El yo y el sentido de separación

El yo y el sentido de separación

Mente gobernada por el ego

8 de Marzo 2015

La mente busca completarse incesantemente, y no sólo para recoger pensamientos, sino que está buscando alimento para su sentido del yo, para encontrar un sentido en la vida como “persona”. La vida cotidiana está reglamentada por la mente, nuestro vivir en sociedad tiene que ver con experiencias repetidas y su periodicidad le da sentido a este “yo”. Estamos alimentando continuamente esta identidad, experiencia tras experiencia. Así es como el yo separado viene a la existencia y se recrea continuamente a sí mismo, cuando pienso, cuando hablo de mí, o cuando digo “yo” apuntando en realidad a mis procesos.

Lo Real no es distinto de la mente, ella es pura conciencia funcionando, sin embargo, atrapada por el ego se expresa como el “yo”, funciona como lo racional, lo pensante o lo que percibe, haciendo diferenciaciones. La mente gobernada por el ego se encuentra exigida por mantener la continuidad y el permanente crecimiento, de este modo construye un ideal. La mente gobernada por el ego no tiene su fuerza original y así quedamos debilitados para resistir a los pensamientos demandantes. Ahora, siempre está la posibilidad de vivir momento a momento, al reconocer que la mente puede abandonar sus límites y sumergirse en su fuente, pasando a ser pura presencia. R.Malak

Moverse con sencillez

9 de Marzo 2015

El día a día nos trae constantes tensiones, esto se debe a que la vida, actualmente, nos presenta cada vez más opciones. Obviamente, aparece como el principal problema el no saber escoger, o el temor a tomar una decisión equivocada. La mayoría de las veces nos preocupamos demasiado por situaciones sin importancia que pasan de largo por la vida, y otras veces nos lamentamos cuando se termina aquello que nos hacía felices. Es adecuado saber que nada termina totalmente, tan solo varía en su expresión de existir. El mundo sigue su marcha, y las cosas están siendo y dejando de existir constantemente.

Moverse con sencillez aparece como la opción más adecuada en este mundo tan complejo, y confiar en lo que es verdad en el fondo de nuestro corazón es un auténtico talento. Es importante saber que hay cosas que no podemos dejar de hacer en cada minuto de existencia: pensar, sentir y hacer. Es el movimiento de la vida. Por tanto me parece importante, en nuestro trabajo acerca de lo esencial, responder a cada instante: ¿quién es el que está pensando, quién es el que está sintiendo y quién es el que está ejecutando? Así sabremos más de Sí mismo. R.Malak

La fuente del yo

10 de Marzo 2015

La pregunta de ayer apuntaba a detectar quién es el que está pensando, quién es el que está sintiendo y quién es el que está ejecutando. La tendencia habitual para resolver esta cuestión es no considerar como yo ni al cuerpo, ni a la respiración, ni al proceso de pensamientos, ni al ego, y aun así no se avanza porque es un proceso intelectual y no hay forma de acceder a la verdad de ese modo. Cuando la respuesta sobreviene diciendo yo no soy esto, yo no soy eso, lo que se pasa por alto es el “yo” que detecta. El Yo, la fuente del yo, donde aparecen todas las apreciaciones acerca del yo, que toman forma como pensamiento, como sensación, como cuerpo, como identidad, como historia, como emoción. Allí, a través del modo de observar sin juicio, en ese instante sin tiempo se ha encontrado la raíz del yo, se sabe allí quién es Eso, quién es Sí mismo. Allí se detecta que la felicidad es lo que somos como Ser conciencia. R.Malak.

La comprensión es repentina, la liberación es gradual

11 de Marzo 2015

Al proponer la negación de las exigencias del cuerpo, de los pensamientos demandantes, de la clasificación de la identidad, del intelecto, de los sentidos y de los atributos que nos condicionan, se podría entender equivocadamente que pretendo liberar a lo esencial de la vida cotidiana. Lo que estoy diciendo es que cuando aparece la comprensión ella es repentina, y la posterior liberación de las ataduras condicionantes se efectúa de modo gradual.

Está dentro del enfoque el ir mas allá de la racionalización, que la comprensión no se muestre como una senda para describir lo Divino, sino que su despliegue sea por Sí mismo y desde Sí mismo. Que no aparezca como la intención de eliminar al ego, sino que la mente, al reconocer su raíz, se equilibre de modo espontáneo con plena observación sin juicio. En ese momento Sí mismo se muestra como plenitud de energía y toda conciencia que aparentaba estar contraída, y que parecía emanar de la persona como producto de las características del carácter y la personalidad. Sí mismo se muestra ahora como el verdadero “Yo”, que es Ser conciencia plenitud, o dicho de otra manera: existencia, movimiento de comprensión y dicha. R.Malak

¿Para quién aparece el karma?

12 de Marzo 2015

Mencionaba que lo Esencial se revela en nuestro corazón, que lo podemos conocer, puro, absoluto y desplegado por todo el universo. Entender esto o negarlo a través de la comprensión ajena es muy complicado. En cambio, entender que por nuestras acciones personales somos causativos, que somos creadores de numerosas cadenas de hechos, como por ejemplo cuando nos proponemos a nosotros mismos hacer esto o aquello, y que establecemos ciertas metas, ideales o finalidades para nuestros actos y pensamientos, y que esto para nosotros es constituir fines, es bastante fácil.

La naturaleza también parece causativa conforme observamos sus obras y descubrimos sus ciclos, comienzos, procesos y desarrollos progresivos, los cuales parecen llegar a su culminación. La pregunta obvia que aparece es: Después de haber comprendido qué es lo Real y vivir en consecuencia, ¿para quién aparece el karma, o quién tiene que sufrir o gozar de las causas o efectos del karma?

Puede que estas leyes aparezcan o no como un juego de pensamientos coherentes y racionales, como productos del yo, y que por ese medio la mente haya organizado la vida de modo causativo o disperso. Esto tiene costos y beneficios que se aplican a quien está viviendo, ya sea gozando o sufriendo de las consecuencias determinadas por la identidad. En cambio a otros eso no les afecta. R.Malak.

Mirar de otro modo

13 de Marzo 2015

El pasado está terminado, no hay manera de cambiarlo. Nos ha dejado enseñanzas y moldeado el modo como enfrentamos actualmente las cosas que se nos van presentando, y cada día que pasa diseñamos las rutas por las que caminaremos. El avance o retroceso es una cuestión teórica, lo que es claro es que cada uno de nosotros es su propio arquitecto y constructor. Observamos que los hábitos y costumbres están constantemente cambiando, la sociedad varía con cada generación. Algunos de estos cambios son, a mi juicio, convenientes y constructivos, impulsando a todos a disfrutar de lo creativo y armonioso. Hay otros, en cambio, que son superficiales e inadecuados. Cada uno de nosotros debe decidir si acepta o rechaza seguir esas nuevas rutas hasta donde pueda. La sociedad está construida por la multitud, y algunos, como nosotros, intentamos mantener nuestros propios estándares lo más altos posible, en relación a los valores o a lo que creemos que es constructivo, y se requiere coraje para responder en todo momento de modo coherente y honesto con nuestros propios impulsos. La recompensa es paz y plenitud que emana de Sí mismo.

Resumiendo, puedo decir que todo lo que experimentas está construido por la acumulación de conocimientos, experiencias y aptitudes que has generado con tu mente, con tus emociones y con tus acciones. Has armado un “yo” con la mente y ahora sufres o disfrutas de sus frutos. Bien puede ser el momento de mirar de otro modo, de modo no dual. R.Malak

El sentido de separación surge por la confusión

14 marzo 2015

Tenemos acceso a las cualidades de la mente, así como a lo profundo de la conciencia. Esta, siendo sin fin, se ha centralizado al respirar por primera vez. La fuerza de vida emana desde la conciencia que impregna todas las células, aunque parece que lo hiciera desde la persona. Esta confusión hace surgir la identidad formando un sentido de separación, fortaleciendo la idea de ser único, como conciencia de si mismo que sostiene al “yo” que nace, y, que por medio de la memoria, mantiene el sentido de existir.

El orden universal dispone las funciones de la existencia física, gobierna los actos involuntarios y las funciones del sistema digestivo, circulatorio y nervioso. Es una inteligencia sobre la cual la mente y el “yo” no tienen absolutamente ninguna gestión. La mente, a través de sus procesos racionales, refleja en su pantalla lo que es común y objetivo, y otorga la facultad de percibir el mundo por medio de los sentidos. Junto con ello, aunque lo ignoremos, está disponible la omnisciente sabiduría de Si mismo, que puede solucionar cualquier problema inventado o real que nos convoque o con el que nos sintamos envueltos, siempre y cuando la solución esté en armonía con lo que emana desde lo esencial. Esta capacidad muestra inteligencia que es económica al seleccionar las mejores alternativas para el desenvolvimiento creativo de la expresión, por medio de la fuerza, la belleza, la armonía, que, con toda su perfección y en toda su amplitud, despliega el Ser. R.Malak.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s