4 de Marzo 2016

4 marzo

Uno de los planteamientos básicos de la enseñanza es que la Realidad es plenitud, belleza, inteligencia. Estas expresiones son manifestaciones de lo Divino que se reconocen como armonía abarcando todos los aspectos de Si mismo, y uno puede estar consciente de ello. Esta expresión de amor trasciende todo, los conceptos e ideas no son aptos para alcanzar esta realidad.

El lenguaje, como un instrumento de la mente, está hecho por la mente y para la mente. Como herramienta mental trabaja con los opuestos. Más allá de la mente no hay experiencia acumulable. La experiencia es un estado dual pero la realidad no es una experiencia. El lenguaje humano se fundamenta en la experiencia, por eso tiene sus límites en cuanto a su aplicación a la condición no dual de existencia, al ubicarse esta más allá de la experiencia.

Lo real existe sin diferencias intrínsecas, y, fundamentalmente, no tiene relación con ninguna forma de experiencia, cualquiera que esta sea. Concebir la realidad implicaría pensar sobre ella, encuadrándola en limitaciones inevitables, por tanto, para aplicar el pensamiento en lo referente a la realidad, es preciso utilizar negaciones de todo lo concebible. Si entendemos esto ya no consideraremos nuestro ser y el devenir como separados y opuestos; ellos son uno e inseparables, se pertenecen. Ambos pueden existir sólo en la conciencia. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s