Fundirse en Dios – 1 de Octubre 2016

1oct

1 octubre 2016
Una diversidad de fuentes explican lo Divino, muchas de las cuales son ajenas a las tradiciones religiosas. Algunos sostienen que Dios es necesario para la salvación del hombre, pero este argumento sólo se mantiene bien si aceptamos el concepto teológico de la “salvación”. Hay corrientes espirituales que creen que a Dios se puede llegar por la fe -la fe entendida como un saber sin conocimiento, no basado en la razón-, no necesitan una demostración racional de Dios.

En cambio otros necesitan aprender por Sí mismo y esto es mantener la observación al paso de la acción, conociendo de modo directo, inmediato, aprendiendo -en el gerundio del verbo, lo que indica un presente activo- aprender, pero no de lo que ha sido acumulado.

Cuando aparece la comprensión se presenta como un resplandor total. No habrá una iluminación gradual ni parcial. El estudiante preparado y cuidadoso, si está bien atento, no tendrá dificultad. Así como el agua puede calentarse cada vez más estando en el fuego, y luego, sin haber alteración hasta el momento preciso, de repente hervir convirtiéndose en una constante de vapor, (no habiendo un periodo en el que se esté parcialmente hirviendo), después del resplandor viene la comprensión completa.

En el presente activo, (puedo llamarlo “en una meditación en la acción”, la verdad dentro de la totalidad y no dentro de la fragmentación), no vemos al universo desde nuestro intelecto o desde nuestra emoción, sino que, muy por el contrario, la atención consciente se amplía y la luz fluye saturando la parte.

Fundirse en Dios no es tan solo sentirlo dentro de sí, sino que la conciencia centralizada desaparece. En los momentos de exaltación espiritual la persona deja de ser individuo, Lo Esencial ocupa todos los espacios del instrumento cuerpo – mente – emoción. R.Malak.

Anuncios

2 pensamientos en “Fundirse en Dios – 1 de Octubre 2016

  1. Rafael *TU SALUD TOTAL*

    ¿Este “hervir” puede volver a detenerse? ¿Es una experiencia más? ¿O se sostiene el recuerdo naturalmente, es decir sin apego, avidez, esfuerzo, dolor, duka?

    Si la respuesta es que se sostiene “sólo en la no-duda”, vuelve la misma pregunta: ¿es posible entrar a “esa región” donde no aparezca la duda de nuevo?

    Responder
  2. nodual Autor de la entrada

    Rafael, el símil de hervir se refiere a que agua hervida no puede dejar de ser agua hervida, y no significa que tenga que seguir hirviendo. El punto de ebullición marca un antes y un después… antes había dudas, después hay certeza, y donde hay certeza la duda no tiene más cabida.
    Todo este asunto de la comprensión de lo Real no se sostiene en una experiencia ni en un recuerdo. Lo único que sucede es que el velo que nos cubría de ignorancia se cae para no volver, dejando a la vista de modo evidente lo que siempre ha sido, es y será.
    Saludos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s