Archivo de la etiqueta: esencia

Atemporal – 9 de Agosto 2016

9 agosto.jpg

En todo ser vivo la realidad esencial es inherente, pero sólo en la persona está cubierta de errores interpretativos que la llevan al sufrimiento pues posee procesos intelectivos que tanto la pueden alejar de su realidad como acercarla, en el sentido de comprensión. Los criterios con que orientamos la vida se convierten en un cúmulo de desilusiones que nos llevan al problema de la falta de sentido existencial.

Nada en el universo es independiente; cada cosa es afectada por la acción de alguna otra, es la interdependencia que funciona en todo. Sin embargo no cabe preguntarse qué es lo que ha causado lo Esencial, eso sería suponer que también Ello depende de alguna cosa o que está limitado por algo y esto implicaría que lo Esencial está en el mismo nivel de todos los contenidos de conciencia.

Cualquier enciclopedia calificará la racionalidad como la capacidad para pensar, para evaluar. Por medio de la razón la persona busca conseguir los mayores beneficios. La racionalidad usa procedimientos con una estructura lógica distinguible. En el estado de dualidad la idea tiene que estar, de otro modo no aparecen los conceptos, los cuales forman conocimiento.

Ni la cultura ni la educación, y menos aún la sociedad, otorgan explicaciones al sentido de la vida, y tampoco dan una pauta confiable a la cual seguir. Esto provoca ansiedad en las personas, lo que, a su vez, va aumentando la presión en la sociedad.

El universo es una totalidad superior a la suma de sus partes, y en realidad estas partes no se adicionan sino que son una correlación. Lo expresado puede estar siendo presenciado en el tiempo, sin embargo, lo que Somos escapa del tiempo. El mundo subsiste con la totalidad de su estructura de forma similar que el cuerpo humano, con su estructura de células que nacen y mueren desapareciendo en el tiempo. R.Malak

Anuncios

La Esencia – 7 de Agosto 2016

7 agosto.jpg

Cada uno de nosotros es una inapreciable joya que irradia y recoge luz a través de tus ojos y capta todos los sonidos por medio de tus oídos, aunque no seas consciente de ello. Está sosteniendo tu cuerpo físico tanto interior como exteriormente y no permite que se desvanezca. ¿De qué se trata? Si la buscas con poca firmeza no podrás ver, si te esmeras sabrás de tu Esencia.

Aunque el mundo se suponga que es una estructura estable se observa que es cambiante, y parece poco racional creer que se pueda comprender su funcionamiento total de modo claro y preciso. Por ejemplo, es habitual mostrar al ego como nuestro verdadero Sí mismo, como si fueras la mente o el cuerpo, o incluso las emociones. Este modo equivocado de identificarnos apunta a una manera no clara, ya que el ego es variable y cambiante.

Mi controversia es hacia los que usan exclusivamente el modo analítico de percepción, planteando que este es el único método válido para encontrar la verdad y tomando a la lógica como la mirada científica viable, para lo que se apoyan en lo que han mencionado otros antes que ellos, como si fuera el único modo de ver lo Real.

Mi crítica no se debe a que estén intentando investigar y exponer la naturaleza del mundo físico, sino a que sostienen enfáticamente que ese es el único modo que existe y que importa. Al hacerlo se reduce al individuo al nivel más primitivo, y suponen que no hay nada más allá del mundo físico. Con ello establecen que no tiene valor desenvolver las potencialidades espirituales y divinas latentes en el interior de cada individuo.

El problema no está en la racionalidad o en la lógica sino en seguir identificándose con el cuerpo, con la mente y con la emoción. Tampoco es cosa de aplicar mayor o menor esfuerzo de la voluntad, ya que cualquier esfuerzo provocará enquistamiento del ego. Uno Es, y lo que uno Es no tiene atributos. Está más allá de toda dualidad, es inmutable, más allá del tiempo y el espacio, incluidos el nacimiento y la muerte. R.Malak

El Poder de lo Esencial

La Conciencia testigo de todo lo que se piensa, se imagina, se siente o se percibe, no se mueve, no tiene hacia dónde moverse. Es todo. Es atemporal y no está contenida en ningún espacio. Es la fuente de toda experiencia y conocimiento, y por eso es lo Esencial, lo que no es prescindible.

Imagen

Voy caminando por la Alameda. Hay un espacio central que divide los dos sentidos del tráfico. Los árboles se van quedando sin hojas y arriba el cielo está brillante. Voy pensando en mis asuntos y notando el movimiento inusual que se está formando a un lado, en la vereda sur. Los estudiantes se prepararan para manifestar su inconformidad con resoluciones recientes del gobierno de turno.

Lo Esencial es el único poder existente, y como tal no tiene límites.

Mis pensamientos, mi madre. Venezuela y sus gigantescos problemas, ese sí que es un gobierno que no termina su turno, parece eterno. Mi madre en Venezuela, mi madre enferma, el país enfermo. Cinco meses de sufrimiento para ella y toda la familia, 5 meses que me han incitado a revisar cómo ciertas alteraciones psíquicas transforman, desde la perspectiva del paciente, eso que llamamos realidad, la que compartimos los demás, o eso suponemos, porque, ¿cuántos no tienen problemas alucinatorios aunque suponemos que están en su cabales? Y hay que ver cómo hace variar la supuesta realidad compartida el hecho de sufrir alucinaciones.

Lo Esencial es el poder que permite la energía, la materia, y todas las cosas que las ciencias como la física, la química, la bioquímica, la astrofísica, etc., tratan de estudiar.

Es el poder que permite la experiencia psíquica y todo lo que investigan la psiquiatría, la psicología, y las ciencias que estudian esto.

Es el poder que permite la percepción por medio de los sentidos, lo que estudian los médicos como otorrinos, oftalmólogos y demás.

Es el poder que me permite escribir esto y que te permite leer esto.

Lo Esencial en mi es consciente del sufrimiento que implica el miedo. Mi mamá tiene miedo constante porque no puede confiar en sus percepciones, sus estados mentales cambian de un momento a otro sin previo aviso, y tan pronto está con sus hijas como con monstruos que la rodean. Y saber esto me entristece y duele, vienen recuerdos de mi mamá amorosa y protectora, cuando ahora suplica que la cuiden, apoyen y cobijen como a un bebé.

Ya que el poder de lo Esencial es ilimitado, y no hay otro poder que lo Esencial, nada impide que así como es todo, pueda ser al mismo tiempo algo específico, y de ese modo experimentar-se. Puede experimentar ser como una entidad o como un sujeto o como una persona, dentro del universo físico-químico- emocional-espiritual. Todo lo puede. Puede experimentar tanto lo pleno y radiante como la fracturación separadora. Desde una perspectiva infinita no hay preferencias, solo experiencias.

El otro día recibí un mail donde nos preguntaban por qué lo Esencial permite el sufrimiento. Responder esto es complicado, ya que es sólo desde un sentimiento de separación que surge esta duda. Es cuando hay identificación con el ser aparentemente separado. Es cuando no hay comprensión y además se experimenta sólo desde la fragmentación olvidando a la infinita presencia de lo Esencial como Testigo inmutable. Es cuando solo se tiene como referencia de ser al actor y se olvida la fuente original y siempre presente.

Entre las atribuciones poderosas de lo Esencial se encuentra la posibilidad de, no solo atestiguar pasivamente sino, convertirse en actor de lo atestiguado. En apariencia pasa del aspecto quieto al aspecto activo. Mientras actúa, no deja de ser la misma quietud que era antes de moverse. Y esto porque la quietud que Es consiste en testificar, en ser conciencia, conciencia de aquello que se mueve. Y el hacer o actuar consiste en tomar iniciativa en medio de los hechos, tomar decisiones y trazar un destino. El destino implica el resultado de una serie de acciones que suceden una tras otra, con lo que se necesita del tiempo, o se puede decir, con lo que se crea el tiempo. Y para que haya acción debe haber espacio, así que también se crea este.

La función consciente que permite esta simultaneidad de Ser quietud infinita y ser un sujeto que se mueve en el tiempo y el espacio es la mente. La mente es una función que permite aparecer la dualidad, el tiempo y el espacio, como contenidos de lo Esencial que es totalidad, unidad, no dualidad o como se quiera especificar. La mente es una función de la Conciencia, es lo Esencial en acción.

Voy caminando por la Alameda y todos estos pensamientos vienen, superpuestos, uno tras otro. Miro hacia arriba, por sobre los árboles, más allá de las formas… y en ese espacio infinito me diluyo. Soy testigo de todos los pensamientos, el sentimiento de hija, los recuerdos de mi mamá tan activa y creativa, la aglomeración y ruido de los estudiantes… y la claridad que está conteniendo todo esto. Veo la película de mi existir, con todos los sentimientos, con el dolor, la duda, el miedo, y a la vez con la paz que se cierne cuando la confusión de creer que soy limitada se evapora. Y todas las tramoyas que hace la mente desde que armó mi personaje para trazar posibles destinos se comprenden como un accionar lúdico e inocente en su origen.

Lo que se mueve sucede en la conciencia misma. No hay otro lugar donde pueda acontecer nada más que en la Conciencia. Lo Esencial es Conciencia. Y eso soy, eso eres, eso somos.

Trabajo social y no dualidad

Pregunta: ¿cómo se accede a la totalidad a través del trabajo social?

Respuesta: En el vídeo se expone qué sentido tiene el trabajo social desde el punto de vista de la no dualidad.

 

Aprovecho para agregar un intercambio de conceptos aclarador que surgió por el canal de You Tube.

Muy interesante vuestro canal y muchas gracias por el trabajo y la intención realizada en todo este esfuerzo. Me gustaría compartir algunas apreciaciones con Uds. en relación a los comentarios expuestos en este video en particular.
En primer lugar, sería interesante ante todo definir el uso del concepto “espiritual” ya que de por si, éste, muchas veces arroja luz y otras veces sombras… es decir, a veces crea ideas erróneas en la formación del concepto mismo y ata al Ser a una idea configurativa del mismo.
Por otra parte, he escuchado con atención el énfasis que hacen en el concepto del Ser como luz, como belleza, etc. Este otro concepto también me resulta algo confuso ya que, independientemente de que nuestra percepción convencional es predominantemente conceptual y que es bien cierto que las ideas o conceptos no definen nuestra raíz u origen existencial; sí existe una forma de definir lo “real” por intermedio de la observación de su expresión no conceptual. Antes de pasar a dar un ejemplo para tratar de explicar a qué me refiero y dejarlo como una mera consulta e intercambio (no como una verdad personal o institucional), quiero aclarar que en buddhismo (que es lo que medianamente conozco) el Yo es apreciado de dos formas, uno real y otro conceptual o construido.
Ahora bien, tomando como punto de observación a un Yo real, es decir, a una expresión ininteligible y funcionalmente condicionada, sin considerar los aspectos subjetivos que hacen a su experiencia; ¿podemos considerar que la expresión del hambre físico, dolor físico, vejez, enfermedad, muerte, descomposición, su producción de excremento, pus, decadencia funcional y por ende decadencia psicológica, su condicionamiento al esfuerzo mental para adaptarse al medio sea este una construcción conceptual o sin ello, es belleza y luz? Es decir, dejando de lado la consciencia, ¿la decadencia de los cuerpos y de las formas, animadas o inanimadas son una expresión de “belleza y luz”? ¿Podemos considerar la putrefacción de la Materia y la contaminación de la Mente una expresión de belleza según su perspectiva?
¿Que relación podemos establecer entre la forma material decadente y la mente decadente y enfermiza, con un supuesto eje “esencial” luminoso y hermoso, cual sería su coherencia natural?
Desde ya mis saludos y gracias nuevamente por este canal.
Metta /\

-0-

Gracias Metta, por apreciar el canal y por tus preguntas que son un excelente punto de partida para investigar. Ahora, las planteas de tal modo que me obligan a presentar definiciones y conceptos sobre variados términos.

Puedo decir que Espiritual es todo aquello que nos entona con lo esencial. Esencial es aquello de lo que no se puede prescindir, apunta a Ser, a la base de ser sin atributos, por tanto a-espacial y a-temporal. Por ejemplo, esencial en todas las joyas de oro es el elemento oro. Puedes fundir una joya y esta pierde su forma, pero el oro sigue siendo oro.  Espiritual es lo que te entona íntimamente, no tiene que ver con el movimiento y el cambio de tus percepciones, sino con lo que percibe en ti. Eso que percibe en ti es esencial, imprescindible, para que haya percepción. Eso es permanente, no cambia, no surge, no nace ni muere, por tanto, es absolutamente real. Eso que observa los conceptos y su formación es conciencia que presencia, y la formación en sí de los conceptos es mente, es lo presenciado, es lo observado. Los conceptos son variables, así como las percepciones, sensaciones y los juicios, por ello, no son verdaderamente reales, solo tienen una realidad atribuida por la credibilidad que se les da. Tienen duración en el tiempo y dependen de la inteligencia que los comprende. Todo aquello que nace, se desarrolla, decae y muere corresponde a las expresiones transitorias de lo percibido, lo conocido. Generalmente son juzgadas estas percepciones por medio de la mente. Se suele tomar como aceptable, gracioso o bello, aquello que acarrea placer y se rechaza lo que acarrea dolor. En cuanto a la belleza como expresión de lo esencial, se refiere a la mirada descontaminada que observa libre de los juicios mentales, está más allá de la mente y de las concepciones fenoménicas. Se precisa ser vivenciada para comprender lo que el sustantivo belleza quiere decir en este caso porque está relacionado con armonía perfecta, y no se refiere a lo que se percibe, sino a la percepción misma. La percepción sostiene a lo percibido, la conciencia sostiene a los contenidos conscientes, la observación sostiene a lo observado. Todo ello indica lo mismo.

La belleza está en la totalidad sostenedora, no en las partes sostenidas.

En cuanto a luz, se refiere a Conciencia que ilumina los contenidos conscientes.

En cuanto al “concepto” Ser, es lo que la mente “interpreta” acerca de ser. Por ejemplo: ser un ente limitado por su cuerpo. En cambio apuntar más allá de los conceptos y de la mente es apuntar a lo esencial. Es lo que procuramos en nuestros textos, charlas y vídeos. Coincido con lo que dices que dice el budismo. Lo que es real y permanente de Ser observa la creación del concepto de ser como “yo”, es decir, y añado, la identidad transitoria.

Este vídeo corresponde a una parte de una charla y responde a una pregunta específica.

Saludos, Maria Luisa