Meditación – 24 de Abril 2016

24 abril.jpg

Meditación para algunos es escuchar a lo Divino, para otros puede ser una obligación o un deber. Para un corazón devoto, que se orienta a la verdad suprema, meditar es un privilegio. Algunos consideran lo Divino con forma y otros sin forma. El que intenta comprender su aspecto impersonal puede que se enrede en su grandeza, en cambio, el que recién se inicia es mejor que considere a lo Divino con forma, puede ser un Dios personal, un Dios que pueda comprender.

En el aspecto funcional y cotidiano, como efecto de una buena práctica de meditación, los procesos mentales se vuelven eficientes. En cuanto a los procesos de la práctica misma, llega un momento en que de pronto durante la meditación no se recibe sensación de ninguna clase. Diriges la atención a la respiración y no consigues sentir el proceso de respiración, es como si se hubiera perdido la capacidad que se había ido desarrollando.

Si deseas tener algún pensamiento te das cuenta que estos no aparecen en la conciencia. En estos momentos tienes el deseo de recurrir a la memoria para buscar algo familiar, no se sabe hacia dónde volverse, tampoco se quiere volver atrás hacia los procesos mentales pasados.

Se siente estar pasando por un desierto, se ha perdido la capacidad de percepción, la disgregación hace presa de sí, no se dispone de nada. En tal ocasión se debe perseverar para salir de ese estado, mantenerse atento sin apuro. Es un estado provisorio en que estamos sacándonos el ropaje del ego. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s