Meditación – 19 de marzo 2016

19 marzo

El saber de la meditación no está al servicio del ego, es más bien el comienzo de la trascendencia del ego. Cuando estamos en ella nos damos cuenta del movimiento de los pensamientos y de los movimientos de los sentimientos, nos damos cuenta además de los umbrales de la conciencia. Esos comienzan a ser identificados, no sólo en la parte superficial, sino también en las partes más ocultas. Todas las actividades encubiertas van quedando en evidencia.

La meditación no tiene un comienzo, ni un fin, es paulatina y va sustentando bases de certeza. En ella no se reconocen los logros ni los fracasos, porque no tiene acumulación de información, ni renunciación a ella. La meditación es un movimiento sin objetivos y está más allá del tiempo y del espacio.

La comprensión de lo Real y la meditación las veo como sinónimos e intercambiables, pero estrictamente, la comprensión es ver las cosas tal cual son generalmente ayudadas por la meditación. Lo último es el proceso y lo primero es la meta. De todos modos podemos certificar múltiples comprensiones antes de que se asiente totalmente. Mientras tanto bien podemos practicar con regularidad meditación. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s