Revelación – 5 de Agosto 2016

5 agosto

Metas, destinos, objetivos, cosas espirituales por conocer, son del mundo cotidiano, de la ilusión. Comprender que no somos cuerpo-mente-emoción implica salir de la prisión virtual en que estamos infundidos, atrapados en la dualidad sujeto-objeto.

El “Yo” no es real, su existencia está formada por cuerpo-mente-emoción, una combinación construida desde Sí mismo para movernos en este espacio tiempo. Este “yo” ocasionalmente se afirma en el cuerpo o en la identidad egoica construyendo ilusión. Pierde sentido negar la cualidad corporal dadas las necesidades demandantes que requiere el cuerpo físico. Muchas de esas rutinas de comportamiento fueron implantadas subliminalmente en nuestra interioridad cuando éramos niños, y lo sabremos cuando verifiquemos si esas semillas las creamos voluntariamente o si fuimos víctimas de esas construcciones.

Con nuestra comprensión, ya sea profunda o superficial, reconoceremos estas pequeñas rutinas y mini programas, que transformados en semillas o burbujas, llegan a los distintos niveles de nuestro accionar para luego subir, no como sugerencias, sino como órdenes e instrucciones que inevitablemente deben ser cumplidas.

Cuando entendemos las características de nuestro cuerpo y reconocemos este ego que es cambiante, este, como un muñeco de sal, se diluye en en el mar océano de la comprensión, quedando solo Sí mismo, que es lo verdadero, como presenciador de la conciencia. La naturaleza no-dual de Sí mismo no cambia, se reconoce como el testigo de los pensamientos y de las emociones cada vez que estas aparecen. Al comprender nada queda oculto, al instante se revela nuestra auténtica naturaleza y sobreviene la felicidad.

Para la mayoría es difícil comprender nuestra naturaleza Esencial porque ella está por sobre la conciencia centralizada donde generalmente nos encontramos. Entender la observación sin juicio se complica para el común de las personas. El “yo soy”, que es la base de Ser, se ve invadido por la constante charla mental, un flujo de ideas que parece nunca terminar, y a eso le sumamos las emociones y deseos, con lo que completamos una imagen del yo. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s