La liberación ya está aquí – 7 de Noviembre 2016

7-nov

Para muchos, la necesidad de un apuntador es fundamental. Son como las velas: no se encienden solas, hay que encenderlas con otra llama; ellos no pueden iluminarse a sí mismos.

El apuntador que transmite la enseñanza no es requisito necesario para todo el que quiere seguir la senda, sin embargo la necesidad de un apuntador capaz de educar al ego es evidente para algunos discípulos, ya que los velos de la individualidad son muy espesos y el maestro instructorpuede ayudar a hacerlos desaparecer por completo. Todo dependerá del maestro y del discípulo.

La liberación ya está aquí, en este mismo instante, y en esta vida. La idea de liberarse en otra vida es más ignorancia. Si podemos ver y sentir a los demás como si fuéramos Uno, esa conexión nos transformará, empezaremos a ser libres del pasado y del futuro, de las cargas y de los proyectos.

Generalmente, los recuerdos están cargados de angustia, sufrimiento y enojo; si podemos ser libres de esos pesos que están complicando las interrelaciones en la vida, comenzamos a escribir un nuevo libreto de esta película que hasta ahora había sido trágica, no necesitaremos esperar una próxima vida, y seremos aquí y ahora todo lo felices que necesitamos, queremos y merecemos ser.

El maestro que instruye no es necesario para todo aquél que sigue la senda, como ya dije, aunque sí lo es para quien es de mente más desordenada y de carácter irregular. Quien goza de buen entendimiento y verifica sus emociones no lo precisa de forma imprescindible, aunque ser guiado es lo más conveniente. En este caso, la asociación con un sabio impulsa a la realización, y es importante relacionarse con él por medio de preguntas y respuestas.

Siempre habrá dudas que surgen de la mente; es preciso eliminar todas la dudas con la orientación del maestro, o buscar otros medios, ya sea por la reflexión, la meditación o la investigación analítica. R.Malak

Anuncios

2 pensamientos en “La liberación ya está aquí – 7 de Noviembre 2016

  1. Eduardo Arroba

    Hola Malak
    Tiempo atras, en un video de Maria Luisa ella hablaba, tratando de explicar a la “persona”, que esta era como un “pegoste” adeherido fuertemente. Siempre me quedo rondando esa imagen y sobre todo, sus implicaciones.
    Ahora bien, en algun lado leia eso de que cuando hay confusion se debe “entrar al templo”, si hay problemas ” entra al templo”. Esto de entrar al templo era aparentemente un imperativo. Por experiencia, he notado que eso da resultados, incluso en el devenir cotidiano. Por supuesto, hablaba del templo interior. Al principio, hace años, se sentia un dolor aspero y punzante pero con el tiempo se volvio suave y muy agradable, incluso adictivo. Te puedes pasar horas deleitandolo, y no hay pensamientos que te alejen. Solo estas ahi, sintiendo y observando. Sin embargo, no lo puedes convocar y aparece ocasdionalmente, especialmente si lees algo relevante, como algunas entradas tuyas o de Maria Luisa.
    En esta entrada, tu hablas de “buscar otros medios, ya sea por la reflexión, la meditación o la investigación analítica”. Me pregunto, Quien reflexiona, quien medita y sobre que, quien reflexiona?. No es el “pegoste” de que hablaba Maria Luisa? Cuando aparece esa sensacion en el pecho, no reflexionas, ni meditas ni nada de nada.
    Que raro. No me vienen preguntas excepto saber porque esa sensacion.
    Me despido. Parece que solo hablo conmigo mismo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s