Ni conocido ni desconocido – 10 de Agosto 2016

10 agosto

Con la costumbre de fijar la atención en el pensamiento, uno olvida la presencia de lo Esencial, y se apega a cosas que son intrascendentes como si fueran de la mayor importancia. Muchas veces por frustración, llegado cierto momento, cuando ya la razón no otorga satisfacción, algunos comienzan a buscar aliento en las cosas llamadas espirituales, se apegan a especialistas en estas cuestiones y siguen sus recomendaciones para orientar su vida, llevando a cabo prácticas u obteniendo objetos simbólicos y misteriosos en los cuales depositan su confianza.

Está visto que esos medios no ofrecen el resultado de serenidad, aceptación y comprensión que, sin saberlo, estamos en realidad buscando. La recomendación más típica que nos hacen es que busquemos objetivos claros, y así trazar proyectos que terminen con la ignorancia, para luego alcanzar los ideales que nos hemos fijado o nos han planificado. Dicen que a quien no tiene metas para la propia vida le faltan proyectos para llegar hasta ellas, y que la ausencia de proyectos vitales originaría falta de sentido, falta de tareas sentidas como propias. En base a esto solo me resta pensar que aparecería la senda como una meta a cumplir, una manifestación más de la expresión parcial o reflejo de lo Esencial.

De acuerdo al enfoque no dual lo Esencial, indescriptible, o Divino, o como quieras llamarlo, es cognoscible. Parece contradictorio lo que menciono pero es una realidad que es posible de comprender. Mi opción es que no supongan que lo Esencial es incognoscible -como el sentido que le dan los filósofos tradicionales o estudiosos de religión-. Lo que está más allá del espacio conocido es posible que lo mencionemos como incognoscible, pero lo Divino no es ni conocido ni desconocido en ese sentido. Lo cierto es que es más elevado que lo conocido o más allá de ello, y cuando se dice que lo Divino es desconocido se refiere a que no es posible dar cuenta de ello por medio de los sentidos, pensamientos o procesos mentales usuales.

Lo Divino es más que conocido, sostiene todo lo que soy como identidad y le da sentido a todo lo que hago, pienso, siento y realizo. Está más cerca de mi que yo mismo como identidad. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s