de sí misma. R.Malak

Verdadero conocimiento

18 enero 2015

Hablar de la Realidad necesariamente da la oportunidad para hablar de la ilusión. No es natural que una persona, sabiendo muy bien que su cuerpo le pertenece, como cualquier cosa que tenga, -ropa, propiedades, muebles-, siga prisionero de la idea de que él es el cuerpo. Por tanto, no soy el cuerpo, y eso es el verdadero conocimiento. R.Malak

Sin el apego, la ignorancia es bendición

19 enero 2015

Una persona que todavía no ha sentido el llamado interior y no se siente caminando en la senda, se siente apegado al mundo de la diversidad y no sabe nada acerca de las urgencias esenciales. Posiblemente se apega a los conflictos, o quizás no, bien podríamos decir aquí que la ignorancia es bendición. Los apegados a sus pensamientos y deseos no tienen idea de por qué hacen lo que hacen. Ellos dicen: “esto es lo que yo soy”, y sufren o gozan. Unos culpan a los demás, otros pocos se resignan a una vida de sufrimiento. R.Malak