Archivo de la categoría: ML y Malak

Donde quiera que mires

Foto: Isabel Obeso

Reflexionaba acerca de lo que es ayudar a otro, y comprendiendo que todos podemos ayudar a alguien. Podemos hacerlo hasta el lugar donde nos encontramos. Tender una mano, dar un empujón, estimulando, ayudando a despejar la sombra que no deja ver el camino. Tener una linterna en mano, o haber pasado por el mismo sitio habiendo encontrado la salida, o un brazo fuerte que permita el apoyo. Conocimiento, experiencia o simplemente una claridad en la mirada. Al hacerlo con amor significa que no ponemos el interés propio de por medio… eso ayuda realmente. Y también enaltece. La claridad se evidencia al compartir la linterna, la comprensión, incluso la mente que hace diferencias, cuando en este compartir, como en un juego de ping pong, no hay más que un movimiento de la pelota, un rebote continuo, sin importar en qué dirección se mueve. Movimiento sin diferenciación, así es el instante de conciencia plena. Y esto es lo que reflexionaba a la vez que comencé a recordar mi experiencia de ayer, con esta frase que se me ocurre de pronto:

La felicidad brilla cuando no hay yo. Al gozar de un instante, no hay alguien gozando, sino puro disfrute, plenitud. Un goce sin juicios.

Ayer caminamos varios kilómetros de la ciudad de Santiago, desde el Centro hasta el límite entre Providencia y Las Condes. Mi hijo y yo. Ahora puedo recordar el disfrute de esas tres horas. Y puedo reconocer la ausencia de yo y tú en aquél momento. No éramos él y yo, era un puro caminar entregados a un observar y compartir, conversar y comentar en pura confianza. Al principio sí había un yo, una mamá feliz de poder estar con su hijo adulto con quien casi nunca tiene la oportunidad de compartir la cotidianidad por diversas razones, entre otras porque vivimos en ciudades y países diferentes. Como él vino a Santiago solo, tiene menos distracciones de esas que atrapan su atención y le impiden quizás los espacios para estar con su mamá, tal como sucede cuando yo voy a Caracas. Así que en esta confianza, este placer de estar con alguien a quien le entregas toda tu atención, es como una primera llave para dejarse estar y simplemente compartir la compañía, uniendo en este paseo, dos miradas en una. Así, a la par que íbamos descubriendo la ciudad, nos dejamos estar plenamente.

Lo mismo ocurre en toda relación en la que se produzca una interconexión real de respeto y confianza mutua. Hay una entrega, un permitirse estar, percibir a la otra persona completamente, sin mediar juicios… escuchar y a la vez comunicar en un canal de doble sentido, donde prima la confianza y el aprecio. Dos siendo Uno… ¡maravilloso!

Casualmente Malak acaba de enviarme este texto para que lo revisara, es decir, ponerle puntos y comas para una más cómoda lectura. Y viene totalmente al caso de lo que yo estaba redactando. No dos entre personas, no dos entre el que ve y lo visto, el sujeto y el objeto, el que pasea y el paisaje. Aquí se los dejo:

Donde quiera que mires 

Cuando reconozcamos que el pensar es automático y repetitivo, que su propósito es proteger el instrumento de expresión llamado persona, convirtiendo la vida en una virtualidad, en ese instante el modo de manifestarnos dejará de ser cristalizado, sentiremos el viento de la mañana, la flores en los jardines con sus colores vivos y brillantes, volverá la risa explosiva y las penas que presionan dejarán de joder con sus exigencias.

Cuando la mente, como una funcionalidad de la conciencia, abandona su estructura mecánica con esa forma particular e individual de apegarse a los pensamientos, logrando que estos funcionen de modo reiterativo y circular, en ese instante la realidad se muestra tal cual es y la conciencia abandona de inmediato la centralización que nos esclavizaba a la memoria. De inmediato la inteligencia se hace cargo de la actividad investigativa que se mueve detrás de dos modos: uno, recoger la información para solucionar los problemas, y otro, para ordenarla de modo integral e inteligente.

Comprobaremos con certeza que existe un  saber auténtico, que no está sustentado en conocimientos adquiridos o en doctrinas cristalizadas. Lo Esencial esta allí, detrás de lo evidente, dejando huellas en los escritos de algunos sabios antiguos o modernos. La cuestión de separación entre el sujeto que percibe y lo percibido es abandonada dejando de lado la apariencia de lo múltiple, mostrando con precisión lo uno de Ser donde quiera que vuelvas la mirada. R.Malak

Anuncios

Chat del 27-07-10. Aclaraciones.

Observando últimamente algunas citas de maestros reconocidos que han sido expuestas al público en Internet y luego han sido comentadas, y notando que no parece quedar claro a qué se refieren o apuntan estos sabios, le planteé este diálogo a R.Malak.
Maria Luisa:
¿Cómo la mente puede mostrar que soy lo real?
R.Malak:
La mente es una función, ya lo conversamos muchas veces.
Maria Luisa:
Si, siempre decimos que no se puede ver lo real con la mente.
¿Por qué algunos maestros parecen decir lo contrario, cuando por ejemplo se refieren a que limpiando el espejo de la mente este puede mostrar tanto la ilusión como lo real?
R.Malak:
No discuto lo que dicen los autores, no terminaría nunca.
Maria Luisa:
Igual me gustaría aclararlo.
R.Malak:
¿Te explico cómo lo veo?
Maria Luisa:
Si, por favor.
R.Malak:
El si mismo es el conocedor… y lo conocido…
Maria Luisa:
No puedo ver lo conocido como si mismo.
R.Malak:
Lo se… así está planteándose cuando se dice: conocer el si mismo como la única realidad. No se está diciendo… que el si mismo es un objeto que el sujeto conoce… sino que se dice… que cuando se reconoce a si mismo… como el Ser… y todo lo demás como ilusión… eso es felicidad.
Cuando se comprende eso… en ese momento la mente se sumerge y las cosas se ven tal cual son… sin el velo de la mente.
A eso se le llama limpiar el espejo.
Maria Luisa:
Entiendo, el espejo limpio es como la comprensión.
R.Malak:
Sí, por allí apunta eso.
Se me ocurre que cuando se sacan frases de un contexto… no se puede saber a dónde apuntaba el autor.
Maria Luisa:
Estoy de acuerdo.
Al usar el símil del espejo se debería ver que apunta a comprender que todo lo que se ve por medio del espejo es un reflejo, no real… y si el espejo es la mente, significa que todo lo que diga la mente no es real.
R.Malak:
Así es.
Maria Luisa:
Me parece que hay un despliegue de percepciones, y son variables… los llame estados o no… pero sí varían… unas veces unas y otras veces otras. O sea, es como que vienen y se van… y entonces… me siento presenciadora, aunque sepa que sin mente que haga diferencias… solo hay presenciación.
Es como que si en el estado natural o realización… no se hiciera absolutamente ninguna diferencia, o como que da igual que las diferencias se muestren, como un río continuo. ¿Por qué a veces me siento presenciadora de percepciones, a pesar de saber esto claramente?
R.Malak:
Es difícil responder eso… porque la realización está y se sobre-imponen los estados de la mente.
Maria Luisa:
Conversando antes quedamos en que no hay ninguna mente, y que los estados son irreales.
R.Malak:
Hay que aclarar a qué apunto cuando hablo de que no hay ninguna mente.
Maria Luisa:
Es lo que has mencionado acerca de la observación sin juicio. Cuando es sin juicio, no hay mente. ¿Pero qué es observado en esa observación?
Observa percepciones, digo yo, y esas percepciones son variables, les pongas nombre o no, las prefieras o no, las juzgues o no.
Hay percepciones en la observación, y según como sean… se llaman estados.
R.Malak:
Mira, si tú te asomas a un espejo… ves tu cara… y dices… mmm… etc, etc. Pero realmente… no ves tu cara… ni ves nada. Solo es un reflejo… una imagen de tu cara. Eso mismo ocurre con la mente, cuando se dice que no existe. Es porque los pensamientos no están construyendo ilusiones. Pero si construyen, a eso se le llama mente, y esa misma mente es la que está presente… como estados de vigilia… o sueño con sueños.
La mente no es nada más que pensamientos, y pensamientos son eso solo, pensamientos.
Maria Luisa:
Sé que como realidad (última) es así.
R.Malak:
Vivimos un mundo de ilusión y eso es todo. El espejismo existe pero lo que muestra no es real. La mente construye un mundo que existe, pero no es real.
Maria Luisa:
Esa explicación hace sentido.
R.Malak:
La existencia está diseñada… por el tiempo y el espacio. Ellos son los que le fijan los límites espaciales y temporales. Los pensamientos vienen y van.
Los pensamientos son los creadores de esta ilusión…
Son como las olas… aparentan existir… y realmente existen… pero son solo ilusiones temporales. Después de todo, lo real es el océano.
Maria Luisa:
Todo eso me hace sentido, aunque también se dice que los pensamientos y los estados no vienen y van, y esto sí que parece no cuadrar.
R.Malak:
Pues eso lo puedes comprobar. Estás en la vigilia… y luego en el sueño con sueños… y después sueño profundo… van y vienen.
Tienes un juego de pensamientos y luego otro,  y así sucesivamente.
Maria Luisa:
Eso es lo que compruebo, que van y vienen.
R.Malak:
Sí, son impermanentes.
Maria Luisa:
Aunque también has dicho que los pensamientos no van y vienen, sino que están en la conciencia y que los estados no van y vienen, es más, que no hay sino un solo estado (que es la cualidad natural de ser).
R.Malak:
Ok, hay que saber dónde se ubica el que pregunta para responder eso.
Los pensamientos van y vienen a la conciencia centralizada, pero están en la conciencia… siempre… como las estrellas en el firmamento.
Maria Luisa:
Al fin y al cabo, ¿la conciencia qué es?
¿Acaso es como un espacio infinito?
No… es solo la capacidad de conocer… el conocimiento mismo.
R.Malak:
¿Recuerdas qué dijimos de la conciencia?
Maria Luisa:
A ver.
R.Malak:
Sat Chit Ananda, ¿cierto?
Maria Luisa:
Si.
R.Malak:
El movimiento del ser… es conciencia, que, si la consideramos como contenido y continente, veremos que la conciencia centralizada es la misma conciencia que se expresa como contenido dentro de la conciencia… y es la misma que está atrapada creyendo ser una individualidad. ¿de acuerdo?
Maria Luisa:
Sí.
R.Malak:
En la conciencia está todo lo creado… lo por crear… el principio y el fin… el comienzo y lo último… nada que se crea o se deje de creer alguna vez deja de estar en la conciencia, porque el material de todo lo inventado y lo por inventar es de la conciencia.
Maria Luisa:
Ok, suena bien.
R.Malak:
¿De dónde vendrán los pensamientos sino de la conciencia?
Solo de allí, allí y nada más que de allí.
No somos propietarios de los pensamientos aunque creamos que son nuestros. Los hacemos nuestros cuando nuestra estructura los concibe como nuestros. Como las luces brillantes del cielo, de pronto decimos esa… esa… es la Osa Mayor. Allí las ordenamos.
Maria Luisa:
Te refieres a cuando nos creemos conciencia centralizada, contenidos de la conciencia, no en realización.
R.Malak:
El que comprende está libre de toda esta paja…
Puede parecer una persona ordinaria… pero su corazón es totalmente diferente. No se pasa estos rollos, no tiene sentido hacerse estas preguntas, son luces fatuas.
Maria Luisa:
Entiendo eso.
R.Malak:
Allí la cuestión de “yo” no se plantea, porque todo es… está siendo y dejando de ser.
Ocurren estas disertaciones sólo para la persona que se mueve en el tiempo y el espacio.
El conocimiento es la mayor de las ignorancias, lo único real es el silencio… no de ausencia de sonido, sino de conceptos.
Todo esto que se habla es como medicinas… para corregir la enfermedad de la identidad, pero realmente, una vez que estás sano de esa enfermedad… ya no necesitas tomar medicinas.
Maria Luisa:
Siguiendo ese símil, a veces parece que hay sanarse y enfermarse de nuevo, de pronto aparece la tentación: Maya.
R.Malak:
La  realidad es siempre la realidad y la ilusión es siempre la ilusión.
Maya, constructora de la ilusión, es la mente. La mente construye y arma pensamientos… ilusiones. No hay  entidades separadas… solo el si mismo es… pero nos expresamos en este mundo… por la ilusión de la identidad y representamos el papel de la ilusión.
Maria Luisa:
En este mundo de ilusión.
R.Malak:
Como creador del mundo creo la ilusión… vivo en la ilusión y me muevo en la ilusión, pero sé que es una ilusión.
Maria Luisa:
Estando en este mundo de ilusión y creyéndose el cuento… no es tan difícil caer en el juego de Maya… pues todo esto es Maya. El punto es creerse el cuento.
R.Malak:
La verdadera naturaleza es el silencio de conceptos… y a esa realidad nada le afecta porque nada se sostiene en ella…
No es ni grande ni pequeña… no tiene límites.
Eso, al saberlo, es provocador de un gran poder… y ese poder que se genera es la trampa que hace volver a la ilusión
Maria Luisa:
Ahhhh! Excelente esa señal.
R.Malak:
Porque el poder es maligno… (maligno en sentido figurado).
Mejor dicho, ese poder es el ego mismo.
Maria Luisa:
Identificado con alguien que entiende, que sabe.
R.Malak:
Te muestra: tú eres pura sabiduría, el resto son unos ignorantes…
y de nuevo al inicio.
Maria Luisa:
Así es.
R.Malak:
Es cierto que la conciencia esencial se pone a disposición de tus requerimientos, pero apenas le das el “upa”… allí mismo quedas de nuevo al comienzo. El ego se fortalece… y se torna casi invencible.
No hay nada que dominar… la ilusión no es una cuestión que se tenga que dominar. Solo hay que sostenerse en que la ilusión es solo eso, ilusión… no existe.
Maria Luisa:
Intensamente aclarador.
R.Malak:
Decir que la mente no existe… es una verdad, pero no es comprendida por quienes creen que los pensamientos son propios, porque los pensamientos propios son los que construyen la mente.
Mientras veo que los pensamientos están allí, en la conciencia, como contenidos, no construyo mente… ni me armo de cárceles ni ilusiones.
El saber es muy fácil… es ausencia de conocimiento. Ese es el verdadero saber y la verdadera iluminación. Solo que el conocimiento se pega como imán a ti… y de pronto crees que son tuyos esos conocimientos, y si vuelves a comprender que el vacío está en ti… otra vez vuelve a aparecer un nuevo saber. Apenas lo coges se torna en ilusión.
Maria Luisa:
¿Y cómo entender cuándo se acaba esto?
R.Malak:
Eres el vacío de Dios… te transformas en Dador… y el resto de las personas en Receptores.
Maria Luisa:
¿Y ese dador es ego también?
R.Malak:
No, porque nada es tuyo ¿de qué te sentirías egóico… si nada  te pertenece?
Cuando comprendes que todo es falso, la misma mente desaparece… ya no tiene a quién tentar.
Maria Luisa:
No puedo decir nada más al respecto.
R.Malak:
¿Algo más?
Maria Luisa:
No… muchas gracias.

23-01-10 Cruzando espadas

R.Malak:
¿hay algo que quieras conversar en este rato ?
Maria Luisa:
estaba recordando del chat anterior, viendo cómo es el asunto a la luz del día
R.Malak:
ok
Maria Luisa:
qué es lo que me motiva a tratar de prescindir de los sentidos físicos, para ver qué se produce
qué se puede ver… si no es por los sentidos
R.Malak:
no hagas experimentos
Maria Luisa:
¿por qué?
R.Malak:
no  tiene sentido… por que lo real no es un estado
Maria Luisa:
si … entiendo… pero la curiosidad mueve
R.Malak:
mira… hay un símil que lo retrata
Maria Luisa:
cuando se habla de lo divino y lo absoluto… es algo que solo queda teórico, mientras vemos por los sentidos y usamos la mente
R.Malak:
estás a la sombra descansando… y te vas a pasear a pleno sol… de la tarde, 2 pm… y acalorada  vuelves a la sombra.. fresca y descansada…
y dices.. uyy qué delicioso es estar aquí… siempre habías estado aquí
Maria Luisa:
¿y de qué sirve saber que siempre estuve ahí, si experimento el calor sofocante?
ante el calor, quiero volver a la sombra
R.Malak:
¿para qué sales al sol de la tarde agobiante?
Maria Luisa:
precisamente, cuando se sale y se encuentra el absurdo de ello, se busca regresar
por tanto no es buscar un estado sino regresar a lo original
R.Malak:
de allí las  parábolas de la pérdida del paraíso y todo lo demás
Maria Luisa:
lo sé
R.Malak:
el asunto es que nunca se ha salido…y nunca se ha perdido…y nunca se puede buscar
Maria Luisa:
eso obliga a una resignación
R.Malak:
si se pierde no es permanente…
Maria Luisa:
si no lo veo, no lo veo
si lo que veo es lo cotidiano, eso es lo que hay
R.Malak:
sueñas que lo has perdido… y es todo un sueño, no es lo que hay,
es lo que crees que hay
Maria Luisa:
creo que hay lo cotidiano… y eso es lo que hay
R.Malak:
el estado indiferenciado de presenciación es el verdadero si mismo
estar apegada a la ilusión de estar separada es la complicación
Maria Luisa:
yo no estoy apegada a eso, yo sé lo que es real,
a veces se experimenta y otras no
R.Malak:
saberlo no basta, hay que vivirlo
Maria Luisa:
exacto, no basta, eso mismo,
hay que vivirlo y cuando te encuentras que no lo estás viviendo, buscar vivirlo
R.Malak:
nada que buscar, nada,
no puedes dejar de vivirlo
Maria Luisa:
claro que si… buscar salir del error
R.Malak:
solo darse cuenta
Maria Luisa:
si, buscar darse cuenta
R.Malak:
si miras al fondo de la caverna sigues viendo la oscuridad…
solo gira hacia la luz…
Maria Luisa:
eso, hay que buscar mirar fuera de la caverna
buscar el giro
R.Malak:
No… nada de buscar, solo mira
Maria Luisa:
okeyyyyy, no es buscar…. entonces es provocar
R.Malak:
Observa, no hay nada que hacer,
si hay algo que hacer eso implica que no está…
Es un no hacer
Maria Luisa:
entonces, pasar del hacer al no hacer
R.Malak:
jajaja
ufff
Maria Luisa:
ese pasar… es el acto de hacer
R.Malak:
más aún, abandona el hacer y el no hacer
Maria Luisa:
ya… entonces lo que se ve, se ve
R.Malak:
presencia el presenciador
Maria Luisa:
Ahhh… ese es el punto
si estoy mirando hacia fuera… ¿cómo miro al presenciador sin hacer un esfuerzo?
R.Malak:
primero observa sin juicio,
segundo  presencia al observador
Maria Luisa:
yo sé lo que soy… no tengo que buscar respuesta a lo que soy… soy eso más allá del observador, pero miles de veces no se experimenta
R.Malak:
no es cuestión de buscar lo que eres, eso ya pasó hace eones de tiempo
Maria Luisa:
ya… es cuestión de serlo, vivirlo
R.Malak:
sabor real… aroma exacto
Maria Luisa:
evidentemente tiene que haber un algo que pase del sabor mental y físico a ese sabor excelso, ese pasar…es el punto
R.Malak:
No insistas en procesos, por favor, no lo hagas
Maria Luisa:
no es un proceso, comprendo que es instantáneo, pero se necesita una disposición
R.Malak:
ni instantáneo ni paulatino, escapa de tiempo
Maria Luisa:
escapa de tiempo una vez estás fuera de la mente
la mente se encuentra presente, calculando
mientras haya cálculos… hay tiempo y procesos
dejar de calcular tiene que ser voluntario
 R.Malak:
bueno… dejemoslo
por el momento..
queria que recordaras el tono…de la última conversación
Maria Luisa:
lo recuerdo y lo puedo retomar si presto atención
si hago eso… prestar atención
R.Malak:
Estoy seguro que esto no te lo había mencionado…
pero… ya es hora…
Maria Luisa:
me parece muy bien, entonces no desistas aún
R.Malak:
hay que acostumbrarse al veneno en pequeñas dosis
veneno de matar al ego..
Maria Luisa:
Entiendo, ese ego que decimos que es necesario para funcionar en lo cotidiano y si matamos ese ego, ¿cómo se va a funcionar?
R.Malak:
esto que te menciono… es lo que le llaman la sensación siendo…
Maria Luisa:
me cuadra bien eso, siendo el ser,
y aunque siempre lo soy, a veces no hay la sensación de lo puro porque el ego se interpone o cubre
R.Malak:
solo sensación siendo….

22-01-10- Revolviendo la sopa

 

Nota: Algunas veces, cuando no aparece algún participante en nuestros chats, me convierto en preguntadora, planteando con la mejor habilidad posible, todas las preguntas que tengo a mano para extraer respuestas que ayuden a la comprensión. Así fue este día.
Maria Luisa:
me da la impresión que hay una especie de desorientación que se tiene al proponerse la comprensión no dual… que no saben qué hacer con sus expectativas, sus proyectos, etc
R.Malak:
pues es una torpeza
Maria Luisa:
¿por qué lo llamas asi?
R.Malak:
porque supone que al realizar abandona la identidad
Maria Luisa:
no es eso… espera
es que cuando escuchan que no son la identidad… y que los deseos son mente y que ellos no son la mente
no saben cómo proceder a encontrar lo esencial sin dejar sus expectativas
R.Malak:
que realice primero y después que se pregunte qué pasó con sus expectativas
Maria Luisa:
el planteamiento, el enfoque de la enseñanza no dual… no deja claro qué hacer con la vida personal
ya que esta se plantea que sea observada
y la costumbre es manejarla con juicios
y llevados por los deseos
R.Malak:
seguir viviendo y ya, ¿qué más podría ser?
Maria Luisa:
podría ser que suceda una confusión
R.Malak:
¿acaso supone que la enseñanza es una norma moral?
Maria Luisa:
no lo es
pero su señalamiento si es una invitación a no seguir mirando la vida como se estaba viendo
R.Malak:
la vida continúa
¿a ver?
¿dónde se plantea eso?
Maria Luisa:
desde el momento que se dice que no eres todo lo que creías ser…
eso necesariamente cambia el enfoque
de ver la vida de otra manera
R.Malak:
estás concluyendo cosas
ni olvido ni recuerdo…
ni  pasado ni futuro
cualquier problema que aparezca son las tendencias mentales las que complican
y si hay dudas, pues es claro que ellas no han sido terminadas
Maria Luisa:
un amigo me escribió que la realización de si mismo no es todo, ¿qué querrá decir?
¿qué más se puede decir a alguien que ha realizado? ¿acaso se le enseña a amar?
una vez que el león descubre su naturaleza de león, ¿le vas a enseñar a rugir?
R.Malak:
o huele a león que apesta
Maria Luisa:
¿qué quieres decir?
R.Malak:
hay modos de conceptuar que no resuelven el punto, porque quedan medio cocidos
Maria Luisa:
¿en qué momento se puede decir que la cocción es completa?
R.Malak:
no lo sé
Maria Luisa:
¿qué significa quedar medio cocido?
R.Malak:
que sus respuestas solo son teóricas… y provocan angustia
Maria Luisa:
¿aunque haya realizado?
bueno, ¿aunque haya tenido el resplandor?
R.Malak:
No hay nadie que no esté realizado
Maria Luisa:
ya sabía que me dirías eso
hablemos del resplandor
R.Malak:
es que si hay algo que aparece… entonces es impermanente,
y así como viene se va
Maria Luisa:
tú hablas de cocción como un proceso que en algún momento se termina
¿en eso estamos de acuerdo?
R.Malak:
son símiles.. nada mas
Maria Luisa:
pues ¿a qué se asemeja ese símil?
¿similar a qué?
R.Malak:
una persona…
si mira a través de su corazón está en realización
si mira a través de su mente está en el mundo de lo fenoménico
el asunto es dónde se sostiene para mirar
Maria Luisa:
¿qué significa que se caiga el velo de la ignorancia en ese maravilloso ejemplo?
R.Malak:
que la mirada es del centro ahora… no de la mente
Maria Luisa:
¿y eso tiene vuelta atrás?
R.Malak:
si se da cuenta… ya no abandona ese mirar
pero si es solo fluctuante…
seguirá mirando por la dualidad
Maria Luisa:
¿qué significa darse cuenta en esa situación?
R.Malak:
conciencia
Maria Luisa:
siempre hay conciencia, ¿cómo puede ser fluctuante?
¿qué es lo que fluctúa?
R.Malak:
siempre hay aire…
pero no todo el tiempo te das cuenta de él
hay veces que dices…
aquí falta aire…
y no es así… el aire está… solo que no está fresco..
Maria Luisa:
buen ejemplo
R.Malak:
es lo mismo
hay conciencia siempre
solo que si la usas para mover la mente
estás expuesto al placer y al sufrimiento
si la usas desde el corazón… está más allá de todo eso
Maria Luisa:
ok… pero lo que quisiera saber es en qué momento deja de regresarse a mirar por la mente y quedar siempre viendo por el corazón
R.Malak:
no es un corazón físico
es mirar desde el centro de si mismo
Maria Luisa:
sé que hablas del centro de si mismo, sin filtros, sin ego
insisto en la pregunta
¿en qué momento no hay más regreso a moverse por la mente?
R.Malak:
cuando hablas de momentos estas mirando por la mente… tiempo… que viene y tiempo que va
Realizar implica… que te das cuenta de la confusión
Maria Luisa:
retomemos
decías que la enseñanza los deja medio cocidos
R.Malak:
Si, porque no realizan… solo se revuelven en las ideas
Maria Luisa:
¿así que la enseñanza es sólo una entretención intelectual?
R.Malak:
no…. no lo creo…
no es el instrumento lo inadecuado..
sino quienes lo usan
Maria Luisa:
¿y que responsabilidad tiene la enseñanza en que los individuos no realicen?
R.Malak:
la enseñanza no es una institución
y no hay individuos…
más aún los individuos no realizan
Maria Luisa:
la enseñanza es como una filosofía que señala y ayuda a orientar
sé que hay error en las cosas que digo, pero es muy difícil no cometerlos para poder comunicarme
dijiste… si, porque no realizan… solo se revuelven en las ideas
R.Malak:
si..
abandona las ideas y estás realizada
Maria Luisa:
y eso… dijiste luego, no es culpa de la enseñanza sino de los individuos
R.Malak:
Así de simple
si… los individuos… son individuos hasta que abandonen el modo de mirar a través de la mente
Maria Luisa:
bien, de nuevo la pregunta
¿se abandona eso en forma definitiva?
¿el mirar por la mente?
creo que debería preguntar qué es mirar por la mente
R.Malak:
si a ti te gusta el café… ¿cuándo abandonarás ese gusto?
Maria Luisa:
cuando encuentre que otra cosa o dejarlo me da más gusto
R.Malak:
es lo mismo
mientras estás dando vuelta en la individualidad… no lo dejarás
sufrirás muchas veces y gozarás otras tantas
Maria Luisa:
tiene que ver con amar a Dios por encima de todas las cosas
que ese sea el mayor gusto
porque si no…. las otras cosas llaman más
R.Malak:
no.. ¿qué es Dios?.. es otra idea más
Maria Luisa:
Dios… es mirar sin la mente
era un símil
R.Malak:
mientras creas que hay mente…
no abandonarás la cuestión
Maria Luisa:
😀
esto va de bueno a mejor
qué fascinación
tienes toda la razón
eso si que me dio duro
R.Malak:
(me estás ?)
Maria Luisa:
No, ahora si me atrapaste
R.Malak:
estás como un amigo, que dice… que quiere que le corte la cabeza
Maria Luisa:
¿qué cabeza me cortarás?
pero está claro que me dejo confundir
es una confusión, no es que no funcione la realidad en mi
estoy convencida de ser la realidad
te conté que iba por la calle en observación sin juicio, y cuando aparecía la tendencia de conceptualizar lo que estaba viviendo
me negaba a esos pensamientos
¿eso es creer que la mente existe?
¿eso es estar en la dualidad?
¿esa negación?
¿es más real, o sea estoy más en el centro (corazón) si simplemente dejo que los conceptos aparezcan?
¿o es esto aún parte del esfuerzo por mantenerse en el si mismo?
¿es parte del deseo de la experiencia?
porque en verdad es una experiencia, experimentar o vivenciar lo no dual
lo otro seria, seguir como siempre
R.Malak:
la cuestión es mas simple
Maria Luisa:
a ver
R.Malak:
mientras hagas juicio estás en la mente….
si no lo haces es realización
Hay dos momentos…
el primero es observación sin juicio….
observas sin juicio las manifestaciones
y el segundo… es… observas al que observa
Maria Luisa:
totalmente claro
R.Malak:
Ambos… estás en realización
o sea, el primero eres el si mismo…
el segundo lo absoluto
fin del rollo
si es muy simple
Maria Luisa:
en verdad que si es simple
R.Malak:
es tan simple porque es nuestra naturaleza verdadera
Maria Luisa:
tienes razón, te entiendo y está clarísimo
R.Malak:
por eso se dice que el si mismo está siempre realizado… porque está en observación sin juicio sabiendo de la manifestación.. es presenciación
y el segundo momento… es lo absoluto inefable e indescriptible…
y ninguno son estados…
porque los estados son de la mente
y aquí la mente no está presente… se ha recogido a su fuente
Maria Luisa:
¿pero se puede conceptualizar en esas condiciones?
R.Malak:
no hay mente
Maria Luisa:
¿pero sí hay un reconocimiento de lo que pasa?
R.Malak:
¿pasa?
apunta a tiempo
tiempo es cuestión de mente
Maria Luisa:
Si, con eso que me dijiste recién… me obligo a mirar hacia el que mira… y me quedé en silencio… abrumada…
¿eso no es?
yo sabía de la pc, de tu presencia…. de lo que pasaba
R.Malak:
¿recuerdas el cuento de Ali Baba?
Maria Luisa:
si
R.Malak:
el escucha la palabra secreta, abre la cueva… y está con todos los tesoros a su disposición…
pero cuando sale de allí, los tesoros se desvanecen porque no son del mundo de la dualidad…
¿en qué se puede traer esos tesoros no duales al mundo dual?
Maria Luisa:
tiene sentido y lo entiendo, pero todo esto que entiendo, que sé… y hasta explico….
no lo puedo llevar a cabo a voluntad
solo… llego hasta la observación sin juicio
eso si puedo
sé lo que soy, sé cómo sucede todo
pero no puedo quedarme en lo absoluto
ni siquiera ir hacia ello
ni experimentarlo
ni siquiera saber de ello
R.Malak:
No te daré nada que ya no tengas
Maria Luisa:
puedo comprender y de hecho no identificarme con algo…
pero los pensamientos y los conceptos suceden
los diferencio de los juicios, eso si
esos juicios que hacen que titubee, dude o cuestione
pero hay cosas que son evidentes y no necesitan ser juzgadas
R.Malak:
quedas de pronto… en silencio
Maria Luisa:
uf
claro
ya sé cómo… sé cuál es la llave
recogimiento y completa adoración a eso…
aqui cabe decir algo así como… siempre ha estado conmigo
la razón hace añicos a lo que eso significa
R.Malak:
😀
Maria Luisa:
 hay cosas que se dicen y rompen el encanto
R.Malak:
hoy te has llevado mucho contigo..
Maria Luisa:
mucho
gracias
R.Malak:
si la mente se sumerge… la totalidad de la confusión se sumerge
Maria Luisa:
eso es cierto
R.Malak:
y el estado natural está presente por sí solo
nada que buscar
nada que permanecer
nada de inestabilidades
la mente dualista es la causa de todo
Maria Luisa:
eso es todo
R.Malak:
y si no está… la visión es completa y uno ve lo Divino desde lo Divino como lo Divino…
Maria Luisa:
no lo puedes decir más claro
R.Malak:
¿será buena hora para irme a dormir?
¿o hay algo que podría agregar?
Maria Luisa:
uy
ok
si… ve a dormir
R.Malak:
uy ?
Maria Luisa:
yo asimilo y mañana te cuento
uy… es que no me di cuenta que escribías
R.Malak:
¿que escribía?
¿todo?
Maria Luisa:
no
R.Malak:
¿no leias?
Maria Luisa:
lo último
es que estaba con los ojos cerrados
esto me provocó sumergirme dentro
R.Malak:
ok
No hay dentro ni afuera
lo de afuera es sólo lo de la mente
si pudiéramos decirlo de ese modo
nunca hemos sido el cuerpo…
uno sin división…
Maria Luisa:
 aclaremos algo
R.Malak:
la clave es la mente
Maria Luisa:
yo sé lo que soy, pero ese saber viene filtrado por la individualidad
sé lo que es mirar sin juicio
sé  lo que es todo
sé, pero…
ser lo Divino es algo que se me hace más que extraordinario
lo divino lo siento, lo intuyo, o sea, lo absoluto de mi
R.Malak:
es que tú ves lo Divino… como algo ajeno a ti
y eso es una herejía…
Maria Luisa:
y algo me dice que puedo sumergirme en eso
R.Malak:
lo único que es, es lo Divino…
las imágenes son las proyecciones de la mente
Solo Dios Es… por tanto 
que soy lo Divino es el otro nombre del Si mismo
Maria Luisa:
lo sé
lo entiendo
R.Malak:
ni pensador ni pensamiento existen
Maria Luisa:
pero no puedo evitar ver la manifestación como “algo”
R.Malak:
por tanto fin del rollo
ve la manifestación como la ilusión que es…
y no te enrolles
como un espejismo… existe… pero no es real
Maria Luisa:
bueno… no veo lo divino en este escritorio, en esta ventana ni en los edificios enfrente
lo veo en mi, dentro de mi, como yo… y que lo puedo experimentar si me sumerjo
R.Malak:
soy la esencia omnipotente y  omnipenetrante… sin forma…
más allá del sujeto y objeto
Maria Luisa:
todo eso es claro
R.Malak:
así que para qué te ves como objeto…
Maria Luisa:
me experimento como objeto
R.Malak:
ahora me voy a dormir
no eres objeto..
Maria Luisa:
sé que no lo soy
R.Malak:
fin de la objetivacion
Maria Luisa:
pero así se experimenta
R.Malak:
fin de la mentalización
Maria Luisa:
bueno, no te retengo mas
R.Malak:
fin de la reunión
Maria Luisa:
😀
R.Malak:
Buenas noches
Maria Luisa:
Buenas noches