¿De qué modo puedo percibir lo real? Entrega de la tercera semana de abril.

No hay separación

No hay separación

15 abril 2015

¿Acaso cierta parte del Todo desea experimentar la separación? Suponiendo que eso es correcto, al pasar el tiempo la inclinación se efectúa y se convierte en una forma, es decir tiempo-espacio. Así el mundo material y finito se moverá por las leyes naturales, que se desarrollan como una estructura especial y la Conciencia, aparentemente, se muestra separada de Sí misma. No obstante, esta cuestión que todos vivimos día a día no es así.

La conciencia no se separa, ni se divide en partes, ni se independiza, de hecho no existe tal separación, es solo un espejismo, una ilusión. La naturaleza misma, a través de su proceso, construye a la persona que es el yo representado por la mente. El ego es la imagen mental que tenemos de nosotros mismos, de ninguna forma es el Ser que somos realmente. El yo es la identidad, persona, variable y dispersa, este sentido de identidad evoluciona y se transforma. Cualquier cosa que hagamos o pensemos desde esta identidad o reflejo, nunca está fuera ni deja de ser parte de la Conciencia. La aparente separación siempre es parte de lo que Es. Aunque la repetición del error nos haga suponer que es real, esta ilusión construye el sufrimiento. R.Malak

Cuando desaparece la idea queda solo conciencia

16 abril 2015

Lo que soy se manifiesta en forma concreta, no me convierto en algo que no soy, soy desde el principio. La ciencia expresa que tenemos pensamientos, sentimientos, deseos, todo un cúmulo de energías que hacen funcionar mi cerebro y mi cuerpo. Estas energías impulsan a que aparezca el “yo”, el cual posteriormente construye un Ego que varía con el tiempo y se enriquece o se devalúa.

Por ahora no intentaré poner en duda la existencia del mundo, ya porque sea material o porque sea una estructura teórica, y dejaré que cada cual intente validar esas aproximaciones. De lo que no nos debe quedar duda es que el “yo” existe como una conciencia subjetiva, aunque esta visión de la realidad está enturbiada porque estamos acostumbrados a  tomar al ego como lo real, como la sustancia.

La pregunta en esta ocasión es: ¿de qué modo puedo percibir lo real? Cuando aparece una idea de cualquier naturaleza no es que nos transformemos en entes que perciben de modo adecuado o inadecuado. El conflicto consiste en que el ego se retroalimenta de la idea pero luego hay que saber que cuando desaparece la idea queda solo conciencia. La incomprensión de esto provoca la creencia de que hay objetos apareciendo en el mundo externo y un individuo percibiéndolos, dando así inicio a la dualidad. No hay identidades diferenciadoras del mundo, todo es pura conciencia que compone la opción de que hay objetos percibidos y un sujeto que los percibe. Lo real es pura conciencia desde Sí mismo. R.Malak

Todo es interdependiente de la Conciencia

17 abril 2015

Digo que el mundo en el que nuestro ego está inmerso es un fenómeno ilusorio, un espejismo, es temporal y siempre cambiante. Su valor es relativo y depende de lo que consideremos como real, no satisface las ansias por expresar nuestra verdadera naturaleza. Los sentidos son lo que le dan existencia a los objetos, por tanto no es extraño decir que para la generalidad de las personas la evidencia acerca de la existencia del mundo es la que le entregan los cinco sentidos.

Siguiendo este diálogo, el proceso de la mente le da sentido a las percepciones sensoriales de cualquier naturaleza, y por ende, todo es interdependiente de la Conciencia. De allí es que se diga que todo es Conciencia que participa en la producción de la percepción, y obviamente, la percepción es pura Conciencia.

La mayoría de las personas no saben qué es lo que son, se sienten unidades independientes ignorando que son conciencia, a lo más suponen que la consciencia es algo que les sucede, o una cualidad que poseen. Ser libre se produce al conocerse a sí mismo como la conciencia que está detrás de la voz, detrás del pensamiento. R.Malak

La idea de ser el hacedor

18 abril 2015

El ego siempre está buscando, busca añadirse algo más de esto o de lo otro para completarse. Esto explica la preocupación compulsiva por el futuro. Cuando uno se da cuenta de que está viviendo para el momento siguiente ya ha salido del patrón mental del ego, con lo que surge la posibilidad de elegir el prestar toda su atención a este momento.

El ego es expresión de la realidad, aparenta tener libre albedrío, pero al moverse en el plano tiempo-espacio su libertad es muy relativa, y cuanto más intente mostrarse egoicamente más será restringida esa libertad, dado que queda bajo el dominio del proceso conocido como causa y efecto, llamado karma en oriente. El ajuste a las manifestaciones del karma es inversamente proporcional a la comprensión de la Realidad en la cual se manifiestan cuando se efectúan con la creencia ser el hacedor. R.Malak.

Cocktail del sentido de “yo”

19 abril 2015

¿Qué problema se le presenta a la persona que pretende buscar lo Esencial? Quizás supone que necesita una gran fuerza, o quizás intenta con ánimo sincero elevar su comprensión aunque sea por un tiempo, poder participar, entender y luego trascender sus limitaciones. Muchos tratan de buscar atajos para llegar a lo que suponen que es el fin último, todo esto relacionado con el objetivo que se tenga en mente, para luego comenzar senderos complicados que los impulsan a probar modos raros y ajenos. Aquí va mi pregunta: cuando usted se mira en el espejo, ¿qué ve? Si me dice que es un ser humano, mi referencia es que está viéndose como cuerpo-mente-emoción, un cocktail del sentido de “yo”, que varía de instante en instante. Desde luego que dirá que algo permanece en usted que aúna todos esos cambios que día a día e instante a instante van y vienen. Tal vez sería más fácil decir que soy conciencia que, de trasfondo, es obnubilada por el ego asimilador de procesos históricos, por una memoria y por un proyecto lanzado al futuro que ciega la comprensión. R.Malak

No existe el yo falso

20 abril 2015

La pregunta que aparece ahora es: Si hay un yo falso, ¿dónde está el yo real? Esto está relacionado con la capacidad de darse cuenta en todos los seres vivos, especialmente en las personas. Se tiene la apreciación de los sentidos referidos al color, calor, sonido, olor o dolor y placer. También la cualidad de la mente de procesar los pensamientos e ideas y asociarlos a la sensación de identidad, colocándola en el espacio y el tiempo.

Obvio que no hay persona que no sea consciente de sí misma, pero no conoce su verdadero Sí mismo. La cualidad de la mente elabora desde el pasado un sentido de identidad y proyecta al futuro lo que pretende ser u obtener. La mente, esa cualidad funcional de la conciencia que está diseñada para filtrar los extremos, asume que lo que ve y racionaliza por medio de sus juicios es lo conveniente. Evaluamos pensamiento tras pensamiento, y esto crea el yo, y la idea de la existencia surge de nuestra interacción con el medio ambiente. Contestando la pregunta original, no existe el yo falso. Es un ropaje funcional que, como una armadura, nos protege del medio y nos rigidiza y aísla en forma exagerada, impidiéndonos vivir en plenitud. R.Malak

La Verdad no se enseña

21 abril 2015

La vida es un movimiento eterno, una mezcla de impulsos y juegos de la inteligencia, que se produce en el cuerpo humano como relación de contenidos que involucran, además, al macrocosmos. Así, como ejemplo, por mucho tiempo se supuso que el sol giraba alrededor de la tierra, lo que fue aceptado por eones. El hombre primitivo interpretó lo que le parecía obvio, la tierra parecía una superficie plana y el sol parecía surgir del Este, atravesar el cielo y ponerse en el Oeste. Esta apariencia fue considerada como verdad, y aun usamos los términos salir y ponerse en relación con el sol. Es así que lo que parece obvio a veces se torna muy complicado -entender la realidad, por ejemplo-, y la dificultad consiste en que nos hemos vueltos extraños a nosotros mismos. Entender la vida tal cual es se presenta como la máxima felicidad, y su contrario son los conflictos que nos sumergen en el sufrimiento como personas resentidas y egocéntricas. El principal error es suponer que estamos separados de lo Divino.

Un apuntador puede enseñar lo que es enseñable, en cambio, la Verdad no se enseña, porque lo absoluto es no-dual, no acepta ser descrito y transformado en un objeto de investigación. Una primera recomendación: haga lo que haya que hacer en cada momento, sin pensar en los resultados de su acción. Si se mueve de ese modo, lo que hay que hacer es lo adecuado. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s