Realización – 6 de Junio 2016

6 junio

Vivimos en un planeta que parece ser el único con vida en este sistema solar. Se cree que la vida surgió lentamente por medio de misteriosos procesos químicos, acariciada por la estrella que llamamos sol, y que evolucionó hasta llegar a construir una sociedad que presenta las maravillas tecnológicas que disfrutamos. Al mirar al cielo, las luces en él aún nos siguen asombrando como en tiempos pretéritos, y nos preguntamos si en algunas hay vida.

Nos hemos tecnificado: aparatos que vuelan, perforamos la tierra y viajamos bajo ella, construimos puentes, arte, música, y las comunicaciones son instantáneas de un extremo a otro del planeta. Pero nada se compara con el acto de comprensión, de saber, de realizar, de la conciencia que se opera en el instante en que la mente realiza la síntesis de un juicio o en el que la mente discurre mientras se presencia la intuición. El instante de comprensión lleva encerrado el secreto fundamental respecto a la realidad de todas las cosas.

El esfuerzo recrea la fantasía de la separación de la unidad. Formamos un velo y creemos que existe, es la ilusión de la individualidad. El orgullo, la vanidad, son velos que impiden percibirse a sí mismo. El sentido de ser puede quedar oscurecido por las circunstancias, por la corriente de pensamientos y por todas las cosas de la dualidad, como por ejemplo los deseos no deben ser confundidos con la pasión. La fuerza de la pasión es llevada a su máxima expresión como producto del Ser.

En el instante mismo en que el razonamiento se detiene, en que la mente restringe la actividad comparativa del objeto conocido respecto a uno similar radicado en la memoria, la ausencia del juicio permite a la mente adoptar una momentánea quietud, suficiente como para disfrutar la comprensión de aquello que ya no se razona. Allí reconocemos la pasión en su real dimensión como emanación del Ser y no de la mente, se presenta en el umbral entre lo fenoménico y lo absoluto, y es allí donde se descubre un estado que emerge espontáneo, como entrega divina, entrega interior, mostrando la realidad, la conciencia del Ser. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s