Realización – 10 de Junio 2016

10 junio

No se ve lo indescriptible en algún sitio fuera de la conciencia, si así ocurriera sería un auto engaño. Sin la conciencia esencial no hay nada que ver, sin agua no hay hielo. La realidad es un puro conocer ilimitado, pero el conocimiento en que mentalmente se traduce su comprensión racional, es un objeto que ya ha quedado limitado dentro de la dualidad de lo mental.

Hay un concepto que se maneja, el despertar, que no está referido a la acción de dejar el sueño y pasar a la vigilia, sino que apunta a una comprensión espiritual conocida como iluminación.

Cuando alguien llega a despertar del todo, a convertirse en un Iluminado, entonces conoce la realidad sin mente. Entonces es la verdad, lo Esencial, lo definitivo. Se añade la mente y todo se convierte en sueño, porque la mente es lo que crea los sueños. Sin la mente, nada puede ser un sueño, solo queda la realidad en su pureza cristalina.

El problema para el que camina en el sendero y lucha por salir del sueño de lo cotidiano, es que al acceder a la iluminación comienza a salir de un sueño cotidiano para luego entrar en otro más sutil, y las respuestas que de esta individualidad provengan serán racionales, sensitivas y aparentemente voluntarias. Más aún, podremos saber que la vivencia de lo trascendente está incluida en la ilusión, siendo la iluminación intelectual y la vigilia igual que sueños, ambas son igualmente ilusorias.

Aclaro, la iluminación en sí misma no es un sueño, sino que el concepto de iluminación, así como su logro, son ilusiones, por tanto, las personas viven un sueño con un concepto de realización por lograr.

Reitero: la realización no es un objeto para atrapar. Una vez que se ha mostrado la realización, la iluminación ya no es un sueño, ella deja de existir, la iluminación como tal desaparece. Reconocer esta realidad es realizar. Los antiguos caminantes han demostrado que el buscador desaparece y cuando se conoce la realidad, el conocimiento “yo soy” es comprendido como permanente, un conocimiento ilimitado. Esa conciencia de él no tiene necesidad de nada, ni siquiera de reconocerse a sí mismo. R.Malak.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s