Conocimiento – 22 de Junio 2016

22 junio.jpg

El mundo del pensamiento es interminable, y cada pensamiento nos lleva a un pasado recordado o a un futuro imaginado. La mayoría de la gente no puede detener los pensamientos, y así nos encontramos infinitamente perdidos en la ilusión, pero no nos damos cuenta. No es hasta que estamos presentes que nos damos cuenta de que nos hemos perdido en un sueño. No planteo la opción de detener los pensamientos solo conocerlos, ya es hora de dejar de dar vueltas a la rueda de la individualidad.

Metafóricamente se puede decir que los apuntadores señalan mapas que han de servir de orientación para un recorrido de facto y que debe ser realizado por el aspirante. Muchos hablan de aniquilar los deseos, diciendo que de ese modo aparecerá el conocimiento de la realidad absoluta, iluminando al individuo. La realidad no es alcanzable como un objetivo, así como tampoco podemos alcanzar a Sí mismo. El ego nos ata a nuestras posesiones, a nuestros asuntos, a nuestros bienes materiales que, tarde o temprano, tenemos que perder, y nos empuja también a satisfacer los deseos motivados por nuestros cinco sentidos.

El conocimiento de la realidad no es una acción en sí, se provoca cuando nos damos cuenta de que es hora de dejar de buscar los “cómo” y los “por qué”; ya estamos de frente al camino de regreso al origen, el lugar del cual no hemos salido. Es tiempo de identificar la realidad suprema, conciencia divina absolutamente autónoma y completa en sí misma, esa causa fundamental de la manifestación y del proceso de manifestación hacia su señalado logro. Se ha provocado la comprensión en forma espontánea, no inducida ni manipulada por el deseo, por los recuerdos o por heridas de situaciones pasadas, comenzando a residir en lo eterno en forma plena y total. El experimentador limitado se abandona a la conciencia absoluta.

La realidad es constante e idéntica a Sí misma, infinita, sin tiempo-espacio, no está determinada por la causalidad manifiesta cuando nos empapamos de ella en constancia, orden y no contradicción. Es no ambigua y por ende infinita. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s