Archivo de la categoría: Devenir

Devenir y Perspectiva

El que perdió sentido en su quehacer, sus relaciones o los principios que sostienen su vida, comienza a cuestionarse si existe un modo auténtico que le de sentido de ser y una explicación viable, o un modo de acceder a la felicidad verdadera. La No Dualidad puede presentarse en un principio como una filosofía teórica y no como una vivencia inmediata y certera. Pero aún en ese caso se presenta al menos como un mapa o una señal. La observación sin juicio se convierte en una vía posible, que sólo se descubre practicándola. (Resplandor No-dual 21.14)

La Conciencia Esencial es plena de infinita potencialidad. De igual modo, la esencia de ser posee intrínsecamente toda posibilidad de lo que haya sido o que pudiera haber sido, o lo que sea o podría ser a futuro. El pasado y el futuro coexisten en el eterno ahora. Cuando no hay diferencia entre el observador y lo observado, entonces el mundo se vivencia no dual. El modo como nos relacionemos con lo observado determina si opera la Maya (ilusión) de la dualidad o la comprensión de la no dualidad. Todo depende de la perspectiva, ya sea como entidades separadas de su fuente o como la fuente misma. (Resplandor No-dual 21.12)

Todo se presenta en la conciencia y sin ella no hay tiempo ni espacio, como una pantalla sobre la cual todo es proyectado como imágenes y se mueve como en una película de cine. Hay sólo una consciencia, aunque se mencionan distintas, como conciencia centralizada o manifestada, conciencia de cuerpo, conciencia de sí mismo, todas esas clasificaciones son aspectos de la conciencia esencial. La conciencia esencial es la pantalla sobre la que se proyecta la película. La película corresponde a las semillas, procesos y estructuras que ya se han fijado o determinado en el mundo fenomenal, y a las fuerzas automáticas que permiten mantener la vida. (Resplandor No-dual 24.9)