La búsqueda de la verdad

DSC_0990

Buscar la verdad tiene sentido cuando todo lo conocido parece haberlo perdido.

Cuando el proceso mental se ha dedicado a esta búsqueda, termina reconociendo que el proceso mismo es un auxiliar de la conciencia en su caudal de manifestarse, una y otra vez, desplegando toda su potencialidad. La mente, que se había considerado un “algo”, es develada como una ilusión. No hay tal mente, lo que hay son procesos conscientes. La búsqueda de la verdad se acaba cuando se reconoce que todo aquello que no es verdad, simplemente no existe sino como interpretación, como algo que no permanece sino en el pensamiento, y siendo que el pensamiento es inestable y pasajero, como “aves que vuelan en el cielo de la conciencia”, no puede ser considerado auténtico ni verdadero, solo relativo. Se descubre el poder de la atención que sostiene las ideas, que es libre, en si mismo, por ser pura luminosidad consciente, y que el apego no es sino ideas sostenidas por ella, la atención luminosa del Ser.

Anuncios

5 pensamientos en “La búsqueda de la verdad

  1. Juan

    Toma un cacito de Verdad….

    Es curioso observar en tus entradas un patrón que se repite con vocación de “Yo sé, y os hago saber”. Tu María no opinas, ni siquiera tiene cabida en tu mundo la subjetivad, algo así como “ El parece ser de una manera, o un puede significar esto o lo otro “, no…… Tu textos parecen dictados desde la suprema inteligencia donde tú eres la maestra, el medio que dios ha elegido.

    Esto no es un blog de compartir, esto es un blog para exhibir, dictar, pontificar.

    Las cosas son así, porque lo digo yo María Luisa.

    Tienes una pose de Gurú, que imagino que solo te puedes relacionar con aquellos que acepten tu Status.

    En el fondo lo que te gustaría es que la gente se relacionara contigo como tú lo haces con Malak, de cara a la gente te muestras muy segura de tus admoniciones, y luego delante de Malak todo son preguntas y dudas

    Es de risa.

    ¡Vaya extraña pareja……..

    Responder
  2. nodual

    Hola Juan. Es cierto que muchas veces no me paro a revisar cómo estoy diciendo lo que digo. Lo que no hay duda es que lo digo con absoluta certeza. Nunca fui muy suave diciendo lo que pienso. Ya mi hermana menor me recriminaba cuando éramos adolescentes que yo tenía la tendencia a decir las cosas demasiado de frente, y que a veces, aunque fueran “verdad”, herían.
    Espero no estar hiriendo tus sentimientos.
    Este trozo de escrito lo colgué sacándolo de un escrito bastante largo que estoy realizando en estos días, y venía siguiendo una línea. Quizás dentro de esa línea no sea muy desajustado, y quizás para colgarlo aquí de repente se lee como algún dictamen. No era mi intención. Ya se que adolezco de esa sensibilidad de hacer suponer que no entiendo, y que voy a ir averiguando con el lector a modo de investigación, pero lo intentaré, y recordaré esto que dices. De hecho, para poder hacer los vídeos con Malak, tengo que ponerme en la posición de preguntadora, porque es el modo en que él puede entonces sacar la comprensión que tenga dentro.
    Por lo demás este blog es como es… un lugar donde ir depositando las cosas que escribimos, le gusten a quien le gusten, y no depende de que se hagan o no se hagan comentarios, porque no buscamos seguidores. No es un foro, es un libro abierto y gratis.
    Saludos

    Responder
    1. Juan

      No en absoluto, no hieres ningún sentimiento. Si en algo se caracteriza la vida es que es fluida y carente de absolutismos, es decir no encontraras una verdad o certeza que pueda ser transmitida como un postulado de esto es así y punto pelota, para eso se invento el arte o la poesía, es decir el corazón y no la mente racional. Se le puede dar a un maestro Advaita una licencia como al poeta que señala el camino de una manera excesivamente mental y psicológica, pero asumiendo que la gente se acabara perdiendo, pues toman las señalizaciones como mandamientos. Pero tú de entrada no eres una maestra Advaita.

      Las cosas se señalan directamente cuando son verdades funcionales y mecánicas, ejemplo se este mensaje escrito por Juan, por tanto tu hermana te hacía ver que no puedes señalar verdades que hieren al corazón, entiendes ¿, no es el sistema ni el medio adecuado. Porque no existen verdades en esos niveles, y por esa misma razón tus textos certeza racionales no pueden herir ningún sentimiento.

      El error consiste en asumir el papel de alumna preguntando al maestro, por que se hace desde la mente racional, como si una explicación te fuera a dar la salvación, creyendo que con esa estrategia llenas de contenidos el camino, pero para eso ya tenemos a los Grandes Maestros que pasaron a la historia por el poder de su palabra, y no con una burda imitación.

      Que ganas tengo de ver tu corazón que se intuye grande, y no el proyecto racional de una iluminada. Para eso basta escribir con el corazón y no con la mente, excepto si no es para dar procedimientos funcionales y mecánicos, que seguro ese aspecto lo dominas de maravilla.

      Responder
  3. nodual Autor de la entrada

    Juan, parece que el que se mueve como guru que sabe y tiene la razón eres tú, que entras en mi casa, un blog que solo uso para colocar lo que me provoca, regañando y diciendo como debería de comportarme. Vaya, que te haces presente, ¿eh? qué prepotencia.

    Responder
  4. Juan

    Tienes mas razón que una santa Sra. María Luisa. Todas tus percepciones sobre mis textos intrusivos son como bien señalas de una prepotencia algo grosera.

    La naturalidad de la verdad siempre es sencilla.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s