17 de Febrero 2016

17 febrero

Es probable que desde el principio de los tiempos y desde el surgimiento de la creencia en un Ser Divino, las personas hayan intentado esquivar las leyes de la naturaleza que gobiernan a los seres vivos, y que a veces hayan buscado la forma de actuar en armonía con las mismas.

La vida se da en un mundo inestable, y desde tiempos pretéritos las personas se han visto frente a las mismas dificultades, con algunas pequeñas variantes en cada época. Las personas no dudan que el mundo esté en constante movimiento, sea que estén conscientes o inconscientes.

Los hindúes, en su tradición, mencionan el principio llamado Brahmán, término sánscrito proveniente de la filosofía Vedanta, al cual se le identifica como el Uno, la Conciencia Cósmica, el Absoluto, el Espíritu Universal, el Vacío, Dios, lo fundamental, etc.

Se le reconoce como un único principio creador y sustentador de su propia manifestación o extensión, que se sostiene en su Ser como el substrato. Según el enfoque que dan algunos a esta filosofía, dicen que lo Divino se convierte en el mundo para posteriormente volver a ser Divino.

A esta manifestación o emanación de lo Divino, para concentrarse en un individuo que experimenta el cosmos, se le llama Lilah, considerando al mundo como el escenario donde se expresa la obra de lo Esencial. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s