Archivo de la categoría: Gotas de R.Malak

Sal de Vida – R.Malak

Salde Vida

Inspiración aclaratoria de R.Malak

Si detecto la unidad de las cosas, si abandono la idea del yo, si paso por alto los conceptos limitadores y duales, la comprensión queda sin obstrucciones siendo la consciencia el sustrato de todo lo que existe en el universo, de manera que su misma  expresión queda en libertad.
En todas las personas la conciencia aparenta estar cristalizada como las diversas e ilusorias identidades centralizadas, que se muestran como mente-cuerpo-emoción, constituyendo la barrera que se llama autoestima o “Mi”. Cuando comprendemos que lo permanente nunca se separa, que es el Todo y su naturaleza se expresa como la Realidad, asumimos que esta es la consciencia que, como la base de Ser, se evidencia en la perfección de lo no manifiesto, quedando en lo manifiesto la posibilidad de auto-conciencia.
Cuando ello se evidencia, la mente se destroza en vocablos aparentemente desordenados y la luz se desenvuelve. Las doctrinas caen como estatuas doradas y la esencia queda vestida de bruma y sal de vida. Se observa la autoconciencia en un estado de permanente inicio, aunque cuando estamos en el presente activo parece que estuviera atrapada en el tiempo. Cuando la comprensión se evidencia el apego se diluye y el Si mismo aparece como si fuera luz y fuego. Ese vacío de conceptos realmente está lleno de Si mismo, mientras que el ego, sin defensas, queda en el olvido. Se bebe de la vida, sintiéndola y respirándola a cada instante.
La principal obstrucción para esta comprensión es la misma mente, que necesita algo nuevo todo el tiempo: un trabajo que realizar, algo a lo que dedicarse, algo que mejorar, un pensamiento que seguir. Cuando detectamos este absurdo juego queda en evidencia nuestra naturaleza esencial. Al descubrir la paradoja, nuestros pensamientos, sensaciones y emociones cambian, aunque no haya habido el propósito de provocar ese cambio. Lo fundamental es saber lo que somos, conocer a través de la cualidad de la observación sin juicio, de la presencia consciente, o dicho de otro modo, ver que Si mismo da cuenta de que toda vivencia depende de saber de esta auto conciencia. Desconocer esta cuestión hace que toda compresión se de en relación a la obstrucción, por desconocimiento de este proceso. Podemos ver a través de lo que sabemos de la mente, el cuerpo y el mundo, es decir, a través de los condicionamientos como expresiones temporales que están sujetas a las ilusiones de tiempo-espacio, o podemos ver sin el velo de maya, quedando abiertos a la plenitud  y a la pura conciencia. R.Malak
Comentarios del texto a través de chat
R.Malak: Aquí, en este texto, puedes ver la mecanicidad de la mente, que no puede estar sin un trabajo que realizar. Esto es tan automático, que todos se confunden con esta cuestión. La mente, en el trabajo, es tan demandante, que obliga a la presenciación a moverse detrás de ella. Incluso se fija metas como:
“voy a verificar el funcionamiento de la mente”, o cosas similares. La cosa es que intenta hacerse cargo del movimiento. La mente no puede estar sin ejecutar.
 Maria Luisa: ¿Y eso es un problema a la hora de estar en realización?
 R.Malak: La realización es detectar esa cuestión. La realización es saber y conocer el yo, y la realización es saber de Si mismo, en Si mismo y desde Si mismo.
 Maria Luisa: ¿De manera que si la mente sigue en su proceso de hacer no es un problema?
 R.Malak: La mente nunca ha sido un problema, es una función de la conciencia que ha quedado en movimiento circular, detrás del Hacer y del logro, sin objetivo preciso.
Cuando se reconoce esa cuestión, el Hacer ya no constituye problema,porque el hacedor no es el Ego. Hay acción sin hacedor, sin hacedor egoico.
Eres lo real

Libar

Eres lo real

Libar de lo esencial

No supongas que uno, que es pura plenitud, tiene como objetivo el iluminar a los que no son conscientes, o elevar a las personas mundanas a lo real. Para uno como “ese”, no existe yo y el otro, por tanto no hay nadie a quien elevar; no hay cielo ni infierno, y el destino es una falacia, un juego teórico impulsado por las doctrinas establecidas. Todos caminamos por los intervalos de las ideas, moldeamos las formas del momento, y yo, como tú, no sigo falsos ídolos que vierten sus vocablos cocinados a fuego lento.

No es que los ojos de la mayoría estén cerrados a la comprensión, lo efectivo es que ellos cuentan las palabras y las sílabas para estrujar un entendimiento racional. Mi recomendación es: “abre tu corazón, las palabras girarán constantemente, absorbiéndose de mil maneras”.
Si lo real es lo que somos en nuestro interior ¿por qué no es evidente para todos? ¿Por qué no hay más gente que sea consciente de eso? La respuesta compartida es que la conciencia se ha centralizado, quedando vuelta hacia lo fenoménico y las actividades demandantes. Cuando la conciencia, que vuelta hacia fuera es llamada mente, se vuelve hacia si mismo, se auto-conoce, abandona las obstrucciones y se despliega dentro de Si mismo. El fuego de la mente, por ósmosis, se llena del espíritu de la libertad. Eso no es merecimiento, pues ello equivaldría a categorías mentales, y como el tiempo y el espacio, cambian según la costumbre. Uno, como las flores que se abren en el fondo del bosque, no busca a las abejas; ellas, trabajadores de lo real, las encuentran y liban del néctar y de su belleza. R.Malak

Los perros de la mente ladran

Silencio en la nada, conciencia de ser plenitud

Espacio silencioso y luz

Soy todo y todo es mí mismo. El mundo aparece real y es solo una ilusión proyectada en la pantalla de la conciencia. El agua no teme al agua, ni el fuego al fuego, de igual modo, no aparece el miedo ante una ilusión creada por mí, pues no soy nada que pueda sentir. Ser no pertenece a los estados de la mente. Ser contiene todos los estados, incluso el más demandante y corriente: el estado egocéntrico, tan habitual que la mayoría supone que es el estado normal de vivir. Lo que soy no tiene forma, ni nombre, nada soy. El apego al nombre y la forma se alimenta de miedo, y dado que soy nada no tengo apego pues la nada no teme a la nada. Aunque todos la teman, la nada toca la nada y se transforma en nada.  La normal experiencia de la libertad, o la transparencia de la propia mente en niveles más profundos, puede parecer comprensión pero es solo autoafirmación y engaño protector del ego, ya que la misión de este ha sido diseñada para proteger el instrumento de expresión. Si desapareces en el silencio, uno ya no es conciencia centralizada, en el mismo sentido en el que un río ya no es cuando se sumerge en el mar. El nombre, la forma, ya no son, pero el agua permanece y se aúna con el océano, siendo Conciencia de Ser en Plenitud. R.Malak

 

 

Inmenso secreto es el amor

Inmenso Secreto

Hablando de eso…
Soy observación, no soy exclusivamente el cuerpo, ni siquiera la bodega de pensamientos que manipula la mente. Ante esto se abren los ojos a la comprensión, los deseos quedan rezagados. Lo mismo que el hielo se convierte en agua, el agua en vapor, el vapor se disuelve en el aire, así desaparecen los deseos en el espacio del corazón disolviendo la egoidad. Mi cualidad de Ser es la misma cualidad de Ser de todo lo que existe, puro amor que se desborda en plena observación, que va más allá de toda existencia y no existencia. Bajo este accionar todo se ve bello y perfecto, la capacidad de amar es tan extraordinaria y simple que se mantiene en silencio cuando es cubierta por la obsesión absurda de pedir ser amado. Que inmenso secreto. R.Malak

Silencio en la luz

Silencio en la Luz

 

Entré como quien entra a una habitación oscura.

No vi nada, ningún color ni contorno ni nada familiar.

Abro la ventana y se inunda de luz y de colores.

La ventana da luz pero no es su fuente ni su origen.

Colores y formas vienen a mi desde mi mismo.

 

Dualidad constante, como la habitación oscura,

que inunda la conciencia de sensaciones.

El sol, como pálido reflejo de lo Supremo,

fuente de materia y de luz.

La ventana, ya sea cerrada o abierta,

no constata que el sol brilla siempre por igual.

La mente no da cuenta de lo Real.

 

Lenguaje, instrumento de la mente,

hecho por la mente para la mente.

La causalidad está solo en la mente

y la memoria otorga la ilusión de continuidad

y la repetición, de causalidad.

R.Malak