Archivo de la etiqueta: iluminación

Concepciones erróneas – Entrega de la cuarta semana de Abril

Concepciones erróneasLa plenitud no viene de afuera

22 abril 2015

La generalidad de los que siguen una vía tiene la esperanza de que algo los despertará, que algo los sacará del sufrimiento. Tarde o temprano nos damos cuenta de que nada que provenga del exterior podrá dar esa plenitud de ser que es la vivencia no-dual, donde no estorban las distinciones entre sujeto y objeto, y solo sobreviene la unidad pura y sin atributos, donde yacen los tesoros de lo esencial indescriptible y la verdadera felicidad.  R.Malak

La certeza está más allá de una mirada ideológica

23 abril 2015

Nuestro cuerpo varía de día en día, y aunque vemos que existe sin ninguna duda, sabemos que no dura para siempre, que tiene una existencia relativa y no permanente. Sabemos que se va deteriorando hasta que sobreviene el deceso, de allí que se diga que el cuerpo es temporal. Esto nos confronta con lo inevitable: la insignificancia del existir, lo irremediable de la muerte. Ante ello construimos vocablos relacionados con lo eterno, e ideologías que apuntan a la trascendencia. Las ideologías construyen una cerrada visión del mundo que lo explica todo. Probablemente se trate de una defensa del ego, construida por su propia inestabilidad. Fuera de esa mirada ideológica negativa y materialista se presenta profundamente lo Real, sumergida dentro de uno la certeza de que lo que soy es verdaderamente Si mismo, esencialmente indescriptible. R.Malak

Con la iluminación no se gana nada

24 abril 2015

¿Vale la pena intentar comprender la vida? Muchas personas que dicen haber recibido cierto grado de iluminación se quejan de que no han ganado nada, y sus experiencias siguen siendo demandantes. Ellas todavía tienen tantos problemas como antes. Las aflicciones no desaparecen y continúan manifestándose como siempre.

En la realización, en cambio, se está más consciente de los problemas y se sabe cuándo surgirán y cuándo se está sufriendo plenamente, conociendo claramente la situación. Sí mismo es auto-luminoso, se muestra como el conocimiento y se manifiesta igualmente a través de todos los objetos y todas las formas. En cambio el cuerpo es una combinación de los elementos materiales que se han producido en el transcurso del tiempo. La conciencia de Sí mismo es imperturbable, mostrándose como Ser, Conciencia y Plenitud, y esto es el verdadero conocimiento. R.Malak

La búsqueda de la perfección se sostiene en una idea ilusoria

25 abril 2015

Los pensamientos que vienen y van por sí mismos no crean residuos, los que surgen con deseo crean residuos pero son más leves que los residuos formados por palabras y actos. No somos responsables por las aves que cruzan el cielo, solo por las que hacen nido en nuestras cabezas. Cuando nos conocemos a nosotros mismos en la esencia profunda, es decir, en el centro del Ser, es cuando se conoce lo Divino. La idea ilusoria reforzada por la creencia de que la realización es obtenible por unos pocos extraordinarios y elegidos, es el error que brota por alguna imagen de la búsqueda de un estado de perfección. La realización no tiene nada que ver con estas creencias. Cualquiera que sea el camino que uno elija, siempre tendrá alguna expectativa en la mente. Extraños son los que alcanzan la realización sin las enseñanzas de la experiencia del no ego. La iluminación, por lo general, se refiere a toda clase de experiencias de tradiciones espirituales, gente de distintas tradiciones puede tener la sensación de la integración con Todo. Una vivencia superficial durará un corto período de tiempo y una experiencia más profunda durará más tiempo. Con una vivencia más profunda la persona percibirá todo más claramente. R.Malak

Realización es notar que no hay exterior o interior

26 abril 2015

Si no le interesa lo que digo hay un final para esto. Si le gusta lo que digo, por favor trate de entender qué influencias tiene para que le agrade. Si le agradan algunas de las cosas que digo y le desagradan otras, podría tratar de entender por qué. Si le desagrada todo lo que digo, trate de averiguar qué lo mueve.

Imagine un receptáculo vacío: el espacio interior de un jarro es igual al espacio exterior, la forma separa el uno del otro. Nuestra mente esencial parece estar encerrada entre las paredes de nuestra mente cotidiana. Cuando aparece la realización es como si el jarro se rompiera. El espacio interior se integra con el espacio exterior, se convierten en uno, y en ese mismo instante nos damos cuenta de que nunca fueron distintos ni independientes el uno del otro; siempre fueron lo mismo, el Ser. R.Malak.

Los objetos no tienen existencia independiente

27 abril 2015

Constantemente se hace referencia a la  Conciencia, es como decir: “el cielo es azul”. No hay tal azul en el cielo, es solo una ilusión, de igual modo la Conciencia no tiene contacto con los objetos, ni con la apariencia de los objetos, ellos no existen, son solo una ilusión. Es la ilusión de la mente que, como función de la Conciencia, construye los tres tiempos (pasado, presente, futuro). Las personas perciben un porvenir, son como los que pueden ver formas en el cielo.

Ser, Conciencia  y Plenitud es presente activo, es presente sin fin y aespacial, en cada instante es el centro del tiempo. Ser subsiste por sí mismo, no necesita de la injerencia de otra cosa para existir, su naturaleza lleva en sí las condiciones y elementos esenciales necesarios para su existencia.

En comprensión no hay dualidad. La mente construye con su conocimiento al Ego, el cual es relativo y requiere un sujeto y un objeto, mientras que la presencia consciencial, Sí mismo, no necesita objeto. R.Malak

El universo resulta de la ideación mental

28 abril 2015

La naturaleza original del universo se expresa ante nuestros ojos volviéndolo manifestado y perceptible, ya que es el resultado de la ideación mental. Su manifestación en los planos, desde los más sutiles hasta los más densos, es un espectáculo de sombras y figuras que refleja sucesivamente, de modo incompleto e imperfecto, lo que está ocurriendo desde la Conciencia, que, en forma fiel y perfecta, se desenvuelve como un Todo. Es así que conocer la naturaleza de la mente es conocer la naturaleza de todas las cosas, la esencia oculta, la naturaleza interior. Es la verdad fundamental de esta vida y conocerla constituye una oportunidad sagrada para vivir en plenitud. Aunque todos tenemos la misma naturaleza interior, no nos damos cuenta de ello porque está encerrada y envuelta en nuestra mente individual cotidiana. R.Malak

Que venga lo que venga

29 de abril 2015

Algunas ramas de la psicología actual plantean que la mayor parte del actuar de las personas está ya programado desde el subconsciente. Sin embargo, añado que “el yo” – o ego- comanda el accionar de la persona y determina, de modo autoritario, el pensamiento y las acciones. La racionalidad se encuentra bajo su dominio y muchas veces sus procesos no son adecuados porque son filtrados por la programación.

Trascender esta cuestión algunos maestros dicen que consiste en no hacer nada, dado que toda la manifestación – o procesos que provocan felicidad y sufrimiento – son alimentos de la ilusión. La acción y la no acción son ilusión, incluyendo el recuerdo, que es relativo dado que se requiere alguien que recuerde y algo que recordar, o sea, sujeto y objeto. Estos planteamientos no coherentes, y aparentemente sin sentido, en los que no hay nada que hacer, en los que se recomienda salir del proceso mental y dejar de estar atrapado en el pasado, tienen sentido cuando aprendemos a vivir sin especulación, sin protección, expuestos a lo que se presente, viviendo en el santuario de lo Real, en plenitud desde la plenitud, y que venga lo que venga. Bajar a la tierra, ser consciente de estar aquí sentado, caminando, riendo o llorando, el cuerpo, yo mismo, y nada más, sin pensamientos, sólo darnos cuenta, ser conscientes de estar aquí, en paz y alegría interior. R.Malak.

El concepto “conciencia”

30 de abril 2015

Conozco tres modos que se usan cuando se hace referencia a “conciencia”, y cuando uno los escucha podrían parecer iguales, sin embargo no lo son:

La primera se refiere a tener conciencia. Se habla de esto cuando está relacionado con las virtudes éticas, y la persona dice: “tengo la conciencia tranquila”, refiriéndose a que su accionar no contradice lo que ella acepta.

La segunda se emplea cuando se es consciente o se da cuenta de sus emociones, de sus pensamientos, del funcionamiento de su cuerpo, de sus virtudes o defectos, dice entonces: “soy consciente”.

La tercera está aplicada a lo que se conoce como lo Real, lo indescriptible, lo que no cambia, lo que está presente en todo y sostiene todo. Es la Realidad, Ser, su movimiento se nombra como Conciencia, provoca plenitud, pura felicidad, es lo que Soy, Sí mismo, desborda todo, y como función opera a través de la mente la cual permite conocer los extremos. Es Conciencia primordial, pura y primigenia, que se expresa como inteligencia, belleza, creatividad, luz, amor. Es radiante, autoevidente y siempre despierta. R.Malak

Anuncios

Iluminación, Realización y Realidad

Iluminación y Realidad

Intelecto y Realización

23 enero 2015

La realización no es un objeto para ser atrapado. Una vez que se ha alcanzado la comprensión, la iluminación ya no es un sueño, ella deja de existir como expresión ajena, la iluminación como tal desaparece quedando solo plenitud. Por otra parte, una comprensión intelectual, por sí misma, no conduce a la realización aunque es coayudante. En la medida que caminamos por la senda, se recogen distintos modos de desplegar la comprensión, que facilitarán la percepción y el entendimiento de los fenómenos naturales, dentro de la naturaleza de la conciencia no conceptual. R.Malak

El sueño de la Iluminación

24 enero 2015

Dentro de las enseñanzas, tanto la iluminación como la vigilia son consideradas como un sueño, es decir, ambas son igualmente ilusorias. El problema para el que camina en la senda y que lucha por salir del sueño de lo cotidiano, es que ve que al acceder a la comprensión comienza a salir de él para entrar en otro. La iluminación por sí misma no es un sueño, pero el concepto de iluminación, así como su realización, es una ilusión. Por tanto, las personas están viviendo un sueño con un concepto de realización por lograr. La persona es una forma, en cambio Sí mismo, la fuente, solo aparece como una forma cuando se refleja en la mente que condiciona y estructura. R.Malak

Atención y distracción

25 enero 2015

El que camina en la senda debe usar su experiencia y su conocimiento para identificar y solucionar los problemas cotidianos. Es bueno practicar algún tipo de compensación para reducir la centralización del pensamiento en nuestro yo. Hay varias técnicas útiles, pero no hay garantía de que ellas funcionarán todo el tiempo. La meditación ayuda a percibir cuando los pensamientos y sentimientos surgen, así como también las motivaciones que hay atrás de ellos. Uno comienza a ver las raíces y las semillas de los problemas, y con esta claridad viene la habilidad de manejarlos mejor. Por ejemplo, ¿qué hacer con los pensamientos distractores?, ¿quieres que lo diga de modo obvio? Lo mencionaré con un ejemplo: la persona que es el dueño de la casa dispone quién puede o no entrar, o sea, no deja que la atención se distraiga con diversos pensamientos. R.Malak

Lo Real y su reflejo

26 enero 2015

Existen innumerables confusiones mentales que se manifiestan en la vida cotidiana, incluso intentar ordenar los pensamientos de modo razonable es complicado, pues ellos son los que construyen los yoes, y cada uno de ellos muestra un reflejo de lo Real. Dicho de otro modo, cualquier camino que escojas será la expresión de lo Real, aun sabiendo que el camino normal se mueve por una estructura material construida por deseos y urgencias que se expresan a distintos niveles.

La iluminación es despertar a la verdad que eres, más allá de cualquier duda. Significa reconocer lo que eres atemporalmente, es el despertar de la mente a la comprensión, con una determinación que viene, en última instancia, desde Si mismo. R.Malak

26 de Febrero 2014 – ¿Desapego?

Desapego

En la luz y el silencio el alma está permanentemente tocando su propia música para la armonización del cuerpo, de la emoción, de la mente y del corazón.

En lo cotidiano creemos haber hallado una manera de vivir, una creencia, lo que sea, y ahí nos establecemos. Validamos la importancia de no ser perturbados, de estar interiormente seguros, de no ser dependientes. Al estar en lo conocido todo lo cotidiano se nos muestras fácil, es nuestra zona de confort y por lo general creemos que es nuestro único lugar y modo de vivir. Lamentablemente esto no es permanente, es inestable y más tarde o temprano provoca sufrimiento.

Retirar el velo de la mente limitadora  aparece como una solución estable, y no quedar así expuesto a la ilusión de los fenómenos cambiantes. Generalmente se cree que los sufrimientos psicológicos son el resultado del apego. Así, si me permiten una generalización, todo aquel que se apega a las personas, posesiones, estatus social, a los futuros proyectos, está irremediablemente expuesto a sufrir. Aparece como una solución el desapego; el que vive desapegado puede cruzar  la existencia con un corazón tranquilo y sereno.

La conciencia espiritual es tan natural como la vida misma, no se puede vivir la iluminación sin una realización en la que la razón esté en proporción a las metas del diario vivir. El verdadero propósito de nuestra existencia y de todas nuestras actividades sólo puede encontrarse a través de la comunión con  sí mismo.

La luz más pura, la más elevada Luz es de sí mismo, que puede ser vista y al mismo tiempo, puede ser sentida y experimentada. En la luz y el silencio el alma está permanentemente tocando su propia música para la armonización del cuerpo, de la emoción, de la mente y del corazón.

Emulando a los sabios podemos decir: “soy aquel que es inmanente en todos. Todo lo que se ve y oye en el universo, tanto en el interior como en el exterior, está en mí. No soy ni el espíritu, ni el intelecto, ni el pensamiento, ni el sentido del yo.” El placer es percepción y estar desapegado no significa eliminar las percepciones, solo implica no identificarse con el cuerpo o con la mente. Permanecer en observación sin juicio no quiere decir que no vamos a sentir los deseos, sino que se contemplan imparcialmente tanto la satisfacción como la insatisfacción. No se trata de insensibilizarse de los afectos ni de las sensaciones físicas, sino ese “dejar hacer” que sobreviene, que ocurre cuando dejamos de tomarnos por una identidad y solo somos el testigo desde sí mismo, inafectado por las variaciones de la existencia.

La observación sin juicio impulsa al desapego, aprendes a conocer esos sentimientos que ignorabas cuando aparecían, provocando, temiendo y llenándonos de conflictos ajenos a uno. Estas percepciones las notas como testigo silencioso. Ninguna renuncia ha sido necesaria, hay una pura consciencia tranquila y silenciosa que se vive al sacar ese conflicto psicológico. Es importante no confundir este desapego con alguna práctica ascética; en el desapego  puedes gozar de todas las cosas de la vida, y, sin embargo, no estar atado a ninguna de ellas. R.Malak