10 de Marzo 2016

10 marzo

Las enseñanzas que transmite la tradición son difíciles de descartar por varias razones. Como personas vivimos sustentados en los hábitos. La tendencia a ir por lo más fácil es casi lo más socorrido. Las palabras o términos que son más corrientes no requieren esfuerzo, ya sea físico o mental.

Ante las nuevas ideas, generalmente, se necesita una gran cantidad de pensamiento para determinar el valor que tienen, y puede que estas vayan contra los modos de pensar y actuar de cada uno. En la mayoría de las personas hay una natural resistencia a las ideas no familiares o a los métodos que se salen de lo tradicional.

La comprensión por cuenta propia o la que se ha recibido de la enseñanza de un maestro apuntador puede que tengan entre sí pequeñas diferencias no sustanciales. Enseñar o aprender por nuestros propios medios, o gracias a enseñanzas externas, no es lo fundamental, lo que importa es qué es lo que se logró, o cuál es el efecto.

Cuando el aprendiz se gradúa de su maestro apuntador, no es más que uno que ha estado en el bosque de errores. Se dice que tiene Realización y lo que se indica con esto es que lo señalado ha sido experimentado y de este modo se ha vuelto hacia Sí mismo desde el mundo cotidiano.

Ahora, si el estudiante no ha comprendido, estar en Realización es todavía un clamor lejano, entonces, sin duda este anhelo aumentará y la aspiración se hará más demandante. Todas nuestras ansias internas vienen de esa necesidad espiritual. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s