Libre Albedrío – 11 de Mayo 2016

11 mayo

El estudio de la neurobiología ha demostrado que no existe el libre albedrío y que las decisiones que ejecuta la parte cerebral no son arbitrarias sino que, generalmente, se basan en experiencias acumuladas. Aunque aparentemente elegimos en forma libre, podemos afirmar que dichas elecciones son reacciones automáticas a estímulos del medio ambiente, a las experiencias guardadas en la memoria y a patrones que se presentan como nuestra herencia biológica.

La tradición espiritual expresa que el libre albedrío es la presentación del karma presente y que el destino es resultado del karma pasado, que son uno y lo mismo. Los condicionamientos que privan sobre las decisiones de las personas pesan tanto que en ocasiones las anulan, aunque los hechos psicológicos nos impulsen a creer que podemos tener libre albedrío o libertad.

Hemos escuchado que nuestro destino está fijado de antemano. Esto se puede explicar diciendo que en la Conciencia, al centralizarse, se observan tres características que podríamos llamar semillas: una, la cantidad de semillas acumuladas, ya sea por herencia familiar o personal; dos, la experiencia o acción práctica que tiene que cumplirse en este intervalo presente, -si quieres, a esta característica la podemos conocer como determinismo, al cual algunos llaman destino-; y tres, las semillas que recogemos en el paso por la vida actual -o intervalo de conciencia-, que si no se alcanzan a cumplir quedan pendientes para que, posiblemente, sean cumplidas a futuro.

La aparente libertad que mencionan no es total, no se puede hacer cosas que estén fuera de las leyes naturales. Cada persona viene con una mochila de posibilidades desde el nacimiento, posibilidades que terminan si potencialmente no son expresados. Los aspectos de esta potencialidad se reducen a actos de acuerdo con una voluntad -en parte consciente y en parte inconsciente- que busca realizar. Si seguimos con esta descripción podemos decir que algunas personas vienen al mundo a cumplir ciertos fines o propósitos determinados por Sí mismo, siendo el nacimiento la oportunidad de cumplirlos. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s