Archivo de la etiqueta: auto-conocimiento

Ni conocido ni desconocido – 10 de Agosto 2016

10 agosto

Con la costumbre de fijar la atención en el pensamiento, uno olvida la presencia de lo Esencial, y se apega a cosas que son intrascendentes como si fueran de la mayor importancia. Muchas veces por frustración, llegado cierto momento, cuando ya la razón no otorga satisfacción, algunos comienzan a buscar aliento en las cosas llamadas espirituales, se apegan a especialistas en estas cuestiones y siguen sus recomendaciones para orientar su vida, llevando a cabo prácticas u obteniendo objetos simbólicos y misteriosos en los cuales depositan su confianza.

Está visto que esos medios no ofrecen el resultado de serenidad, aceptación y comprensión que, sin saberlo, estamos en realidad buscando. La recomendación más típica que nos hacen es que busquemos objetivos claros, y así trazar proyectos que terminen con la ignorancia, para luego alcanzar los ideales que nos hemos fijado o nos han planificado. Dicen que a quien no tiene metas para la propia vida le faltan proyectos para llegar hasta ellas, y que la ausencia de proyectos vitales originaría falta de sentido, falta de tareas sentidas como propias. En base a esto solo me resta pensar que aparecería la senda como una meta a cumplir, una manifestación más de la expresión parcial o reflejo de lo Esencial.

De acuerdo al enfoque no dual lo Esencial, indescriptible, o Divino, o como quieras llamarlo, es cognoscible. Parece contradictorio lo que menciono pero es una realidad que es posible de comprender. Mi opción es que no supongan que lo Esencial es incognoscible -como el sentido que le dan los filósofos tradicionales o estudiosos de religión-. Lo que está más allá del espacio conocido es posible que lo mencionemos como incognoscible, pero lo Divino no es ni conocido ni desconocido en ese sentido. Lo cierto es que es más elevado que lo conocido o más allá de ello, y cuando se dice que lo Divino es desconocido se refiere a que no es posible dar cuenta de ello por medio de los sentidos, pensamientos o procesos mentales usuales.

Lo Divino es más que conocido, sostiene todo lo que soy como identidad y le da sentido a todo lo que hago, pienso, siento y realizo. Está más cerca de mi que yo mismo como identidad. R.Malak

Autoindagación – 2 de Julio 2016

2 julio

Si viéramos caer una piedra desde la orilla de un monte, enseguida supondríamos que hubo una causa. Si nos preguntamos cómo ocurrió estamos admitiendo que hubo una razón que afirme la ley de la causalidad, que explica que cada cosa es causa de otras que la siguen, y a su vez es el efecto de alguna otra que la antecede. Esto describe lo que ocurre con nuestro modo de pensar. Aceptamos que cualquier elemento del mundo está relacionado con otros elementos. No se requiere precisar cómo apareció esta idea, unos podrán decir que es comprensión inherente en todos y otros dirán que es la experiencia, pero la cuestión jamás ha sido resuelta. La pregunta ¿por qué? está precedida por otras preguntas y seguida por otras más.

La indagación de quién soy yo es lo más directo, realizar la esencia de poder que está en todos y que da la fuerza para la existencia de la multiplicidad. La meta es la senda misma, y el proceder es ser lo que somos en esencia, manifestarse, sin intención. Al pensar que somos el cuerpo nosotros creemos también que hemos nacido. La cesación de esos pensamientos es la realización de sí mismo.

Esto es encontrar paz y despertar del sueño del ego, del yo estructurado, y alcanzar el más alto y el más total de los logros, encontrar el sí mismo, paradójicamente reconociendo a la vez que nunca se perdió.

Uno puede intentar descubrir cómo acontece algo aunque no pueda averiguar la razón de por qué eso es así como es, ya que algo es como es debido a que el universo es como es. Armonizar, fusionar el cielo y la tierra, el espíritu interior, dejar pasar los pensamientos y las emociones, abandonando el egoísmo, esa es la senda. El punto central de toda enseñanza de la senda apunta a la auto indagación, a resolver la duda de ¿quién soy?, como una manera para reconocer la realidad. La práctica no es para adquirir algo nuevo sino para diluir las construcciones y estructuras que provocan la separatividad. R.Malak

Conocimiento – 22 de Junio 2016

22 junio.jpg

El mundo del pensamiento es interminable, y cada pensamiento nos lleva a un pasado recordado o a un futuro imaginado. La mayoría de la gente no puede detener los pensamientos, y así nos encontramos infinitamente perdidos en la ilusión, pero no nos damos cuenta. No es hasta que estamos presentes que nos damos cuenta de que nos hemos perdido en un sueño. No planteo la opción de detener los pensamientos solo conocerlos, ya es hora de dejar de dar vueltas a la rueda de la individualidad.

Metafóricamente se puede decir que los apuntadores señalan mapas que han de servir de orientación para un recorrido de facto y que debe ser realizado por el aspirante. Muchos hablan de aniquilar los deseos, diciendo que de ese modo aparecerá el conocimiento de la realidad absoluta, iluminando al individuo. La realidad no es alcanzable como un objetivo, así como tampoco podemos alcanzar a Sí mismo. El ego nos ata a nuestras posesiones, a nuestros asuntos, a nuestros bienes materiales que, tarde o temprano, tenemos que perder, y nos empuja también a satisfacer los deseos motivados por nuestros cinco sentidos.

El conocimiento de la realidad no es una acción en sí, se provoca cuando nos damos cuenta de que es hora de dejar de buscar los “cómo” y los “por qué”; ya estamos de frente al camino de regreso al origen, el lugar del cual no hemos salido. Es tiempo de identificar la realidad suprema, conciencia divina absolutamente autónoma y completa en sí misma, esa causa fundamental de la manifestación y del proceso de manifestación hacia su señalado logro. Se ha provocado la comprensión en forma espontánea, no inducida ni manipulada por el deseo, por los recuerdos o por heridas de situaciones pasadas, comenzando a residir en lo eterno en forma plena y total. El experimentador limitado se abandona a la conciencia absoluta.

La realidad es constante e idéntica a Sí misma, infinita, sin tiempo-espacio, no está determinada por la causalidad manifiesta cuando nos empapamos de ella en constancia, orden y no contradicción. Es no ambigua y por ende infinita. R.Malak

Conocimiento de Sí Mismo – 15 de Junio 2016

15 junio

Decía unos textos atrás que los pensamientos aparecen y se disuelven en la conciencia. Los pensamientos son como un arroyo que no para de fluir, y la mente es el lago en el que el mundo se convierte en ilusorio. Por otro lado, el ego es la expresión parcial o reflejo de Sí mismo. El conocimiento acerca de la naturaleza del ego es lo que permite vislumbrar algo de la naturaleza de Sí mismo y comprender lo que realmente significa la ilusión.

El ‘Yo soy’ y ‘sé que yo soy’, es estar en el origen. Este darse cuenta provoca silencio de pensamientos y aleja la ignorancia. Aquí es cuando podemos comprender hasta cierto punto la naturaleza de nuestro ego, que se mueve en los planos fenoménicos y vive en el mundo mental, recogiendo los pensamientos, sufriendo o gozando con las emociones y deseos.

Si mismo es lo constante, lo que permanece, es lo que es, porque si tuviera un pequeño cambio, un devenir, no sería constante. Toda esta investigación termina cuando la existencia egoica se diluye en la existencia eterna y ya no puede ser concebida como una existencia separada. Cuando las conexiones del apego son abandonadas se reconoce la unión con lo Divino, se recibe la pureza eterna, y no se vuelve a caer en el error, pasando a ser compañeros del jardín de lo esencial. Es el estado natural, hay un movimiento tranquilo y espontáneo, de ascenso, de reconocerse en Sí mismo y habitar en él en forma permanente.

Se vuelve el rostro hacia esta naturalidad, de forma consciente y con mentalidad en comunión. Esta no es una acción en sí. El conocimiento de Sí mismo es lo absoluto y directo, es una vivencia intuitiva. Esta unidad del Ser, o unidad de la existencia, constituye la realidad, y tomar conciencia de esto es realización. En la realización no hay que liberarse de nada sino comprender la ilusión como ilusión, nada de lo que liberarse. Ya está la libertad absoluta en el Ser. R.Malak

La enseñanza y el modo de vivirla

20150621_131855

El Ser de lo Divino es simultáneamente el Ser de todos

1 de mayo 2015

La dificultad que encierra el estudio serio de lo No-dual radica en la complicada exposición que hacen algunos de sus divulgadores. Aunque ellos miran desde su claridad, el común de las personas lo hace desde los pensamientos revueltos, confusos y las urgencias demandantes de la vida diaria que los impulsa a moverse en el mundo cotidiano y a hacer frente a sus necesidades. Hay dificultad en construir un sistema lógico de pensamiento para expresar y describir la experiencia No-dual, considerando plenamente que el Ser de lo Divino es simultáneamente el Ser de todos, y como Ser inmutable no aparece alcanzable a los ojos de quien lo observa a través de las agitadas olas de sus incontrolados pensamientos. Cuando se dejan llevar por los lineamientos señalados, más temprano que tarde se dan cuenta de que no hay nada que alcanzar. Aparece una mente equilibrada que percibe la realidad del mundo en armonía con la vivencia interior No-dual que se devela. R.Malak.

La vivencia no dual se hace posible

2 de mayo 2015

Los estudios de la Realidad, tal como se conocen, parece que se describieran exclusivamente para una determinada clase de personas que estarían en condiciones de comprender. Cuando se menciona a los que están más allá de lo superficial, se podría entender que se refiere a esos que son capaces de comprender las referencias no duales. Debo aclarar que no conozco personas que no tengan el hambre por saber las profundas verdades de su vida, y las menciones sobre lo que va más allá de lo cotidiano despiertan en todos un recuerdo de su interioridad, aunque no cuenten con un lenguaje que aclare esas verdades.

Lo real es fundamental y fluye inundando totalmente la mente y sus enfoques duales, por tanto no es posible razonarlo. Sin embargo la vivencia se hace posible y con ello se vive de una manera completa y total, en el silencio que embarga, sin poder describirse. R.Malak

La felicidad está en nuestra naturaleza

3 de mayo 2015

Cuando uno está profundizando en estas materias hay que dejar el intelecto a un lado y buscar el “Sí mismo” que está aquí y ahora; este “Sí mismo” no es cuerpo-mente-corazón. Uno puede comenzar a observar los procesos como si se observara el tráfico en la calle. Las gentes van y vienen, y uno observa sin registrar hacia dónde van ni de dónde vienen. Puede ser fácil al comienzo, luego uno encuentra que la atención puede quedar atrapada en algún nivel en particular y apagada en otros niveles, o quedar funcionando fuera del campo de la comprensión que depende de la mente. Uno puede aprender a conocer todos los niveles en que funciona la atención y aprender a conocer que no hay necesidad de buscar la felicidad pues ella está en nuestra naturaleza, siendo uno el que obcecadamente se obliga a vivir en niveles que se mueven entre el dolor y el placer. R.Malak.

Existencia incomparable

4 de mayo 2015

Lo primordial, elemental, presente en toda la naturaleza, es lo que Soy. No me refiero a la persona, ni a esto ni a aquello, ni siquiera a un concepto referido a lo impersonal. Se descubre exclusivamente en el silencio, el silencio, no como ausencia de ruido, sino que la mente no se mueve, ni hay diferencias de sujeto u objeto. Es plenitud infinita de Ser, sin calificativos, solo existencia incomparable, con atención que anima siendo testigo de lo que Soy, con alegría estática imposible de investigar, indefinible y de esplendor no comparable con algo aprendido o conocido o descrito. Estoy recogido en esta etapa de mi vida con tranquilidad y presenciando lo que aparece. R.Malak

Pura atención en presente activo

5 de mayo 2015

A la máxima latina: “age quod agis”,o sea, haz lo que haces, se le agrega: “et bene agis”. “Hagas lo que hagas hazlo bien”, lo que deja filtrado el hacer a un enfoque determinado por alguien, que establece qué es lo bueno o lo malo. Me quedo con: “age quod agis”, o sea, haz lo que haces, que propone que lo que hagas esté realizado con toda la atención. Mirar con atención, vestirse con atención, andar con atención, comer con atención, al igual que beber con atención, etc. Generalmente, mientras comemos hablamos, pensamos mientras caminamos, nos dividimos. Somos especialistas en dividirnos. Privilegio el no dividir lo indescriptible, lo que somos, en nada especial. No es un contenido físico, una idea, un camino o una meta, tampoco responde a un anhelo. Lo que somos es pura atención en presente activo. R.Malak

Todo es presencia

6 de mayo 2015

Nuestro punto de vista puede variar debido a las condiciones cambiantes que nos salen al paso cada día. Lo que hemos aceptado resulta confrontado por las impresiones inmediatas y el mayor efecto de la afectación se manifiesta en nuestras reacciones. Dicho de otra manera, el desarrollo de la razón y de las facultades de la mente objetiva de la persona está estrecha y definitivamente relacionado con la situación cambiante.

Es bueno saber que nos movemos en dimensiones indiscutibles: la somática, la orgánica, la psíquica, la mental, y finalmente la espiritual, que está en lo profundo. Conocernos implica empaparnos de estas dimensiones de Sí mismo. La observación sin juicio ayuda a fortalecer la determinación de comprender al ego. Descubrirse a uno mismo generalmente significa cultivar el entendimiento que da la fortaleza. Luego, cuando irrumpe la comprensión de lo inefable, en la que no hay individuo al que le ocurra esto – en este “no estado” – hay ausencia de persona. No se entra ni se sale de este “no estado”. Todo es luz, todo es presencia. R.Malak

Una manera de vivir

7 de mayo 2015

Lo que digo no es nada parecido a una filosofía de salón, no es una manera de pensar sino una manera de vivir, no nace de una curiosidad ociosa, ni tampoco es un simple juego intelectual. Se podría decir que, de alguna manera, estoy movido por la necesidad interior profunda de dar a conocer los secretos de la vida, alguien que pasa días laboriosos de disciplina y ve por la comprensión la transformación de su vida. Movido por la compasión hacia mis hermanos, intento interpretar la verdad que he experimentado, y trato de explicarla con el uso de la razón y de la lógica y con inspiración motivada por lo que emana del corazón. Muchos piensan que dejar la mente en blanco, no pensando en nada, forzando el cese de los pensamientos, conducirá a la realización. Lo cierto es que los pensamientos vienen y se van por su cuenta, generalmente alimentados por estructuras pasadas y caducas.

Los instructores pueden ser de varios tipos, reconozco con simpleza dos de ellos: el que transmite una enseñanza y a la vez educa el camino para llegar a su Sí mismo, y otro es el que sólo cumple con la primera función de transmisor de una enseñanza. R.Malak.