Archivo de la etiqueta: Emoción

22 de Marzo 2014 – Trilogía que construye ilusión: “Hacer-Pensar-Sentir”

Trilogía que construye ilusión: “Hacer-Pensar-Sentir”

Esquema mente cuerpo emoción

La persona, yo empírico, ego, principio consciente individual, se despliega en el mundo dando inicio a la ilusión desde la misma ilusión, su causa es la ignorancia.

“Orillas de luz, la llama del cuerpo se enciende, todo deviene claro y brillante. Sin experiencia en mi naturaleza lo que percibo lo conozco y lo tomo como si fuera mí mismo. Golpeado, aprendo a discriminar, vivo en solitario y me encuentro conmigo. Cuando el comportamiento es justo, un poderoso impulso interior me lleva a buscar la fuente. Camino por las orillas de luz, el sufrimiento ocurre al igualarme a lo finito, así, la vida misma es la que construye pesadillas y las contradicciones se presentan a veces para disolver el orgullo. Son como flores de plástico, solo espejismos, siempre presentando posibles mejoras temporales bajo gobernantes y políticos. Estas “mejoras” muy luego llegan a su término, dejando a la gente igual o peor que antes, para reconocer que la verdadera reforma está en el despliegue de Ser.”

El hacer del día a día está dado por la tareas generalmente establecidas por propósitos ya estructurados. Se le llama pensar a la aceptación de las ideas y procesos que comienzan a presentarse en la pantalla de la mente, siendo alimentados por el sentir que abre emociones de todo tipo con la energía que se provoca al responder a los mandatos sociales. La causa de la ilusión es la  ignorancia – a la cual no hay que atribuirle ningún nivel de importancia – la que proyecta dos aspectos de la manifestación: uno el aspecto real y el otro la ilusión soñada de una existencia imaginada.

La identidad, yo empírico, ego o persona que se concibe a sí mismo como un individuo viviente y consciente, intenta comprenderse como un yo que se proyecta de una vida a otra. Considera que es dueño de la vida mental y emocional en la que está encarnado; para mí eso es estar pasando por la ignorancia. Desde lo real no existe diferencia entre la conciencia pura y la conciencia centralizada. Pero esto la persona lo ignora, no se da cuenta. Impone la equivocada imagen del individuo egoico que él cree ser sobre la conciencia pura. R.Malak