25 de Enero 2016

25 enero

En esta vida, aparentemente llena de problemas, la mayoría de las personas están vueltas hacia lo exterior, pretendiendo de este modo encontrar la solución a sus conflictos. Desde el punto de vista intelectual y moral más elevado, el sentido de la vida no significa solamente vivir. Las indicaciones más coherentes apuntan a vivir para un propósito planteado en una frase ya repetida: el bienestar de toda la humanidad.

En este sentido las acciones no estarían dirigidas exclusivamente al yo separado sino a la cooperación con todas las personas. Para mantener esa óptica es preciso observar con ojos nuevos lo que pasa en el mundo, sin desconocer que la sociedad produce personas que buscan aliviar el sufrimiento de múltiples maneras. Muchos proponen olvidarse de sí mismo como persona y reconocer el Sí mismo que abarca a todos en Todo.

Trascender la individualidad implica dos pasos; primero darnos cuenta, por medio de la observación, del “yo soy esto”, de la sensación de ser, y segundo es la trascendencia de esa eseidad, del “yo soy esto”. Hay que considerar que todos tendemos a identificarnos con el ego, que aparece como el falso “sí mismo”, para luego descubrir el auténtico sí mismo, el auténtico Yo Soy o Ser.
Esta situación de que el ego aparezca es la gran dificultad en la senda espiritual. La mayoría tiende a suponer que el nivel de comprensión alcanzado es el fin. Suponer esto es solo un engrandecimiento del ego al pretender que ya se está realizado. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s