27 de Febrero 2016

27 febrero

Estamos como en un constante viaje. Muchos recogemos mapas y guías para hacerlo, revisándolos una y otra vez, hojeando y rehojeando sin salir de la construcción egoica. Algunos suponen que se trata de desarrollo personal. Desconocemos la senda por no intentar caminar y solo teorizar.

Todos tenemos la capacidad para sondear un fondo infinito, presentimos y adivinamos la eternidad que está en el fundamento del Ser y en la existencia entera, lo hacemos desde la conciencia centralizada o manifiesta.

Atrapados en la identidad del ego -buena herramienta mal administrador- este nos distrae de lo que somos. Sus enfoques para intentar ser un buen servidor impiden la expresión auténtica de lo que somos, para expresar solamente lo que suponemos egoicamente que somos, aumentando el sufrimiento.

Este es un problema provocado por darle validez a la mente y perder la capacidad de la duda, por dar certeza a las estructuras que construyen el mundo. Volvemos una y otra vez a traer las mismas situaciones, las mismas dificultades o los mismos espacios restringidos de libertad.

Volvemos una y otra vez a encontrar el mismo problema, el mismo infierno o, en su defecto, el mismo limitado cielo, y las oportunidades de expandir la luz se dispersan. No seríamos felices si tuviéramos más cosas, siempre seremos nosotros los que disfrutaremos de la abundancia o de la carencia. Todo existe primero en uno mismo y luego fuera de uno mismo, de ese modo construimos el mundo. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s