Archivo de la etiqueta: apegos

Atrapados en la identidad egoica – 15 de Agosto 2016

15 agosto.jpg

Desde el nacimiento, la enseñanza tradicional es que estamos en un mundo competitivo en el que nos enfrentamos a otros ajenos a nosotros. Aprendemos que lo de afuera es extraño a nosotros y eso lleva a establecer un enfoque hostil hacia el mundo exterior, considerando, por ende, que tenemos que conquistar el mundo, incluido el espacio. Dicho de otro modo, hacemos una guerra contra el mundo que nos rodea. Nacemos y desde ya se nos ubica de modo aislado, no nos vemos como surgir desde el mundo sino que venimos al mundo.

Aceptamos que el mundo cotidiano, con su encanto, induce a la búsqueda de logros, de objetos que las personas experimentamos, encontrando, la mayoría de las veces, más sufrimientos y conflictos que satisfacciones. Esta es una de las razones por las que llegamos a preguntarnos si existe algo permanente, que otorgue un descanso al miedo, la culpa, la inseguridad y la frustración, algo como el regreso a nuestro lugar de origen.

Todos, cual más o menos, somos partes que luchamos por igual tratando de conocer lo real. Dos personas con los mismos valores podrían, sin embargo, realizar elecciones diferentes en situaciones específicas. Esto no quiere decir que los valores no sean importantes para la decisión. Cuando tomamos la decisión de seguir una ruta casi nunca podemos decir exactamente por qué hemos elegimos ese camino y no otro, ni cuál ha sido nuestro proceso de pensamiento hasta llegar a tomar esa decisión.

La idea primaria del occidente es que todas las cosas, los acontecimientos, la gente, los montes, los ríos, los mares, las estrellas, los virus, los microbios, los insectos, los animales, las flores, han sido creados por la Divinidad, cuando más razonable sería decir que todo lo existente ha emanado de lo esencial, como manifestación centralizada de la conciencia, hasta que eso que llamamos divino como principio residente se despliegue en su totalidad.

Vivimos atrapados en la identidad egoica, apegados a mirar de un modo fijo, usando la atención como si fuera una linterna que alumbra exclusivamente lo que su luz enfoca. No detectamos la capacidad de observar sin juicio que funciona sin apego a la mente clasificadora y reguladora. Desconocemos esa infinita capacidad de ver desde Sí mismo. R.Malak

Entrega del 8 de abril al 14 de abril. Afirmaciones que señalan hacia lo real.

Percibiendo con el filtro de las creencias

8 de abril 2015

Existe un modo de percepción que cada cual ha desarrollado a través del día a día, y usado de manera reiterativa. Se puede comparar a un sistema de creencias el cual siempre conservamos. Quien cree una cosa determinada, constantemente filtra la realidad y de esa manera la ajusta a sus creencias. Por tanto, parece muy importante saber cuáles son nuestras creencias más queridas, y cuáles son los apegos más fuertes que tenemos, dado que el estado natural de ser no está cristalizado por ninguna manipulación, ni del cuerpo ni de la mente.

El estado natural de ser aparece como algo espontaneo, no requiere esfuerzo alguno y tampoco es necesario seguir alguna disciplina, es obviamente el regreso a nuestra forma natural de ser. Por tanto, el principal problema es que la mente siga guiando y determinando qué tipo de experiencia tenemos, así se convierte en una gran dificultad reconocer cuál es nuestra forma original.

El principal problema, al que estamos acostumbrados, es que nuestra mente sea la que establece los pensamientos que tenemos, las sensaciones y las creencias, construyendo nuestro ego, el cual nos hace decir yo, identificándonos con nuestro cuerpo. Cuando sabemos esto es el momento de decir que nuestra conciencia es lo que realmente somos. Ella es anterior a todo, anterior a nuestras creencias, anterior a los pensamientos, incluso anterior a cuando digo “yo”. Es conciencia de Si mismo, lo Real. R.Malak

Mercado Espiritual

9 de abril 2015

El mercado espiritual está en oferta: ascensión, almas gemelas, chakras, cuentos, cursos, despertar, lugares mágicos, maestros, niños cristal, niños índigo, nueva tierra, nuevo mundo, otros seres, paradigmas, trabajo interior, viaje astral, las eras de índigo, almas gemelas, tarotistas, ETs, poetas, ambientalistas, creadores de todo tipo de pensamientos e ideas, creyentes de todas las corrientes filosóficas, seguidores de maestros, alumnos de escuelas esotéricas, ateos, fanáticos de todo tipo, religiosos, y, al mismo tiempo, oleadas de seres de luz, de espiritualidad de distintos tipos, búsqueda de conciencia, seres que viven con el corazón abierto y la mente lúcida.  Ante este ofertón es preciso saber que la conciencia no es un pan recién horneado, carece de metas aunque contiene todo. Es puro amor en sí mismo y se despliega con el conocimiento de yo soy. La conciencia no es un producto ni algo que poseamos, es plenitud, es Sí mismo. R.Malak

Recuperar la capacidad de expresar la felicidad

10 abril 2015

El yo se retroalimenta de la energía de existir. Este ego, confundido con recuerdos, mezcla todo tipo de emociones pasadas, y reconstruye a la persona con sensaciones enturbiadas basadas en lo que alcanza a recordar o lo que la memoria le permite.

Una persona que ha perdido la capacidad de expresar su felicidad y pretende recuperarla, no necesita saber la razón de su pérdida, pero sí cómo la perdió. Las razones son cuestiones que describen los eruditos, en cambio los instructores intentan hacernos comprender que estamos envueltos en ilusiones y sumergidos en búsquedas de fantasías y cantos de sirena, situaciones intencionalmente fomentadas por la cultura del deber ser.

Mientras se busquen los logros desplegados por el sistema, se está como quien bebe agua salada, teniendo constantemente sed de más y más cosas y productos. Lo esencial no está fijo, es pura felicidad, no podemos clasificarlo en ideas y conceptos, no se puede entender con la mente. Tú eres lo que está aquí y ahora, ya, y a mí me toca espejear tu rostro verdadero. R.Malak

Mente como agua o como miel

11 abril 2015

Las cosas demandantes que nos rodean, que nos deslumbran con su aparente belleza y estimulan el consumo, lo hacen de forma tan intensa que parece difícil desapegarse. La sociedad, en forma permanente, nos informa que los problemas se resuelven con algo que está fuera de uno mismo, por tanto, no es de extrañar que intentemos buscar la solución en medicamentos, algunos en la bebida, otros en cosas, cualquier cosa con tal de volver agradable el entorno. Incluso si aparece una depresión aumentan las ansias de buscar, de depender de servicios exteriores. Nos dicen que solos no podemos solucionar nuestros problemas, que siempre deberemos requerir de alguien para que haga el trabajo por nosotros, ya sean médicos, consejeros, psicólogos, terapeutas, gurúes, la bebida, la compañía o el consumo de cosas.

 El instrumento adecuado para conocer el mundo es la mente, ella es la función de la conciencia que está preparada para entender la dualidad. Uno de sus atributos desconocidos es que presenta dos estados: uno como agua y otro como miel. En el estado como agua la mente vibra a la menor perturbación, mientras que en el estado como miel, la mente, por mucho que se la perturbe, retornará rápidamente a la inmovilidad, lo que contribuye a una comprensión más precisa y esta permite que emane la inteligencia sin obstrucciones. R.Malak

Los tres estados de la mente

12 abril 2015

Sabemos que somos, pero no sabemos cuál es nuestra verdadera naturaleza, un gran porcentaje de la población están sumergidos en la angustia y en la ansiedad, muchos están atrapados por distintos tipos de miedos o por pesimismo y la desconfianza. Es en el estado de la vigilia que pensamos que somos un cuerpo, y es aquí cuando nos sentimos fuertes o débiles, jóvenes o viejos.

En cambio, en el sueño con sueños, como entes pensantes estamos atrapados por lo que estemos viviendo, sea de placer o de angustia, o lo que es más probable es que se repitan una suerte de procesos que hemos tenido pendientes y que los pensamientos construyen para nosotros. En el sueño profundo la mente se ha sumergido (la mente es la función de la conciencia que interpreta procesos duales) en el sueño profundo se abandona la certeza de la existencia quedando un pozo de plenitud.

Diariamente experimentamos estos tres estados y sin embargo no sabemos cuál de ellos representa nuestra verdadera naturaleza. Nuestra experiencia de cuerpo y sentidos continúa manteniendo la ilusión de que lo que somos, una conciencia individual limitada, sólida y localizada, que se encuentra separada del conjunto y de todos los demás seres, ante esta duda demandante es que aparece la pregunta reiterativa ¿quién soy yo? Y es la búsqueda de la explicación la que requiere una investigación seria. R.Malak.

No soy el cuerpo

13 abril 2015

Todo, absolutamente todo, aparece en la conciencia. Atrapados en la manifestación, disfrutamos del cuerpo, del existir, atrapados en la construcción teórica llamada tiempo. La tendencia es elaborar un plan o modelo de vida, una manera de existir, apoyados por sistemas y mecanismos de diversos estilos.

Ocasionalmente se usan modelos armados de miedo, preocupación, ansiedad, diseñados por necesidad o por equivocadas enseñanzas que nos mantienen desalentados y llenos de dudas. El escepticismo es el tejido y el material mental con que tejemos nuestra vida. Así que no es  extraño que continuemos atrapados en enredos, que, como poderosas montañas, se vuelven difíciles de cruzar. Ellas son los procesos normales que provocan la construcción de un ego dependiente.

Podemos, desde ya, elaborar un nuevo plan mental que esté armado de silencio. Provocará paz, armonía, alegría y bienestar, y además traerá prosperidad. Reclame este plan como suyo. Es preciso saber que no soy el cuerpo ni la combinación de ningún tipo de elementos materiales. En mí no participan con exclusividad los sentidos, aunque cooperan aportando antecedentes. Soy lo que Soy, pura plenitud que de instante a instante expande felicidad en mi caminar, dispersando el error y el falso juicio. Usted no me es ajeno. R.Malak

El presente activo es lo real

14 abril 2015

El día de hoy es el más importante de vivir porque es el único que existe. La plenitud es la máxima alegría. Observo compasivo las doctrinas de todo tipo, que, por lo general, intentan alejarnos de la confusión. Apuntan principalmente hacia el mundo de las ideas armadas, hacia la dirección de nuestra mente y nuestras emociones, hacia la búsqueda de lo que llaman “cosas serias”. Este modo cristalizado da preferencia a lo formal y a lo moral, planteando que veamos el mundo como creen que es adecuado.

Todas las experiencias, y cada una de las cosas que componen nuestra vida, dependen de cómo hemos interpretado el vivir, y de la naturaleza de los pensamientos con que construimos la ruta mental que arma, de instante en instante, lo que hemos planificado.

El esfuerzo por darnos cuenta de nuestra naturaleza real se presenta para algunos como el primer deber. La realidad es intangible, auténtica, y consume la tendencia equivocada de validar solo lo que provoca apego. Como resumen, diré: “hoy es el día más importante”, es el único día que viviré, el presente activo es lo real. Dejemos que lo que Es se manifieste a nuestra comprensión, hoy es lo real. R.Malak.

18 Febrero 2014

Fuego consumidor de apegos

Fuego consumidor

Con la práctica se irán los apegos inestables que están forrados en papel crepe, quedando exclusivamente los marcados a fuego, los que limpian, elevan y llenan el interior de ese fuego consumidor. Al desempolvar las telarañas de la mente para que pueda reflejar lo esencial, se muestra que la felicidad real es uno mismo, que el mundo no es real, que es una idealización.

Es conveniente recomendar una práctica espiritual, especialmente para conocer la mente, el cuerpo y la emoción. La mente es conocimiento funcional que construye el mundo; la mayoría confunde a la conciencia con el intelecto o con el proceso racional que elabora pensamientos coherentes. Por muchos medios se intenta descubrir a la identidad en la que estamos envueltos, mas el proceso implica retirar el velo de la confusión en la que estamos sumergidos. El primer paso es saber de esa persona, de esa identidad variable que es confundida con lo real, con la fuente desde donde surge todo. Es también conveniente descubrir, a través del comportamiento, el error de suponerse un producto de la memoria, el resultado que se ha ido alimentando a través del tiempo, detectando qué es lo que construye el balanceo entre ser feliz o ser afectado por las circunstancias. Un buen camino es saber qué sucede con uno en cada instante y cómo respondemos, qué es lo que hace que el comportamiento sea de una manera o de otra. Esto proporciona atención y calma;  con el cuerpo tranquilo es posible revisar el reflejo que se produce en el espejo de la mente tranquila. R.Malak