13 de Marzo 2014 – Luz como alimento

Luz  de comprensión

Alimento espiritual

Queremos bienestar y sabemos que para conseguirlo, entre otras cosas, hay que alimentarse. Deseamos bienestar físico, emocional o espiritual.
En relación al bienestar físico hay investigaciones sobre las dietas más coherentes y recomendables, planteando el tipo de alimentación que cuadra mejor para la salud, sin embargo, en general, no tenemos por qué convertirnos en imitadores exactos de esta o aquella posición que algún sistema privilegie.

Como presenciador no me ajusto al nombre o a la forma, pues como reflejo de la luz que muestra la claridad y la expresión de ser lo real, el silencio de la mente es necesario. Exagerar la adherencia a una propuesta en la que se da la razón a la mayoría o a los expertos es un error, siempre habrá otros expertos que puedan enseñar posiciones convenientes. Sin embargo lo fundamental no es algo que se pueda enseñar. Lo más importante ocurrirá sólo cuando no estés ahí como ego, y si estás haciendo algo tendrás que estar ahí. Por ejemplo el sueño llega cuando no estás, del mismo modo la iluminación llega cuando no estás ahí. Comprende que cuando estás haciendo algo estarás ahí, la acción forma el ego, así que cuando no estás haciendo algo el ego no puede alimentarse, simplemente desaparece, se muere, no está ahí, y cuando el ego desaparece se presenta la luz, o mejor dicho, conoces cómo, dónde y cuándo se muestra a sí mismo.

Observemos que en relación al tema de lo físico no hay dos personas que estén en completo acuerdo, ni aún con respecto a vestidos o alimentos, porque tenemos nuestras propias ideas, deseos y esperanzas individuales. Es en el momento en el que estamos identificados cuando aparece el sufrimiento, y si la identificación es más profunda mayor es el sufrimiento. La identificación con las ideas nace cuando no somos capaces de identificarnos con nuestra auténtica naturaleza; asumir que somos exclusivamente el cuerpo, nuestra energía física o nuestra capacidad de elaborar pensamientos coherentes, implica quedar atrapados en la dualidad y en lo inestable de los deseos, pensamientos y emociones.

De todas las cualidades que podemos apreciar la luz es la menos buscada, las personas buscan alegría, poder, etc., pero luz no está en sus planes. Creen que la luz elimina la ignorancia de manera que ya no se tendrán excusas para exponer las imperfecciones y las limitaciones, pero esa interpretación es un error. La luz eleva y da la plenitud a la conciencia centralizada. R.Malak.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s