Realización – 23 de Mayo 2016

23 mayo

Entiendo que surja la necesidad de conocer nuestra naturaleza Esencial, que proviene de un deseo de la mente que nos impulsa a investigar. Para tener éxito se requiere permanecer libre de pensamientos, y esto, aunque presenta una fuerte contradicción, es el modo en que se puede morar en el estado natural de Ser.

Establecer que “la voluntad” es lo Esencial es un error. La voluntad es una condición que varía, y proviene de la manifestación fenoménica, o sea, está ligada al tiempo-espacio y a las variaciones causales de movimientos, tanto internos como externos, es decir, depende de la observación exterior o de los pensamientos. El ejercicio de la voluntad depende de nuestro propio cuerpo, mediante la acción muscular o cualquier movimiento en el espacio.

Mirar la vida de modo fragmentario o compartimentalizado es ajeno a lo Real. Dividir la vida en infinidad de procesos puede ser práctico para la sociedad, pero nos deja muy expuestos al sufrimiento y a la confusión, y aunque es lo usual, no justifica que la conciencia manifestada o centralizada se sostenga en ello. De todos modos, como el cuerpo es su vehículo debe conservarse sano y disponible, en el entendido de que el cuerpo es a la vez función y objeto de conciencia.

La conciencia centralizada es un reflejo de lo Divino de la Conciencia, y está involucrada directamente con su expresión dentro del espacio y el tiempo. Depende de todo lo que conserve y permita desarrollar al organismo biológico, compuesto por los elementos esenciales para la vida.

Ya he dicho en forma metafórica que la Conciencia es una pantalla, considerándola como la base sobre la cual se despliega todo. No intento proponer que lo Divino es ajeno a uno, solo que no está dentro del dominio del tiempo- espacio y todas las soluciones están en su saber y su competencia.

Siendo uno con la Conciencia y tomándola como Ser verdadero o lo Divino, el Ser sensible es Sí mismo. Desde su aparente limitación -debida a la identificación con lo temporal- puede alcanzar lo que racionalmente se considera inalcanzable, pues ya lo Es.

Es en la comprensión que se diluye la ignorancia. Como absoluto, no nacido y no condicionado, se descubre la pura libertad al erradicar la falsa identificación con la centralización. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s