Archivo de la etiqueta: Conciencia

Despliegue – 31 de Julio 2016

31 julio

La conciencia no depende de la mente sino al revés, la mente es una función de la conciencia diseñada para entender los extremos. Las palabras pueden describir, pero no pueden capturar el significado de la vida. Las palabras describen y dan significado, incluso con los llamados libros sagrados y la literatura en general sucede lo mismo, intentan describir lo real y solo se quedan en el intento, no se sostienen por sí mismos. Todas estas palabras son como cualesquiera otras, sólo palabras.

Miramos a través de este pequeño yo que se confunde con Sí mismo. Este yo funcional que acumula datos se apropia de la vida pretendiendo congelar el movimiento permanente, da el sentido de identidad e intenta crecer y acumular información en forma constante, provocando estados de inestabilidad cuando se ve amenazado.

La conciencia no se encuentra localizada en un sitio y su duración no transcurre en el tiempo. Por otro lado, este medio de percepción e impresión objetivo, llamado mente, desaparece cuando desaparece el cuerpo, en cambio la inteligencia, como emanación de la conciencia, se mueve en el tiempo y espacio de lo fenoménico que le sirven de receptáculo para su expresión.

Mi mirada está relacionada con diluir o eliminar los agregados conceptuales que hemos adherido a la conciencia de ser desde el momento en que, por primera vez, cuando niños, comenzamos a formar una auto-imagen, y con provocar que ella trascienda al yo soy esto o aquello. En observación sin juicio se provoca una vía marcada por un ver las cosas sin pretender explicarlas, dejando que las cosas se muestren por sí mismas.

Insisto, no hay un llegar a ser consciente que tenga lugar en alguna parte. Todo aparece como un despliegue sobre la conciencia, incluso el cuerpo, la mente y la emoción. El despliegue es siempre cambiante dado que actúa sobre este “yo o ego” que va variando en etapas, generalmente de siete en siete años, mientras que la consciencia permanece tal como, es Sí mismo. R.Malak.

Silencio – 26 de Julio 2016

26 julio

Si buscas una guía, observa tu mente, al hacerlo descubrirás que lo Esencial está en ti y dejarás de mirar afuera, la mente, como función de la conciencia, es Sí mismo, y Sí mismo es la mente, solo que no es la mente cotidiana que es dispersa. Si tu mente es clara, percibes desde lo Esencial y comprendes a la mente que percibe. La mente no está separada de la Conciencia y la Conciencia no está separada de la mente.

Como subproducto de la senda, en un comienzo existe mucho anhelo por practicar, como si fuera un llamado a caminar en la senda de la comprensión. Todos podemos empezar a practicar la observación sin juicio desde ahora. La realización se muestra a través de la comprensión de que, mediante una forma estructurada de pensar (ego), pretendemos identificarnos con la esencia, que es inalcanzable por el pensamiento.

Si te apegas al silencio y permaneces en la quietud, fluctuarás hasta llegar a comprender lo que mencionan los apuntadores, la mente de ellos no se agita por las urgencias de lo cotidiano. Al conocer el cuerpo y la mente de modo natural, las acciones se vuelven naturales, de ahí que se libera la mente. Cuando la mente lleva la certeza de la verdad, el camino aparece con claridad. Cuando lo comprendes, palabra y acción se manifiestan con perfecta objetividad.

Se absorbe profundamente este saber en el corazón, infundiéndolo, hasta que desaparece la dualidad, en la realización de lo absoluto, fluyendo integralmente sin distracción de la mente. Se tiende a vivir exclusivamente en el estado mental de vigilia,
haciendo cosas y sintiéndonos el hacedor de ellas, en la búsqueda de seguridades y amontonando objetos, conocimientos y, lo más impresionante, tras la búsqueda de acumular experiencias.

Si no puedes percibir la luz de la comprensión necesitas seguir una manera. No se trata de pedirle a alguien que lo explique, o estudiar las escrituras, o llevar a cabo numerosos actos de ayuda, o cerrar los ojos y meditar o permanecer sentado como una estatua, sino que a lo largo de tus actividades cotidianas debes plantearte con intensidad esta pregunta: ¿Quién soy yo?. R.Malak

Conciencia – 20 de Junio 2016

20 junio

Las personas hemos sido condicionadas a creer que somos limitadas, no completas. Como identidad sentimos la necesidad de objetos, dígase: comida, techo y abrigo, sumando que en cualquier tiempo se requiere una casa, un trabajo, relaciones, hijos, etc. Nos sentimos incompletos al identificarnos como un sujeto que elabora un juego de esfuerzos para buscar objetos necesarios y para evitar los no deseados, acciones que construyen una constante presión por evitar el sufrimiento.

Si yo sé ahora que yo soy y supongo que eso comenzó en algún momento, significaría que antes no sabía. Si esa conciencia vino, entonces es de lo físico, es impermanente, es un conocer de los cinco sentidos y los conceptos, o sea, atrapado en los estados de la mente. Por otro lado, si es un saber como análisis, la visión de ese saber también desaparecerá debido a que tanto el saber como el ignorar están en todos, como extremos en la conciencia esencial.

La intuición, cuando se muestra, se podría definir como un destello, no es que se desarrolle poco a poco sino que es un conocimiento inmediato, una certeza no racional. El conocimiento intuitivo muestra como el sujeto, el objeto de su conocimiento y el acto de conocer, son contenidos en lo absoluto de Sí mismo como pura conciencia, donde no existe la dualidad.

Más allá del pensamiento yo está lo no manifestado, la causa sin causa de todo. Incluso hablar de reunir a la persona con el sí mismo no es correcto debido a que no hay ninguna persona, sólo una imagen mental a la que se da una realidad relativa por convicción.

Nada fue dividido y no hay nada que unir; mirando desde lo esencial, si pudiéramos llamarlo de algún modo, diríamos que es el único estado verdadero. Quien conoce es la conciencia, prestando toda la atención al momento.
En la vida se asoma una inteligencia mucho más efectiva que el funcionamiento de la mente, y cuando se evidencia, sucede el darse cuenta del trasfondo de si misma como pura conciencia esencial, como lo absoluto. R.Malak

Conciencia Centralizada

Conciencia centralizada

P: Quería hacerte una pregunta, si no es mucha molestia, claro. Quiero tener una imagen, un apuntador en mi mente que me ayude a entender esto. Yo no soy una persona, soy conciencia, que es consciente de este momento y todo lo que ocurre en él (por ejemplo comerme una gelatina). Tú también eres conciencia, eres consciente de este momento y de lo que ocurre en él (por ejemplo leer un libro). La pregunta es: ¿ tú y yo, somos la misma conciencia? y si es así ¿por qué no somos conscientes de lo mismo en este momento? porque yo no soy consciente del libro que tú lees ahora, por ejemplo.

R: No es ninguna molestia contestar tu preguntar, por lo demás, muy lógica y bien planteada.
El Ser Conciencia que es el mismo en ti que en mí, no hace diferenciaciones. Desde esa perspectiva no hay dos, no hay cosas, solo hay conciencia. Esta conciencia se centraliza como yo, como tú, y desde la perspectiva de la conciencia centralizada hay cosas, y se capta lo que concierne a tal centralización, y no lo que concierne a otra. Es precisamente lo que llamamos manifestación del Ser. Para que esto ocurra, hay una función de la conciencia que llamamos mente, la cual asume el ser como separado de las cosas, le otorga identidad y procede a generar la dualidad. Ahí entonces hay muchas cosas, muchas personas, muchos mundos individuales. Se arman las historias de cada quien, y no hay conocimiento de lo que el otro capta.
Si te surgen más dudas puedes preguntar. Un abrazo grande.
P: Muchas gracias por contestar maria luisa.
Considera que tienes un amigo en Perú (Emoticón smile), he logrado cierta paz interior investigando acerca de la existencia misma, del momento presente, de la no dualidad. por cierto todos tus vídeos los entendí a la perfección, aunque aún me surgen algunas dudas.
Si te entendí correctamente, desde mi espacio de conciencia no existe “yo y maria luisa” solo hay conciencia y lo mismo desde tu espacio, por eso somos “conciencia” y no porque ocupemos fisicamente el mismo espacio de conciencia.

R: No hay tal cosa como mi espacio de conciencia en lo referente a la conciencia esencial…. cada vez que hay mio y tuyo, es porque la mente está haciendo diferencias. Hay una sola conciencia, pero se manifiesta como yo separado, y eso es que se centraliza, un punto dentro del espacio, un individuo dentro del anfiteatro de conciencia. Esto es centralización, lo mio, el yo. Cuando no hay mio, ni yo separado, entonces me expreso sin diferencias, aunque siga presenciando un cuerpo, la mente, la historia. El que haya algo que presenciar, objetos en la conciencia, requiere un sujeto que las percibe. Esto genera la ilusión de ser alguien diferente de lo observado. Es una ilusión en la conciencia.

 

Concepciones erróneas – Entrega de la cuarta semana de Abril

Concepciones erróneasLa plenitud no viene de afuera

22 abril 2015

La generalidad de los que siguen una vía tiene la esperanza de que algo los despertará, que algo los sacará del sufrimiento. Tarde o temprano nos damos cuenta de que nada que provenga del exterior podrá dar esa plenitud de ser que es la vivencia no-dual, donde no estorban las distinciones entre sujeto y objeto, y solo sobreviene la unidad pura y sin atributos, donde yacen los tesoros de lo esencial indescriptible y la verdadera felicidad.  R.Malak

La certeza está más allá de una mirada ideológica

23 abril 2015

Nuestro cuerpo varía de día en día, y aunque vemos que existe sin ninguna duda, sabemos que no dura para siempre, que tiene una existencia relativa y no permanente. Sabemos que se va deteriorando hasta que sobreviene el deceso, de allí que se diga que el cuerpo es temporal. Esto nos confronta con lo inevitable: la insignificancia del existir, lo irremediable de la muerte. Ante ello construimos vocablos relacionados con lo eterno, e ideologías que apuntan a la trascendencia. Las ideologías construyen una cerrada visión del mundo que lo explica todo. Probablemente se trate de una defensa del ego, construida por su propia inestabilidad. Fuera de esa mirada ideológica negativa y materialista se presenta profundamente lo Real, sumergida dentro de uno la certeza de que lo que soy es verdaderamente Si mismo, esencialmente indescriptible. R.Malak

Con la iluminación no se gana nada

24 abril 2015

¿Vale la pena intentar comprender la vida? Muchas personas que dicen haber recibido cierto grado de iluminación se quejan de que no han ganado nada, y sus experiencias siguen siendo demandantes. Ellas todavía tienen tantos problemas como antes. Las aflicciones no desaparecen y continúan manifestándose como siempre.

En la realización, en cambio, se está más consciente de los problemas y se sabe cuándo surgirán y cuándo se está sufriendo plenamente, conociendo claramente la situación. Sí mismo es auto-luminoso, se muestra como el conocimiento y se manifiesta igualmente a través de todos los objetos y todas las formas. En cambio el cuerpo es una combinación de los elementos materiales que se han producido en el transcurso del tiempo. La conciencia de Sí mismo es imperturbable, mostrándose como Ser, Conciencia y Plenitud, y esto es el verdadero conocimiento. R.Malak

La búsqueda de la perfección se sostiene en una idea ilusoria

25 abril 2015

Los pensamientos que vienen y van por sí mismos no crean residuos, los que surgen con deseo crean residuos pero son más leves que los residuos formados por palabras y actos. No somos responsables por las aves que cruzan el cielo, solo por las que hacen nido en nuestras cabezas. Cuando nos conocemos a nosotros mismos en la esencia profunda, es decir, en el centro del Ser, es cuando se conoce lo Divino. La idea ilusoria reforzada por la creencia de que la realización es obtenible por unos pocos extraordinarios y elegidos, es el error que brota por alguna imagen de la búsqueda de un estado de perfección. La realización no tiene nada que ver con estas creencias. Cualquiera que sea el camino que uno elija, siempre tendrá alguna expectativa en la mente. Extraños son los que alcanzan la realización sin las enseñanzas de la experiencia del no ego. La iluminación, por lo general, se refiere a toda clase de experiencias de tradiciones espirituales, gente de distintas tradiciones puede tener la sensación de la integración con Todo. Una vivencia superficial durará un corto período de tiempo y una experiencia más profunda durará más tiempo. Con una vivencia más profunda la persona percibirá todo más claramente. R.Malak

Realización es notar que no hay exterior o interior

26 abril 2015

Si no le interesa lo que digo hay un final para esto. Si le gusta lo que digo, por favor trate de entender qué influencias tiene para que le agrade. Si le agradan algunas de las cosas que digo y le desagradan otras, podría tratar de entender por qué. Si le desagrada todo lo que digo, trate de averiguar qué lo mueve.

Imagine un receptáculo vacío: el espacio interior de un jarro es igual al espacio exterior, la forma separa el uno del otro. Nuestra mente esencial parece estar encerrada entre las paredes de nuestra mente cotidiana. Cuando aparece la realización es como si el jarro se rompiera. El espacio interior se integra con el espacio exterior, se convierten en uno, y en ese mismo instante nos damos cuenta de que nunca fueron distintos ni independientes el uno del otro; siempre fueron lo mismo, el Ser. R.Malak.

Los objetos no tienen existencia independiente

27 abril 2015

Constantemente se hace referencia a la  Conciencia, es como decir: “el cielo es azul”. No hay tal azul en el cielo, es solo una ilusión, de igual modo la Conciencia no tiene contacto con los objetos, ni con la apariencia de los objetos, ellos no existen, son solo una ilusión. Es la ilusión de la mente que, como función de la Conciencia, construye los tres tiempos (pasado, presente, futuro). Las personas perciben un porvenir, son como los que pueden ver formas en el cielo.

Ser, Conciencia  y Plenitud es presente activo, es presente sin fin y aespacial, en cada instante es el centro del tiempo. Ser subsiste por sí mismo, no necesita de la injerencia de otra cosa para existir, su naturaleza lleva en sí las condiciones y elementos esenciales necesarios para su existencia.

En comprensión no hay dualidad. La mente construye con su conocimiento al Ego, el cual es relativo y requiere un sujeto y un objeto, mientras que la presencia consciencial, Sí mismo, no necesita objeto. R.Malak

El universo resulta de la ideación mental

28 abril 2015

La naturaleza original del universo se expresa ante nuestros ojos volviéndolo manifestado y perceptible, ya que es el resultado de la ideación mental. Su manifestación en los planos, desde los más sutiles hasta los más densos, es un espectáculo de sombras y figuras que refleja sucesivamente, de modo incompleto e imperfecto, lo que está ocurriendo desde la Conciencia, que, en forma fiel y perfecta, se desenvuelve como un Todo. Es así que conocer la naturaleza de la mente es conocer la naturaleza de todas las cosas, la esencia oculta, la naturaleza interior. Es la verdad fundamental de esta vida y conocerla constituye una oportunidad sagrada para vivir en plenitud. Aunque todos tenemos la misma naturaleza interior, no nos damos cuenta de ello porque está encerrada y envuelta en nuestra mente individual cotidiana. R.Malak

Que venga lo que venga

29 de abril 2015

Algunas ramas de la psicología actual plantean que la mayor parte del actuar de las personas está ya programado desde el subconsciente. Sin embargo, añado que “el yo” – o ego- comanda el accionar de la persona y determina, de modo autoritario, el pensamiento y las acciones. La racionalidad se encuentra bajo su dominio y muchas veces sus procesos no son adecuados porque son filtrados por la programación.

Trascender esta cuestión algunos maestros dicen que consiste en no hacer nada, dado que toda la manifestación – o procesos que provocan felicidad y sufrimiento – son alimentos de la ilusión. La acción y la no acción son ilusión, incluyendo el recuerdo, que es relativo dado que se requiere alguien que recuerde y algo que recordar, o sea, sujeto y objeto. Estos planteamientos no coherentes, y aparentemente sin sentido, en los que no hay nada que hacer, en los que se recomienda salir del proceso mental y dejar de estar atrapado en el pasado, tienen sentido cuando aprendemos a vivir sin especulación, sin protección, expuestos a lo que se presente, viviendo en el santuario de lo Real, en plenitud desde la plenitud, y que venga lo que venga. Bajar a la tierra, ser consciente de estar aquí sentado, caminando, riendo o llorando, el cuerpo, yo mismo, y nada más, sin pensamientos, sólo darnos cuenta, ser conscientes de estar aquí, en paz y alegría interior. R.Malak.

El concepto “conciencia”

30 de abril 2015

Conozco tres modos que se usan cuando se hace referencia a “conciencia”, y cuando uno los escucha podrían parecer iguales, sin embargo no lo son:

La primera se refiere a tener conciencia. Se habla de esto cuando está relacionado con las virtudes éticas, y la persona dice: “tengo la conciencia tranquila”, refiriéndose a que su accionar no contradice lo que ella acepta.

La segunda se emplea cuando se es consciente o se da cuenta de sus emociones, de sus pensamientos, del funcionamiento de su cuerpo, de sus virtudes o defectos, dice entonces: “soy consciente”.

La tercera está aplicada a lo que se conoce como lo Real, lo indescriptible, lo que no cambia, lo que está presente en todo y sostiene todo. Es la Realidad, Ser, su movimiento se nombra como Conciencia, provoca plenitud, pura felicidad, es lo que Soy, Sí mismo, desborda todo, y como función opera a través de la mente la cual permite conocer los extremos. Es Conciencia primordial, pura y primigenia, que se expresa como inteligencia, belleza, creatividad, luz, amor. Es radiante, autoevidente y siempre despierta. R.Malak