Archivo de la etiqueta: devoción

El ego y la felicidad están construidos por el pasado y el futuro

el yo es un proceso

¿Dónde se encuentra la felicidad?

8 enero 2015

¿Por qué no somos felices? ¿Qué, de la vida, es lo que nos complica? ¿Acaso es el ego? No lo es, porque el ego es la sombra de la identidad. Entonces, quizás, ¿es por el cuerpo? Tampoco es por el cuerpo, dado que su variación con el paso del tiempo entrega distintas alternativas para desarrollarnos. Y tampoco es Sí mismo, porque es la pura conciencia no dual sin carencias ni urgencias. Entonces, ¿dónde se encuentra la felicidad y qué es? Sabemos que ella no está en el sueño profundo porque ni siquiera tenemos conciencia de nosotros como identidad cuando estamos sumergidos en el sueño.

¿Dónde se encuentra la felicidad? Por más que se busque no damos con ella, eso es lo que complica nuestra existencia, porque el constructor, tanto de nuestro sufrimiento como de nuestro placer, es el mismo ego, que se podría describir como un constructo que está entre el cuerpo y lo esencial. Es difícil de dar con él. El ego, como la felicidad, no es real, pero ambos existen, fueron construidos en el instante en que apareció el primer pensamiento “yo”. El ego y la felicidad están construidos por el pasado y el futuro, un proceso que ha armado la mente llena de ilusión. R.Malak

La devoción

9 enero 2015

Cuando, por algún motivo, se desconoce la forma de sostener la atención sobre Si mismo, o dicho de otra manera, no se puede tener la certeza de la sensación de Ser, muchos, o varios, encuentran un modo de sentirse convenientemente estables, o certificar su aparente progreso en la llamada vida espiritual. Este es la devoción, o la completa sumisión a lo que sienten como instrucción divina. Lo presentan como adoración, como un deleite espontáneo que brota desde su pecho, o dicho de modo poético, desde el corazón. Lo describen como una actitud de entrega de ellos a Lo innombrado, se sienten como objeto al servicio de la lo divino. Este es un modo voluntario de ser guiados todos los días y en cada instante a lo largo de toda la vida, y lo consideran como su camino. R.Malak

El yo funciona sólo como un proceso

10 enero 2015

Si por distintos medios he detectado que no soy el cuerpo, y tampoco la mente, entonces es algo que ya está asumido, y no tiene sentido formular nuevamente la pregunta. He detectado la sensación de Ser, y además, por medio de mi atención a Sí mismo, he certificado que el ego no está en el presente, que sólo se encuentra en el futuro o en mis recuerdos, razón por la que se describe como un espejismo que existe pero que no es real.

Cuando termina la presión por certificar al ego, toda exigencia termina, porque el ego no puede sobrevivir sin esfuerzo o sin deseos de permanencia, no existe sin una pelea. Es el yo que funciona sólo como un proceso, que no está en el sujeto ni en el objeto, sino en el movimiento de la identidad ilusoria, formándose en cada instante con la atención. La misma atención que construye la ilusión por medio de la mente, es la que al sumergirse en Si mismo se da cuenta que es lo Real. R.Malak.