Archivo de la etiqueta: advaita

Creación y Destrucción

La enseñanza de la no dualidad es fuerte, sé que muchas veces se hace difícil aceptar lo que indica. Lo interesante es que cuando se comprende… libera y alivia. Cuando se realiza, se muestra una apertura que es y ha sido siempre…. infinita.

Caracas

Caracas

En los tres últimos meses se me han presentado dos viajes a Caracas – Venezuela, donde vive la mayor parte de mi familia y mis hijos. A veces uno cree que las cosas por fin han encajado en su sitio, que lo que deseábamos por fin sucede… creemos que la vida es como las películas tradicionales, tienen un final, a veces feliz a veces no. Pero la vida, esta película que corre en la conciencia no funciona así… nada permanece.

Familia

Familia

No hay final para la vida… comienzan ciertos episodios, se mantienen, se transforman o cambian y después terminan – los episodios – pero la vida no depende de los episodios, no se sostiene en las cosas que suceden… al contrario, la vida es el sostén de todo acontecer… todo lo conozco desde mi misma…. Todo lo conocido está sostenido en la conciencia, todo lo que existe lo hace en Mi. Incluso los apegos… suceden en mi. Estos apegos hacen que mi atención se quede fija en ciertas cosas, en algunas personas, mis hijos, mi madre, mi pareja…. De manera que lo que les pasa a ellos (en mi pantalla consciente, que no es mía como identidad Maria Luisa, sino Mia como Conciencia) me duele o me alegra, a mi la identidad.

 En diciembre a mi hijo le dio dengue, lo hospitalizaron y esto me empujó a viajar inmediatamente a Venezuela, de un día para otro. Mi mamá llevaba tiempo allá, enferma también, sin embargo yo esperaría un par de semanas más para ir a acompañarla y apoyar a mis hermanas que estaban ocupadas de atenderla. Las cosas se movieron de forma que me vi obligada a partir antes de lo previsto. Fue un viaje muy fuerte en sentido emocional… y también físico, muchos días de clínica, ya no por mi hijo sino por mi madre… las cosas cambiaron… y cuando ya creí que salíamos de un episodio, pasaban tres días y retornábamos en una ambulancia con mi mama… terapia intensiva… llantos, Navidad de por medio… y mucha tensión.

Recuperación

Recuperación

Mi hijo se recuperaba del dengue y la hepatitis, pero él es joven y fuerte… salió de todo ello sin inconvenientes, pero mi mamá no es joven y su enfermedad ha sido muy complicada. Permanecí a su lado por mes y medio, casi todo el tiempo yendo y viniendo a una clínica que está ubicada en la ciudad bastante apartada del lugar donde vivía… y mientras tanto en las calles se reflejaban las protestas por la situación política, social y económica venezolana. La sensación era como estar en medio de una guerra… algo muy tenso.

Esto fue en diciembre y parte de enero. Viví la Navidad, el año nuevo, y el matrimonio de una sobrina… toda la familia hizo de tripas corazón, y mientras la madre seguía medio inconsciente en su cama con colchón anti-escaras y llenita de cables por todos lados, el resto de la familia, su progenie, tratamos de vivir felizmente lo que merece vivirse felizmente. Volví a Chile dejando las cosas más o menos…. estables. A mi mamá le darían de alta en dos días más. 

Dice R.Malak en su diario hoy: “El mundo objetivo no es la naturaleza real, la conciencia centralizada solo ilumina lo que percibe, no puede decirse que sea algo existente ya que son apariencias fenoménicas de la infinita conciencia.” Si, apariencias, vienen y se van ante mi presenciación, Mia de la Conciencia, Mia de lo esencial… y cada apariencia está teñida con la historia mía, de la identidad Maria Luisa, que como un filtro ante un lente produce efectos particulares.

Disturbios UCV

Disturbios UCV

La identidad se antepone como un velo traslúcido que viste de colores a la luz que emana de Mi, la luz esencial. De manera que lo experimentado es la historia, intensa, llena de emoción, plagada de actividad. Mi atención sigue el rumbo trazado por mi memoria, mis apegos, mis deseos… todo lo que está pendiendo, latente, buscando resolución, comprensión, alumbramiento. Abro la boca y me trago el bolo completo, como si tragara una inmensa bola de luz de colores, que se hace luz en mi, luz con luz…. Conciencia de conciencia, plenitud libre de los juicios, las marcas, libre de la dualidad “me gusta – no me gusta”. Absoluta conciencia, libre e infinita… apreciación de cada instancia, de cada instante, de cada variación de este río eterno de presentaciones. 

Ayer regresé de un segundo viaje, muy corto, pero en esta corta semana que me alejé de Santiago de Chile, la intensidad no bajó, pude compartir con mi madre que se va recuperando hermosamente y asistí al acto de celebración por la graduación de mi bella hija, me despedí de mi hijo varón que sale del convulso país hacia otro donde podrá hacer un post grado. Salí de Caracas antes de ayer dejando lágrimas y sintiendo la fuerza de la emoción cuando nos vemos obligados a soltar, viví lo que duele separarse de aquellos a los que estamos apegados… y no lo digo por mi, porque hace muchos años que vivo separada de mi familia, pero es imposible dejar de sentir lo que sienten ellos. Mis hermanas, mi papá, mi mamá, mis hijos, mi gente, mía de la identidad, los personajes de mi historia en este trazo de espacio-tiempo que corre como una película ante mi presenciación, en la pantalla de la Conciencia infinita. 

Si, es fuerte la enseñanza de la no-dualidad, porque esta indica que en última instancia nada sucede… nada que sea real sucede, es todo como un sueño, percepciones que destellan ante la luz de conciencia. Es fuerte dejar de lado la “idea de ser yo”… pero es liberador comprender que este yo nunca ha sido ni verdadero ni real… el Ser real siempre he sido, infinito y eterno, sin duración en el tiempo porque es atemporal, sin presencia en el espacio porque es a-espacial, mas sin embargo permanente. Permanente y por ende Real. Es la permanencia donde suceden los brillos de lo impermanente, que atraen y dejan encantada a la atención, y a pesar de cualquier juicio sobre lo aceptable o inaceptable, destellan hasta ser vividos, experimentados. Los brillos titilantes de un acontecer que parece real, que suceden en Mi, y no me tocan, a lo esencial, que permanece pleno e intocado como siempre es y ha sido.

yo y espacio

yo y espacio

Termino mi entrega compartiendo de nuevo un extracto del texto diario de R.Malak: “La conciencia infinita no se termina, la construcción de lo objetivo tampoco termina, solo es inestable, no permanece y es la fuente del sufrimiento que aparece cuando la realidad de la conciencia no se comprende. La confusión se presenta al mostrar la conciencia dos aspectos en forma permanente: creación y destrucción, hay que entender esta cuestión y allí sobreviene la comprensión.”

Maria Luisa

 

4 de Marzo 2014 – Asombro

Abismado por la existencia

Si no tengo “yo”, ¿dónde está lo “mío”?

 

Con naturalidad las personas se abisman del morir o de ver morir, pero es raro el que se abisma del nacer, lo que merecería más su sorpresa puesto que ello lleva a quedar sumergidos en la ilusión del vivir, sumergidos en una comprensión inestable, cosa que no tarda en darse al ser programados y reprogramados por ideas y estructuras condicionantes.

Las razones que se tengan para que cada cual se mueva – ya sea dentro del circulo lógico, emocional, de la acción o de los logros – pueden ser múltiples y variadas, lo interesante es que hay un modo, normalmente no considerado, de estar en la vida y de observar el mundo, que no es nuevo, y está siendo aceptado con mucha fuerza y buscado con dedicación. Este es el modo no-dual, que deja lejos lo impermanente de la vida para que lo real tome sentido de autenticidad.  Este modo plantea que el mundo es una ilusión y que la realidad no se presenta a los ojos y, por ende, no es posible reconocerla objetivamente. Menciona que lo apreciado solo es aceptado por el filtro de la identidad a través de las ideas y conceptos, una idea dentro de infinitud de ideas. Para un buscador sólo hay una manera de ser feliz: complacer a la fuerza interior que presiona por expresarse. Esta ocasionalmente se expresa como éxtasis, es algo que se siente de modo emocional, ilumina de una dicha que satura el corazón de cada aspirante, también se siente esa dicha cuando la mente buscadora se fija objetivos inspiradores.

Claro está que el número de personas que engañan a otros es inmenso pero el número de las personas que se engañan a sí mismas es infinitamente mayor. Se puede seguir enumerando lo que se presenta, solo que en lo personal, no aparece nada como mío propio sino como expresión de lo que se observa. Si no tengo “yo”, ¿dónde está lo “mío”? El que ve sabe que, con un poco de atención, el otro verá también, pero no se plantea la cuestión de entregar nada. Se expone lo que se comprende, se muestra un camino corto y fácil para que sean capaces de ver lo que se ve, pero deben abandonar ese modo de aferrase a los viejos hábitos de pensamiento, de sentimiento y de acción. El conocimiento de sí mismo es una dimensión completamente nueva, donde no hay nada que dar o tomar.

El deleite de estar en la línea de compresión indicada por Si mismo es algo que sentimos desde los pies a la cabeza; toda la persona lo disfruta. El deleite lo sentimos por todo el cuerpo cuando estamos totalmente dedicados y escuchamos sin condiciones las expresiones de Si mismo. Lo más sutil de lo sutil, lo más grande de lo grande, contiene la identidad dentro de sí mismo dando la impresión de que el contenedor es lo contenido al sentirse en pleno corazón. De pronto, en forma inesperada, no causal ni casual, estamos de frente al resplandor no-dual, como esa comprensión que sobreviene.

Explicado de otra manera, por ejemplo, puedo decir “nosotros, usted y yo parecemos vivir del mismo modo”, la duda se plantea en que lo que yo veo no es lo mismo para usted que para mí, incluso si tomamos agua, en la acción existe un abismo, en su opción de beber agua y en la mía. Usted bebe agua, en cambio mi beber está relacionado con el resplandor no dual y lo bebo hasta el tope. El ambiente externo aparece diferente a cada observador según varíen las condiciones de tiempo y espacio, y ahí está lo crucial del problema de las ilusiones creadas por los órganos sensorios.  El conflicto se produce pues lo absoluto aparece diferente a cada individuo, debido a las diferencias en los correspondientes sujetos y objetos, aunque exista en su forma verdadera y única en lo Divino.  R.Malak

 

 

 

Inmenso secreto es el amor

Inmenso Secreto

Hablando de eso…
Soy observación, no soy exclusivamente el cuerpo, ni siquiera la bodega de pensamientos que manipula la mente. Ante esto se abren los ojos a la comprensión, los deseos quedan rezagados. Lo mismo que el hielo se convierte en agua, el agua en vapor, el vapor se disuelve en el aire, así desaparecen los deseos en el espacio del corazón disolviendo la egoidad. Mi cualidad de Ser es la misma cualidad de Ser de todo lo que existe, puro amor que se desborda en plena observación, que va más allá de toda existencia y no existencia. Bajo este accionar todo se ve bello y perfecto, la capacidad de amar es tan extraordinaria y simple que se mantiene en silencio cuando es cubierta por la obsesión absurda de pedir ser amado. Que inmenso secreto. R.Malak