Archivo de la categoría: Vídeos

Trabajo social y no dualidad

Pregunta: ¿cómo se accede a la totalidad a través del trabajo social?

Respuesta: En el vídeo se expone qué sentido tiene el trabajo social desde el punto de vista de la no dualidad.

 

Aprovecho para agregar un intercambio de conceptos aclarador que surgió por el canal de You Tube.

Muy interesante vuestro canal y muchas gracias por el trabajo y la intención realizada en todo este esfuerzo. Me gustaría compartir algunas apreciaciones con Uds. en relación a los comentarios expuestos en este video en particular.
En primer lugar, sería interesante ante todo definir el uso del concepto “espiritual” ya que de por si, éste, muchas veces arroja luz y otras veces sombras… es decir, a veces crea ideas erróneas en la formación del concepto mismo y ata al Ser a una idea configurativa del mismo.
Por otra parte, he escuchado con atención el énfasis que hacen en el concepto del Ser como luz, como belleza, etc. Este otro concepto también me resulta algo confuso ya que, independientemente de que nuestra percepción convencional es predominantemente conceptual y que es bien cierto que las ideas o conceptos no definen nuestra raíz u origen existencial; sí existe una forma de definir lo “real” por intermedio de la observación de su expresión no conceptual. Antes de pasar a dar un ejemplo para tratar de explicar a qué me refiero y dejarlo como una mera consulta e intercambio (no como una verdad personal o institucional), quiero aclarar que en buddhismo (que es lo que medianamente conozco) el Yo es apreciado de dos formas, uno real y otro conceptual o construido.
Ahora bien, tomando como punto de observación a un Yo real, es decir, a una expresión ininteligible y funcionalmente condicionada, sin considerar los aspectos subjetivos que hacen a su experiencia; ¿podemos considerar que la expresión del hambre físico, dolor físico, vejez, enfermedad, muerte, descomposición, su producción de excremento, pus, decadencia funcional y por ende decadencia psicológica, su condicionamiento al esfuerzo mental para adaptarse al medio sea este una construcción conceptual o sin ello, es belleza y luz? Es decir, dejando de lado la consciencia, ¿la decadencia de los cuerpos y de las formas, animadas o inanimadas son una expresión de “belleza y luz”? ¿Podemos considerar la putrefacción de la Materia y la contaminación de la Mente una expresión de belleza según su perspectiva?
¿Que relación podemos establecer entre la forma material decadente y la mente decadente y enfermiza, con un supuesto eje “esencial” luminoso y hermoso, cual sería su coherencia natural?
Desde ya mis saludos y gracias nuevamente por este canal.
Metta /\

-0-

Gracias Metta, por apreciar el canal y por tus preguntas que son un excelente punto de partida para investigar. Ahora, las planteas de tal modo que me obligan a presentar definiciones y conceptos sobre variados términos.

Puedo decir que Espiritual es todo aquello que nos entona con lo esencial. Esencial es aquello de lo que no se puede prescindir, apunta a Ser, a la base de ser sin atributos, por tanto a-espacial y a-temporal. Por ejemplo, esencial en todas las joyas de oro es el elemento oro. Puedes fundir una joya y esta pierde su forma, pero el oro sigue siendo oro.  Espiritual es lo que te entona íntimamente, no tiene que ver con el movimiento y el cambio de tus percepciones, sino con lo que percibe en ti. Eso que percibe en ti es esencial, imprescindible, para que haya percepción. Eso es permanente, no cambia, no surge, no nace ni muere, por tanto, es absolutamente real. Eso que observa los conceptos y su formación es conciencia que presencia, y la formación en sí de los conceptos es mente, es lo presenciado, es lo observado. Los conceptos son variables, así como las percepciones, sensaciones y los juicios, por ello, no son verdaderamente reales, solo tienen una realidad atribuida por la credibilidad que se les da. Tienen duración en el tiempo y dependen de la inteligencia que los comprende. Todo aquello que nace, se desarrolla, decae y muere corresponde a las expresiones transitorias de lo percibido, lo conocido. Generalmente son juzgadas estas percepciones por medio de la mente. Se suele tomar como aceptable, gracioso o bello, aquello que acarrea placer y se rechaza lo que acarrea dolor. En cuanto a la belleza como expresión de lo esencial, se refiere a la mirada descontaminada que observa libre de los juicios mentales, está más allá de la mente y de las concepciones fenoménicas. Se precisa ser vivenciada para comprender lo que el sustantivo belleza quiere decir en este caso porque está relacionado con armonía perfecta, y no se refiere a lo que se percibe, sino a la percepción misma. La percepción sostiene a lo percibido, la conciencia sostiene a los contenidos conscientes, la observación sostiene a lo observado. Todo ello indica lo mismo.

La belleza está en la totalidad sostenedora, no en las partes sostenidas.

En cuanto a luz, se refiere a Conciencia que ilumina los contenidos conscientes.

En cuanto al “concepto” Ser, es lo que la mente “interpreta” acerca de ser. Por ejemplo: ser un ente limitado por su cuerpo. En cambio apuntar más allá de los conceptos y de la mente es apuntar a lo esencial. Es lo que procuramos en nuestros textos, charlas y vídeos. Coincido con lo que dices que dice el budismo. Lo que es real y permanente de Ser observa la creación del concepto de ser como “yo”, es decir, y añado, la identidad transitoria.

Este vídeo corresponde a una parte de una charla y responde a una pregunta específica.

Saludos, Maria Luisa

 

Comprender el juego (Lilah)

Ha sido una mañana plena de impresiones, actividades internas, es decir, la creatividad, el recoger información, el proyectar, el comprender, todo al mismo tiempo mientras hago mi trabajo, pero me satura, me desborda de pronto la comprensión… es algo que estoy viendo, la continuidad, el momento, el juego de lo dual.
Demasiado rápido y me cuesta ordenarlo, porque se me escapa. Así, algunos pensamientos están tratando de poner orden en esta comprensión elusiva, y aquí van:
La vivencia de la exploración consciente no tiene ninguna limitación.
La única limitación es la mente, que no es otra cosa que pensamientos, etiquetas conceptuales.
El Ser ya está y ha estado por siempre iluminando con su atención, su luz de conciencia, todos los contenidos posibles dentro del infinito espectro del colorido consciente. Tú eres el Ser, el Único, el idéntico. Por siempre, por toda la eternidad, sin principio ni fin has iluminado la existencia. Una tras otra, tras otra, tras otra… posibilidad de experiencia, de conocimiento, de expresión de si mismo… una tras otra …. Sin límites.

Una tras otra… es decir… una cadena, como un tren… de contenidos conscientes pasando por la pantalla ante la luz que las proyecta. Esto es el tiempo real (no el medido por los relojes)… pero…

Sólo al apreciarlo a través del filtro mental, la memoria, la comparación, es que se puede deducir el antes del después, lo que viene primero y lo que le sigue. Y para esto se precisa que la luz se convierta en observador localizado. Se precisa una primera limitación a este potencial. Es como un río. El río es río, una corriente de agua. Como río, en sí mismo, no hace diferenciación del paso de su caudal. Sólo un observador externo al río podría decir, esta agua que ahora pasa es distinta a la que antes pasó.
Me recuerda que los budistas llaman a esto el Samsara, la rueda de nacimientos y muertes, el nacimiento una y otra vez, del yo.
La Realidad expresada como existencia no es lineal, pero no excluye la línea del tiempo.
Cuando queremos experimentar todo o algo específico ahora, y la desesperación aparece porque hay cosas que se escapan del momento, (que según la trama designada en esta película, en este río, no corresponden ser avistadas), es que surge el llamado sufrimiento. Y es porque el observador que se ha separado – virtualmente – de la corriente de conciencia infinita, olvida que es la corriente misma. Recuperar esta comprensión es realización: Ver la Realidad, en que aún mostrándome como un observador separado, dentro de la dualidad, he comprendido el Juego.
Maria Luisa

La felicidad verdadera – vídeo

Compartir comprensión – vídeo

Diferencia entre enseñanza espiritual y terapias psicológicas – vídeo