21 de Enero 2016

21 enero

Estar en la senda es observación de mi mismo, implica Iluminación. Concisamente significa esclarecimiento, la llegada de una comprensión nueva, un conocimiento exaltado. Es el olvidarse de la identidad y ser iluminado por todo. Caen todas las obstrucciones entre el yo y los demás. Podrán decir que este conocimiento es poder, pero las ideas sólo tienen poder en cuanto a su aplicación. Sin uso, el conocimiento está inerte, no logra fin alguno.

¿Para qué correr en busca del saber? Este está en cada cosa donde mires, a donde dirijas tu mirada, en el jardín, en las personas, en los arboles, en la montaña y en el mar, en ti mismo. Es un poder que está incluso en el pensamiento y se muestra sola y exclusivamente cuando se pone en acción, o sea, al llevar a cabo algo.

Nuestro cuerpo físico o intelectual no está equivocado, solo que ignoramos sus adecuadas señales. La teología con nociones obsoletas nos confunde y nos entrega errores. Las pasiones apuntan a cumplir necesidades de la manifestación, crecer, reproducirse y envejecer, ajustándonos a las expresiones biológicas.

Como personas nos alimentamos de algo sutil, de la comprensión, y del hecho de que toda expresión nace de Sí mismo y el mundo emana de una fuente indescriptible, la conciencia. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s