13 de Enero 2016

13 enero

Un apuntador es el que hace uso de la comprensión, aplicándola desde un punto de vista lógico y racional, así como con discreción. No importa cuál sea la naturaleza de su maestría, si no lo hace de ese modo no es necesariamente un apuntador calificado. Uno bueno utiliza sus facultades, ya sea que estas vengan del conocimiento o de la sabiduría, con una inteligente discreción y buen juicio. Además sabe aplicar esos conocimientos en los asuntos mundanos.

Hay distintos tipos de maestros, y se le llama así a quienes sobresalen en una labor específica. De ese modo, hay maestros artesanos, artistas, profesores, científicos, médicos, y también maestros espirituales.

Hay un refrán que dice: “Cada buscador encuentra al maestro que se merece”, significando que esto depende de cuáles son las motivaciones que impulsan la búsqueda. El que busca con ego encuentra un maestro con ego y el que busca sin ego encuentra un maestro sin ego, un auténtico apuntador que lo conducirá con preparación a la propia maestría, a lo más elevado de la filosofía que no se dirige a la razón sino a la Esencia misma.

Cuando se apunta hacia la comprensión se invita a un estado de serenidad en el cual se observa la tranquilidad de la mente, que facilita el modo conveniente para acercarse a vislumbrar la luz, a estar en la la luz y a ser la luz. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s