5 de Febrero 2016

5 febrero

La sensación que produce el no saber hizo que los primeros pensadores buscaran explicaciones en relación a los fenómenos de la naturaleza. Frente al mar océano, las montañas, y la fuerza de los elementos, que eran intensos, obviamente no tenían ninguna gestión. Incluso estaban con temor ante su fuerza y poder.

La mente no educada supuso que estas fuerzas dependían de algún poder más grande, e incluso, quizás, se podría recurrir a él para su beneficio. Si existiera una relación, una conexión, entonces ese hilo para llegar a esa unidad les daría un inmenso poder. Aplicar esa información para desenvolver el entendimiento en comprensión inteligente podría ser de inmensa ayuda.

La eseidad, o sentido de ser el cuerpo, la mente y la emoción, comienza a funcionar después de que surgen los pensamientos en la conciencia. Con el pensamiento “yo” aparecen las ideas estructuradas dando inicio a todos los demás pensamientos constructores del ego.

A cualquier cosa o condición que la mente pueda entender lo clasifica como orden. En cambio, el desorden es la inhibición de la mente para percibir la relación que existe entre las cosas. El desorden le da a la persona la noción del caos.

Cuando se comprende se deja de ser víctima de las circunstancias que podemos haber atraído por la ignorancia que nos ha colocado en contra de la armonía. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s