Archivo de la categoría: Preguntas y respuestas

Sentir la Unidad – Preguntas de M (1).

Sentir la Unidad

M: Hola Maria Luisa, te escribo porque hace tiempo que estoy muy interesado en la no dualidad, y estaba buscando personas con un entendimiento profundo que estén cerca, y así llegué a su pagina web nodual.net.

Me gustaría poder tener una conversación, o al menos vía mail, para aclarar algunas dudas. Te comento un poco mi situación con relación a estas enseñanzas para que tengas una idea de mi entendimiento.

Los autores que me interesan y me han llamado la atencion son Eckhart Tolle, Douglas Harding, Rupert Spira, Mooji, Leonard Jacobson, etc.

Tengo la comprension de que somos consciencia, el espacio en el cual todo surge y desaparece, y la sustancia de lo que todo está hecho. No es algo que viva intensamente, más que nada es una comprensión intelectual. Solo una vez sentí la unidad, en la que al percibir el movimiento de unos árboles no sentía la división de un veedor (yo) acá, y unos arboles allá, solo existían lo árboles o el acto de ver, y no me queda duda de que a eso apunta la enseñanza de la no dualidad.

Ahora mi duda es cómo volver a ese estado de unidad (comprendo que no es un logro, ya que la unidad es siempre, pero existe la ilusión de separación). Hace unos días volví a practicar la presencia consciente (sentir el cuerpo interno o prestar atención a la respiración) y me está haciendo muy bien en cuanto a la relajación de los pensamientos y cosas así, pero no sé si eso puede terminar con la ilusión de separación, ya que hay algunos maestros (de la vía directa) que aclaran que la meditación no es el camino y no es necesaria. ¿Podrías ayudarme con esto? Quizás solo es una equivocación, y seguir con la presencia consciente es lo que necesito, eso sería muy bueno, Muchas gracias, ¡saludos!

Respuesta: Hola. Me alegro de tu contacto y eres muy bienvenido a comunicarte con nosotros. La comprensión que básicamente expones y dices tener, está dentro de la línea de la tradición no dual. Y los autores que mencionas también están dentro de esa línea.

Vamos a revisar algunas cosas que escribiste ya que la compresión intelectual que dices tener debería hacerse carne en ti.

… “solo una vez sentí la unidad”…

Es probable que este reconocimiento temporal que tuviste se debiera a que la mente de pronto paró sus procesos interpretativos.

… “Ahora mi duda es como volver a ese estado de unidad”…

La no dualidad apunta a reconocer lo que es real y a comprender la irrealidad de que hay un experimentador independiente de las experiencias. (…”solo una vez sentí la unidad”… así dices) Sentir la unidad implica alguien que siente y algo que es sentido. Lo que la vivencia de la ausencia de un observador te estaba manifestado, la reaparición de la mente separadora lo ha recogido como una experiencia tenida por ti. Lo albergó en la memoria como algo deseable y acorde a la comprensión intelectual que dices tener. Y ahora quieres que se repita, y además, que se haga permanente. (… “Ahora mi duda es como volver a ese estado de unidad”…) Quieres volver a sentir la unidad. Eso hace el mecanismo mental, recoge información e interpreta constantemente la vivencia. De este modo, vivimos a través de las interpretaciones, es decir, las ideas que tenemos sobre cada recuerdo, cada cosa.

Es bueno comprender que todos los estados son cambiantes, vienen y se van. La realidad es permanente, solo que los pensamientos pasan en la conciencia, como un tren de datos que atrapan la atención, y hacen olvidar el espacio libre donde este tren se está moviendo. Por tanto, no se trata de volver a algún estado, sino de comprender esto que te menciono, y que se haga evidente. Para ello hay que conocer y comprender el movimiento de la mente y las maniobras que hace para crear y sostener un ego separado de la realidad.

Las técnicas que se usan generalmente son meditaciones, contemplación, repetición de mantras, ejercicios de relajación, de atención, etc. No son descartables, y el que se use una u otra depende del nivel de comprensión que tenga el practicante. Por eso un maestro apuntador puede indicar o recomendar una práctica u otra a distintas personas.

La meditación puede tener varias finalidades. Ordenar las ideas, relajar el cuerpo y con ello permitir que se funcione más armónicamente. O también puede apuntar a un objetivo más profundo aún, es decir, vivenciar en un instante dado la ausencia de pensamientos y con ello, la realidad. No es que la realidad consista en no pensar, sino que la realidad es que los pensamientos surgen y se sostienen en ti, como Si mismo, como lo esencial. El punto es que la meditación, como práctica, se queda en eso, una práctica. Muy buena, si, y no descartable.

La mente es la que construye la separación, el sujeto y el objeto, dando la impresión de que hay algo que obtener en el tiempo espacio. La comprensión apunta a saber que tú eres eso que no está afuera.

Quedando atentos a cualquier duda que te surja, nos despedimos afectuosamente,

R.Malak y Maria Luisa

Anuncios

Luz en el silencio de la mente 2

Los estados mentales acontecen en la Conciencia, no le suceden a tu persona, ni a tu cuerpo… Son una rotación permanente de modos conscientes que acontecen a Sí mismo.

Luz en el silencio de la mente. Ser Conciencia Plenitud. No dualidad

Continuando la conversación expuesta en la entrada anterior.

P: Hola. Gracias por la respuesta. Es lo más profundo que he leído desde hace mucho tiempo. Creo que me llevará algún tiempo comprender lo que dices, porque nunca he sido especialmente brillante en la comprensión.
Entiendo que el significado que le das a la palabra ontología es el de Kant, como estudio de las ideas sostenidas por la conciencia.
La propuesta del vedanta advaita es muy sencilla de entender racionalmente debido a su radicalidad. Lo difícil es asumirla vitalmente porque el raciocinio común no consigue enlazarla con la percepción cotidiana.
Contaba Karl Popper que él aceptaba la brillantez racional del idealismo de Hume, pero que no podía mantenerse más de una hora en él sin caer en el raciocinio común aunque fuera consciente de la falta de racionalidad de dicho raciocinio. Creo que mi relación con el advaita es algo semejante.
Por otra parte, asumir que todo lo que hay (el objeto) no es otra cosa que pensamiento y que su existencia proviene del observador es fácilmente comprensible. Incluso me puedo responsabilizar del flujo de objetos de mi percepción. Otra cosa bien distinta es desidentificarme de la percepción física.
Este tema de diferenciar las ideas puras de las provenientes de la percepción física es clásico entre los filósofos idealistas occidentales. Los cuales no suelen ser un buen ejemplo de coherencia conceptual; pero es lo que tenemos.
Por ejemplo; llevo bastante tiempo enfermo (soy varón) y puedo asumir que mi enfermedad es una creación mental. Pero lo cierto es que a quien le duele es al cuerpo, no inicialmente a mí, y éste me devuelve el dolor el cual se convierte en una idea con su carga emocional correspondiente; con lo cual percibo el dolor como ajeno y previo a mi contenido mental (mis ideas sobre tal dolor).
Puedo pensar y repetir como un mantra que no soy un cuerpo, o que no duele, pero no por eso voy a dejar de percibirlo y menos aún voy a poder olvidar su existencia cuando duele; aunque tal existencia provenga o no de la conciencia.
Otro ejemplo es el del sueño; intelectualmente puedo asumir que cuando duermo el mundo no existe porque no lo estoy percibiendo por no estar pensándolo (este ejemplo es clásico entre los vedantines), pero lo cierto es que si me golpean me despierto; o si hace frío me tapo con la manta o si hace calor me destapo. Lo cual viene a mostrar que la percepción física es ajena y previa a la mente que la percibe.
Me vas a tener que perdonar las confusiones en las que me haya expresado. Pero últimamente he pensado y repensado mucho sobre éste tema de la percepción física y su relación con el contenido mental por una experiencia que tuve hará unos 25 años en Buenos Aires.
Un cordial saludo y gracias nuevamente.

ML: Ontología la entendemos más bien como lo que su etimología dice, el estudio del ser.
Onto es ser y logia es estudio.
El problema básico consiste en averiguar desde dónde te estás sosteniendo para comprender.

Cuando se habla de que todo lo que hay es pensamiento, se refiere a que todo lo que existe tiene su existencia como contenido de conciencia, pero no de tu conciencia, sino de La Conciencia. Esto lo digo porque tú te concibes como un sujeto independiente que tiene conciencia de objetos, sensaciones, percepciones, pensamientos, emociones y sentimientos, pero que es diferente de otros sujetos que también tienen su propia conciencia. Si te comprendieras como Si mismo Presenciador, o mejor aún, como pura presenciacion, entonces sí tendría sentido asumir que toda existencia existe en ti, tú como Eso que eres realmente.
Así se explicaría el movimiento de los estados mentales ante esa presenciacion, y se comprendería que dichos estados son movimientos de la misma conciencia, que como funcionamiento mental, plantea diferenciaciones.

Te daré algunas pautas de las bases ontológicas que usamos junto a R.Malak.

Lo real es Ser. Ser se mueve y este movimiento es Conciencia que fluye como un río de armonía, Plenitud. Esto en el Vedanta lo llaman Sat Chit Ananda.
La conciencia se despliega y surge el funcionamiento consciente llamado mente. La mente, esta función, genera la dualidad y la medida en la infinitud no dual de la conciencia. Por tanto, lo que es infinito aparenta tener medidas ( espacio ) , y lo eterno parece tener medidas ( tiempo ).
La conciencia, que es plena totalidad sin fronteras, debido a la diferenciación de sujeto- objeto que hace la mente, se centraliza como efecto de la ilusión ( Maya ), que hace aparecer multitud donde no hay dos. Esta centralización es el yo-cuerpo-mente-emoción que te hace parecer ser esta persona, con sus limitaciones y vulnerabilidades.
Los estados mentales acontecen en la Conciencia, no le suceden a tu persona, ni a tu cuerpo… Son una rotación permanente de modos conscientes que acontecen a Sí mismo.
Sí mismo se asoma a la existencia a través de tres ventanas: el cuerpo, la mente y la emoción. Estas ventanas se superponen, se combinan y rotan dependiendo de como la persona percibe el mundo preferentemente. Por ejemplo los atletas ven más a través del cuerpo, los artistas a través de las emociones, los intelectuales a través de la mente.

Esto que menciono son pautas de nuestro uso de la ontologia, que deben ser tomadas como señales, como letreros en un camino, como un mapa o como un menú. Recorrer el territorio o degustar los platos del menú deben ser realizados por ti mismo. Hay modos adecuados para llevar a cabo esta realización.
La mente ejerce una fuerza de encantamiento en la que la atención se centra como sujeto y queda prendada de los objetos de la conciencia, y en base a ello fortalece el sentido de separación y propicia la aparición del ego. Este encantamiento equivale a estar perdido en un bosque, un bosque de errores de percepción y errores de entendimiento. Lo primero que hay que descubrir es en que parte del bosque estas, y una vez lo sabes, ya estas fuera. Así opera la comprensión, es como un líquido diluyente de errores. A veces hace falta ayuda de alguien que conoce el bosque.

El proceso de reconocer lo real implica, como si fuera un ave con dos alas y una cola, dos aspectos paralelos: El ala de la comprensión intelectual y el ala de llevar a la práctica lo comprendido y la cola es el timón de la atención.

Nuestro modelo de comprensión no es el de la hormiga, que va paso a paso sumando conocimientos, experiencias y méritos, sino que es como el vuelo del pájaro, que va directo a la fuente.

Luz en el silencio de la mente 1

Continuando con la presentación de preguntas y respuestas, aquí les ofrezco este diálogo generado vía email.

Luz en el silencio de la mente

P: Fui discípulo de Consuelo Martín, profesora de filosofías orientales en la Universidad Complutense de Madrid, hace unos 30 años y en aquella época aunque no comprendía la filosofía Advaita acudía semanalmente con Consuelo para poder captar un poco de la paz y beatitud que transmitía su presencia.

A veces, cuando meditábamos en su presencia, la respiración se detenía y quedábamos sumergidos en mundo de luz más allá de cualquier sensación física. Salir de éste estado, al cabo de una hora o más, nos llevaba su tiempo.

Últimamente comprendo mucho mejor el vedanta advaita, gracias a la lectura de Un Curso de Milagros, Sankara y el tratado Vaishita. Pero los estados de meditación profunda no han regresado.

Creo que ésta es la gran cuestión. No es lo mismo aceptar racionalmente la ontología advaita que tener la experiencia real de la observación del Ser sobre Si Mismo.

La filosofía sin la experiencia real siempre es fustrante.

ML: Es cierto lo que dices, la frustración sobreviene cuando mediante el proceso mental racional se pretende librarse de la mente y buscar la experiencia de la no separación, la no dualidad o no mente, todo ello lo mismo. Y es que la no dualidad no se muestra como experiencia, toda experiencia pasajera es también un reflejo en la mente, incluso los estados luminosos o profundos. La comprensión de lo no dual implica dejar de dar credibilidad a todo lo que es pasajero, implica residir y presenciar cualquier tipo de experiencia sin la pretensión de transformarla o incluso interpretarla, o juzgarla. Lo importante es la comprensión silenciosa y no precisamente racionalizable, sino más bien esa que da certeza y no nuevas creencias. Siempre que se esté buscando experiencias, tales como estados especiales, con la finalidad de completarnos, es que aún no se ha comprendido profundamente la realidad de Ser.

Si en la ontología se menciona que tu naturaleza esencial es luz, lo que equivale a presenciación pura, cabe preguntarse quién queda sumergido en la luz en un estado como el que mencionas. Por otro lado, si también se menciona que lo que la presenciación presencia o conoce es la pantalla consciente que emana de sí misma y donde se despliegan los contenidos de conciencia, cabría preguntarse cómo es que la presenciación puede llegar a observar luz, ¿acaso es esta un contenido de conciencia?, ¿algún objeto de observación?. Lo otro que podemos agregar es lo siguiente: los contenidos conscientes son reflejos de sí mismo, entonces, ¿donde se reflejan estos? Y finalmente, ¿qué es esta luz que sí mismo presencia como reflejo en la pantalla consciente?

Tal vez recuerdes alguna enseñanza que pone como símil que la mente sin contenidos es como un espejo donde se refleja tu verdadero rostro, obviamente es una metáfora, ya que sí mismo no tiene rostro pues no es un objeto.

En definitiva, ¿que comprensión te deja el haber contemplado la luz en el silencio de la mente?

La ontología puede, y debería, funcionar como un mapa, de manera que cuando efectivamente se recorre el territorio se comprende por dónde se está transitando. Entendamos este tránsito como los procesos conscientes donde se posa la atención, la luz consciente. Por tanto, en cuanto a la validez del entendimiento de lo no dual, eso que es necesario, más que experiencia real, lo llamaría comprensión de lo real.

(Este diálogo continúa aquí: Luz en el silencio de la mente 2)

Relación entre MENTE y CONCIENCIA

Estimados amigos y seguidores de este blog.

Este año ha sido bastante demandante en cuanto a asuntos familiares y de trabajo, por eso no he escrito tanto, quizás. La inspiración para escribir de forma espontánea simplemente no surgía tan a menudo como en años anteriores. Lo que sí ha sucedido es que recibimos periódicamente correos de personas que plantean dudas respecto a las enseñanzas de la no dualidad, y es en estos casos, ante una pregunta, que las respuestas suceden con fluidez. Como hay varios textos nacidos de este modo, y ante la solicitud de R.Malak de que sean compartidos para apoyar con ellos a otros investigadores, empezaré a publicar las preguntas y respuestas de dichos intercambios que han sucedido por correo electrónico o por comentarios en alguno de nuestros blogs.

Las respuestas están por lo general revisadas por R.Malak e incluso intervenidas por él.

Maria Luisa

Turiyatita

P: Hola Maria Luisa. Quisiera si es posible que me ayudes a aclarar cual es la relación entre mente y conciencia. Tu dices que la mente es una función de la conciencia, ¿ ha existido siempre la mente? Si la mayoría del sufrimiento es producto de la mente, ¿puede la conciencia deshacerse de ella.? O, ¿debe/puede ser re entrenada?

Gracias, un abrazo!

Respuesta:

En la conciencia no hay tiempo, por tanto al hablar de “siempre” es porque lo estás viendo bajo la perspectiva de la mente. La mente es en efecto una funcionalidad, no una cosa identificable. Es la función consciente de ver cosas y cualidades en el infinito movimiento consciente. También gracias a la mente se crea el tiempo y el espacio. Porque es una función que pone medidas a lo infinito. Es como poder notar que en el mar hay olas y no solo agua. Sin esa función no habría un universo observable, no habría un planeta tierra distinto de un astro sol.

La mente es diferenciación, separación, calificación, juicios. Nada de esto es malo ni inadecuado. Es tan solo así. La mente genera estructuras para poder establecer patrones de comparación. Es como si creara filtros para poder ver cosas diferentes.La mente hace suponer que el Ser (Conciencia) es un ser yo, separado y distinto de las cosas que observo. Diferencia una separación entre el sujeto que percibe y el objeto percibido. Esto es la primera división que hace la mente para establecer un sentido de vida estructurado. Crea un ego. El ego es el primer filtro y el que tamiza la percepción generando preferencias y aversiones.

La mente, función consciente, no es mala, tampoco buena. Es como es. Lo que hay que comprender es que cuando surge el ego, y hay identificación con él, comienza la ilusión. La ilusión de creer ser una entidad separada e independiente. Y es esto, esta ilusión, lo que genera sufrimiento.

No hay ningún problema en diferenciar el invierno del verano, el azul del rojo, lo alto y grande de lo bajo y pequeño. Eso lo hace la mente y no produce sufrimiento.

El problema surge cuando todo es visto a través del filtro del ego. Se prefieren ciertas cosas por encima de otras, se desea sostener importancia personal y crear expectativas de ser mejores, alcanzar éxitos, logros, para alcanzar la felicidad personal. Todo esto sostenido en una ilusión, una irrealidad. Cuando la realidad, que es un flujo constante y cambiante de percepciones, se contrasta con los deseos de mantener nuestras ideas sobre la vida, las mías propias, de mi ilusorio ego, es cuando se sufre. Y con razón, porque se quiere un imposible.

Por todo esto, no es necesario acabar con la mente, tampoco hay que modificarla. Tampoco puedes acabar con el ego, y si lo modificaras solo cambiarías de posición, pero seguirías con otro ego y otro tipo de sufrimiento. El punto es comprender esto conociendo a la mente, conociendo cómo se da todo esto. Observar el surgimiento del ego, ver cómo hace sus juegos, cómo caemos en las confusiones, perdemos la claridad, nos ofuscamos. Al observarlo, al comprenderlo, el juego del ego no tiene efecto en ti. Lo ves desde Si mismo, como un surgimiento que dura un rato, y ante la comprensión se diluye como azúcar en el agua. Sin el filtro del ego puede haber sentimientos, pensamientos, emociones, percepciones, pero ya no sufres porque las cosas no son como querías que fueran.

SIEMPRE has sido el campo abierto de CONCIENCIA donde suceden los estados

Hoy comparto con ustedes un intercambio que se dió en You Tube bajo el último vídeo que publiqué. Se fue dando cada día por espacio de una semana. Estoy disponible para ampliar lo que gusten. Saludos a todos los amigos lectores.

nationalgeographic_1137446

Pregunta

Hola María Luisa. Pregunta concreta: Desde esta visión esencial (o del Ser Absoluto), ¿cómo es posible transformar nuestra realidad concreta tangible relativa?

Obvio, ya no debido a una necesidad de “ser mejor”, sino simplemente desde el punto de vista práctico de comer mejor, vestir mejor, pagar las cuentas…. etc.

Maria Luisa

Hola Amigo, toda transformación se produce como consecuencia de un efecto. El hielo se transforma en líquido debido al efecto de la disminución de la temperatura, así, una mirada limitadora se transforma en una mirada fluida por efecto de la comprensión. Cuando se comprende la naturaleza no separada de la mente y con ello se ve claramente los obstáculos e inconvenientes que se sostienen debido a la confusión y  la ilusión, el funcionamiento general de los procesos se vuelve funcional y práctico de una manera natural. Esto genera una eficiencia normal que permite solucionar con más facilidad las situaciones contingentes del día a día. La comprensión que se deriva de la realización de tu verdadera naturaleza es lo clave. Saludos

1373263094381_1373263094381_r

Pregunta

Es lo mismo que supongo pero si ese es el poder que confiere la visión del vedanta advaita ¿porque Ramana Maharshi murió de cáncer? ¿por qué ha habido iluminados padeciendo pobreza material?

El año pasado estuve en un monasterio tibetano en el norte de la India y el kempo (el abad) me respondió a esta pregunta con otra pregunta, útil para el practicante vedanta pero inútil para responder esta cuestión práctica de la vida ordinaria y cotidiana :

“¿y a quién le interesa eso?”

¿Tendrías tú, María Luisa, alguna respuesta diferente?

Maria Luisa

Lo que llamas la visión del vedanta advaita lo cambiaré por: la mirada de comprensión que conoce el despliegue de la mente en la Conciencia y comprende con inteligencia activa que todo movimiento surge de algún impulso previo. (No quisiera limitar la comprensión de lo Real a los términos que use determinada doctrina). Esto significa que todo el devenir de la manifestación, de la vida, no es casual y cumple ciertas leyes. Para que un árbol se presente a la existencia antes debe haber una semilla, un terreno fértil y ciertas condiciones necesarias para el crecimiento y desarrollo del árbol. Si en medio del crecimiento quisieras que un árbol de manzanas se convirtiera en un árbol de peras tendrías que comprender que esto no es posible, por más conocimientos científicos y habilidades que poseyeras. Este ejemplo sirve para ilustrar que el despliegue de la vida de una persona está diseñado de antemano por tendencias latentes, tales como semillas, algunas antiguas, otras más nuevas. Con el deseo, a cada instante se están diseñando posibilidades de expresión de la Conciencia. Comprender este poder del deseo es importante y necesario para entender todo este asunto. Un deseo siembra una semilla, pero se necesita terreno fértil y otras condiciones para su desarrollo. Estas condiciones también se van presentando debido a causas previas, por tanto, una vez que la manifestación ha tomado un rumbo, algunas cosas se pueden cambiar y otras no. En la realización de la verdadera naturaleza de ser se comprende que la expresión de esta vida sucede de esa forma, y además la importancia personal, lo que suceda exclusivamente con el cuerpo y el acontecer para la persona, no son lo que atrapa la atención, sino que hay aceptación de cómo se va presentando todo, con las transformaciones incluidas o con la continuidad de efectos de causas previas incluidas. Al no haber importancia personal, al no ser preponderante el ego, deja de interesar la rueda de causas y efectos, la comprensión está surgiendo desde su fuente directamente, sin los filtros que generan ilusión y apego por las cosas temporales y los deseos dejan de ser perseguidos. En este sentido, ya no hablaríamos de iluminación (como mencionas) sino de realización. A mi modo de ver, lo que se ilumina es la mente, pero lo que realiza es la fuente de la mente, y esto lo digo esperando aclarar un poco más la terminología para un mejor entendimiento. La mente se refiere a lo personal que logra éxitos o fracasos, la realización en cambio se refiere a lo impersonal, que observa con claridad el acontecer desde la plenitud misma. Por ello la pobreza material que mencionas es una consideración parcial de la mente que observa desde una perspectiva separada, por ejemplo, la persona que observa a un supuesto realizado (tú dices iluminado), pero desde el punto de vista de la comprensión, la cantidad de cosas materiales llamada riqueza o la carencia de cosas llamada pobreza no es algo que preocupe o importe al realizado. Recuperando lo que te dijo el kempo (abad), desde la realización no hay un “quién” que de importancia a estos asuntos.

Saludos afectuosos

size1_77976_national-geographic-traveler-photo-contest-2012-21

Pregunta

Me surge una pregunta paradójica -quizá importante de resolver, sólo para al ego (ese “alguien” que carece de interés para la conciencia auto-realizada)-: si la abundancia, prosperidad, salud, bienestar, etc no sólo individual sino colectiva, sólo son importantes para la forma-ego, pero éste nunca las podrá realizar plenamente, debido a su propia condición ilusoria, y para la conciencia libre siempre auto-realizada todo es perfecto tal como eres y no le interesa cambiar nada sino que deja fluir todo por su propio ritmo ¿quién o qué hace que todo fluya con el ritmo que fluye? ¿quién o qué proyecta la maya y para qué?

Además surge otra pregunta quizá más trascendente: pensar que por un lado hay un ego limitado que le interesa cambiar el mundo y por otro una conciencia suprema que no le importa ¿sería perpetuar la idea de una separación dualista tipo “los cielos y la tierra”?

Maria Luisa

A tu pregunta: ¿ quién o qué hace que todo fluya con el ritmo que fluye ? ¿ quién o qué proyecta la maya y para qué ?

Resp. : Ese fluir es la Conciencia misma, no necesita que haya un quién, lo que sucede es que para dar testimonio de ese fluir, la conciencia se centraliza como un yo que atestigua separado de lo atestiguado, pero esto es solo un reflejo de si mismo, es una ilusión (maya) generada en la conciencia misma, igual que un arcoiris aparece dando la ilusión de que los colores están separados unos de otros, cuando son luz pero con distintas vibraciones, posibilidad que está incluida en su propia naturaleza de luz. El Ser-Conciencia se experimenta a si mismo en sus diversas e infinitas posibilidades.

A tu pregunta:  PENSAR (lo destaco a propósito) que por un lado hay un ego limitado que le interesa cambiar el mundo y por otro una conciencia suprema que no le importa ¿sería perpetuar la idea de una separación dualista tipo “los cielos y la tierra”?

Resp. : En efecto, si. Ese PENSAR es justamente lo que pretende dar realidad a lo que es irreal. No hay tal conciencia suprema separada de un ego limitado. Cuando eres consciente sin idea de yo, es conciencia pura, cuando eres consciente con idea de yo, es una limitación auto-impuesta. Deja la idea, deja de pensar que eres esto o lo otro, la conciencia siempre está ahí como presencia (infinitamente) permanente. Los intereses por cambiar el mundo pueden ser convenientes o inconvenientes, generando situaciones funcionales o disfuncionales cuando se ejercen acciones al respecto. Por eso, cuando las acciones son desinteresadas (de los beneficios personales), suelen darse sin el sufrimiento que acarrea el apego o la pérdida. Toda acción genera un cambio, es parte indispensable del fluir consciente, lo que no hay es un accionador, solo la idea de él. Saludos

star-trails-atlantic_58700_600x450

Pregunta

Acepto todo lo que me dices pero entonces ¿cómo generar una mejoría en la calidad de la experiencia vital?

Es decir en términos concretos: mejor alimentación vestido techo etcétera.

Maria Luisa

Nosotros apuntamos básicamente a una sola cuestión: el reconocimiento de tu verdadera naturaleza. Tu verdadera naturaleza no es una cosa, tampoco puedes buscarle utilidad (¿para qué sirve?), menos aún saber cómo funciona. Estos son aspectos relativos a la vida fenoménica, sobre los que normalmente nos preguntamos: -¿qué es?, – ¿para qué sirve?, – ¿cómo lo utilizo?, – ¿cómo funciona? Tu verdadera naturaleza suele ser desconocida porque se le presta atención a las necesidades planteadas por lo fenoménico, desde la supervivencia hasta la auto-satisfacción egóica. Si requieres ciertos tipos de conocimientos o entrenamientos, debes buscar los tipos de asesores adecuados para ello. Por ejemplo, para saber del funcionamiento social, buscas un sociólogo, para saber del funcionamiento orgánico buscas un biólogo o un médico, para saber del funcionamiento de la vida religiosa buscas una organización religiosa, para saber del funcionamiento psicológico buscas un psicólogo… para organizar la vida, como dices, con mejoras y prestaciones para la calidad de la experiencia, puedes buscar un coach, que están muy de moda hoy en día.

National-Geographic-1

Pregunta

¿Es decir que el auto realizado sigue buscando especialistas externos a él para satisfacer y comprender las diferentes funciones de la vida fenomenológica?

¿Es decir que en el paradigma no dual se sigue recurriendo a los diversos especialistas del paradigma materialista para satisfacer las necesidades materiales?

Maria Luisa

Parece que tuvieras una imagen ideal de lo que llamas “auto realizado”. En todos está presente la realidad, siempre lo ha estado. Que te des cuenta de ello no necesariamente cambia las cosas, solo tu perspectiva y comprensión. Vivir de acuerdo a esa comprensión no significa llenarse de pronto de conocimientos técnicos que antes no se tenían. Si necesitas hacer una casa debes llamar a un constructor a menos que en el bagaje de aprendizajes y experiencias tengas los requisitos necesarios. Puede que no tengas las habilidades físicas necesarias, etc. Tú hablas de paradigma no dual… los paradigmas se plantean pero la mente queda enroscada sobre si misma, como perro que se muerde la cola, porque la mente no resuelve el punto acerca de la realidad de Ser y tu verdadera naturaleza. Reconoce primero, más allá de las teorías, lo que verdaderamente eres, y después sabrás qué sucede al mirar sin filtros.

TUn-radiacion-NASA-National-Geographic_NACIMA20121214_0541_3

Pregunta

Bien !

Está bien, acepto reconocer la verdad o realidad última para dejar de teorizar o idealizar acerca de ella.

Y a la par seguiré consultando a los especialistas en abundancia y prosperidad material.

Respecto a la verdad: En la praxis he seguido algunas enseñanzas pero además de leer libros y escuchar satsangs con maestros como tú, Mooji, Bentinho, etc., creo que en este momento me servirían una serie de “juegos y ejercicios”… “haceres” que me lleven a descubrir eso que está más allá de cualquier hacer… Sólo Ser.

¿o qué vía es la que más recomiendas al que esto escribe?

Maria Luisa

Hay prácticas del hacer, como repetir mantras, hacer trabajo social, rituales, etc., que implican tiempo.

Las prácticas que recomendamos con R.Malak  son del Ser, no son hacer. No implican tiempo ni sumatoria de actos que puedas acumular. No son prácticas para la mente, sino más bien darse cuenta de cómo se pone en práctica de manera espontánea la conciencia que observa y conoce todo. Ser es Conciencia, y estas prácticas están referidas al enfoque de la conciencia en el presente activo. Es activo porque todo acontece en el presente como un movimiento continuo, como un río.

– Notar el presente activo, donde se presentan pensamientos de pasado y de futuro, incluso pensamientos que dicen ahora e intentan congelar los momentos convirtiéndolos en memorias.

– Práctica de observación sin juicio.  Observación sin tensiones de los pensamientos, de lo que acontece, lo que se siente y lo que se hace, sin etiquetarlo, sin rechazarlo y sin apegarse a nada de ello. Siendo consecuente con esta observación libre de ataduras, nota la presencia de eso que observa, que no es sino si mismo, presenciación que observa el movimiento de los fenómenos (pensamientos, acciones, emociones, percepciones, cosas, mundo, hechos, etc.)

Observación incluso de los juicios que presentan los procesos mentales, las tendencias y condicionamientos que albergas en la memoria, etc. Notarlo y dejar que pase, como todo.

– Discernimiento entre lo permanente y lo transitorio. Descubre lo que permanece y nota como todo lo que comienza tiene un proceso en el tiempo y finalmente termina. Lo permanente es Real, lo demás son contenidos conscientes que van y vienen y no son de naturaleza permanente, por lo que no son reales por sí mismos.

Es adecuado conocer el funcionamiento de la mente, de manera que deje de presentar obstrucciones. Para esto se requiere un poco de orientación. (Ver la lista de reproducción: CONOCER LA MENTE)

Con estas indicaciones tienes más que suficiente. Para más información puedes acceder a nuestra página donde hay muchos artículos y otras cosas.

Pregunta lo que dudes y un abrazo.

girl-kite-india_45674_990x742

Pregunta

Muchas gracias por la amplia respuesta y disposición a seguir respondiendo las dudas que surjan… Esas prácticas de auto-indagación las he hecho pero “no pasa nada”.

Es decir: no hay una comprensión más allá de lo intelectual sobre que el observador eterno es puro vacío y que el “yo” o ego no existe en realidad… bueno, la verdad es que ciertamente no es posible encontrarlo, pero estados de libertad absoluta o vacuidad como experiencia aún no advienen… sé que no es algo a “lograr” sino que que surgen, nos damos cuenta, pero ¿qué hacer cuando no? ¿sólo seguir poniendo atención y dejar que venga “cuando sea que deba venir”?

Y bueno… gracias también por el link a vuestro sitio web, que con gusto exploraré 😀

Maria Luisa

Apreciado Amigo, ¿qué te hace suponer que “deberá” venir algún estado específico? Lo que adviene es la comprensión de que SIEMPRE has sido el campo abierto de conciencia donde suceden los estados… que ilumina los estados (conociéndolos). Eso que eres es permanente, los estados son impermanentes. Lo que es impermanente no es real, sin embargo no es otro que Si mismo proyectado en el tiempo y no hay nada que hacer con eso más que dejar de darle tanta importancia. Deja de esperar… que “pase” algo… ya que todo lo que llega también se va. Eso que eres permanentemente está iluminando todas las experiencias y todos los estados. Un abrazo!

Nebula-Helix-estrella-National-Geographic_NACIMA20121214_0533_3