Archivo de la categoría: Esencia

La Esencia – 7 de Agosto 2016

7 agosto.jpg

Cada uno de nosotros es una inapreciable joya que irradia y recoge luz a través de tus ojos y capta todos los sonidos por medio de tus oídos, aunque no seas consciente de ello. Está sosteniendo tu cuerpo físico tanto interior como exteriormente y no permite que se desvanezca. ¿De qué se trata? Si la buscas con poca firmeza no podrás ver, si te esmeras sabrás de tu Esencia.

Aunque el mundo se suponga que es una estructura estable se observa que es cambiante, y parece poco racional creer que se pueda comprender su funcionamiento total de modo claro y preciso. Por ejemplo, es habitual mostrar al ego como nuestro verdadero Sí mismo, como si fueras la mente o el cuerpo, o incluso las emociones. Este modo equivocado de identificarnos apunta a una manera no clara, ya que el ego es variable y cambiante.

Mi controversia es hacia los que usan exclusivamente el modo analítico de percepción, planteando que este es el único método válido para encontrar la verdad y tomando a la lógica como la mirada científica viable, para lo que se apoyan en lo que han mencionado otros antes que ellos, como si fuera el único modo de ver lo Real.

Mi crítica no se debe a que estén intentando investigar y exponer la naturaleza del mundo físico, sino a que sostienen enfáticamente que ese es el único modo que existe y que importa. Al hacerlo se reduce al individuo al nivel más primitivo, y suponen que no hay nada más allá del mundo físico. Con ello establecen que no tiene valor desenvolver las potencialidades espirituales y divinas latentes en el interior de cada individuo.

El problema no está en la racionalidad o en la lógica sino en seguir identificándose con el cuerpo, con la mente y con la emoción. Tampoco es cosa de aplicar mayor o menor esfuerzo de la voluntad, ya que cualquier esfuerzo provocará enquistamiento del ego. Uno Es, y lo que uno Es no tiene atributos. Está más allá de toda dualidad, es inmutable, más allá del tiempo y el espacio, incluidos el nacimiento y la muerte. R.Malak

Anuncios
Eres lo real

Libar

Eres lo real

Libar de lo esencial

No supongas que uno, que es pura plenitud, tiene como objetivo el iluminar a los que no son conscientes, o elevar a las personas mundanas a lo real. Para uno como “ese”, no existe yo y el otro, por tanto no hay nadie a quien elevar; no hay cielo ni infierno, y el destino es una falacia, un juego teórico impulsado por las doctrinas establecidas. Todos caminamos por los intervalos de las ideas, moldeamos las formas del momento, y yo, como tú, no sigo falsos ídolos que vierten sus vocablos cocinados a fuego lento.

No es que los ojos de la mayoría estén cerrados a la comprensión, lo efectivo es que ellos cuentan las palabras y las sílabas para estrujar un entendimiento racional. Mi recomendación es: “abre tu corazón, las palabras girarán constantemente, absorbiéndose de mil maneras”.
Si lo real es lo que somos en nuestro interior ¿por qué no es evidente para todos? ¿Por qué no hay más gente que sea consciente de eso? La respuesta compartida es que la conciencia se ha centralizado, quedando vuelta hacia lo fenoménico y las actividades demandantes. Cuando la conciencia, que vuelta hacia fuera es llamada mente, se vuelve hacia si mismo, se auto-conoce, abandona las obstrucciones y se despliega dentro de Si mismo. El fuego de la mente, por ósmosis, se llena del espíritu de la libertad. Eso no es merecimiento, pues ello equivaldría a categorías mentales, y como el tiempo y el espacio, cambian según la costumbre. Uno, como las flores que se abren en el fondo del bosque, no busca a las abejas; ellas, trabajadores de lo real, las encuentran y liban del néctar y de su belleza. R.Malak

Los perros de la mente ladran

Silencio en la nada, conciencia de ser plenitud

Espacio silencioso y luz

Soy todo y todo es mí mismo. El mundo aparece real y es solo una ilusión proyectada en la pantalla de la conciencia. El agua no teme al agua, ni el fuego al fuego, de igual modo, no aparece el miedo ante una ilusión creada por mí, pues no soy nada que pueda sentir. Ser no pertenece a los estados de la mente. Ser contiene todos los estados, incluso el más demandante y corriente: el estado egocéntrico, tan habitual que la mayoría supone que es el estado normal de vivir. Lo que soy no tiene forma, ni nombre, nada soy. El apego al nombre y la forma se alimenta de miedo, y dado que soy nada no tengo apego pues la nada no teme a la nada. Aunque todos la teman, la nada toca la nada y se transforma en nada.  La normal experiencia de la libertad, o la transparencia de la propia mente en niveles más profundos, puede parecer comprensión pero es solo autoafirmación y engaño protector del ego, ya que la misión de este ha sido diseñada para proteger el instrumento de expresión. Si desapareces en el silencio, uno ya no es conciencia centralizada, en el mismo sentido en el que un río ya no es cuando se sumerge en el mar. El nombre, la forma, ya no son, pero el agua permanece y se aúna con el océano, siendo Conciencia de Ser en Plenitud. R.Malak

 

 

Chat del 21-02-10

Participante:
Quedé algo intrigada con lo último que hablamos sobre el si mismo…  y me gustaría saber… si todos mis movimientos son condicionados.
R.Malak:
¿Cuál es la  relación entre el si mismo y los movimientos condicionados?
Participante:
Entiendo que todo surge de mi (como el si mismo)
R.Malak:
Todo surge del Si mismo.
Ahora, tú… ¿eres lo mismo que el Si mismo?
Allí está el asunto,… y saberlo te resuelve el problema.
Participante:
Interesante…primero ¿quién soy yo?
R.Malak:
jajajaja… ya ves… de inmediato a nadar en lo profundo.
Participante:
Pues ahí estoy, solo que no profundizo, me la paso flotando.
R.Malak:
Comencemos con lo básico…  ¿te parece bien?
Solo desde allí le darás sentido a toda la teoría que manejes.
Participante:
Ok. ¿Lo básico es quién soy, o más bien reconocer qué no soy?
R.Malak:
No… comencemos con la pregunta: ¿si todos mis movimientos son condicionados? Eso preguntaste…
Participante:
Si
R.Malak:
Y allí unimos… lo ultimo… ¿qué yo es el que tiene movimientos condicionados?
El Ser real… de ti mismo ¿tiene movimientos condicionados?
¿o los movimientos condicionados son procesos de la mente… de la identidad?
Participante:
Pues aparentemente son condicionados por la identidad
R.Malak:
Esooo. La identidad… que está manejada por la mente,  tiene movimientos condicionados o libres… hay algunos que serán condicionados… oligatoriamente.
Por ejemplo… cuando aparecen  las necesidades básicas… de alimento… de abrigo… de protección… etc
Y otros aparecerán como muy libres… cuando se te ofrece una carta menú…. y tú dices… aparentemente… prefiero… esta carne… este platillo a este otro… o privilegias un postre sobre otro… Todo ello está dentro del marco de la identidad.
Participante:
Ajá, preferencias condicionadas por sabores, gustos y demás…
aún y así, eso no soy yo… ¿es así?
R.Malak:
Este tema del libre albedrío esta tratado en el Cap. 24 del libro.
Participante:
Cierto.
R.Malak:
El libre albedrío o destino.
Participante:
Pero no estoy preguntado sobre el libre albedrío, estoy preguntando sobre algo que me dijiste y me queda la duda.
R.Malak:
¿Cuál?
Participante:
Espera, deja, pego lo que me dijiste:
“la claridad… te permite ver… las cosas
se distinguen… la gente que pasa.. la nieve.. etc.
la luz… no se ve… la luz permite ver… al menos no la ves ex profeso…
solo ves las cosas que están iluminadas por la luz”
¿si?
R.Malak:
😀
Participante:
Y esto:
“el si mismo que eres es como la luz… permite que veas… el mundo cotidiano… Solo que para moverte en el mundo te identificas con una forma… y te mueves en la dualidad… Al identificarte dejas de ver… en forma impersonal… y te apegas a la identidad…
Tu mente estructura las cosas… aprecias algunas y rechazas otras, de ello estableces códigos de conducta… “
esto también tú lo dijiste Malak
R.Malak:
Si.. hermoso símil..
Participante:
Lo es, solo que…
R.Malak:
¿Qué no has entendido de allí?
Participante:
Me dices que el si mismo solo es.
El no diferencia una cosa de la otra, ni es de él de quien surge la duda o la inquietud cuando vas en contra de lo que sea. Ese descontento no surge del si mismo.
R.Malak:
Si…
Participante:
Ahí me quedé, ¿podrías explicarme eso?
R.Malak:
¿Cuál es la duda?
Participante:
Si por un lado dices él no dice, no hace, no se mueve, solo es.
¿Cómo es que por otro lado me digas: fluye, déjalo ser?
Suena contradictorio, no sé si me estoy dando a entender.
R.Malak:
No, lo haces… pero reiteraré de otro modo lo que dije.
Participante:
Ok
R.Malak:
El Ser es conciencia felicidad. Sat Chit Ananda.
La conciencia… en movimiento, es la conciencia centralizada, la cual queda atrapada en cuerpos mentes emociones.
La Conciencia tiene miles de millones de expresiones.
La conciencia cuando se expresa en la dualidad… usa la mente como función..
al usar la mente como función… olvida la procedencia… porque se identifica con la eseidad… pasando a suponer que es una individualidad…
La indicación es recoger la mente a la fuente para reconocer el Si mismo… A eso se le llama realizar lo Divino que somos.
Lo Divino que somos no es una individualidad.
Es el Ser mismo… es el Si mismo.
Desde el Si mismo no hay diferenciaciones específicas y personales o individuales… las diferenciaciones solo se presentan en la individualidad.
Participante:
Ok… voy entendiendo esto. Por ejemplo, todo lo que genere duda o inquietud es provocado por los choques de ideas preconcebidas y reemplazadas… ¿cierto?
R.Malak:
Si, pertenecen a la mente.
Participante:
El Si mismo actúa, es en armonía con el ambiente en el que se encuentre.
R.Malak:
No el si mismo.
El Si mismo está más allá de cualquier diferencia.
El Si mismo es la luz que ilumina la conciencia.
Es el presenciador.
Participante:
Ahora si está claro … aunque a veces suene contradictorio.
EL si mismo es en la duda y en la claridad, solo que él no es ni la duda ni la claridad. EL es el que se da cuenta de los dos, ¿es así?
R.Malak:
El Si mismo es la luz que te ilumina… la mente es la que hace juicios de valor. El Si  mismo es la conciencia.
Nada hay desde el Si mismo, solo el Si mismo, toda luz y pureza.
Participante:
Entendido, soy antes, en y después de… siempre soy
R.Malak:
En el si mismo no está la mente.
La mente es una función de la conciencia que está diseñada para moverte en lo fenoménico. Tiene algunas características, o puede ser de varios modos.
Participante:
Y es ella la que te da la impresión de moverte… ¿cierto?
R.Malak:
Estados son los de vigilia, sueños y sueño profundo.
 Condición es el modo como se mueve la mente: agitada, pasiva o equilibrada.
Participante:
Malak, en el sueño profundo, a veces al despertar estás consciente pero no puedes levantarte, o sea, algo no te permite tener movimiento en tu cuerpo… ¿por qué sucede eso? ¿es eso mente? ¿qué es eso?
R.Malak:
La mente solo está…. en el sueño con sueños… y en la vigilia… En el sueño profundo no está la mente… solo la conciencia.
Participante:
Replanteo la pregunta…
al despertar del sueño profundo surge el darse cuenta y estás consciente de todo pero no hay respuesta de tu cuerpo.
R.Malak:
La mente se hace cargo de los procesos poco a poco…al salir del sueño profundo… Es como haber desconectado  todos los aparatos que permitían el funcionamiento de la casa (cuerpo)… y se regresa poco a poco a conectarse.
Participante:
¿Eso es normal?
R.Malak:
Es normal…
Participante:
Ok.
Malak,¿ es por eso que dicen que el sueño profundo es practicar la muerte ?
R.Malak:
Toda muerte se refiere a la del instrumento.
Realmente para la conciencia que somos… no existe la muerte.
A los intervalos de la mente se les llama muerte… solo que para el Si mismo que somos… no existe realmente.
Participante:
Eso que dices lo comparo con eso que a veces noto aquí… nace una idea y creo en ella, muere esa idea y poco después surge otra.
Me enamoro, me desenamoro, idealizo, fantaseo.
R.Malak:
Cierto, tiene sentido…
Participante:
Todo en su momento es vida y después muere.
R.Malak:
Saber desde dónde procede tu estabilidad construye la verdadera vida en paz profunda.
Participante:
Interesante eso…todo procede desde mi… Miedo a la muerte de pronto surge…lo primero que me viene son mis hijos, el dejarlos.
Algo me hace aferrarme, eso es una idea más, por el desconocimiento de mi misma, ¿es así?
R.Malak:
Lo esencial … lo real, se reconoce al estabilizarte en lo que Soy.
Después de despertar la cualidad de testigo… le das sentido a lo que se muestra. La existencia pura no permite límites.
En cambio la mente nos mantiene apegados a deseos circulares.
Conocer el funcionamiento de la mente… es vital para desarmar o rediseñar su funcionamiento, que solo se mueva a requerimientos esenciales, mientras podamos vivir desde la conciencia de si mismo, de Ser.
Participante:
Es que se van las dudas, está todo claro.
Es ver que lo que nace y muere es mente.
R.Malak:
Lo que eres es sin tiempo y sin espacio.
Participante:
Con eso me voy a quedar, me has dejado sin palabras.
Gracias Malak, un fuerte abrazo y un beso.
R.Malak:
Otro