Meditación – 28 de Marzo 2016

28 marzo

La meditación no es eludir lo cotidiano, ni cerrar la puerta a algún tipo de percepción, sino, por el contrario, una entrada a diferentes espacios de comprensión. Se puede usar el incienso que sube elevándose y perfumando con su aroma, generando un sentimiento de pureza. En general cualquier objeto sirve de inspiración.

En esencia, es ver dentro de Sí mismo, y nos muestra el camino que consiste en dejar las obstrucciones, es beber de la fuente de la vida misma, cayendo las trabas que, como personas, tenemos.

Poco a poco, con la práctica, las oleadas de pensamientos disminuyen y, por último, se detienen. El viento de los pensamientos deja de soplar, la habitación retorna a la calma, el cerebro se convierte en un lugar tranquilo. Los pensamientos suavemente se diluyen sin estridencia, dejando lugar a un estado de ver profundamente, aunque esta condición no define por sí misma la meditación. La simple cesación de pensamientos, en efecto, no constituye más que un aspecto de la verdadera condición de la meditación.

Luego nos quedamos con este estado, cuidando de no caer en el estado de sueño. No es conveniente meditar acostados porque muy pronto viene el sueño o el adormecimiento, es preferible un sillón o una silla si es que no le acomoda la meditación tradicional con las posturas del yoga. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s