2 de Febrero 2016

2 febrero

La Conciencia, en su eterno movimiento de expansión, construye miles de instrumentos de expresión. A través del cuerpo, la mente y la emoción, creemos y nos identificamos, los llamamos mío o tuyo, aunque nació como una unidad independiente para su propia supervivencia, con necesidades que se deben cumplir.

Se menciona al cerebro como el órgano que centraliza el pensamiento y las emociones, dejando de lado la idea de que las emociones están ubicadas en el corazón, ya que este, en sentido orgánico, es un músculo cuya función principal es empujar la sangre a través del sistema circulatorio. La psiquiatría establece una relación directa entre la mente y el cerebro, planteando que hay una dependencia del comportamiento humano en relación al funcionamiento del órgano cerebral.

Se sabe que el cerebro controla la mayoría de las funciones del cuerpo. Por ejemplo, la afectación por la ansiedad influye en el funcionamiento del corazón, estómago y el sistema digestivo. A veces, al decir memoria, intelecto, discernimiento, racionalidad, investigación, deducción, lógica, etc., se están refiriendo a la mente.

Esta comprensión teórica es necesaria, por lo menos en estos momentos. Permite darnos cuenta exacta de todo lo que implica la expresión de la identidad, y lo que hacemos es sentir, más que comprender, el impacto de lo Esencial sobre la identidad personal y el reflejo de lo Real. De este modo conoceremos las limitaciones del lenguaje y de las formas. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s