Condicionamientos – 19 de Julio 2016

19 julio

En el cuerpo, los elementos como el aire, el agua, los alimentos y otros, se combinan para un uso temporal y posteriormente dejan de ser útiles. En el cuerpo todo va cambiando en forma constante dependiendo a su vez del entorno, generalmente para que funcione adecuadamente. Por otro lado, el cúmulo de ideas y pensamientos que aparecen y desaparecen no constituyen nuestra identidad verdadera.

Existen condicionamientos debidos a influencias genéticas, a lo que se suma la educación y la cultura que provocan respuestas en forma automática. La aparente libertad individual es una ilusión y las reacciones son productos memorizados. El propósito de la espiritualidad es, sin duda, librarnos de los conceptos y los condicionamientos que se convierten en velos.

Nuestro interior no es autoevidente cuando está velado. Generalmente somos ciegos a su manifestación pues suelen primar las sensaciones exteriores al cuerpo. Si dirigimos la atención hacia el interior se siente una tranquilidad y una unidad, lamentablemente esa tranquilidad y unidad se perciben como productos de la mente, por la apreciación subjetiva que los ve como objetos percibidos. Es cuando todavía está presente la discriminación de los objetos tales como tranquilidad y serena unidad, que se muestran como un producto accesible.

La observación sin juicio muestra el amor sin conflicto, sin esperar ser amado. La relación verdadera ocurre sólo en el presente inmediato. Dejamos de imaginar la vida y comenzamos a vivir verdaderamente ahora mismo. Todo lo que se ve es la inmensidad del amor en la conciencia esencial. Lo que antes se veía era lo que la dualidad permitía. Nuestra esencia natural es no nacida y saberlo provoca paz.

La vida, al concretarla por medio de estructuras de pensamiento que forman hábitos, tiende a que nos apeguemos a los objetos y al mundo con su atracción y reclamos, en el ansia de cumplir los requerimientos que nos han establecido y que hemos aceptado, y si a ello le sumamos que lo que aparentemente percibimos está a ese nivel solamente, la identificación es el resultado normal, esto es propio de la mente. Lo que sea que logremos no es permanente, las búsquedas son impermanentes, los dioses, los logros, todo es impermanente. Por tanto, al estabilizarse en la observación sin juicio todo se resolverá, provocando esa inmensidad de amor y felicidad. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s