7 de Marzo 2016

7 marzo

Aunque todas las cosas en su esencia son lo mismo, en su expresión son múltiples y diferentes. La Conciencia, haciéndose contenido de sí misma, se despliega por medio de estados que son cíclicos y brota hacia lo exterior, lo cognoscible. Se muestra en niveles de los que hay algunos que se consideran como etapas de adelanto. Sin embargo todo esto gira de nuevo a su fuente, completando los ciclos.

La persona, como expresión de esa misma conciencia, tiene un comienzo y pasa por dichos ciclos, para llegar a su término, regresando tarde o temprano a la comprensión total, al conocimiento de su origen Esencial. Esto, entonces, lo mencionan como si fuera una unión con la Realidad, lo que no tiene sentido dado que nunca se ha estado separado.

Al reconocer todo esto se evidencia la realidad, esta tarea ha de ser nuestra única razón de la vía. Con la observación sin juicio, la mirada no dual, el ver desde el origen o la ausencia de limitaciones conceptuales, se evidencia nuestra verdadera naturaleza, de ese modo podemos detectar la unificación interior.

Todo va y viene, los invitados frente a la conciencia van y vienen, pero el dueño de la casa, en observación sin juicio, permanece como la conciencia. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s