Realización – 30 de Mayo 2016

30 mayo

La centralización de la conciencia es un hecho que está más allá de nuestro entendimiento, y su razón más allá de nuestra imaginación. Podríamos decir que ocurre en forma armoniosa o espontánea, o que obedece a leyes naturales, o más aún, sucede por disposiciones de la Divinidad que son desconocidas, o que se mueve por poderes divinos.

Lo cierto es que la centralización de la conciencia es inexplicable, ello sucede, con lo que la persona olvida su naturaleza esencial de conciencia y construye un ego a través de la facultad de pensar, cuya característica natural es aceptar o rechazar lo percibido.

La pregunta obvia que aparece es: ¿Cómo es que si Sí mismo es la conciencia esencial y plena, esta pueda confundirnos? La razón es que al aparecer en el plano del Hacer, la conciencia se encuentra oscurecida por la identificación con el cuerpo. El cuerpo nos indica que él es nuestra identidad, presionando con las urgencias del ego que cada vez se vuelve sofisticado.

La Conciencia, desde su pureza en la realidad, se vuelca al estado diferenciado por la influencia de la mente, se vuelve hacia afuera, hacia lo fenoménico, y los conceptos e ideas pasan a ser los elementos de juicio, quedando la realidad en su aspecto Chit, o sea, como Conciencia Esencial, aparentemente replegada sobre el telón de Sí mismo. Bien podemos decir que es la misma eseidad la que se pone límite a Sí mismo.

Para que se produzca el darse cuenta de lo fundamental, es esencial la comprensión de uno, que ha sido velada por nuestra identificación con la mente, cuerpo y emoción. La mente, constructora de ego, queda fascinada por el pasado y el futuro, otorgándole una existencia en las ideas, atrapada en la dualidad, tiempo – espacio, lo que provoca que la persona sienta que el mundo aparece diferente de Sí misma y separado, todo debido a las diferencias entre los correspondientes sujetos y objetos.

Se provocan esas diferencias entre el sujeto y el objeto de su conocimiento, apareciendo multiplicidad de seres, porque las mentes siguen caminos diferentes, generando la aparición del karma, que es el proceso equilibrante de las fuerzas duales y opuestas que se han creado al centralizar la realidad de la Conciencia Esencial. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s