Archivo de la etiqueta: atención

PLENA ATENCIÓN

cuadro-ml

Como un pintor toma un lienzo y expresa su obra, así se dibujan los contenidos de conciencia en el infinito campo abierto de la atención.
Estoy sentada en el estudio biblioteca de nuestra casa, la ventana esquinera abierta dejando filtrar el fresco de la mañana nublada, y veo la parra que lleva varios días primaverales extendiendo sus zarcillos con incipientes racimos de pequeñasbolitas, futuras uvas negras y dulces.


Espacios de silencio quebrado por el paso de los autos y autobuses a escasos 10 metros de mí. Pajaritos trinan, perros ladran en la lejanía, y por ciertos ruidos deduzco que RMalak está en el patio trasero moviendo maderas y materiales para construir un horno casero.
En la pared un cuadro pintado por mi mamá, una María Luisa niña acariciando una bola amarilla, supuestamente un pollito de feria, y me vienen las memorias de un polluelo que creció en el jardín llegando a convertirse en un pollo negro con su pequeña cresta roja y que un día desapareció. Otra memoria, mi hermana revelándome, años después, como quien se confiesa de una culpa casi sepultada, que a ella se le cayó el indefenso pollo en el WC y se ahogó.


Estos recuerdos, estos sonidos, estas visuales, dibujan el cuadro de mi actual existencia, que como toda existencia tiene una historia. Ahora, en pasiva presencia y activa expresión simultáneamente, el pasado tiene un sentido que me otorga identidad. En el instante silencioso, vacío de recuerdos, solo hay una despierta atención, alerta como un gato ante la madriguera del ratón… ver qué viene ahora, cuál es el despliegue, qué información ofrece la mente.
Maria Luisa

Estar Atento – 16 de Octubre 2016

16oct

16 octubre 2016
En el presente activo hay una vivencia, hay un conocer inmediato, es un fluir de comprensión, un fluir de atención contemplativa respecto de aquello que está aconteciendo, es evidente.

Estar atento es una condición inherente a todos; sin embargo, la posibilidad de permanecer atentos sin inmiscuir la historia mientras fluye el deleite sobre el objeto radicado en el aquí en el ahora, pasa a ser una posibilidad complicada de experimentar para la gran mayoría, ya que la costumbre arraigada es usar el filtro de los procesos mentales que se mueven en el tiempo. Es más adecuado vivenciarla porque no es posible acumularla en la memoria como referencia futura.

No tiene sentido juzgar al mundo y/o juzgar a las personas, si estamos en armonía con lo que viene las respuesta serán adecuadas en cada instante. El medio ambiente nos sirve de estímulo, permite actuar como dueños de nuestra existencia, la vida se va expresando de manera normal. Nos damos cuenta de que podemos quedar atrapados en las urgencias del momento por instantes, sin embargo, vivir en el presente activo se convierte en el modo de vivir entregándonos el ver claramente de instante en instante.

No hay que confundirse con los eternos buscadores que acumulan conocimiento, aunque sea conocimiento espiritual, ya que ellos aspiran a recibir algo, siendo esa su principal dificultad, pues mientras dirijan la búsqueda hacia las formas que nos rodean no se darán cuenta de la realidad por muchos eones que pasen. En cambio, la persona seria reflexiona en las cosas con tanta lógica como le es posible, así también recurre a la inteligencia esencial, no de una manera casual, sino asiduamente.

El uso de la inteligencia esencial consiste, no solamente en saber cómo utilizarla, sino también en cuándo hacerlo. Lo esencial fluye momento a momento en un instante eterno, sin tiempo. Saberlo es dejar de aferrarse a la historia.
R.Malak

Atención – 8 de Julio 2016

8 julio.jpg

La atención suele ser fluctuante, se queda pegada a veces en lo cotidiano y ocasionalmente en lo interior de forma alternada.

Pensar es juzgar. En el instante en que uno piensa la mente se mueve como un tren de datos, acarreando todo un pasado y proyectándose al futuro. Debido a esa propiedad, la mente se transforma en constructora del yo virtual o funcional, su foco es exclusivamente hacia lo exterior. La mente es llamada por diferentes nombres: mente, intelecto, memoria, etc., debido a la diferencia en sus modos y no a alguna diferencia real.

El pensar es evaluar, es juzgar, no es posible pensar sin evaluar. ¿Cómo voy a pensar en una flor sin evaluarla? En el instante en que comienzo a pensar diré que es bella o que no es bella. Tendré que emplear alguna clasificación porque el pensar es clasificar. En el instante en que he clasificado una cosa, la he etiquetado, le he puesto un nombre, he pensado sobre ella.

De acuerdo a la tradición el mundo es ilusorio, no tiene existencia real. Esto significa que la mente nos ha hecho imaginar que el mundo es algo separado e independiente, ajeno a lo absoluto, pero en realidad no es así. Lo cierto es que las cosas sensoriales son como sombras ligadas a la persona.

Lo real viene de la esencia, no es posible separar una cosa de su esencia. Por lo tanto, si conocemos nuestra esencia, nuestra naturaleza interior, reconocemos la relación con el absoluto.

Cuando se produce una insatisfacción con todo, sobreviene una investigación que nos impele a descubrir la verdad. Percibimos la existencia a través de este vehículo de percepción y expresión y por todos los sentidos que tiene, el cual construye una existencia como si fuera un reflejo en un espejo, mientras que la existencia real se muestra para el que quiera ver. R.Malak

Atención – 7 de Julio 2016

7 julio.jpg

La comprensión de lo real no es un estado de conciencia diferente, ni consiste en reemplazar lo acostumbrado por algún éxtasis momentáneo. La comprensión es sumergir la mente para que se muestre de un modo nuevo y rejuvenecido, es adentrarnos en conceptos que nos llenarán de confianza abriendo espacios y resolver la vida de modos renovados, sin apartarnos ni transformarnos en ermitaños.

Cuando dirijo mi atención para certificar el nivel de comprensión, observo que se queda inmóvil, silenciosa, y me pregunto: ¿qué soy en suma? Existencia, sin duda, soy la conciencia esencial y el reflejo como conciencia centralizada, centralizada en el cuerpo-mente-emoción. Solo que se desconoce del ser esencial porque estamos permanentemente vueltos hacia fuera, a la periferia.

Actualmente la sociedad está sumergida en un escepticismo que pone en tela de juicio a la fe y a las tradiciones, produciendo resultados fuertes y contrarios a lo habitual. Las creencias religiosas, ideológicas, de moralidad y políticas, que incluyen las referencias al orden social, se consideran ahora no adecuadas. La reacción es un fuerte desdén que se manifiesta en la disconformidad observada actualmente.

A pesar de eso, considero que el escepticismo es saludable, ya que reemplaza con conocimiento a la fe y las creencias sin fundamento. Sabemos que el mundo está saturado de errores y engaños, y los jóvenes buscan con intensidad experiencias emocionales fuertes. Algunos quieren buscar dentro de Sí mismos, apartarse y encontrar en su interior las respuestas. Anhelan experiencias nuevas y duraderas que los guíen y repudian la antigua moral dogmática. Esta búsqueda de experiencias nuevas, de respuestas alternativas, es una de las razones por las que algunos recurren a drogas alucinantes.

La conciencia que se ha centralizado sostiene una cosa por vez. Esa característica provoca la identificación. Por ejemplo, si privilegio lo sórdido veo todo como sórdido, si privilegio la armonía para mi todo será armónico, y esto determina cómo nos presentamos hacia lo exterior. R.Malak

La enseñanza y el modo de vivirla

20150621_131855

El Ser de lo Divino es simultáneamente el Ser de todos

1 de mayo 2015

La dificultad que encierra el estudio serio de lo No-dual radica en la complicada exposición que hacen algunos de sus divulgadores. Aunque ellos miran desde su claridad, el común de las personas lo hace desde los pensamientos revueltos, confusos y las urgencias demandantes de la vida diaria que los impulsa a moverse en el mundo cotidiano y a hacer frente a sus necesidades. Hay dificultad en construir un sistema lógico de pensamiento para expresar y describir la experiencia No-dual, considerando plenamente que el Ser de lo Divino es simultáneamente el Ser de todos, y como Ser inmutable no aparece alcanzable a los ojos de quien lo observa a través de las agitadas olas de sus incontrolados pensamientos. Cuando se dejan llevar por los lineamientos señalados, más temprano que tarde se dan cuenta de que no hay nada que alcanzar. Aparece una mente equilibrada que percibe la realidad del mundo en armonía con la vivencia interior No-dual que se devela. R.Malak.

La vivencia no dual se hace posible

2 de mayo 2015

Los estudios de la Realidad, tal como se conocen, parece que se describieran exclusivamente para una determinada clase de personas que estarían en condiciones de comprender. Cuando se menciona a los que están más allá de lo superficial, se podría entender que se refiere a esos que son capaces de comprender las referencias no duales. Debo aclarar que no conozco personas que no tengan el hambre por saber las profundas verdades de su vida, y las menciones sobre lo que va más allá de lo cotidiano despiertan en todos un recuerdo de su interioridad, aunque no cuenten con un lenguaje que aclare esas verdades.

Lo real es fundamental y fluye inundando totalmente la mente y sus enfoques duales, por tanto no es posible razonarlo. Sin embargo la vivencia se hace posible y con ello se vive de una manera completa y total, en el silencio que embarga, sin poder describirse. R.Malak

La felicidad está en nuestra naturaleza

3 de mayo 2015

Cuando uno está profundizando en estas materias hay que dejar el intelecto a un lado y buscar el “Sí mismo” que está aquí y ahora; este “Sí mismo” no es cuerpo-mente-corazón. Uno puede comenzar a observar los procesos como si se observara el tráfico en la calle. Las gentes van y vienen, y uno observa sin registrar hacia dónde van ni de dónde vienen. Puede ser fácil al comienzo, luego uno encuentra que la atención puede quedar atrapada en algún nivel en particular y apagada en otros niveles, o quedar funcionando fuera del campo de la comprensión que depende de la mente. Uno puede aprender a conocer todos los niveles en que funciona la atención y aprender a conocer que no hay necesidad de buscar la felicidad pues ella está en nuestra naturaleza, siendo uno el que obcecadamente se obliga a vivir en niveles que se mueven entre el dolor y el placer. R.Malak.

Existencia incomparable

4 de mayo 2015

Lo primordial, elemental, presente en toda la naturaleza, es lo que Soy. No me refiero a la persona, ni a esto ni a aquello, ni siquiera a un concepto referido a lo impersonal. Se descubre exclusivamente en el silencio, el silencio, no como ausencia de ruido, sino que la mente no se mueve, ni hay diferencias de sujeto u objeto. Es plenitud infinita de Ser, sin calificativos, solo existencia incomparable, con atención que anima siendo testigo de lo que Soy, con alegría estática imposible de investigar, indefinible y de esplendor no comparable con algo aprendido o conocido o descrito. Estoy recogido en esta etapa de mi vida con tranquilidad y presenciando lo que aparece. R.Malak

Pura atención en presente activo

5 de mayo 2015

A la máxima latina: “age quod agis”,o sea, haz lo que haces, se le agrega: “et bene agis”. “Hagas lo que hagas hazlo bien”, lo que deja filtrado el hacer a un enfoque determinado por alguien, que establece qué es lo bueno o lo malo. Me quedo con: “age quod agis”, o sea, haz lo que haces, que propone que lo que hagas esté realizado con toda la atención. Mirar con atención, vestirse con atención, andar con atención, comer con atención, al igual que beber con atención, etc. Generalmente, mientras comemos hablamos, pensamos mientras caminamos, nos dividimos. Somos especialistas en dividirnos. Privilegio el no dividir lo indescriptible, lo que somos, en nada especial. No es un contenido físico, una idea, un camino o una meta, tampoco responde a un anhelo. Lo que somos es pura atención en presente activo. R.Malak

Todo es presencia

6 de mayo 2015

Nuestro punto de vista puede variar debido a las condiciones cambiantes que nos salen al paso cada día. Lo que hemos aceptado resulta confrontado por las impresiones inmediatas y el mayor efecto de la afectación se manifiesta en nuestras reacciones. Dicho de otra manera, el desarrollo de la razón y de las facultades de la mente objetiva de la persona está estrecha y definitivamente relacionado con la situación cambiante.

Es bueno saber que nos movemos en dimensiones indiscutibles: la somática, la orgánica, la psíquica, la mental, y finalmente la espiritual, que está en lo profundo. Conocernos implica empaparnos de estas dimensiones de Sí mismo. La observación sin juicio ayuda a fortalecer la determinación de comprender al ego. Descubrirse a uno mismo generalmente significa cultivar el entendimiento que da la fortaleza. Luego, cuando irrumpe la comprensión de lo inefable, en la que no hay individuo al que le ocurra esto – en este “no estado” – hay ausencia de persona. No se entra ni se sale de este “no estado”. Todo es luz, todo es presencia. R.Malak

Una manera de vivir

7 de mayo 2015

Lo que digo no es nada parecido a una filosofía de salón, no es una manera de pensar sino una manera de vivir, no nace de una curiosidad ociosa, ni tampoco es un simple juego intelectual. Se podría decir que, de alguna manera, estoy movido por la necesidad interior profunda de dar a conocer los secretos de la vida, alguien que pasa días laboriosos de disciplina y ve por la comprensión la transformación de su vida. Movido por la compasión hacia mis hermanos, intento interpretar la verdad que he experimentado, y trato de explicarla con el uso de la razón y de la lógica y con inspiración motivada por lo que emana del corazón. Muchos piensan que dejar la mente en blanco, no pensando en nada, forzando el cese de los pensamientos, conducirá a la realización. Lo cierto es que los pensamientos vienen y se van por su cuenta, generalmente alimentados por estructuras pasadas y caducas.

Los instructores pueden ser de varios tipos, reconozco con simpleza dos de ellos: el que transmite una enseñanza y a la vez educa el camino para llegar a su Sí mismo, y otro es el que sólo cumple con la primera función de transmisor de una enseñanza. R.Malak.