5 de Marzo 2014 – De pie en el Umbral

De pie en el Umbral

Desde el Umbral, Ver con claridad o ver con obstrucciones

Quisiera conversar sobre algo que me apasiona: es la búsqueda de lo trascendente. En este último tiempo no se tiene en cuenta lo que tradicionalmente mencionaban los místicos de antaño, que la comprensión de lo espiritual es producida en forma autógena, que viene de dentro de su ser, no le es injertada desde afuera, sino que es uno mismo quien la provoca y la entiende. Esta comprensión produce un cambio en la manera habitual como se mira la vida de ahí en adelante.

Si me preguntaran directamente cuál es el objetivo final de la vida en la Tierra, no dudaría en decir que es realizar, o dicho de una manera más occidental, que la naturaleza Esencial se presente en comprensión sin tiempo, sin forma y sin espacio. La realización del Ser se da a través del desapego y por medio de una meditación activa que va disolviendo las semillas o vasanas que no han germinado aún.

¿Qué pasa ahora? Vivimos en un mundo superficial, en que todo se compra o se vende, todo es desechable. La mayoría piensa que, así como con solo entrar en un mall, un centro comercial o un supermercado puede acarrear hasta el lugar de pago una serie de productos desechables, se puede encontrar productos en el mercado de lo espiritual que agrandarán su espiritualidad. Accediendo a estos supermercados de lo superficial en que todo a la larga es descartable, se cree que lo profundo, lo santo, la creatividad, la belleza, el amor y cuanto hay de lo más hermoso de la persona, cae en la categoría de las cosas de fácil adquisición.

Desde el umbral, la libertad es comprender las obstrucciones. Si mismo está más allá de la mente constructora de ideas, más allá de la capacidad de sentir, más allá del hacer o de cualquier pensamiento aunque sea el más elevado que se tenga. Si mismo es más elusivo que el espacio vacío, más íntimo que cualquier sentimiento.

Le llamo resplandor a esa comprensión por la rapidez con que ocurre, desde ahí los hábitos son contemplados en su real dimensión por la conciencia y desde la conciencia. Esto provoca que vayan desapareciendo uno a uno los antiguos hábitos y apegos, ya que ellos quedan sin el filtro del ego, de frente, como ilusiones.

La complicación de enseñar la realidad es que no soporta explicaciones racionales, es imposible conducir a nadie a través del análisis intelectual. Esta comprensión es sugerida, anunciada, intuida, apuntada; no aparece como una experiencia, se presenta como algo vivo, como una vivencia que no resiste argumentaciones y se hace imposible transmitirla a los demás, salvo que el que escucha la haya tenido previamente.

Lo que puede hacer el apuntador es sugerir, mostrar el camino, de tal modo que la conciencia dirija el movimiento llamado atención de manera que la mente dualista se recoja en ella. La aparente dualidad desaparece, el tiempo es el ahora que se muestra como la eternidad y el espacio se muestra como lo infinito.

Después del resplandor las indicaciones estarán por todas partes. Cuando la mente, como función de la conciencia, ha sido diseñada desde la misma conciencia, el resplandor no dual aparece por todos lados. Un sonido inesperado, una observación apropiada o inapropiada, un incidente casual, una flor que aparece, un movimiento de luz, son la oportunidad para que la mente se abra a la inteligencia esencial. Un suceso insignificante se presenta lleno de Sí mismo y de realidad. R.Malak

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s