Archivo de la categoría: Conciencia

Silencio – 26 de Julio 2016

26 julio

Si buscas una guía, observa tu mente, al hacerlo descubrirás que lo Esencial está en ti y dejarás de mirar afuera, la mente, como función de la conciencia, es Sí mismo, y Sí mismo es la mente, solo que no es la mente cotidiana que es dispersa. Si tu mente es clara, percibes desde lo Esencial y comprendes a la mente que percibe. La mente no está separada de la Conciencia y la Conciencia no está separada de la mente.

Como subproducto de la senda, en un comienzo existe mucho anhelo por practicar, como si fuera un llamado a caminar en la senda de la comprensión. Todos podemos empezar a practicar la observación sin juicio desde ahora. La realización se muestra a través de la comprensión de que, mediante una forma estructurada de pensar (ego), pretendemos identificarnos con la esencia, que es inalcanzable por el pensamiento.

Si te apegas al silencio y permaneces en la quietud, fluctuarás hasta llegar a comprender lo que mencionan los apuntadores, la mente de ellos no se agita por las urgencias de lo cotidiano. Al conocer el cuerpo y la mente de modo natural, las acciones se vuelven naturales, de ahí que se libera la mente. Cuando la mente lleva la certeza de la verdad, el camino aparece con claridad. Cuando lo comprendes, palabra y acción se manifiestan con perfecta objetividad.

Se absorbe profundamente este saber en el corazón, infundiéndolo, hasta que desaparece la dualidad, en la realización de lo absoluto, fluyendo integralmente sin distracción de la mente. Se tiende a vivir exclusivamente en el estado mental de vigilia,
haciendo cosas y sintiéndonos el hacedor de ellas, en la búsqueda de seguridades y amontonando objetos, conocimientos y, lo más impresionante, tras la búsqueda de acumular experiencias.

Si no puedes percibir la luz de la comprensión necesitas seguir una manera. No se trata de pedirle a alguien que lo explique, o estudiar las escrituras, o llevar a cabo numerosos actos de ayuda, o cerrar los ojos y meditar o permanecer sentado como una estatua, sino que a lo largo de tus actividades cotidianas debes plantearte con intensidad esta pregunta: ¿Quién soy yo?. R.Malak

Conciencia – 20 de Junio 2016

20 junio

Las personas hemos sido condicionadas a creer que somos limitadas, no completas. Como identidad sentimos la necesidad de objetos, dígase: comida, techo y abrigo, sumando que en cualquier tiempo se requiere una casa, un trabajo, relaciones, hijos, etc. Nos sentimos incompletos al identificarnos como un sujeto que elabora un juego de esfuerzos para buscar objetos necesarios y para evitar los no deseados, acciones que construyen una constante presión por evitar el sufrimiento.

Si yo sé ahora que yo soy y supongo que eso comenzó en algún momento, significaría que antes no sabía. Si esa conciencia vino, entonces es de lo físico, es impermanente, es un conocer de los cinco sentidos y los conceptos, o sea, atrapado en los estados de la mente. Por otro lado, si es un saber como análisis, la visión de ese saber también desaparecerá debido a que tanto el saber como el ignorar están en todos, como extremos en la conciencia esencial.

La intuición, cuando se muestra, se podría definir como un destello, no es que se desarrolle poco a poco sino que es un conocimiento inmediato, una certeza no racional. El conocimiento intuitivo muestra como el sujeto, el objeto de su conocimiento y el acto de conocer, son contenidos en lo absoluto de Sí mismo como pura conciencia, donde no existe la dualidad.

Más allá del pensamiento yo está lo no manifestado, la causa sin causa de todo. Incluso hablar de reunir a la persona con el sí mismo no es correcto debido a que no hay ninguna persona, sólo una imagen mental a la que se da una realidad relativa por convicción.

Nada fue dividido y no hay nada que unir; mirando desde lo esencial, si pudiéramos llamarlo de algún modo, diríamos que es el único estado verdadero. Quien conoce es la conciencia, prestando toda la atención al momento.
En la vida se asoma una inteligencia mucho más efectiva que el funcionamiento de la mente, y cuando se evidencia, sucede el darse cuenta del trasfondo de si misma como pura conciencia esencial, como lo absoluto. R.Malak

Conciencia Centralizada

Conciencia centralizada

P: Quería hacerte una pregunta, si no es mucha molestia, claro. Quiero tener una imagen, un apuntador en mi mente que me ayude a entender esto. Yo no soy una persona, soy conciencia, que es consciente de este momento y todo lo que ocurre en él (por ejemplo comerme una gelatina). Tú también eres conciencia, eres consciente de este momento y de lo que ocurre en él (por ejemplo leer un libro). La pregunta es: ¿ tú y yo, somos la misma conciencia? y si es así ¿por qué no somos conscientes de lo mismo en este momento? porque yo no soy consciente del libro que tú lees ahora, por ejemplo.

R: No es ninguna molestia contestar tu preguntar, por lo demás, muy lógica y bien planteada.
El Ser Conciencia que es el mismo en ti que en mí, no hace diferenciaciones. Desde esa perspectiva no hay dos, no hay cosas, solo hay conciencia. Esta conciencia se centraliza como yo, como tú, y desde la perspectiva de la conciencia centralizada hay cosas, y se capta lo que concierne a tal centralización, y no lo que concierne a otra. Es precisamente lo que llamamos manifestación del Ser. Para que esto ocurra, hay una función de la conciencia que llamamos mente, la cual asume el ser como separado de las cosas, le otorga identidad y procede a generar la dualidad. Ahí entonces hay muchas cosas, muchas personas, muchos mundos individuales. Se arman las historias de cada quien, y no hay conocimiento de lo que el otro capta.
Si te surgen más dudas puedes preguntar. Un abrazo grande.
P: Muchas gracias por contestar maria luisa.
Considera que tienes un amigo en Perú (Emoticón smile), he logrado cierta paz interior investigando acerca de la existencia misma, del momento presente, de la no dualidad. por cierto todos tus vídeos los entendí a la perfección, aunque aún me surgen algunas dudas.
Si te entendí correctamente, desde mi espacio de conciencia no existe “yo y maria luisa” solo hay conciencia y lo mismo desde tu espacio, por eso somos “conciencia” y no porque ocupemos fisicamente el mismo espacio de conciencia.

R: No hay tal cosa como mi espacio de conciencia en lo referente a la conciencia esencial…. cada vez que hay mio y tuyo, es porque la mente está haciendo diferencias. Hay una sola conciencia, pero se manifiesta como yo separado, y eso es que se centraliza, un punto dentro del espacio, un individuo dentro del anfiteatro de conciencia. Esto es centralización, lo mio, el yo. Cuando no hay mio, ni yo separado, entonces me expreso sin diferencias, aunque siga presenciando un cuerpo, la mente, la historia. El que haya algo que presenciar, objetos en la conciencia, requiere un sujeto que las percibe. Esto genera la ilusión de ser alguien diferente de lo observado. Es una ilusión en la conciencia.

 

Conciencia de Ser – charla

Charla de R.Malak y Maria Luisa en el centro Tentación Natural en Santiago de Chile, el 24 de Noviembre de 2013, sobre las bases de la no dualidad como una introducción a la investigación sobre la Conciencia de Ser, una introducción apta para el público asistente.

 

Eres lo real

Libar

Eres lo real

Libar de lo esencial

No supongas que uno, que es pura plenitud, tiene como objetivo el iluminar a los que no son conscientes, o elevar a las personas mundanas a lo real. Para uno como “ese”, no existe yo y el otro, por tanto no hay nadie a quien elevar; no hay cielo ni infierno, y el destino es una falacia, un juego teórico impulsado por las doctrinas establecidas. Todos caminamos por los intervalos de las ideas, moldeamos las formas del momento, y yo, como tú, no sigo falsos ídolos que vierten sus vocablos cocinados a fuego lento.

No es que los ojos de la mayoría estén cerrados a la comprensión, lo efectivo es que ellos cuentan las palabras y las sílabas para estrujar un entendimiento racional. Mi recomendación es: “abre tu corazón, las palabras girarán constantemente, absorbiéndose de mil maneras”.
Si lo real es lo que somos en nuestro interior ¿por qué no es evidente para todos? ¿Por qué no hay más gente que sea consciente de eso? La respuesta compartida es que la conciencia se ha centralizado, quedando vuelta hacia lo fenoménico y las actividades demandantes. Cuando la conciencia, que vuelta hacia fuera es llamada mente, se vuelve hacia si mismo, se auto-conoce, abandona las obstrucciones y se despliega dentro de Si mismo. El fuego de la mente, por ósmosis, se llena del espíritu de la libertad. Eso no es merecimiento, pues ello equivaldría a categorías mentales, y como el tiempo y el espacio, cambian según la costumbre. Uno, como las flores que se abren en el fondo del bosque, no busca a las abejas; ellas, trabajadores de lo real, las encuentran y liban del néctar y de su belleza. R.Malak