Archivo de la categoría: Ontología

Comprensión – Directo a la fuente

pajarillo-buscando-miel-de-las-flores

Este diálogo se dio como comentarios en este enlace.

P: Fui discípulo de Consuelo Martín, profesora de filosofías orientales en la Universidad Complutense de Madrid, hace unos 30 años y en aquella época aunque no comprendía la filosofía Advaita acudía semanalmente con Consuelo para poder captar un poco de la paz y beatitud que transmitía su presencia.
A veces, cuando meditábamos en su presencia, la respiración se detenía y quedábamos sumergidos en mundo de luz más allá de cualquier sensación física. Salir de éste estado, al cabo de una hora o más, nos llevaba su tiempo.
Últimamente comprendo mucho mejor el vedanta advaita, gracias a la lectura de Un Curso de Milagros, Sankara y el tratado Vaishita. Pero los estados de meditación profunda no han regresado.
Creo que ésta es la gran cuestión. No es lo mismo aceptar racionalmente la ontología advaita que tener la experiencia real de la observación del Ser sobre Si Mismo.
La filosofía sin la experiencia real siempre es fustrante.

ML: Es cierto lo que dices, la frustración sobreviene cuando mediante el proceso mental racional se pretende librarse de la mente y buscar la experiencia de la no separación, la no dualidad o no mente, todo ello lo mismo. Y es que la no dualidad no se muestra como experiencia, toda experiencia pasajera es también un reflejo en la mente, incluso los estados luminosos o profundos. La comprensión de lo no dual implica dejar de dar credibilidad a todo lo que es pasajero, implica residir y presenciar cualquier tipo de experiencia sin la pretensión de transformarla o incluso interpretarla, o juzgarla. Lo importante es la comprensión silenciosa y no precisamente racionalizable, sino más bien esa que da certeza y no nuevas creencias. Siempre que se esté buscando experiencias, tales como estados especiales, con la finalidad de completarnos, es que aún no se ha comprendido profundamente la realidad de Ser.
Si en la ontología se menciona que tu naturaleza esencial es luz, lo que equivale a presenciación pura, cabe preguntarse quién queda sumergido en la luz en un estado como el que mencionas. Por otro lado, si también se menciona que lo que la presenciación presencia o conoce es la pantalla consciente que emana de sí misma y donde se despliegan los contenidos de conciencia, cabría preguntarse cómo es que la presenciación puede llegar a observar luz, ¿acaso es esta un contenido de conciencia?, ¿algún objeto de observación?. Lo otro que podemos agregar es lo siguiente: los contenidos conscientes son reflejos de sí mismo, entonces, ¿donde se reflejan estos? Y finalmente, ¿qué es esta luz que sí mismo presencia como reflejo en la pantalla consciente?
Tal vez recuerdes alguna enseñanza que pone como símil que la mente sin contenidos es como un espejo donde se refleja tu verdadero rostro, obviamente es una metáfora, ya que sí mismo no tiene rostro pues no es un objeto.

En definitiva, ¿que comprensión te deja el haber contemplado la luz en el silencio de la mente?

La ontología puede, y debería, funcionar como un mapa, de manera que cuando efectivamente se recorre el territorio se comprende por dónde se está transitando. Entendamos este tránsito como los procesos conscientes donde se posa la atención, la luz consciente. Por tanto, en cuanto a la validez del entendimiento de lo no dual, eso que es necesario, más que experiencia real, lo llamaría comprensión de lo real.

P: Hola. Gracias por la respuesta. Es lo más profundo que he leído desde hace mucho tiempo. Creo que me llevará algún tiempo comprender lo que dices, porque nunca he sido especialmente brillante en la comprensión.
Entiendo que el significado que le das a la palabra ontología es el de Kant, como estudio de las ideas sostenidas por la conciencia.
La propuesta del vedanta advaita es muy sencilla de entender racionalmente debido a su radicalidad. Lo difícil es asumirla vitalmente porque el raciocinio común no consigue enlazarla con la percepción cotidiana.
Contaba Karl Popper que él aceptaba la brillantez racional del idealismo de Hume, pero que no podía mantenerse más de una hora en él sin caer en el raciocinio común aunque fuera consciente de la falta de racionalidad de dicho raciocinio. Creo que mi relación con el advaita es algo semejante.
Por otra parte, asumir que todo lo que hay (el objeto) no es otra cosa que pensamiento y que su existencia proviene del observador es fácilmente comprensible. Incluso me puedo responsabilizar del flujo de objetos de mi percepción. Otra cosa bien distinta es desidentificarme de la percepción física.
Este tema de diferenciar las ideas puras de las provenientes de la percepción física es clásico entre los filósofos idealistas occidentales. Los cuales no suelen ser un buen ejemplo de coherencia conceptual; pero es lo que tenemos.
Por ejemplo; llevo bastante tiempo enfermo (soy varón) y puedo asumir que mi enfermedad es una creación mental. Pero lo cierto es que a quien le duele es al cuerpo, no inicialmente a mí, y éste me devuelve el dolor el cual se convierte en una idea con su carga emocional correspondiente; con lo cual percibo el dolor como ajeno y previo a mi contenido mental (mis ideas sobre tal dolor).
Puedo pensar y repetir como un mantra que no soy un cuerpo, o que no duele, pero no por eso voy a dejar de percibirlo y menos aún voy a poder olvidar su existencia cuando duele; aunque tal existencia provenga o no de la conciencia.
Otro ejemplo es el del sueño; intelectualmente puedo asumir que cuando duermo el mundo no existe porque no lo estoy percibiendo por no estar pensándolo (este ejemplo es clásico entre los vedantines), pero lo cierto es que si me golpean me despierto; o si hace frío me tapo con la manta o si hace calor me destapo. Lo cual viene a mostrar que la percepción física es ajena y previa a la mente que la percibe.
Me vas a tener que perdonar las confusiones en las que me haya expresado. Pero últimamente he pensado y repensado mucho sobre éste tema de la percepción física y su relación con el contenido mental por una experiencia que tuve hará unos 25 años en Buenos Aires.
Un cordial saludo y gracias nuevamente.

ML: Ontología la entendemos más bien como lo que su etimología dice, el estudio del ser.
Onto es ser y logia es estudio.
El problema básico consiste en averiguar desde donde te estas sosteniendo para comprender.

Cuando se habla de que todo lo que hay es pensamiento, se refiere a que todo lo que existe tiene su existencia como contenido de conciencia, pero no de tu conciencia, sino de La Conciencia. Esto lo digo porque tu te concibes como un sujeto independiente que tiene conciencia de objetos, sensaciones, percepciones, pensamientos, emociones y sentimientos, pero que es diferente de otros sujetos que también tienen su propia conciencia. Si te comprendieras como Si mismo Presenciador, o mejor aún, como pura presenciacion, entonces si tendría sentido asumir que toda existencia existe en ti, tu como Eso que eres realmente.
Entonces se explicaría el movimiento de los estados mentales ante esa presenciacion, y se comprendería que dichos estados son movimientos de la misma conciencia, que como funcionamiento mental, plantea diferenciaciones.

Te daré algunas pautas de las bases ontológicas que usamos junto a R.Malak.

Lo real es Ser. Ser se mueve y este movimiento es Conciencia que fluye como un río de armonía, Plenitud. Esto en el Vedanta lo llaman Sat Chit Ananda.
La conciencia se despliega y surge el funcionamiento consciente llamado mente. La mente, esta función, genera la dualidad y la medida en la infinitud no dual de la conciencia. Por tanto, lo que es infinito aparenta tener medidas ( espacio ) , y lo eterno parece tener medidas ( tiempo ).
La conciencia, que es plena totalidad sin fronteras, debido a la diferenciación de sujeto- objeto que hace la mente, se centraliza como efecto de la ilusión ( Maya ), que hace aparecer multitud donde no hay dos. Esta centralización es el yo-cuerpo-mente-emoción que te hace parecer ser esta persona, con sus limitaciones y vulnerabilidades.
Los estados mentales acontecen en la Conciencia, no le suceden a tu persona, ni a tu cuerpo… Son una rotación permanente de modos conscientes que acontecen a Sí mismo.
Sí mismo se asoma a la existencia a través de tres ventanas: el cuerpo, la mente y la emoción. Estas ventanas se superponen, se combinan y rotan dependiendo de como la persona percibe el mundo preferentemente. Por ejemplo los atletas ven más a través del cuerpo, los artistas a través de las emociones, los intelectuales a través de la mente.

Esto que menciono son pautas de nuestro uso de la ontologia, que deben ser tomadas como señales, como letreros en un camino, como un mapa o como un menú. Recorrer el territorio o degustar los platos del menú deben ser realizados por ti mismo. Hay modos adecuados para llevar a cabo esta realización.
La mente ejerce una fuerza de encantamiento en la que la atención se centra como sujeto y queda prendada de los objetos de la conciencia, y en base a ello fortalece el sentido de separación y propicia la aparición del ego. Este encantamiento equivale a estar perdido en un bosque, un bosque de errores de percepción y errores de entendimiento. Lo primero que hay que descubrir es en que parte del bosque estas, y una vez lo sabes, ya estas fuera. Así opera la comprensión, es como un líquido diluyente de errores. A veces hace falta ayuda de alguien que conoce el bosque.

El proceso de reconocer lo real implica, como si fuera un ave con dos alas y una cola, dos aspectos paralelos: El ala de la comprensión intelectual y el ala de llevar a la práctica lo comprendido y la cola es el timón de la atención.

Nuestro modelo de comprensión no es el de la hormiga, que va paso a paso sumando conocimientos, experiencias y méritos, sino que es como el vuelo del pájaro, que va directo a la fuente.

Anuncios

Dos Reflejos En El Espacio Consciente

Dos reflejos en el espacio consciente

Hace mucho tiempo que no hablaba con mi amiga, esta amiga con la que compartí tantas cosas en la niñez, en la adolescencia y en la edad adulta. Algo nos había separado, no sólo la distancia enorme entre los lugares donde vivimos, sino algo más: las ideas. Entre nosotras, además de un fuerte sentimiento mutuo, había mucha confianza, mucha entrega, nos contábamos de todo… hasta que empecé a viajar a India. Esto nos distanció. Ella no coincidía con ciertas maneras de ver que empezaban a desplegarse en mi y así, la puerta quedó medio cerrada.

Escribir No Recuerdo Haber Nacido ha significado un mágico cierre a muchas cosas que tenía pendientes. Al plasmar con honestidad todos mis recuerdos, las cosas que viví y cómo las viví, varias relaciones personales han sanado después de que familiares y amigos lo han leído. Es como que la manera, en que desde hace unos años, tuve para mencionar la comprensión que estaba teniendo, en lugar de acercar, alejaba. La compresión y la realización de la realidad no dual es tan radical, y a la vez tan inexplicable, que rompe con las estructuras con que se acostumbra entrever la vida. En cambio, la manera como me expreso en ese libro es más cercana, y las personas van conociendo y entendiendo mejor mi identidad.

Lo más impactante para mi del resultado de esto, ha sido que a la par de ir sabiendo de mi identidad, los lectores se han sentido estimulados hacia investigar sus ideas preestablecidas sobre cosas fundamentales como ser, existir, qué significa vivir, qué efectos produce el permitir que el ego rija nuestras vidas, y sobre todo, abrirse hacia la percepción de ser más allá de lo cotidiano y lo cegador de nuestras vidas condicionadas.

De modo que mi amiga, después de leer el libro completo, empezó a revisarlo de nuevo, ahora si, con miras a percibir la comprensión que se entreluce en sus páginas. Me escribió lo siguiente, y yo le contesté. 

– Estoy releyendo tu libro. Es decir, estoy leyendo de nuevo unas partes que subrayé. Hay un párrafo que me dejo así como atrapada. Dices en el: “En ese tiempo, este espacio consciente en que yo no sabía realmente quien era yo, se iban abriendo las vivencias para ir reflejando todo lo que fuera necesario para revelar mi verdadero rostro. Dios es la imagen más inmensa que se muestra como el que todo lo sabe, lo curioso es que no sabe de sí mismo mientras va señalando recorridos a veces inesperados por el camino de la vida, la vida de sus propios reflejos.” Me dio un vuelco en el corazón, pero casi que no me atrevo a pensar para no perderlo… explica. 

– Amiga queridísima, qué intenso. Yo tampoco quisiera pensar, porque esto que digo aquí tiene su señal, es un símil. Uso algunos símiles para dejar que se vaya vislumbrando una intuición que de pronto y sin pedirlo, muestra una cara inesperada de la realidad. Todos sabemos muy en lo profundo de esta realidad, sólo que se ve generalmente oscurecida por las ideas, la mayoría de las cuales nos han sido implantadas.

En cuanto a ese trozo que destacaste, empiezo por revisar algunas cosas. Habla de “el espacio consciente”. Te lo pongo así: me doy cuenta de las cosas, de las ideas, de lo que siento, de lo que percibo, y el “tiempo y el lugar”, por así decir, en el que me doy cuenta, es espacio consciente. Ese espacio, tiempo, conciencia donde se refleja todo, es Dios en observación. El punto es que si Dios es omnisciencia, podríamos preguntarnos cómo es que al mirar a través de estos ojos no sabía de Sí mismo. Lo que pasa es que en esa época, Dios era en mi lo que había alcanzado a comprender, era el Dios de mi comprensión, el Dios de mi corazón, por eso, para conocer profundamente lo Esencial, necesitaba descorrer los velos de mi confusión, y por ello tuve que pasar por varios caminos de vida que me mostraron acerca de tales confusiones.

También hablo de los reflejos de Dios. Esto significa que lo esencial se expresa de diversos e infinitos modos, como todas y cada una de las personas, los animales, las plantas, hasta las amibas. Es como que la Luz de conciencia de lo divino se concentra en un espejito de esos que tenían las bolas de espejos que había en las discotecas de nuestra juventud. Hace tanto que no voy a una discoteca que no se sí todavía las usan  Si seguimos con el símil de Dios viendo su rostro, equivaldría a ver infinitos rostros reflejados en esos espejitos, los reflejos de su luz. Bueno, eso es lo que se me ocurre respecto a ese párrafo.  

– Entiendo a través de lo que dices, que Dios no tiene consciencia de sí mismo. “Dios es la imagen más inmensa que se muestra como el que todo lo sabe, lo curioso es que no sabe de sí mismo mientras va señalando recorridos a veces inesperados por el camino de la vida, la vida de sus propios reflejos”  ¿Ve a través de nuestros ojos? ¿Qué ve? ¿se ve a sí mismo? ¿Qué pasa según lo que piensas, con las emociones, con los sentimientos, con las sensaciones?

– Dios no es un sujeto, he mencionado a Dios porque está en el contexto de lo que iba desplegando en el libro. Lo prefiero llamar Si mismo, o lo Esencial. En el contexto de lo que iba desplegando en el libro, menciono a Dios para referirme a lo esencial, a lo que permite la existencia, al Ser Conciencia. No me refiero a algo o alguien, ni a un sujeto o algo objetivable. Lo que pasa es que con el pensamiento, se tiende a conceptualizar a Eso, que es indescriptible. Por eso, porque no es un sujeto, no tiene sentido suponer que tenga conciencia de si mismo como Dios, o como alguien o algo. Insisto en que esa referencia es un símil.

Ahora, como lo veo es así. Ser se mueve, y su movimiento es Conciencia. Es muy difícil hablar de lo indescriptible. Por eso, para hablar de ello, es que se usa la Ontología, como herramienta de conceptos para apuntar a lo que no se puede definir, lo indescriptible de Ser. Este Ser que al moverse es conciencia, y ocurre el primer destello de saber de si mismo, por lo que esta conciencia genera una función, la mente, con la que sucede la centralización del yo, de la identidad, y así, se da la conciencia de sentimientos, de emociones, de percepciones sensoriales y de pensamientos, así como conciencia de cómo la inteligencia esencial va mostrando infinitas opciones de expresión.

Quién soy yo es la base de toda la búsqueda. Quien soy y qué es este mundo en que me muevo. Entonces, relato como desde el bebe ML, ese cuerpecito que comienza a tomar nota del mundo, se empieza a formar un sentido de existir, en la medida que van sucediendo las cosas de su vida.

La educación, la cultura, el medio ambiente, la sociedad, van marcando pautas que nos condicionan, van marcando condicionamientos en cada identidad. Unos se asoman al mundo por medio de las emociones, como por ejemplo los artistas, otros por la razón, otros, como los atletas, por medio del cuerpo. Es luz reflejándose en múltiples e infinitos espejos. Luz que pasa a través de las ventanas de la identidad, las diversas identidades. Y según se han formado estas identidades, filtran su comprensión y percepción de la vida debido a las estructuras condicionadas. 

Mi amiga y yo nos hemos vuelto a hermanar, a confiar, y se va formando un nexo renovado, pleno de una intensa investigación espiritual. Como dos reflejos nos hemos encontrado en el infinito espacio de conciencia.

 

ONTOLOGÍA 1

Señalamientos Básicos de lo No Dual



ML: El señalamiento básico es hacia darte cuenta del aspecto esencial de tu naturaleza. Esa esencialidad al ser descubierta muestra la unidad de todas las cosas, de todas las variedades, unidas en la Conciencia de Si mismo. Neti-neti, la negación, es una práctica, un mapa como te decía ayer, una de muchas que han usado los apuntadores y que tiene la intención de colocarte en la posición  que atestigua todos los movimientos. Las preguntas teóricas esperan respuestas teóricas, pero un apuntador no dual te señala que aprecies desde una observación libre de juicios y parcialidades (y libre de idea de yo), permitiendo el asombroso despliegue del acontecer. No se pretende decir que eres lo inmanifiesto y no lo manifiesto… sino neti, neti, ni esto ni lo otro… no es quedarse con una cara de la moneda… es ambos simultáneamente. En la Presenciación acontece lo presenciado, no separados.
La Conciencia emana movimiento, así como el Océano emana sus olas. Cada ola equivale a una sensación de identidad que conlleva todo lo que la memoria contiene para definir esa identidad. Imagina el océano como un infinito continente, lo que contiene está ahí, indiferenciado en principio. Esos contenidos aún indiferenciados son llamados vasanas o tendencias latentes. La ola surge impulsada por un conjunto de vasanas que la definen. Es la cualidad de la Conciencia hacerse consciente de las formas, no hay separación ni división, y las diferencias son apreciadas al momento que la Conciencia destaca la sensación de ser yo, distinto de lo que concibo. Es el surgimiento del observador y lo observado, el sujeto y los objetos.
P: Si no te molesta que os plantee preguntas, para indagar en la filosofía advaita y sois tan amables de disculpar mi lenguaje y contrastar, sabiendo ya como pienso, planteo:

1.         Qué dice el advaita, sobre el por qué  esa Conciencia se ha vestido de eseidad – forma. ¡Si luego la va a perder al morir sin que ello le reporte ningún beneficio, realización?
ML: Acaso el Océano se afecta porque sus olas aparezcan o desaparezcan. Mientras te consideres la ola, esto te sonará terrible, quizás injusto, porque es aterradora la idea de desaparecer. Pregúntate ¿en qué momento viste aparecer que tú eras? Si puedes notar el instante en que apareces siendo… por ejemplo al despertar cada mañana, también podrás presenciar el instante en que dejas de ser (la identidad) cada vez que te sumerges en el sueño profundo. Pero ¿qué eres tú, lo que estás presenciado acaso? ¿Puedes darte cuenta de esa Presencia que está observando inafectada como los estados van y vienen? Esa Presenciación es Conciencia pura que se mantiene permanentemente sosteniendo todas las apariciones y desapariciones, y por eso es eterna, más allá del tiempo. En la conciencia rotan los estados (mentales).
Haciendo un cariñito comprensivo te diré que esta situación de ser humano es una oportunidad para apreciar, en la forma, esta maravilla que es existir mientras sabes en lo profundo (y no solo sabes sino que vivencias) que eres la existencia misma.
2.         Y al morir la forma/cuerpo-identidad, ¿Toda persona, haya sido lo que haya sido, se queda igual? ¿Y en qué se convierte?  ¿Esa Conciencia, se vuelve a vestir de eseidad otra vez o una y no más…?
ML: Al morir la forma no hay persona, solo hay lo que siempre ha sido, la esencia que realmente eres y siempre has sido. Esa esencia de si mismo toma todas las formas, una y otra vez, simultáneamente. Es como la luz, en ella están contenidos todos los colores. La forma, el prisma, la hace adquirir la apariencia de ser uno solo de esos colores. La forma es a su vez tiempo y espacio, causalidad. Desparece la forma y desaparece el tiempo, el espacio y la causalidad. Lo esencial no tiene límites, por tanto se manifiesta una y otra vez como el latido de tu corazón, como la respiración, como la Vida latente en Si misma.
Se explica que si en esta vida ha habido realización de lo esencial, ya no se genera más semillas o vasanas, y que las que se traían en la mochila de este venir a existir han quedado, digamos así, sanadas. Pero si no hay realización se sigue generando semillas (karma) y este queda pendiente de ser consumido, ya sea en esta vida o en otra. Pero esto son hipótesis, teorías, bastante cómodas para el raciocinio con inclinaciones metafísicas, pero teorías al fin y al cabo. ¿Ante quién se forman las preguntas y las respuestas?
3.         Al salir al astral en vida, uno ve que puede separarse del cuerpo y seguir manteniendo forma/identidad. ¿Por qué pues no puede pasar lo mismo al dejar no por un rato el cuerpo sino del todo/muerte?
ML: El cuerpo astral para esta explicación es de las mismas características que el cuerpo físico, en el sentido de que igual te estás identificando con esa forma, por muy sutil que sea. De nuevo aquí vale preguntarse… ¿eres ese cuerpo astral? O sea, ¿ese cuerpo te define? O ¿eres lo que presencia todos los cuerpos, tanto los que consideras propios como los que no?
4.         ¿Por qué esa Conciencia debe quedarse con un solo polo de la triunidad; es decir, rechazar la forma y quedarse con el vacío? ¡Si resulta que en el vacío hay forma y viceversa; cosa que corrobora la ciencia cuando demuestra que en la energía hay masa/identidad y hasta en una rayo de luz: onda electromagnética están los infinitos programas de televisión con todas sus historias e identidades?
ML: Te mencioné de varios modos que no se trata de rechazar un aspecto para quedarse con el otro, ¿recuerdas? Neti-neti, ni esto ni esto otro. Lo que eres es indescriptible (no se puede describir), se puede indicar que es lo que Presencia, como indicación, pues realmente, esto es también una idea, en realización nada es sino Si mismo, o sea, en Si mismo están todas las cosas, pero una cosa por separado no es el Si mismo. No dos, implica que no hay distinción real entre noúmeno y fenómeno. La aparente distinción la propone el pensamiento dual.
5.         En mi modesto entender, los que no nace es andrógino; es decir, no dual sino triunitario. Lo que nace es dual y por tanto efímero. Pero lo eterno tiene tanto forma como vacío integrado; de no ser así, tampoco podría existir, no? ¡Luego siempre se salvaría la identidad aunque no la limitada y desarmonizada y desintegrada que tenemos ahora! El propio cuerpo astral es una muestra de ello. ¿Qué piensa un advaita de ello?
ML: Todo lo que pienses está cargado del poder que le otorgas al pensamiento al creerlo. Lo que creas posible se hace posible.
Los pensamientos están en la Conciencia y el poder de distinguirlos y darle validez se llama mente. Unas veces validas unos, otras veces validas otros… y esto es lo que significa que todo va y viene en la Conciencia. Como un paciente pescador en una barca, caña en mano y anzuelo en el agua, va recogiendo los peces como pensamientos. Todos ellos están en el agua, y los pescas con la atención… los sostienes hasta que los sueltas. Ese es el valor del pensamiento. Otra cosa es Realización, que es eso que presencia, aquí y ahora, y más allá también 😀


(Tomado del foro: http://concienciaesencial.lefora.com/2011/06/02/que-hay-para-el-advaita-tras-la-muerte/#post4 )

Chat del14-02-10. Día del amor.

 

P1:
Hoy es un buen día para hablar del amor y lo que conlleva…
Maria Luisa:
Genial
P1:
Dime, ¿tú cómo entiendes la ley de atracción o correspondencia en cuanto a esto? Ella dice: como es arriba es abajo.
R.Malak:
Esos son los principios herméticos.
P1:
Cierto… dime, ¿es el amor una idea?
R.Malak:
El amor se puede tomar de varios modos. Como sustantivo, como verbo o como una idea. Como sustantivo es el si mismo en movimiento.
Maria Luisa:
¿Y como verbo?
R.Malak:
Como verbo es la cualidad de expresarnos como: amoroso… compasivo… caritativo, etc.
P1:
¿Y como una idea?
R.Malak:
Creer que el amor es de determinada manera… y fijo… cuando realmente el amor es vivo y dinámico… no permite cristalizarnos. El amor como idea… es lo que confunde y atrapa…
P1:
Tú siempre dices que a lo que tú apuntas es a eso que soy.
R.Malak:
Si… sacarte de la ilusión de creer que somos una identidad independiente. Lo que eres es todo amor… como lo que te manifiestas no es así…
P1:
Interesante, ¿qué es el amor en si? ¿Eso que se posa para después partir o es eso que soy sin pertenencia ni sentido de autoría? Y si es así, ¿por qué me siento con ese vacío cuando no me siento pertenecer a nada?
R.Malak:
Ese vacío es hambre por saber de lo esencial… es el llamado de ti misma.
P1:
Ya lo creo que sí, porque aunque me complemente con mis amigos o con mi familia, eso reclama quietud, paz.
Malak, cuando surge esa sensación… por que lo es, ¿verdad? ¿Qué sugieres que haga?
R.Malak:
No hagas nada. Lo que hagas es movimiento de la mente y la mente construye debilidades y fortalezas. En cambio si vuelves la mente a la fuente se termina el conflicto.
P1:
¿Estoy en realización? ¿Es eso la realización?
R.Malak:
La realización está desde siempre, nunca ha dejado de estar.
Solo le has sobrepuesto la identidad.
Maria Luisa:
Hoy es el día del amor, y de allí la pregunta
P1:
siii
Maria Luisa:
jajajaj… el resto del año… no sé, ¿qué pasa?
P2:
Lucha de egos es lo que pasa. En este tiempo es algo diferente lo que existe en lugar del amor.
Maria Luisa:
 ¿En dónde está eso que dices que sustituyó al amor?
¿Es el amor un ideal de comportamiento que esperamos de los seres humanos? ¿o es… un sentimiento que esperamos que alguien nos entregue?
P2:
Hay mucha resistencia a entregar y es por miedo.
Maria Luisa:
¿De quién es el miedo, tuyo? ¿Dónde está la resistencia?
R.Malak:
¿Hablamos del amor de pareja? o de otro tipo de amor.
P2:
Ahora es la lucha de egos, muy difícilmente surge el amor.
R.Malak:
Entiendo
Maria Luisa:
¿Qué dicen los demás?
P3:
Se pueden entender por amor muchas cosas… puede ser más puro o mezclado con emociones y otras cosas.
Maria Luisa:
Cierto
P3:
Pero me gusta pensar que el fondo que sustenta todo eso es amor al fin y al cabo.
Maria Luisa:
El amor… como esa placidez que se puede suponer que hubo en el vientre de la madre, cobijados, seguros, recibidos en felicidad. Sostenidos en la pura belleza de ser. Así entiendo el amor
P1:
¿Sin necesidad de nada?
Maria Luisa:
Cierto… o sea… esencialmente sin necesidad… en lo esencial… sin carecer.
P2:
De acuerdo; pero insisto; ¿posiblemente se quedó ahí, en el vientre?
P4:
Está buena esa reflexión, no lo había mirado de esa forma…
Maria Luisa:
No sé, si se quedó en el vientre para ti. Lo que soy yo… no tengo recuerdo de eso, ni recuerdo mis dos primeros años con este cuerpo. Pero asumo esa felicidad añorada como una plenitud que se intuye… que se sabe de algún modo que es posible y también veo que los bebes, en general… están en esa plenitud de ser. Solo que luego empieza el condicionamiento, la enseñanza… y se aprende a restringir su espontaneidad. Al niño se le enseña a defenderse… a formar su espacio vital, a formar un ego que lo ayude a sobrevivir, y aún más… se le indica que debe ser de muchas formas… y si no llega a ser así… será un fracasado, cuando menos. Y poco a poco, la inocencia de felicidad… se ve alterada con las ideas de llegar a ser. No sé si me siguen.
P4:
Sí, claro, yo le sigo.
P3:
Sí, estoy de acuerdo.
P2:
A eso me refiero; todo es bello y lindo ahí, en el vientre y en la madre que con uñas y dientes defendió por nueve meses a ese ser; ¿qué pasó después, dónde terminó de ser madre; que se ha olvidado de defender lo que ella creó?
Maria Luisa:
La labor de la madre tiene su tiempo. 9 meses de gestación… y una serie de años dando formación y apoyo a su hijo, ayudando, supuestamente… a que sea autosuficiente.
P3:
Cada uno hace lo que puede con las herramientas con que cuenta.
Maria Luisa:
Las madres… no son todas la madre perfecta… es más…. no hay madre perfecta. También cargan con su mochila.
El caso es… que nos haya tocado lo que nos haya tocado… está solo en nuestras manos recuperar la felicidad y el amor que nos pertenecen por derecho natural. El asunto del vientre… lo puse como una alegoría que todos podemos reconocer. Todos sabemos… muy en el fondo, que hay un amor infinito en nosotros. Lo que sucede es… que hemos perdido…. aparentemente… el sentido.
P1:
Cierto…
P2:
A eso precisamente me refiero; la deficiente capacidad para continuar con una labor importante de formar a un ser que fue nuestra responsabilidad. El resultado de eso lo vemos ahora por todo el mundo ¿o no nos damos cuenta? y seguimos haciendo lo mismo.
Maria Luisa:
Pues para que eso cambie… ¿qué crees que se puede hacer?
Si ese es tu sentir… ¿qué harás al respecto?
P2:
Lo estoy haciendo; pero ahora hay mucha resistencia al respecto de parte de mi hija y lo peor es que se extiende a mi nieta.
Maria Luisa:
¿Resistencia a qué? ¿a ser amadas? ¿o a ser enseñadas?
P4:
Yo creo que se puede empezar a dar una crianza más responsable, con valores tanto de la vida como también a valorar nuestro planeta… nuestros hijos son el futuro y también nuestra responsabilidad…
Maria Luisa:
Hay una expresión general… en todos los sabios de todos los tiempos, que dice que si tú no estás bien… si tú no conoces el amor… ¿cómo le enseñarás a alguien acerca de estar bien y de estar en amor?
Si tú no estás en paz, ¿cómo harás que otros estén en paz?
Por eso… todos los sabios, todas las tradiciones a lo largo de la historia humana señalan… primero conócete a ti mismo.
P3:
Exacto… demasiado gasto y entretenimiento el mirar fuera; así nos olvidamos de lo más esencial.
Maria Luisa:
Si… lo que suele suceder es que así como aprendimos que hay que sostener ideas acerca de la vida y de llegar a ser de alguna forma… pretendemos apresar esas ideas… para convertirlas en nuestra propia ley y de ese modo convencer a los demás… comenzando por casa, de que mi ley es la ley. La ley mía… de mi ego.
P3:
Vive y deja vivir.
P1:
Es precisamente ahí donde surge la comprensión…
P3:
Eso… comprensión, es lo que hace falta.
Maria Luisa:
Si… mirar fuera dijiste. Mirar fuera…. como lo veo, es todas las ideas, creencias… que me definen como diferente de los demás. Que las defiendo, y si los demás no coinciden… me molesto y los rechazo.
¿Qué tiene eso de amor? ¿Quién puede reclamar amor… viviendo de ese modo?
P3:
Mirar fuera, sobre todo, y además de lo que has mentado, contiene crítica e incomprensión de la mirada del otro.
Maria Luisa:
Si, todo eso incluido.
P2:
Estoy de acuerdo; hay que mirar adentro y poner acción en lo que hay que hacer; el cambio empieza en mi.
Maria Luisa:
Así…. si buscas amor… primero ser amor, sentir el amor, conocer el amor. Saberlo en ti… todo eso.
P1:
La base.
Maria Luisa:
El amor… como fuerza vital, no tiene nada que ver con las ideas.
Ni siquiera tiene que ver con el comportamiento moral… o prejuiciado.
No es… algo que me dan, sino… lo que doy.
P2:
Creo que todos estamos de acuerdo, que el amor no hay que buscarlo ya que el amor está dentro de uno mismo; creo que lo que debemos de hacer es, alimentarlo para hacer posible que surja de nuevo
Maria Luisa:
Dime… P2, ¿eso es algo que tú haces? ¿alimentar el amor?  ¿Tú alimentas el amor? o solo crees que debes alimentarlo. Y te pregunto para que me expliques cómo se hace eso.
P2:
¿Cómo lo hago yo?
Maria Luisa:
Si, por favor.
P2:
Conociendo mi verdadera esencia y naturaleza; no soy cualquier cosa, soy un príncipe hijo de un rey con un regalo muy grande que no he descubierto o perdí en un momento pasado, y tengo que recuperarlo y eso es mi esencia; que es espiritual.
Maria Luisa:
Así que… podemos ponernos de acuerdo en que el amor es algo que nos pertenece por derecho… y que se sabe de ello cuando nos topamos con lo esencial. El asunto es, lo esencial… de nosotros mismos… ¿es algo que debemos construir? ¿se puede armar lo esencial? ¿o la esencia se refiere a la sustancia que nos conforma?
Si somos príncipes… o princesas, que perdimos el derecho al trono, ¿qué pasó? Uso la misma referencia de P2, que dice ser hijo de un rey, pero de alguna forma no lo sabe. Perdió su derecho al reino.
P2:
Si; pero yo lo perdí y lo puedo recuperar.
Maria Luisa:
¿Y cómo entiendes el haber perdido tu esencia?
P2:
Por darle más importancia a la materia que es el vehiculo de la esencia o sea, hacer las cosas al revés; lo importante es lo que viene adentro del vehículo.
Maria Luisa:
Teóricamente, eso significaría, que lo esencial no lo has perdido, solo no le estás prestando atención. La materia y el espíritu no están separados.
P2:
¿Puede ser de esa manera?
Maria Luisa:
Sin duda. Lo que eres, ya lo eres, siempre lo has sido. La esencialidad de ti no se puede perder, solo la confusión te hace creer que es así. Hasta ahora… todos parecemos coincidir, en que el amor está relacionado con nuestra esencia y que las ideas de ser o ego… son sobre-imposiciones que nos desvían la atención del corazón o centro de ser, a la mente y sus ideas.
R.Malak:
Ya disponible para lo que sea.
P2:
Bienvenido
R.Malak:
Gracias
Maria Luisa:
 Malak, ¿nos das tu punto de vista?
R.Malak:
¿Qué es el amor?
P1:
Es lo que soy yo.
P2:
De acuerdo
R.Malak:
¿Amor es lo que soy? Me obliga a preguntar ¿qué es lo que eres?
P3:
Es la más bella expresión humana y divina.
R.Malak:
¿El amor es solo una expresión?
P3:
No
R.Malak:
Humana  y divina, ¿qué es lo divino?
P2:
¿El amor soy yo y estoy extraviado?
R.Malak:
Me están sumando datos.
P3:
Lo divino es la esencia, el sí mismo.
R.Malak:
¿Es la esencia? Seguiré con la pista (nos servirá de resumen)
P3:
Ok
R.Malak:
 La esencia…¿es?
P3:
P1:
Claro
R.Malak:
¿Lo que constituye… la base…?
¿lo elemental? ¿si?
P1:
Si, eso es lo que soy.
R.Malak:
Lo que soy es el amor… si soy el amor… lo esencial… y lo divino, ¿de dónde sale el egoismo… la confusión, el error… la violencia… el odio?
P3:
Cuando se centraliza la conciencia
R.Malak:
Un dato más…
P3:
Surge la mente y los defectos psicológicos.
R.Malak:
La conciencia que se ha centralizado…
¿Hay algún momento antes de la centralización, hay algún instante antes en que no se haya centralizado? ¿o se regresa a lo esencial… desde la centralización?
P3:
Se supone que no existe el tiempo… luego no hay un antes y un después.
R.Malak:
Cierto, en lo esencial no hay tiempo, pero en lo cotidiano… tenemos el tiempo y el espacio… y estamos atrapados… en la identidad… la cual nos condiciona como tú dices en las manifestaciones psicológicas.
P3:
R.Malak:
Por tanto, si el amor solo se presenta… en lo esencial…
¿qué podemos hacer  con nuestra conciencia centralizada, la cual está expuesta a las exigencias del ego?
P2:
Tiene mucho sentido lo que dices…
P3:
Darnos cuenta
R.Malak:
Bien, es esa la clave… (darnos cuenta)
y allí giramos el conflicto, pero ahora salta la siguiente duda
P2:
Regresar a la esencia
R.Malak:
¿Quién se da cuenta? o ¿qué es darse cuenta?
Si es el ego… obviamente no lo es, dado que está sujeto a los condicionamientos de la educación, la cultura, el medio ambiente, la sociedad en general.
P2:
O te estas dejando controlar por el ego
R.Malak:
Cierto, nos estamos dejando controlar por el ego.
Ahora… ¿cómo sabemos eso? ¿que estamos sumergidos en el control del ego? ¿qué es el ego?
P3:
Un yo ficticio
R.Malak:
Exacto… es la identidad falsa, es lo que creemos ser.
P2:
Un yo falso que te distrae.
R.Malak:
Es lo que nos sumerge en el sufrimiento. Nos mueve en el vaivén del placer y el dolor. Así que ya identificamos al creador del conflicto, de nuestro propio conflicto, que es distinto en cada uno. Mi conflicto es distinto del conflicto de cada uno de uds. Por eso no se puede generalizar… emitiendo mandamientos generales, para ser mejor que los demás. Lo que me complica a mi… quizás a uds. … no los complica y viceversa.
P2:
El conflicto es el mismo y la prueba es que está provocando lo mismo.
R.Malak:
La raíz y causa del conflicto es una… las facetas son distintas.
Ahora… ¿haremos como todas las doctrinas… creencias psicológicas,
religiones… al intentar mejorar el ego???
P3:
Digamos que no, el darse cuenta mejora todo… hasta el ego, jeje…
R.Malak:
😀
Si… coincido.
P2:
¿Darse cuenta es despertar?
R.Malak:
Despertar es un término que se usa… lo mismo que iluminación.
Pero darse cuenta se refiere a tomar conciencia.
P3:
Pero entiendo lo que quieres decir con mejorar el ego: crear un nuevo personaje sabio, espiritual o el que sea; suele ocurrir.
R.Malak:
O sea darse cuenta es conciencia.
P2:
Estamos en un sueño ficticio provocado por el ego.
P3:
Es un desvío que sucede a menudo al “buscador”.
R.Malak:
A donde apunto es que crear un ego más eficiente… o funcional… es conveniente pero no es la solución.
P2:
La solución puede ser, ¿destruir el ego?
P1:
Al final el ego ni bueno, ni malo…
P3:
No es la solución final, pero puede ser un comienzo.
R.Malak:
Mira este cuadro….
P2:
¿Y cómo puedes empezar a destruirlo?
Maria Luisa:
¿Destruir el ego?
R.Malak:
Si tienes una persona conflictiva … mal genio… agresiva…
es complicado hablar con ella…
No… no llegamos al punto de destruirlo, porque el ego es legión.
P2:
Pero el ego yo lo alimento; ¿yo lo puedo dejar sin alimento?
R.Malak:
Haremos un resumen…
P3:
Digamos que el refinamiento del ego te puede llevar a “lugares” más convenientes para darte cuenta de “lo evidente”.
R.Malak:
Decíamos después de muchas vueltas que el amor procede de lo esencial…
y que las manifestaciones de amor que proceden del ego son expresiones limitadas…
Llegamos luego a definir… que el ego es responsable de nuestros conflictos, y ahora estábamos definiendo… que es conveniente tener un ego constructivo en vez de uno destructivo.
Ahora, ¿por qué no se puede destruir el ego…?
Porque el ego es generado por la mente, la cual es una función de la conciencia. Así que cuando eliminemos un ego… aparecerá otro nuevo, hasta el infinito.
Maria Luisa:
Más claro imposible.
R.Malak:
Por tanto, lo adecuado es saber cómo se construye y se forma el ego. Lo veo como la sombra del si mismo, de ese modo…
cuando el sol… de la iluminación (comprensión) está a medio día…
el ego está reducido a la mínima expresión…
no hay casi sombra…
En cambio, cuando el sol de la comprensión está lejos, las sombras son largas y extensas… (es un símil)
P3:
Buen resumen, amigo Malak.
R.Malak:
Así que cuando tenemos un gran ego… es claro que… estamos muy lejos de nosotros mismos.
Cuando el si mismo es pleno… no presenta ego… y allí brota el amor sin limites.
Combatir el ego no tiene sentido… porque es una sombra.
Es como querer hacer un inmenso hoyo en la tierra… y sepultar a la sombra, siempre quedará en la superficie. (Ese es otro símil)
Maria Luisa:
😀
P3:
😀
R.Malak:
Por tanto fijemos la vista en el si mismo, el cual somos, y el ego… se disuelve.
P3:
Qué fácil parece así leído, jeje…
R.Malak:
Si… es que lo es…
A la mente constructora del ego… le encanta complicar las cosas. Incluso cuando lo entiendes… dices… no… no puede ser.. tan fácil… seguro que es más complicado… ¿cómo yo seré capaz de comprender lo esencial…?
y se ignora… que lo esencial es lo que realmente eres… eres Eso…
P2:
Habla P1, ¿cuál es tu opinión?
R.Malak:
Me recuerda un cuento… de un señor que tenia una roca en el patio de su casa. Allí se sentaba a  descansar en las tardes, y se le ocurrió… pintar una imagen sagrada… entonces nunca más pudo sentarse en la roca…
A lo natural… lo cubrió de ideologías.
P1:
P2, estoy en lo mismo… la esencia dicta las pautas a seguir.
Si me enamoro bueno, si me desenamoro, bueno.
Si la atención se posa aquí y luego allá, bueno.
Ya no peleo.
R.Malak:
😀
P1:
Con lo que hubiera sido y no fue. Y tú P2, ¿qué dices a esto?
P2:
Para mi es simple pero me lo complico. Seguro que yo soy yo y soy amor en toda plenitud, pero estoy perdido y es necesario reencontrarme y el camino es tener conciencia de ello para iniciar mi retorno.
R.Malak:
😀
P2:
P3, ¿tú qué dices?
P3:
Cuando hay ego sólo se muestran conceptos, pero cuando es la comprensión la que brilla, resplandece el amor, como ahora.
Maria Luisa:
Retomando lo último que dijo Malak, y después de ese resumen tan bueno, con las ideas acerca de llegar a ser, incluso la idea de llegar a ser el Ser, es como complicar lo que es de verdad simple. Lo ponemos tan idealizado que algo que se está evidenciando en cada instante, no se ve… porque más fuerza de atención cobra la idealización, la piedra donde se pintó una deidad, y ya no hay sitio para descansar.
Si quedó algo pendiente, podemos revisarlo.
P2:
¿Qué concepto tiene legión aquí, y centralizar?
R.Malak:
Legión es muchos… como el concepto… de los romanos.
Muchos…
P2:
Eso es lo que me confundió.
R.Malak:
Y centralizar… se refiere… a que tu identidad… está atrapada en tus ideologías, o mejor dicho… tu conciencia está limitada al ego.
P2:
Ok; gracias Malak.
Maria Luisa:
El ego no es solo uno. Por ejemplo, un año… por poner un tiempo, uno puede sentirse abatido… desconfiado… cabizbajo. Tiene un ego de: pobrecito yo. Al año siguiente… se gana la lotería, y el ego se convierte en un ego exitoso. O incluso en un mismo día… uno puede amanecer lleno de energía y con ganas de vivir…. un ego animoso, y por la tarde, luego de un trabajo fatigoso y pesado… tiene un ego decaído.
Otra… la persona que se considera como vencedora espiritual del ego… forma un ego espiritual. Son miles de máscaras. Cualquier cosa que le agregue a yo soy… es ego.
P4:
Eso es verdad, ¿pero a qué apunta esto???
¿a como debemos ser???
Maria Luisa:
Apunta a que el ego… si pretendes destruirlo, otro ego toma su lugar y lo que apuntamos es que no “debes” de ser de ninguna manera, ya que eso es doctrina… moral y buenas costumbres, una estructura.
P4:
Pero con respecto al ego
Maria Luisa:
…las puedes seguir, si gustas… y quizás te resulte inevitable seguirlas, pero no es lo que apuntamos.
P4:
¿Siempre se debe tomar como el enemigo? o tal vez el ego de alguna manera ¿también es parte de nuestro ser??? ¿como si mismo???
Maria Luisa:
No es enemigo… ni es parte del ser… ni es el si mismo.
Son las ideas y sensaciones, con que vas armando una identidad.
Y a lo que apuntamos es a comprender que esto es así, armamos identidad pero esa identidad, no es lo que somos.
P4:
Si no soy el ego, ni la personalidad, ni lo que proyecto hacia el exterior… ¿cómo podría definir lo que soy??? Basta solamente con decir “soy un ente espiritual que trasciende de las cosas de este mundo”…???
Maria Luisa:
¿Para qué quieres definirte? Las definiciones solo son eso…. ideas.
Incluso la idea de ser un ente espiritual… es una idea…
No diría que soy eso.
P4:
¿Y cómo puedo no definir lo que soy???
Maria Luisa:
Definirlo o no definirlo, no te va a hacer ni más ni menos ser lo que ya eres.
En todo caso… para comprender… hay teorías filosóficas, y ontologías que dan un inicial concepto de lo que soy.
Soy conciencia felicidad. Sin limitaciones, no nacida, auto-luminosa, omnipotente, omnipresente y sostén de toda existencia.
Los hindúes lo llaman Brahmán, los católicos lo llaman Dios, los musulmanes Alah, etc.
Los budistas lo llaman Mente Unica. El sabio Nisargadatta lo llamó el Si Mismo Absoluto y el sabio Ramana Maharshi lo llamó el Ser.
P4:
¿Pero es una forma de definir??? ¿Tal vez como concepto???
Maria Luisa:
Es una forma de comenzar a dar dirección a las ideas, para tener una base sustentable, de manera que puedas investigar todas las demás ideas acerca de ser. En realidad… está apuntando a lo esencial, que es indescriptible.
P4:
Yo soy la verdad, la luz y la vida… ¿a eso se refería el maestro Jesús… a que somos la vedad, la luz y la vida…???
Maria Luisa:
Exactamente
R.Malak:
Buena referencia
P4:
Ahora voy entendiendo, gracias
Maria Luisa:
De ahí la historia de Moisés, que va al monte y recibe los mandatos de Dios para llevarlos al pueblo, y pregunta: ¿quién les diré que me ha hablado? y contesta Dios: diles que Soy el que Soy, que te habló “soy eso que soy”
Así… Moisés estuvo un tiempo retirado reflexionando cómo ordenar a un gentío desordenado, y cuando con la inteligencia esencial pudo armar ciertas normas (los mandamientos de la ley de Dios) para ese pueblo, dijo… Yo Soy… tendré que decir que Yo Soy dio estas leyes, sabiendo que fue algo iluminado que se produjo desde la inteligencia esencial y no del ego.
P4:
mmmm
Maria Luisa:
Las tradiciones hacen miles de referencias a la posibilidad de reconocer el cielo en la tierra. Así dijo Jesús… el reino de los cielos está aquí… y los budistas hablan del nirvana… los hindúes hablan del samadhi.
No me sé los demás nombres. Con Malak lo llamamos …. Observación sin juicio.
P4:
El hacer sin hacer como lo llaman los taoístas.
Maria Luisa:
Los hindúes en ese sentido lo llaman el hacer sin hacedor.
Querías conceptos, ya hemos dado varios, ¿qué harás con ellos?
R.Malak:
Qué bien, has aclarado muy bien.
P2:
Estoy de acuerdo y muy claro.
P4:
Es solo para formar una estructura de quien soy en verdad…
lo bueno es que está un poco más claro ahora…
Maria Luisa:
😀
P3:
Bueno amigos… me tengo que marchar; fue un placer como siempre y también haberos conocido. Un abrazo para todos.
Maria Luisa:
Un abrazo P3, feliz día… ¡a celebrar el amor!
P1:
Un Abrazo para ti también
P2:
El placer es mío; hasta pronto y gracias a todos
P4:
un abrazo también para ti
 Ahora, ¿el ego puede servir como una herramienta para lograr cierta comprensión de la conciencia???
P2 abandonó la conversación.
P3 abandonó la conversación.
Maria Luisa:
El ego… lo que pasa es que tú estabas almorzando cuando tratamos ese tema.
P4:
jajajajaja
Maria Luisa:
El ego es una herramienta para moverte en la vida cotidiana, pero no es para comprender lo que es esencial. El ego es precisamente lo que nubla la comprensión esencial, es la identidad ficticia que sostienes.
Si dijimos que lo que eres es Ser Conciencia Felicidad… luz esencial… eternidad, etc. significa que lo que te dice el ego… que es limitación… no es lo real.
P4:
mmm
Maria Luisa:
El ego es la idea que se sostiene en la conciencia, acerca de lo que eres.
La estructura ontológica se completa así:
Soy conciencia felicidad… y del Ser emana la función mental, que genera un ego. Lo que es indiferenciado se centralizó para ver el mundo por medio de la mente, el cuerpo y la emoción.
Mirar a través de estos… produce las diferencias y limitaciones.
Ubicarse en ellos… es estar en el laberinto de la identidad.
En cambio, ver desde el Si mismo… es estar fuera del laberinto y la confusión. Es lo que equivale a la mente en su fuente, y el ego disuelto.
P1:
Gracias por todo… un beso y un fuerte Abrazo
R.Malak:
Bye
Maria Luisa:
Ok, nos despedimos todos
P4:
Ok, hasta luego