Archivo de la etiqueta: auto-conocimiento

¿De qué modo puedo percibir lo real? Entrega de la tercera semana de abril.

No hay separación

No hay separación

15 abril 2015

¿Acaso cierta parte del Todo desea experimentar la separación? Suponiendo que eso es correcto, al pasar el tiempo la inclinación se efectúa y se convierte en una forma, es decir tiempo-espacio. Así el mundo material y finito se moverá por las leyes naturales, que se desarrollan como una estructura especial y la Conciencia, aparentemente, se muestra separada de Sí misma. No obstante, esta cuestión que todos vivimos día a día no es así.

La conciencia no se separa, ni se divide en partes, ni se independiza, de hecho no existe tal separación, es solo un espejismo, una ilusión. La naturaleza misma, a través de su proceso, construye a la persona que es el yo representado por la mente. El ego es la imagen mental que tenemos de nosotros mismos, de ninguna forma es el Ser que somos realmente. El yo es la identidad, persona, variable y dispersa, este sentido de identidad evoluciona y se transforma. Cualquier cosa que hagamos o pensemos desde esta identidad o reflejo, nunca está fuera ni deja de ser parte de la Conciencia. La aparente separación siempre es parte de lo que Es. Aunque la repetición del error nos haga suponer que es real, esta ilusión construye el sufrimiento. R.Malak

Cuando desaparece la idea queda solo conciencia

16 abril 2015

Lo que soy se manifiesta en forma concreta, no me convierto en algo que no soy, soy desde el principio. La ciencia expresa que tenemos pensamientos, sentimientos, deseos, todo un cúmulo de energías que hacen funcionar mi cerebro y mi cuerpo. Estas energías impulsan a que aparezca el “yo”, el cual posteriormente construye un Ego que varía con el tiempo y se enriquece o se devalúa.

Por ahora no intentaré poner en duda la existencia del mundo, ya porque sea material o porque sea una estructura teórica, y dejaré que cada cual intente validar esas aproximaciones. De lo que no nos debe quedar duda es que el “yo” existe como una conciencia subjetiva, aunque esta visión de la realidad está enturbiada porque estamos acostumbrados a  tomar al ego como lo real, como la sustancia.

La pregunta en esta ocasión es: ¿de qué modo puedo percibir lo real? Cuando aparece una idea de cualquier naturaleza no es que nos transformemos en entes que perciben de modo adecuado o inadecuado. El conflicto consiste en que el ego se retroalimenta de la idea pero luego hay que saber que cuando desaparece la idea queda solo conciencia. La incomprensión de esto provoca la creencia de que hay objetos apareciendo en el mundo externo y un individuo percibiéndolos, dando así inicio a la dualidad. No hay identidades diferenciadoras del mundo, todo es pura conciencia que compone la opción de que hay objetos percibidos y un sujeto que los percibe. Lo real es pura conciencia desde Sí mismo. R.Malak

Todo es interdependiente de la Conciencia

17 abril 2015

Digo que el mundo en el que nuestro ego está inmerso es un fenómeno ilusorio, un espejismo, es temporal y siempre cambiante. Su valor es relativo y depende de lo que consideremos como real, no satisface las ansias por expresar nuestra verdadera naturaleza. Los sentidos son lo que le dan existencia a los objetos, por tanto no es extraño decir que para la generalidad de las personas la evidencia acerca de la existencia del mundo es la que le entregan los cinco sentidos.

Siguiendo este diálogo, el proceso de la mente le da sentido a las percepciones sensoriales de cualquier naturaleza, y por ende, todo es interdependiente de la Conciencia. De allí es que se diga que todo es Conciencia que participa en la producción de la percepción, y obviamente, la percepción es pura Conciencia.

La mayoría de las personas no saben qué es lo que son, se sienten unidades independientes ignorando que son conciencia, a lo más suponen que la consciencia es algo que les sucede, o una cualidad que poseen. Ser libre se produce al conocerse a sí mismo como la conciencia que está detrás de la voz, detrás del pensamiento. R.Malak

La idea de ser el hacedor

18 abril 2015

El ego siempre está buscando, busca añadirse algo más de esto o de lo otro para completarse. Esto explica la preocupación compulsiva por el futuro. Cuando uno se da cuenta de que está viviendo para el momento siguiente ya ha salido del patrón mental del ego, con lo que surge la posibilidad de elegir el prestar toda su atención a este momento.

El ego es expresión de la realidad, aparenta tener libre albedrío, pero al moverse en el plano tiempo-espacio su libertad es muy relativa, y cuanto más intente mostrarse egoicamente más será restringida esa libertad, dado que queda bajo el dominio del proceso conocido como causa y efecto, llamado karma en oriente. El ajuste a las manifestaciones del karma es inversamente proporcional a la comprensión de la Realidad en la cual se manifiestan cuando se efectúan con la creencia ser el hacedor. R.Malak.

Cocktail del sentido de “yo”

19 abril 2015

¿Qué problema se le presenta a la persona que pretende buscar lo Esencial? Quizás supone que necesita una gran fuerza, o quizás intenta con ánimo sincero elevar su comprensión aunque sea por un tiempo, poder participar, entender y luego trascender sus limitaciones. Muchos tratan de buscar atajos para llegar a lo que suponen que es el fin último, todo esto relacionado con el objetivo que se tenga en mente, para luego comenzar senderos complicados que los impulsan a probar modos raros y ajenos. Aquí va mi pregunta: cuando usted se mira en el espejo, ¿qué ve? Si me dice que es un ser humano, mi referencia es que está viéndose como cuerpo-mente-emoción, un cocktail del sentido de “yo”, que varía de instante en instante. Desde luego que dirá que algo permanece en usted que aúna todos esos cambios que día a día e instante a instante van y vienen. Tal vez sería más fácil decir que soy conciencia que, de trasfondo, es obnubilada por el ego asimilador de procesos históricos, por una memoria y por un proyecto lanzado al futuro que ciega la comprensión. R.Malak

No existe el yo falso

20 abril 2015

La pregunta que aparece ahora es: Si hay un yo falso, ¿dónde está el yo real? Esto está relacionado con la capacidad de darse cuenta en todos los seres vivos, especialmente en las personas. Se tiene la apreciación de los sentidos referidos al color, calor, sonido, olor o dolor y placer. También la cualidad de la mente de procesar los pensamientos e ideas y asociarlos a la sensación de identidad, colocándola en el espacio y el tiempo.

Obvio que no hay persona que no sea consciente de sí misma, pero no conoce su verdadero Sí mismo. La cualidad de la mente elabora desde el pasado un sentido de identidad y proyecta al futuro lo que pretende ser u obtener. La mente, esa cualidad funcional de la conciencia que está diseñada para filtrar los extremos, asume que lo que ve y racionaliza por medio de sus juicios es lo conveniente. Evaluamos pensamiento tras pensamiento, y esto crea el yo, y la idea de la existencia surge de nuestra interacción con el medio ambiente. Contestando la pregunta original, no existe el yo falso. Es un ropaje funcional que, como una armadura, nos protege del medio y nos rigidiza y aísla en forma exagerada, impidiéndonos vivir en plenitud. R.Malak

La Verdad no se enseña

21 abril 2015

La vida es un movimiento eterno, una mezcla de impulsos y juegos de la inteligencia, que se produce en el cuerpo humano como relación de contenidos que involucran, además, al macrocosmos. Así, como ejemplo, por mucho tiempo se supuso que el sol giraba alrededor de la tierra, lo que fue aceptado por eones. El hombre primitivo interpretó lo que le parecía obvio, la tierra parecía una superficie plana y el sol parecía surgir del Este, atravesar el cielo y ponerse en el Oeste. Esta apariencia fue considerada como verdad, y aun usamos los términos salir y ponerse en relación con el sol. Es así que lo que parece obvio a veces se torna muy complicado -entender la realidad, por ejemplo-, y la dificultad consiste en que nos hemos vueltos extraños a nosotros mismos. Entender la vida tal cual es se presenta como la máxima felicidad, y su contrario son los conflictos que nos sumergen en el sufrimiento como personas resentidas y egocéntricas. El principal error es suponer que estamos separados de lo Divino.

Un apuntador puede enseñar lo que es enseñable, en cambio, la Verdad no se enseña, porque lo absoluto es no-dual, no acepta ser descrito y transformado en un objeto de investigación. Una primera recomendación: haga lo que haya que hacer en cada momento, sin pensar en los resultados de su acción. Si se mueve de ese modo, lo que hay que hacer es lo adecuado. R.Malak

Anuncios

Entrega del 8 de abril al 14 de abril. Afirmaciones que señalan hacia lo real.

Percibiendo con el filtro de las creencias

8 de abril 2015

Existe un modo de percepción que cada cual ha desarrollado a través del día a día, y usado de manera reiterativa. Se puede comparar a un sistema de creencias el cual siempre conservamos. Quien cree una cosa determinada, constantemente filtra la realidad y de esa manera la ajusta a sus creencias. Por tanto, parece muy importante saber cuáles son nuestras creencias más queridas, y cuáles son los apegos más fuertes que tenemos, dado que el estado natural de ser no está cristalizado por ninguna manipulación, ni del cuerpo ni de la mente.

El estado natural de ser aparece como algo espontaneo, no requiere esfuerzo alguno y tampoco es necesario seguir alguna disciplina, es obviamente el regreso a nuestra forma natural de ser. Por tanto, el principal problema es que la mente siga guiando y determinando qué tipo de experiencia tenemos, así se convierte en una gran dificultad reconocer cuál es nuestra forma original.

El principal problema, al que estamos acostumbrados, es que nuestra mente sea la que establece los pensamientos que tenemos, las sensaciones y las creencias, construyendo nuestro ego, el cual nos hace decir yo, identificándonos con nuestro cuerpo. Cuando sabemos esto es el momento de decir que nuestra conciencia es lo que realmente somos. Ella es anterior a todo, anterior a nuestras creencias, anterior a los pensamientos, incluso anterior a cuando digo “yo”. Es conciencia de Si mismo, lo Real. R.Malak

Mercado Espiritual

9 de abril 2015

El mercado espiritual está en oferta: ascensión, almas gemelas, chakras, cuentos, cursos, despertar, lugares mágicos, maestros, niños cristal, niños índigo, nueva tierra, nuevo mundo, otros seres, paradigmas, trabajo interior, viaje astral, las eras de índigo, almas gemelas, tarotistas, ETs, poetas, ambientalistas, creadores de todo tipo de pensamientos e ideas, creyentes de todas las corrientes filosóficas, seguidores de maestros, alumnos de escuelas esotéricas, ateos, fanáticos de todo tipo, religiosos, y, al mismo tiempo, oleadas de seres de luz, de espiritualidad de distintos tipos, búsqueda de conciencia, seres que viven con el corazón abierto y la mente lúcida.  Ante este ofertón es preciso saber que la conciencia no es un pan recién horneado, carece de metas aunque contiene todo. Es puro amor en sí mismo y se despliega con el conocimiento de yo soy. La conciencia no es un producto ni algo que poseamos, es plenitud, es Sí mismo. R.Malak

Recuperar la capacidad de expresar la felicidad

10 abril 2015

El yo se retroalimenta de la energía de existir. Este ego, confundido con recuerdos, mezcla todo tipo de emociones pasadas, y reconstruye a la persona con sensaciones enturbiadas basadas en lo que alcanza a recordar o lo que la memoria le permite.

Una persona que ha perdido la capacidad de expresar su felicidad y pretende recuperarla, no necesita saber la razón de su pérdida, pero sí cómo la perdió. Las razones son cuestiones que describen los eruditos, en cambio los instructores intentan hacernos comprender que estamos envueltos en ilusiones y sumergidos en búsquedas de fantasías y cantos de sirena, situaciones intencionalmente fomentadas por la cultura del deber ser.

Mientras se busquen los logros desplegados por el sistema, se está como quien bebe agua salada, teniendo constantemente sed de más y más cosas y productos. Lo esencial no está fijo, es pura felicidad, no podemos clasificarlo en ideas y conceptos, no se puede entender con la mente. Tú eres lo que está aquí y ahora, ya, y a mí me toca espejear tu rostro verdadero. R.Malak

Mente como agua o como miel

11 abril 2015

Las cosas demandantes que nos rodean, que nos deslumbran con su aparente belleza y estimulan el consumo, lo hacen de forma tan intensa que parece difícil desapegarse. La sociedad, en forma permanente, nos informa que los problemas se resuelven con algo que está fuera de uno mismo, por tanto, no es de extrañar que intentemos buscar la solución en medicamentos, algunos en la bebida, otros en cosas, cualquier cosa con tal de volver agradable el entorno. Incluso si aparece una depresión aumentan las ansias de buscar, de depender de servicios exteriores. Nos dicen que solos no podemos solucionar nuestros problemas, que siempre deberemos requerir de alguien para que haga el trabajo por nosotros, ya sean médicos, consejeros, psicólogos, terapeutas, gurúes, la bebida, la compañía o el consumo de cosas.

 El instrumento adecuado para conocer el mundo es la mente, ella es la función de la conciencia que está preparada para entender la dualidad. Uno de sus atributos desconocidos es que presenta dos estados: uno como agua y otro como miel. En el estado como agua la mente vibra a la menor perturbación, mientras que en el estado como miel, la mente, por mucho que se la perturbe, retornará rápidamente a la inmovilidad, lo que contribuye a una comprensión más precisa y esta permite que emane la inteligencia sin obstrucciones. R.Malak

Los tres estados de la mente

12 abril 2015

Sabemos que somos, pero no sabemos cuál es nuestra verdadera naturaleza, un gran porcentaje de la población están sumergidos en la angustia y en la ansiedad, muchos están atrapados por distintos tipos de miedos o por pesimismo y la desconfianza. Es en el estado de la vigilia que pensamos que somos un cuerpo, y es aquí cuando nos sentimos fuertes o débiles, jóvenes o viejos.

En cambio, en el sueño con sueños, como entes pensantes estamos atrapados por lo que estemos viviendo, sea de placer o de angustia, o lo que es más probable es que se repitan una suerte de procesos que hemos tenido pendientes y que los pensamientos construyen para nosotros. En el sueño profundo la mente se ha sumergido (la mente es la función de la conciencia que interpreta procesos duales) en el sueño profundo se abandona la certeza de la existencia quedando un pozo de plenitud.

Diariamente experimentamos estos tres estados y sin embargo no sabemos cuál de ellos representa nuestra verdadera naturaleza. Nuestra experiencia de cuerpo y sentidos continúa manteniendo la ilusión de que lo que somos, una conciencia individual limitada, sólida y localizada, que se encuentra separada del conjunto y de todos los demás seres, ante esta duda demandante es que aparece la pregunta reiterativa ¿quién soy yo? Y es la búsqueda de la explicación la que requiere una investigación seria. R.Malak.

No soy el cuerpo

13 abril 2015

Todo, absolutamente todo, aparece en la conciencia. Atrapados en la manifestación, disfrutamos del cuerpo, del existir, atrapados en la construcción teórica llamada tiempo. La tendencia es elaborar un plan o modelo de vida, una manera de existir, apoyados por sistemas y mecanismos de diversos estilos.

Ocasionalmente se usan modelos armados de miedo, preocupación, ansiedad, diseñados por necesidad o por equivocadas enseñanzas que nos mantienen desalentados y llenos de dudas. El escepticismo es el tejido y el material mental con que tejemos nuestra vida. Así que no es  extraño que continuemos atrapados en enredos, que, como poderosas montañas, se vuelven difíciles de cruzar. Ellas son los procesos normales que provocan la construcción de un ego dependiente.

Podemos, desde ya, elaborar un nuevo plan mental que esté armado de silencio. Provocará paz, armonía, alegría y bienestar, y además traerá prosperidad. Reclame este plan como suyo. Es preciso saber que no soy el cuerpo ni la combinación de ningún tipo de elementos materiales. En mí no participan con exclusividad los sentidos, aunque cooperan aportando antecedentes. Soy lo que Soy, pura plenitud que de instante a instante expande felicidad en mi caminar, dispersando el error y el falso juicio. Usted no me es ajeno. R.Malak

El presente activo es lo real

14 abril 2015

El día de hoy es el más importante de vivir porque es el único que existe. La plenitud es la máxima alegría. Observo compasivo las doctrinas de todo tipo, que, por lo general, intentan alejarnos de la confusión. Apuntan principalmente hacia el mundo de las ideas armadas, hacia la dirección de nuestra mente y nuestras emociones, hacia la búsqueda de lo que llaman “cosas serias”. Este modo cristalizado da preferencia a lo formal y a lo moral, planteando que veamos el mundo como creen que es adecuado.

Todas las experiencias, y cada una de las cosas que componen nuestra vida, dependen de cómo hemos interpretado el vivir, y de la naturaleza de los pensamientos con que construimos la ruta mental que arma, de instante en instante, lo que hemos planificado.

El esfuerzo por darnos cuenta de nuestra naturaleza real se presenta para algunos como el primer deber. La realidad es intangible, auténtica, y consume la tendencia equivocada de validar solo lo que provoca apego. Como resumen, diré: “hoy es el día más importante”, es el único día que viviré, el presente activo es lo real. Dejemos que lo que Es se manifieste a nuestra comprensión, hoy es lo real. R.Malak.

Eres lo real

Libar

Eres lo real

Libar de lo esencial

No supongas que uno, que es pura plenitud, tiene como objetivo el iluminar a los que no son conscientes, o elevar a las personas mundanas a lo real. Para uno como “ese”, no existe yo y el otro, por tanto no hay nadie a quien elevar; no hay cielo ni infierno, y el destino es una falacia, un juego teórico impulsado por las doctrinas establecidas. Todos caminamos por los intervalos de las ideas, moldeamos las formas del momento, y yo, como tú, no sigo falsos ídolos que vierten sus vocablos cocinados a fuego lento.

No es que los ojos de la mayoría estén cerrados a la comprensión, lo efectivo es que ellos cuentan las palabras y las sílabas para estrujar un entendimiento racional. Mi recomendación es: “abre tu corazón, las palabras girarán constantemente, absorbiéndose de mil maneras”.
Si lo real es lo que somos en nuestro interior ¿por qué no es evidente para todos? ¿Por qué no hay más gente que sea consciente de eso? La respuesta compartida es que la conciencia se ha centralizado, quedando vuelta hacia lo fenoménico y las actividades demandantes. Cuando la conciencia, que vuelta hacia fuera es llamada mente, se vuelve hacia si mismo, se auto-conoce, abandona las obstrucciones y se despliega dentro de Si mismo. El fuego de la mente, por ósmosis, se llena del espíritu de la libertad. Eso no es merecimiento, pues ello equivaldría a categorías mentales, y como el tiempo y el espacio, cambian según la costumbre. Uno, como las flores que se abren en el fondo del bosque, no busca a las abejas; ellas, trabajadores de lo real, las encuentran y liban del néctar y de su belleza. R.Malak